Orientaciones pastorales para la catequesis en España, hoy






descargar 0.64 Mb.
títuloOrientaciones pastorales para la catequesis en España, hoy
página1/21
fecha de publicación31.05.2015
tamaño0.64 Mb.
tipoDocumentos
h.exam-10.com > Documentos > Documentos
  1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   21


Comisión Episcopal de Enseñanza y Catequesis

La catequesis de la comunidad
Orientaciones pastorales para la catequesis en España, hoy


ÍNDICE
Siglas
Introducción
I. LA VISIÓN DE LA IGLESIA:

EL ANUNCIO DEL EVANGELIO DEL REINO


  1. La misión de Jesús: el anuncio del Reinado de Dios

  2. Jesús constituido Señor

  3. La misión de la Iglesia: el anuncio y establecimiento del Reino de Dios


II. LA CATEQUESIS DENTRO DE LA MISIÓN EVANGELIZADORA DE LA IGLESIA


  1. La catequesis en el proceso total de la evangelización

  2. Primer anuncio del Evangelio y catequesis

  3. Educación de la fe y catequesis

  4. Kerigma, didajé y teología


III. CARÁCTER PROPIO DE LA CATEQUESIS


  1. Concepto pleno y concepto restringido de catequesis

  2. La inspiración catecumenal de la catequesis

  3. Fundamentación del carácter propio de la catequesis en la Constitución “Dei Verbum”

  4. El carácter propio del lenguaje catequético


IV. IDENTIDAD CRISTIANA E INICIACIÓN ECLESIAL EN LA FE


  1. El cristiano, en medio de la sociedad contemporánea, se halla afectado en su propia identidad

  2. El don de la identidad cristiana

  3. La confesión de fe, expresión de la identidad cristiana

  4. La confesión de la fe y la comunidad cristiana, don de Dios


V. EL PROCESO CATEQUÉTICO


  1. La pedagogía catequética se inspira en la pedagogía divina:

  2. El acto catequético

  3. El proceso catequético y las distintas etapas vitales


VI. CATEQUESIS DE LA COMUNIDAD CRISTIANA


  1. La comunidad cristiana, realización de la Iglesia

  2. Rasgos de la comunidad cristiana inmediata

  3. La comunidad cristiana, punto de partida y clima en el que el creyente se inicia y madura en la fe

  4. La catequesis se realiza a través de diversos ámbitos comunitarios

  5. La catequesis en grupo, exigencia de la catequesis

  6. La comunidad: meta de la catequesis


VII. LA ACCIÓN CATEQUÉTICA EN LA IGLESIA PARTICULAR


  1. La Iglesia particular o diócesis

  2. La organización catequética en la Iglesia particular

  3. El Obispo y la catequesis


Conclusión
ANEXO: Vocabulario


SIGLAS

AA Apostolicam actuositatem. Decreto sobre el apostolado de los seglares
AAS Acta Apostolicae Sedis
AG Ad gentes. Decreto sobre la actividad misionera de la Iglesia
CD Christus Dominus. Decreto sobre el oficio pastoral de los obispos
CT Catechesi tradendae. Exhortación de Juan Pablo II sobre la catequesis hoy
DCG Directorium catechisticum generale. Directorio general de pastoral catequética
D in M Dives in misericordia
DV Dei Verbum. Constitución dogmática sobre la divina revelación
EN Evangelii nuntiandi. Exhortación apostólica de Pablo VI sobre la evangelización del mundo contemporáneo
FC Familiaris consortio
GE Gravissimum educationis. Declaración sobre la educación cristiana de la juventud
GS Gaudium et spes. Constitución pastoral sobre la Iglesia en el mundo actual
LG Lumen gentium. Constitución dogmática sobre la Iglesia
MPD Mensaje al Pueblo de Dios. Documento del Sínodo de 1977 sobre la catequesis en nuestro tiempo
RH Redemptor hominis
RICA Ritual de iniciación cristiana de adultos
SC Sacrosanctum Concilium. Constitución sobre la sagrada liturgia
SÍNODO 77 Pr. Proposiciones del Sínodo 1977

