Tesis para optar al Título de Asistente Social






descargar 420.26 Kb.
títuloTesis para optar al Título de Asistente Social
página1/8
fecha de publicación04.07.2015
tamaño420.26 Kb.
tipoTesis
h.exam-10.com > Documentos > Tesis
  1   2   3   4   5   6   7   8




Universidad Tecnológica Metropolitana

Facultad de Humanidades y Tecnologías de la Comunicación

Escuela De Trabajo Social

2011

Las relaciones del poder y la sexualidad.

Aproximaciones políticas preliminares para una investigación en torno a la familia homosexual desde el Trabajo Social.

Tesis para optar al Título de Asistente Social

Docente Guía: Diamela Eltit

Autor: Juan Carlos Rauld

Santiago de Chile, 2011

Subjetivaciones Corporales
El reino interior
El reino interior. Hay un reino de la paz de espíritu, no está en esta desesperanzada espiral de pensamientos, atrapada en espumas del mar del mundo o del suzurro salitre, con la cual construimos las simetrías cambiantes de la mente, ni en esa cosa de apasionada inquietud de la vida, ni las inseguras emociones del corazón forjadas por la fragilidad, ni el trivial ilimitado regocijo sensual que pronto se convierte en nada, ni en la sólida transitoriedad de este cuerpo. Más ancho por detrás que el vasto universo, nuestro espíritu observa el drama y la conmoción, una paz, una luz, un éxtasis, un poder que espera al final de la ceguera y la maldición que lo oculta de su ignorante ministro, la grandiosidad de su libre y eterna hora”

(Pedro Aznar, poema para la canción Dream of the return)

Dream of the return
Al mar eché un poema

que llevo con el mis preguntas y mi vos,

como un lento barco se perdió en la espuma,

le pedí que no diera la vuelta sin haber visto el altamar

y en sueños hablar conmigo de lo que me dio…

aún si no volviera yo sabría si llego…

viajar la vida entera por la calma azul o en tormentas zozobrar,

poco importa el modo si algún puerto espera,

aguardé tanto tiempo el mensaje que olvidé volver al mar y así yo perdí aquél poema,

grité a los cielos todo mi rencor,

lo hallé por fin pero escrito en la arena como un oración,

el mar golpeó en mis venas y libró mi corazón

Índice temático


Subjetivaciones corporales

2

Agradecimientos

4

Introducción

6

Primera parte: El fenómeno de la modernidad como expresión discursiva del poder.

15

La modernidad como expresión de una racionalidad monológica.

16

El liberalismo como tecnología política y arte de dominación del cuerpo.

25

Segunda Parte: Una condición postmoderna. Perspectivas políticas del cuerpo.

32

Algunos comentarios a propósito de Foucault.

33

La hipótesis Foucault del poder

38

La hipótesis Foucault de la sexualidad

63

Antecedentes teóricos de la sexualidad crítica

77

La normalización del cuerpo y la resistencia. Análisis discutible.

87

Tercera parte: El trabajo social profesional y su articulación con las nuevas formas de familia homosexual.

89

Trabajo Social, Política y Familia. Notas sobre una relación compleja.

90

Bibliografía

103


Agradecimientos



A mi madre Rosana,

A mi abuelita Soledad

A Sandra y amigos…

a todas ell@s gracias por su enorme paciencia.
En lo personal, estudiar Trabajo Social en la Universidad Tecnológica Metropolitana (UTEM), me pareció bastante complejo, ya que si lo pienso, debí resistir corporalmente al inmenso contexto de tecnificación y despolitización que rige a nuestro oficio. Esto me llevó a comprender el proceso en la universidad como un aprendizaje de vida. Antes de ingresar a la profesión, pensé que me sería mucho más fácil o ligero, pero no. Advertí entonces, que habían cosas en la vida de las personas más allá de la razón.
En mi opinión, tiene sentido agradecer en este texto a las personas que han podido ayudarme (dentro de sus condiciones de posibilidad), debido a que sin ellas, no sé ciertamente con exactitud si habría podido finalizar mis estudios de pregrado. No sé bien si pudiera catalogar la finalización de ésta “etapa” como algo exitoso, básicamente porque creo sentirme insatisfecho en cierto sentido de lo que pude hacer durante el proceso, pues no logré cumplir la fantasía respecto a lo que entendía idealmente por una tesis.
Debo agradecer imperativamente con toda sinceridad a mi madre, a mi incansable madre, que sin duda me entregó el apoyo más absoluto en lo que concierne a la posibilidad de estudiar en la universidad, ya que en la sociedad en la que coexistimos es realmente toda una oportunidad disponer como estudiante de una beca, una beca pública, una beca que se la debo a mi madre y a nadie más. Una beca que es fruto de su productivo esfuerzo, pues ella es una secretaria que durante años trabajó en biblioteca, con excelentes calificaciones como servidora pública. Así ella, me dio lo más valioso que podía darme dentro de sus condiciones, a saber, el acceso a la educación, pues desde la desigualdad constitutiva de las relaciones sociales se define el derecho humano y universal del estudio, como una actividad completamente lucrativa. No se bien-aunque goce de legitimidad valórica-, hasta dónde es posible lucrar con este derecho que es en sí mismo “humano”, en fin.

