Facultad de ciencias biologicas, agronomicas y afines






descargar 136.17 Kb.
títuloFacultad de ciencias biologicas, agronomicas y afines
página1/4
fecha de publicación31.05.2015
tamaño136.17 Kb.
tipoDocumentos
h.exam-10.com > Biología > Documentos
  1   2   3   4


PROYECTO DE INVERSION PISCICOLA

SANDRA MILENA GUERRERO JAIMES

MARIA HELENA DIAZ

ISMENIA RAMOS

FACULTAD DE CIENCIAS BIOLOGICAS, AGRONOMICAS Y AFINES

DOCENTE: LUDWING ROMAN

UNIVERSIDAD DEL PUEBLO

Bucaramanga

2009

    1. PRELIMINARES

      1. ANTECEDENTES Y JUSTIFCACION

La notable disminución de la pesca de captura en el mundo1 ha conducido a que la producción acuícola (acuicultura) se constituya en una fuente alternativa de proteína para la seguridad alimentaría mundial (FAO, 2003) y a su vez, como una actividad generadora de empleo e ingresos. Dentro de ese conjunto, la piscicultura, definida como aquella actividad dedicada al cultivo de peces bajo manejo e implementación de buenas prácticas (desarrollo genético, incubación, alimentación, reproducción y sanidad de las especies), ha crecido de manera considerable durante las últimas décadas. De hecho, en los últimos 20 años la producción mundial de especies como la tilapia, trucha y cachama han crecido a ritmos de 12%, 6% y 29%, respectivamente.
En ese contexto, la producción acuícola colombiana se ha orientado en el mismo sentido que la producción mundial, esto es, al cultivo de camarón, tilapia, trucha y cachama. Estas tres últimas son las principales especies en materia de piscicultura desarrolladas en el país y por tanto, constituyen el objeto de estudio de este trabajo.
El presente documento tiene como principal propósito presentar los rasgos más característicos en materia de competitividad de la Cadena de la piscicultura dentro y fuera del país; para ello, se ha dividido el documento en cuatro partes, siendo la primera esta introducción. En la segunda parte se brinda una breve descripción de los agentes y eslabones componentes de la estructura de la Cadena, además, se presenta la dinámica de la producción nacional e internacional de la piscicultura.
Se busca señalar y evaluar las potencialidades, avances y problemáticas dentro de cada uno de los eslabones. Finalmente, en la última parte, se presentan algunas conclusiones y recomendaciones para el mejoramiento competitivo de la Cadena.
La producción de alevinos se divide en las fases de reproducción, incubación, larvicultura, y pre-cría; en términos generales, el proceso es el siguiente: mediante la reproducción en cautiverio, entre machos y hembras previamente seleccionados, se obtienen las Ovas (Huevos fertilizados), que son posteriormente depositados en incubadoras, donde se convierten en larvas. Dependiendo de la especie, se efectúa un proceso de determinación del sexo. En el caso particular de la tilapia, se inicia un ciclo de 30 días, en el cual las larvas permanecen exclusivamente sometidas al suministro de alimento con hormonas para efectos de reversión sexual.
Se espera que al finalizar esa etapa se obtengan alevinos de 1 gr., y que al menos el 95% de la población sean machos. Finalmente, los alevinos son trasladados a estanques de mayor tamaño, donde son mantenidos hasta que alcancen un peso cercano a los 30 grs., que, normalmente, se logra en 90 días (pre-cría).
Los pequeños y medianos piscicultores obtienen los alevinos en el mercado, mientras que algunos de los grandes productores los cultivan en sus propias instalaciones. Para el caso de la trucha, las ovas son importadas debido a su rápido crecimiento y a que son totalmente hembras ya que en el país no se han desarrollado técnicas para la producción de una semilla de buena calidad.
La producción de alevinos, el levante y engorde de los peces son las principales actividades dentro de la piscicultura. La segunda consiste en llevar los alevinos hasta un peso aproximado de 180 grs.; a partir de ese momento, el pez pasa a la etapa de engorde, donde es cultivado hasta llevarlo a un peso por encima de los 300 grs. La duración de estas dos actividades, por lo general, es de 6 meses, no obstante, para el cultivo de trucha se puede extender hasta 10 meses.
En Colombia no existe diferenciación entre las actividades de levante y engorde, las cuales son desarrolladas de manera secuencial por el piscicultor tanto en sistemas de estanques como en jaulas flotantes. Corrientemente se asocia la Cadena de la piscicultura con estas dos actividades, por cuanto en ellas se realizan las mayores inyecciones de capital, mano de obra y se despliegan prácticas en el control del animal, bien sean para su mercadeo nacional o de exportación.
Una vez obtenidos los animales con los pesos deseados pasan a una etapa de procesamiento, donde se obtiene, principalmente, el producto entero y filetes, congela. Una pequeña proporción se comercializa viva con fines de esparcimiento (pesca deportiva), o para reproducción.
En la actualidad, el país cuenta con 88 plantas de proceso con una capacidad de 24.000 toneladas/año para su comercialización a nivel nacional, de las cuales sólo cinco cuentan con la certificación del INVIMA sobre implementación del plan HACCP3 , requisito imprescindible para ingresar en los mercados internacionales.
Estas últimas se encuentran localizadas en los departamentos del Huila, Tolima, el Valle del Cauca, auca y una en el eje cafetero (FEDEACUA, 2001). 4. Por último, los productos procesados o bienes finales son acopiados por agentes comercializadores, tales como las tiendas mayoristas, supermercados, restaurantes especializados, entre otros, quienes se encargan de su distribución para el consumo interno.
En Colombia, la piscicultura se constituye en una fuente alternativa de empleo rural, según cifras del Ministerio de Agricultura, esta actividad pecuaria alcanzó, para el año 2003, la cantidad de 1.820.342 jornales, equivalentes a 10.3435 empleos; cifra poco significativa si se compara, en el mismo año, con el empleo directo generado por los cultivos de maíz (119.332), de palma africana (92.290), de cacao (56.806) y de algodón (19.141). No obstante, la piscicultura registra un mayor número de empleo que la camarón y cultura (5.937) y la siembra de soya (4.966). Es de anotar, y de acuerdo con algunos piscicultores, que la mano de obra utilizada en cultivos de mediana y pequeñas extensiones, por lo general, es familiar.
La producción nacional de peces de cultivo concierne, principalmente, a las especies de tilapia, trucha y cachama, cuya participación conjunta, durante los últimos 12 años, ha sido del 96,3% del total de la piscicultura y del 65,3% de la producción acuícola. En particular, la producción de tilapia ha participado con el 49% de la actividad piscícola, 5 Empleo directo derivado del cultivo de las tres principales especies de peces: tilapia, trucha y cachama. Mientras la cachama y la trucha han constituido el 31% y 16%, de manera respectiva. El 4% restante se ha destinado a otras especies como el bocachico, l a carpa, el yamú etc., las cuales se producen como acompañantes de la producción de tilapia, trucha y cachama.
Con respecto a su dinámica, entre 1989 y 2002 la producción creció a ritmos acelerados pasando de 2.650 Tm. a 28.530 Tm. El crecimiento anual en este lapso fue del 16,4%, cifra bastante significativa si tenemos en cuenta que la población colombiana creció a una tasa inferior al 2% anual y las producciones de carne de ganado, pollo y cerdo presentaron ritmos de crecimiento anual del 0,7%, 2,8%, y -2,8%, de manera respectiva (Martínez y Acevedo, 2004).