INTRODUCCIÓN
Razón, objetivo y destinatarios
I. «La Catequesis es uno de los deberes principales de mi oficio apostólico», confesaba Juan Pablo II, en su exhortación sobre la catequesis en nuestro tiempo (CT 4). De esta misma conciencia de responsabilidad apostólica participan todos y cada uno de los Obispos de España, que ven en la renovación catequética que caracteriza la acción pastoral contemporánea un don precioso del Espíritu Santo a la Iglesia de hoy. Unánimemente la catequesis es considerada entre nosotros campo en que han concurrido los esfuerzos, de alguna manera, más generosos de la comunidad eclesial, y en el que se recogen ya frutos que aseguran el mañana de la Iglesia en esta sociedad nuestra. Los síntomas de vitalidad que manifiesta la actividad catequética por todas partes no significan que no existan dificultades internas y externas que, en ocasiones, ponen en peligro la orientación y el sentido de este preeminente sector de la pastoral eclesial.
II. Desde hace algunos años, la Iglesia universal ha emprendido un trabajo de discernimiento de la catequesis actual, partiendo de una base viva y contando en el pueblo de Dios con una gran disponibilidad a la gracia de Dios y a las directrices del Magisterio (ver CT 3). Para responder a esa necesidad de discernimiento, y con la misma confianza en la generosidad, entrega creadora y sentido de comunión eclesial del pueblo cristiano y de sus catequistas, damos hoy a la luz estas «Orientaciones pastorales» sobre la catequesis en la comunidad cristiana. A través de ellas, los Obispos miembros de la Comisión Episcopal de Enseñanza y Catequesis quisiéramos acertar a transmitir, apoyados en la realidad viva del camino recorrido en este tiempo por la catequesis española, una reflexión estrictamente eclesial, empapada de convicción personal y de sentido de responsabilidad que nosotros vivimos de cerca, tanto por honda vocación ministerial como por el encargo específico que, en este campo del apostolado, nos han confiado nuestros hermanos de la Conferencia Episcopal Española.
III. La renovación catequética viene de lejos. Una radical transformación de la catequesis era postulada por dos corrientes de pensamiento y de acción que, cada una por su lado en un primer tiempo, fueron poniéndose gradualmente en contacto, y se encontraron con simpatía durante el tiempo del Concilio Vaticano II, abriéndose unas pistas de búsqueda de síntesis no exentas de riesgo.
En la primera corriente discurren las profundas transformaciones experimentadas en el campo de la vida económica, social, política, de las ciencias humanas, de las costumbres y de la educación, determinantes todas ellas de una nueva mentalidad y concepción del hombre. En la segunda corriente se encuentran las aportaciones del vivir propio de la Iglesia. De hecho, la catequesis contemporánea ha sido como un río caudaloso al que han ido confluyendo la renovación bíblica, teológica y litúrgica, la creciente participación del laicado en las responsabilidades eclesiales, las implicaciones sociales y políticas del compromiso cristiano, del movimiento comunitario, etc., junto a esas otras aportaciones no intraeclesiales ya señaladas: las nuevas corrientes pedagógicas y los logros de las ciencias humanas.
Desde luego, este florecimiento del quehacer catequético nace, según nuestra convicción, de las energías interiores del pueblo de Dios y no de una mera acomodación a las exigencias del mundo, en sus modas y expresiones transitorias (ver Rm 12,2). La vitalidad de la catequesis es, para nosotros, un signo claro del dinamismo que el Espíritu Santo infunde particularmente hoy en la iglesia, tanto a los cristianos más sencillos como a aquéllos que desempeñan responsabilidades y ministerios cualificados.
IV. Como es sabido, el Concilio Vaticano II no elaboró un documento que tratase explícitamente sobre la catequesis, sino que prefirió poner las bases de una renovación más total de la Iglesia. Sin embargo, en los documentos conciliares se encuentran verdaderas normas o directrices para la evangelización y la catequesis. En las enseñanzas conciliares, la catequesis aparece como instrumento o vía privilegiada para que el espíritu y el contenido del Vaticano II lleguen a su verdadero destino. Por otra parte, todo el conjunto de la obra del Concilio, en cuanto acontecimiento eclesial, queda ya como piedra miliar en el caminar de la Iglesia por la historia de nuestro tiempo.
El período inmediatamente posterior al Concilio se caracterizó por un primer momento de acogida del acontecimiento como gran catequesis viva, en un clima de optimismo ilusionado, con numerosos esfuerzos de búsqueda y de creatividad, mientras Pablo VI reiteraba, una y otra vez, su llamamiento a ver en los documentos conciliares el nuevo Catecismo de la Iglesia. Esta etapa se solapa, más o menos, desde 1968, con otra etapa de contestación eclesial y de crisis de identidad de la catequesis misma. Un tercer momento, animado por la intención de superar las polarizaciones y por la búsqueda de una nueva y enriquecida síntesis, se ha ido alumbrando en los años últimos, en que se pretende aplicar sin reduccionismos la significación y exigencias del Concilio Vaticano II en el terreno de la catequesis.
En este período destacan diversas intervenciones oficiales que favorecen esta búsqueda y estimulan a un camino en común de toda la Iglesia. Los tres acontecimientos que más influencia han tenido para elaborar el balance y ahondar en la línea a seguir son el Congreso Internacional de Catequesis (1971) y, en un nivel de mayor responsabilidad, los Sínodos universales de 1974 y de 1977, sobre la evangelización y la catequesis, respectivamente. A estos hechos corresponden tres declaraciones de máxima autoridad para guiar la renovación de la catequesis en la Iglesia hoy: el «Directorio General de Pastoral Catequética», publicado por la Santa Sede, el 11 de abril de 1971; la exhortación apostólica de Pablo VI, «Evangelii nuntiandi» (8 diciembre 1975), y la exhortación «Catechesi tradendae», de Juan Pablo II (16 octubre 1979). A estos documentos fundamentales podría añadirse justamente, como punto de referencia para la renovación de la catequesis, el «Ritual de la iniciación cristiana de adultos», publicado por la Santa Sede, el 6 de enero de 1972, en que se nos presenta las exigencias de la iniciación y maduración del creyente.
V. A pesar de los graves acontecimientos de nuestra historia política y religiosa, y gracias a la clarividencia de grandes pastores y pedagogos que alientan la renovación en la primera mitad de siglo, la catequesis en España había ido asimilando en buena medida los progresos, principalmente metodológicos, de la catequesis europea. Finalizadas las tareas conciliares, el Episcopado procuró los medios necesarios para llevar a efecto la deseada renovación catequética postulada por el propio Concilio Vaticano II. Hitos marcadamente significativos de este desempeño fueron las Jornadas Nacionales de Catequesis celebradas en la Semana de Pascua de 1966; la inmediata decisión de proceder a la renovación de los catecismos oficiales, y el establecimiento de un plan de formación de catequistas y de profesores de religión, instrumentado por medio de una red de cursos y centros, también de iniciativa episcopal.