Ciertamente, resulta complejo agradecer brevemente a todos (as) los que colaboraron en mi experiencia como estudiante. Sin embargo, cada persona cercana y significativa en mi vida, tiene realmente claro el valor de su ayuda y aporte conmigo. Mi familia, amigos, profesores, a todos ellos les agradezco el placer de tenerlos cerca. Les agradezco especialmente a la profesora Diamela Eltit, de su apoyo como guía docente, así como a la profesora Alejandra Castillo y a la jurista Karen Atala por su compromiso académico y al mismo tiempo político. A mi amigo Luilly por su paciencia como psicoanalista en problematizar mis argumentos y en poner oreja como todo un psicólogo, a Carlos por brindarme atención a pesar de todo su trabajo, a Juan Pablo por aportarme siempre con su voluntad para con lo que uno necesita, a Jeremy por tener la paciencia más grande con mi tesis, porque restábamos tiempo de nuestro entrenamiento deportivo de wushu y por último, muy especialmente a Sandra, porque sin su amor, paciencia y dedicación no habría podido terminar mi trabajo.

Introducción
(El hilo tendrá que ser, pues, delgado y áspero.

Fino filo pero también doble filo el que une estas páginas…

habrá que constatar lo irrecuperable y,

en una misma operación, tantear lo reciclable.

Si algunos mitos de emancipación o desarrollo parecen

haber estallado en mil pedazos

-tanto en América Latina como en otras regiones-

de esos mitos siempre habrá retazos, esquirlas y jirones

que proveen parte de la materia prima para elaborar nuevos proyectos colectivos)1
El proceso de elaboración y producción de una tesis de carácter teórica bajo un registro ensayístico fue siempre una inquietud intelectual, una necesidad política individual y todo un desafío en términos académicos y profesionales. Y en tal sentido, lo que sostuvo las reflexiones que se abrirán paso a continuación se debieron a una gran motivación por estudiar el fenómeno “moderno”2 del poder y su relación con el campo de la sexualidad en el Trabajo Social profesional, específicamente el fenómeno actual de la familia homosexual. Por ello, el desarrollo de este cuerpo teorético posee dos ejes conceptuales fundantes que permiten abordar nuestro objeto de análisis.
La primera perspectiva teórica que utilizaremos, se sitúa desde la contribución analítica de Michel Foucault en sus diversas investigaciones filosóficas y políticas, principalmente desde el texto Historia de la Sexualidad, Voluntad de Saber3, así como textos afines póstumos del autor, entrevistas y diálogos políticos con diversos intelectuales que pertenecían a los circuitos productivos en los que se desempeñaba el pensador francés. Dicho de un modo foucaultiano, este trabajo trata acerca de la exploración e inmersión analítica de las relaciones poder-sexualidad.
La segunda perspectiva conceptual, se refiere a una teoría política desconocida en general para el Trabajo Social y las ciencias sociales latinoamericanas4. Nos referimos a la teoría queer y a la posibilidad de un desarrollo conceptual latinoamericano en nuestra profesión. La teoría queer es un sistema teórico heredado del contexto postestructural francés, que pretende desnaturalizar y deconstruir las relaciones de dominación naturalizadas que se ejercen normalizadas y normativamente en los regímenes heterosexuales. Dicho sea de paso, la palabra “queer” no posee traducción literal de su origen inglés.
No obstante, este concepto surgiría según Judith Butler5, como una patologización sexual, un insulto y estigma paralizante, una interpelación humillante, y un repudio homofóbico a aquellos grupos sexuales que estaban por fuera de la “norma sexual tradicional”, con calificaciones ofensivas que si pudieran homologarse al español6 tendrían como traducción ataques discriminatorios, tales como; “rarito”, “desviado”, “maraco”, “marimacho”, “tortillera”, “puto”, “desviado”, etc. Esta interpelación lingüística, reiterativa y sistemática como forma de insulto, actualmente formaría parte de un proceso de reapropiación cultural positiva por parte de los grupos homosexuales a lo largo del mundo.
Por ello, esta interpelación fue provocando con el transcurso de los años, una especie de solidaridad política que aquellos grupos abyectos de los procesos técnicos y productivos del sistema heterosexual dominante han venido sistematizando y convirtiendo en teoría política, la cual finalmente con el devenir literario se ha denominado en los circuitos de producción intelectuales y políticos como teoría de lo abyecto, obteniendo legitimidad en el plano no sólo político, sino que también académico, literario y teórico. En tal sentido, las principales referencias bibliográficas se encuentran en pensadoras (es) lesbianas y gays, tales como; Judith Butler7, Monique Wittig8 y David Halperin9, entre otros.
Cabe señalar que, el estudio de la familia homosexual y la producción de subjetividad desplegada en la sociedad actual es parte de un fenómeno inexplorado y desconocido para el trabajo social, pues el imaginario de la familia heterosexual tradicional, si bien continúa siendo hegemónica en términos cuantitativos, ésta asociación nuclear ha devenido en múltiples cambios en los últimos años, en donde se ha producido un advenimiento significativo de familias gays, en las cuales, las funciones maternas y paternas de crianza han sido desarrolladas indistintamente por lesbianas, gays, transgéneros, etc.
De este modo, se torna fundamental el estudio de la familia homosexual para nuestra profesión, ya que siguiendo a Judith Butler, el tema del matrimonio gay suele confundirse cotidiana y fuertemente con el tema del parentesco gay o la adopción homosexual.