Costos de producción en el departamento de Santander
En el departamento de Santander se tienen cultivos de cachama y tilapia de 1.000 m² y de trucha de 300 m². Los dos primeros son efectuados en relieve plano, al igual que en el Meta, mientras el tercer cultivo se realiza en zonas de alta montaña. En el caso del cultivo de tilapia o de cachama, el costo total en infraestructura asciende a los $16.870.000, siendo el costo de la tierra el principal ítem, partícipe con un 24%; si bien el precio de este factor depende de su localización, para efectos del diagnóstico se consideró un valor comercial de $8.000.000 la hectárea. De la misma forma, se asumió proyectos piscícolas de 5.000 m², dada la heterogeneidad de éstos.
En segundo reglón está el costo por movimiento de tierra y el transporte de la máquina, participando con un 20% ($3.300.000). En ese departamento, el alquiler de un buldócer es en promedio de $80.000 la hora y su desplazamiento al sitio de la obra es de $100.000. Para la construcción de 2,5 estanques, cada uno de 420 M² por 1,4metros de profundidad, se demandan en promedio 40 horas de maquina.
En tercer y cuarto lugar, se encuentran los montos por concepto de un “beneficiadero” de proceso (17%) y una bodega de almacenamiento (9%); el restante 30% lo constituye la construcción de otras instalaciones, resaltándose: una bocatoma ($900.000) y todo lo referente a la red de suministro, estructuras de entrada y salida ($1.200.000). Finalmente, y de acuerdo con los cultivadores de tilapia y cachama, la vida útil de un proyecto es de 15 años.
A diferencia de las anteriores explotaciones, la trucha en ese departamento es cultivada en albercas de 25 metros cuadrados por 1,2 metros de altura. Una finca productora posee entre 15 y 16 albercas, de las cuales 4 se destinan para el alevinaje, 3 para el dedinaje24 y 8 ó 9 para el engorde; su costo de construcción alcanza los 24 millones de pesos, constituyéndose en el principal rubro de inversión (55%) de esta particular actividad.
Previamente a la edificación de las albercas, se necesita descapotar y limpiar el terreno, para lo cual se emplean 30 jornaleros, por un valor de $540.000; luego, éste es aplanado y pisado con un buldócer, lo cual no dura más de un día y cuyo monto aproximado es de $640.000.
La edificación de una bocatoma y el valor de la tierra ocupan el segundo y tercer lugar en importancia dentro del los costos de infraestructura con el 13% y 9%, respectivamente. Al igual que en el cultivo de tilapia, en el departamento de Santander se considera estaciones piscícolas de media hectárea.
En cuarto reglón está la construcción de un “beneficiadero”, por valor de $3.600.000 y cuya participación es del 8% dentro del costo de infraestructura, lo cual incluye una planta física de 25 m² ($3.000.000), y la compra de un mesón de acero inoxidable, grado quirúrgico de 2 milímetros de espesor ($600.000); el restante 13% de la inversión es para otras instalaciones. Según los piscicultores de trucha, estos proyectos poseen una vida útil de 20 años.
En el departamento de Santander se observa un alto despliegue en adquisición de equipos e implementos, de tal manera que su costo supera los 3,8 millones de pesos, se mencionan: un chinchorro ($450.000), una carretilla ($120.000), dos baldes (20.000), metros de malla perimetral25 ($1.500.000) y un buen numero de elementos para el pesaje26 ($975.000). Para un cultivo de trucha, se adicionan 80 canastillas para recolección ($1.200.000) y un overol por cada trabajador ($80.000), dado que la temperatura del agua puede estar por debajo de los 12 grados centígrados.
Los altos niveles de inversión que demandan los proyectos piscícolas, junto a las pequeñas estructuras de producción, hacen que el alimento balanceado tenga un menor peso en el costo total, si lo comparamos con el que hay en departamento del Meta. Así por ejemplo, para cultivos de tilapia se tiene una participación del 38% dentro del costo total y en las explotaciones de cachama y de trucha tienen un porcentaje del 24% y 53%, respectivamente (Gráficas 11, 12 y 13). No obstante, si omitimos los costos por concepto de infraestructura y compra de equipos, este insumo llega a representar el 44% de los costos operacionales en los casos de los cultivos de tilapia y cachama, y el 62% en las explotaciones de trucha.
La mano de obra no es calificada y representa entre el 15% y 21% de los costos totales; es frecuente la contratación de una persona de tiempo completo, para el cuidado del 24 De acuerdo con los piscicultores, el de linaje es la etapa intermedia del crecimiento cuando el alevino de trucha se convierte en pez. Este objeto es para la protección de animales depredadores (aves, babillas, etc.). En el caso particular del cultivo de trucha se utiliza mallas para sombrío (polisombra) por un valor de $1.350.000. 26 La gran mayoría de piscicultores poseen una balanza “gramera”, una de peso, una digital y una báscula manual y otra de pie.
El cultivo de trucha, por todo el ciclo (8 meses) de producción; situación distinta se presenta en los cultivos de tilapia y cachama, donde se emplean jornaleros dependiendo de las necesidades del cultivo. Según los cultivadores de estas dos últimas especies, este factor es en promedio de 90 jornales por ciclo, equivalente a $1.620.000. Entre las funciones de este operario o de los jornaleros está el mantenimiento sanitario de los estanques y canales, la vigilancia, la pesca y la alimentación de los peces; para el caso particular del cultivo de trucha, un 20% de estas actividades son realizadas en colaboración con el encargado de la granja.
Finalmente, en lo referente al procesamiento de los peces, el personal empleado depende de la inmediatez con la cual se demanda el producto; no obstante y de acuerdo con los piscicultores, se maneja un rendimiento promedio de 130 Kg. de pescado eviscerado por jornal, lo cual implica entre 18 y 15 jornales para evacuar el total de la producción de tilapia (3.5 Tm./ciclo) y cachama (2,5 Tm./ciclos) y aproximadamente, 68 jornales para procesar la producción (9 Tm./ ciclo) de trucha.
La compra de semilla constituye entre un 6% y 11% de los costos totales, en ese departamento se tienen cotizaciones alrededor de $100 la unidad de tilapia y de cachama, y de $175 el alevín de trucha. A diferencia del departamento del Meta, los piscicultores de Santander suministran drogas (sulfato de cobre) y manejan empaques de mejor calidad (bolsas plásticas); la participación en los costos totales del primer ítem es apenas el 0,1%, y del segundo de 0,35%. Asimismo, incurren en costos de comercialización (13%), entre los cuales se encuentran los pagos por servicios de transporte (4%-6%) y un 7% de comisión por el valor total de la venta.
Esto hizo que se consideraran 1,25 trabajadores en la estructura de costos. 28 Los cultivadores de trucha no cuentan con este costo, ya que comercializan directamente con el intermediario mayorista.
Los mercados locales y regionales son los principales destinos de la producción de tilapia y cachama mientras el mercado de Bogotá lo es para la producción de trucha. Como resultado, para el cultivo de tilapia con una producción de 3,5 Tm./0,1 Ha. Por ciclo de 7 meses, el costo unitario es de $3.864/Kg.; para cultivo de cachama, con una producción de 2,5 Tm./0,1 Ha. por ciclos de 6 meses, se obtuvo un costo de $3.695/Kg.; y para explotaciones de trucha, de producción de 9 Tm./300 m², su costo medio fue de $5.580/Kg.