Durante estos años, la catequesis ha dado pruebas de ser campo realmente privilegiado de la renovación eclesial, en que han destacado con mucho las luces, aunque no hayan estado ausentes las sombras. Por todas partes en España, un gran número de sacerdotes, religiosos y seglares se han consagrado con entusiasmo y constancia a la comunicación y educación de la fe en el ámbito de la catequesis. Y ha sido admirable el número de iniciativas brotadas en este terreno.
VI. Los Obispos han seguido muy de cerca esta renovación, proporcionando clarificaciones y directrices, siempre desde un sentido de impulso y de promoción. Entre las numerosas intervenciones de la Conferencia Episcopal Española, tanto por medio de la Comisión Episcopal de Enseñanza y Catequesis como de sus órganos supremos, destacan la publicación de «La Iglesia y la educación en España hoy» (2 de febrero de 1969), un muy amplio documento de los Obispos de la Comisión que desempeñó, en gran parte durante esos años, las funciones de Directorio pastoral para este campo, y la celebración de la XVIII Asamblea Plenaria (2 al 7 de julio de 1973), dedicada monográficamente al tema de «La educación en la fe del pueblo cristiano», con una reflexión pastoral que se plasmó en unas líneas de acción adoptadas por todo el Episcopado (ver Documentos colectivos del Episcopado Español sobre formación religiosa y educación, 1969-1980, EDICE, 1981).
Pero durante este último tiempo, la abundancia y pluralidad de realizaciones en el sector de la catequesis en España, se ha visto afectada no sólo por los logros y por las crisis de la vida general de la Iglesia, sino también por las profundas transformaciones y cambios de orden político, sociocultural y económico experimentados por la sociedad española en la última década. Tal complejidad de fenómenos, entre otras razones, obliga a los Obispos a conceder una prioridad cada día más efectiva, en su dedicación ministerial, a la catequesis, y exige de la Comisión Episcopal de Enseñanza y Catequesis el procurar, con la mayor objetividad posible, un análisis de la situación, con los llamamientos y propuestas de acción que corresponda formular, a fin de que se consolide y promueva lo mucho positivo alcanzado, y de que se rectifique aquello eventualmente menos acertado.
Por ello, esta Comisión Episcopal, ya en dos ocasiones, al inaugurar sus mandatos trienales en 1978 y 1981, ha dedicado apoyada en trabajos preparatorios procedentes de muchas diócesis prolongados días de reflexión, a establecer un diagnóstico de la realidad de la catequesis y formular su plan de acción para el mejor cumplimiento de los objetivos a conseguir. Las opciones tomadas, tanto en 1978 como en 1981, suponen la propuesta de una nueva etapa en el ejercicio de la acción catequética.
VII. Al servicio de esa nueva etapa, han sido elaboradas y se publican las presentes «Orientaciones». Se inspiran éstas, por una parte, y muy principalmente, en esa trilogía de documentos de autoridad universal que son el «Directorio general de pastoral catequética» y las exhortaciones apostólicas «Evangelii nuntiandi» y «Catechesi tradendae»; por otra parte, en la trayectoria marcada por los documentos catequéticos del Episcopado Español, por el denominado «Objetivo prioritario de acción pastoral de la Conferencia Episcopal» (que es precisamente el servicio de la fe), y por el conjunto de enseñanzas y de exigencias renovadoras que ha dejado la visita pastoral de Juan Pablo II a nuestra Iglesia.
Estas «Orientaciones pastorales» tratan de proporcionar criterios para potenciar, discernir y dar coherencia a la acción catequética que se lleva a cabo en las diócesis de España. No pretenden ser un Directorio catequético, abordando de manera sistemática todos los aspectos de la acción catequética. El conjunto de cuestiones examinadas responde, más bien, a las opciones y líneas de acción que esta Comisión Episcopal se ha propuesto como tarea en los presentes años.
La redacción de las «Orientaciones» ha sido precedida de una consulta muy amplia, por escrito y en encuentros, con quienes desempeñan responsabilidades catequéticas en niveles locales y diocesanos. Ellos son los principales o inmediatos destinatarios de estas páginas, aunque, a través de posteriores actividades e instrumentos de información y divulgación, la riqueza que aquí pueda estar contenida debe llegar a los catequistas de base y a las comunidades. Quisiéramos que estas «Orientaciones» resultaran un eficaz instrumento de renovación eclesial, en la línea trazada por el Concilio Vaticano II; que fueran un nuevo impulso para la ola de esperanza que el mismo Concilio hizo surgir en nuestras diócesis.