Producción nacional de tilapia roja
La tilapia roja se obtuvo de múltiples cruces entre varias especies de tilapia: Oreochromis mossambicus, Oreochromis niloticus, Oreochromis aureus y Oreochromis hornorum, su coloración la hace similar a especies como el pargo rojo y la percha, lo que estimuló a productores e investigadores a iniciar un acelerado programa de hibridación permitiendo la obtención de nuevas líneas (strain) de tilapia roja (Castillo, 2003). Además, dadas las características de alto valor nutritivo que contribuye al desarrollo cerebral, al aprendizaje en los niños, la protección y sanidad de la vista y de enfermedades vasculares y tumores malignos entre otros, hace atractivo su consumo (Castillo, 2003). No obstante, a diferencia de otras especies de tilapia, la tilapia roja demanda atenciones técnicas considerables en su proceso de cultivo, por ejemplo, requiere ambientes con temperatura entre los 24 y 30°C, alimentación con balanceado comercial y protección especial en todas las etapas, por cuanto es vulnerable a la predación dado que carece de mimetismo natural.
Al igual que muchos países caribeños, centro y suramericanos, la tilapia en Colombia fue introducida durante la década de los sesenta, pero sólo en la década de los ochenta su cultivo se desarrolla como una actividad comercial. En la actualidad, la tilapia roja constituye el grueso de la población de tilapias en el país.

Para el año de 1999, la producción nacional alcanzó su máximo nivel con 19.842 Tm., donde el mayor productor fue el departamento del Huila, participando con el 22% de la producción nacional. El grueso de la producción de ese departamento se obtiene en el embalse de Betania, donde se utilizan 36.000 m² en espejo de agua con sistema de jaulas flotantes y se efectúa el 70% de la producción departamental (FEDEACUA, 2001, Crespo, 2003). Además, la producción de ese embalse se concentra en cuatro granjas piscícolas las cuales cultivan conjuntamente el 90% de la misma y están catalogadas como producción industrial. El restante 30% de la producción de tilapia se cultiva en la mayoría de municipios del departamento, en sistemas de tierra-estanque y conformado por 4.015 productores que ocupan un área de 228 hectáreas (Crespo, 2003).
En la actualidad, el departamento del Huila continúa liderando la producción de tilapia a nivel nacional, de acuerdo con la última información del INCODER, en el año 2002, la producción nacional alcanzó las 15.224 Tm., y de éstas, el Huila registró 6.909 Tm., es decir, el 45% del total. Otros departamentos de relativa importancia son Valle (8,5%), Santander (7,5%), Tolima (6,8%) y Boyacá (5%).
  1   2   3   4

Añadir el documento a tu blog o sitio web

similar:

Facultad de ciencias biologicas, agronomicas y afines iconFacultad de ciencias empresariales

Facultad de ciencias biologicas, agronomicas y afines iconFacultad Ciencias Empresariales

Facultad de ciencias biologicas, agronomicas y afines iconFacultad de ciencias empresariales

Facultad de ciencias biologicas, agronomicas y afines iconFacultad de ciencias empresariales

Facultad de ciencias biologicas, agronomicas y afines iconFacultad de Ciencias de la Educación

Facultad de ciencias biologicas, agronomicas y afines iconFacultad de ciencias de la educacióN

Facultad de ciencias biologicas, agronomicas y afines iconFacultad de Ciencias de la Educación

Facultad de ciencias biologicas, agronomicas y afines iconFacultad de Ciencias de la Educación

Facultad de ciencias biologicas, agronomicas y afines iconU n I v e r s I d a d a L a s p e r u a n a s facultad de Ciencias Empresariales

Facultad de ciencias biologicas, agronomicas y afines iconFacultad de Ciencias de la Educación






© 2015
contactos
h.exam-10.com