I. LA MISIÓN DE LA IGLESIA:

EL ANUNCIO DEL EVANGELIO DEL REINO
  1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   21

Añadir el documento a tu blog o sitio web

similar:

Orientaciones pastorales para la catequesis en España, hoy iconCatequesis para adultos sobre los Mártires del siglo XX en España

Orientaciones pastorales para la catequesis en España, hoy iconOrientaciones para la prueba de septiembre de historia de españA (2º de bachilllerato)

Orientaciones pastorales para la catequesis en España, hoy iconA Reduccionista. Es la catequesis por excelencia en la Iglesia. Es...

Orientaciones pastorales para la catequesis en España, hoy iconOrientaciones básicas asignatura Historia de España

Orientaciones pastorales para la catequesis en España, hoy iconPara concluir nuestros estudios de España este año, vamos a investigar...

Orientaciones pastorales para la catequesis en España, hoy icon2º bach. Orientaciones para el tema 8

Orientaciones pastorales para la catequesis en España, hoy icon2º bach. Orientaciones para el tema 10

Orientaciones pastorales para la catequesis en España, hoy iconEso. Orientaciones para trabajar el tema 6

Orientaciones pastorales para la catequesis en España, hoy iconEso. Orientaciones para trabajar el tema 12

Orientaciones pastorales para la catequesis en España, hoy iconEso. Orientaciones para trabajar el tema 13






© 2015
contactos
h.exam-10.com