Por consiguiente, la profesión del Trabajo Social debería estar llamada a incluirse en este debate político contemporáneo, toda vez que se asume, por un lado, que el matrimonio es y debe seguir siendo por definición, una institución y vínculo exclusivamente heterosexual, y por otro lado, que el parentesco no funciona o no se constituye en cuanto tal a excepción que asuma una forma familiar reconocible10.
De acuerdo a la descripción anterior y a la extensa literatura, podemos advertir que el debate y problemática de la familia gay, nos remitiría a un ámbito de discriminación política y cultural de parte del Estado en su relación con la ciudadanía, puesto que el panorama de las sociedades actuales ha cambiado, no sólo en la forma reconocible de institucionalizar sus relaciones afectiva-sexuales por fuera de las regulaciones estatales (convivencias civiles por fuera del matrimonio) sino que además, lo realmente significativo es que el modelo de familia nuclear tradicional ha cambiado. Por ello, las relaciones de parentesco han dejado de caracterizarse exclusivamente a partir del vínculo biológico, sino que el devenir de estos nuevos parentescos es posible de identificarse preliminarmente como relaciones de parentesco no biológicas, las cuales han excedido las pautas y concepciones jurídicas vigentes.
Por ello, resulta pertinente preguntarse, ¿Por qué sería relevante para el Trabajo Social en la actualidad, explorar el desarrollo de la familia homosexual? ¿Cuáles serían las tensiones políticas que provocaría el desarrollo de la familia homosexual en la sociedad contemporánea? ¿Cómo podría pensarse así mismo el Trabajo Social profesional y la familia en el marco de transformaciones sociales, culturales y políticas acontecidas durante los últimos cincuenta años?, es decir, ¿Cómo se vincularía el Trabajo Social con las nuevas formas de familia institucionales, tales como, el matrimonio gay y las uniones civiles? ¿Qué perspectiva política asumiría la profesión, toda vez que los grupos sexuales minoritarios exijan igualdad de derechos ante la ley y el Estado?

De acuerdo a las interrogantes antes enunciadas, podemos adelantar que las transformaciones culturales y políticas ocurridas en la familia, permitirían repensar el rol del trabajador social y su quehacer profesional bajo un contexto ad hoc, puesto que se ha tendido a creer tradicionalmente que su función social es principalmente el de un ejecutor de procesos técnicos y prácticos, lo que se vería legitimado en una racionalidad práctica de las profesiones11.
Desde esta perspectiva, la división del trabajo social asociado al sentido común, homologado y traducido en criterio técnico-profesional definiría al menos, que la teorización de la realidad es en sí misma una actividad destinada y restringida al campo12 de la sociología o en su suprema condición, a la filosofía profesional.
Lo anterior, se asociaría a cierta contextualización técnica que regiría a las profesiones de las ciencias sociales o del espíritu13, en la cual el trabajo social no estaría exento de dicha dominación y complejidad, ya que en la sociedad contemporánea el pensamiento político de las profesiones va cada día desapareciendo de acuerdo a múltiples razones, entre las cuales, advertimos una profunda tecnificación que ha venido operando en el los diversos mundos de vida cotidianos, a través de un lenguaje eminentemente positivista, el cual ha tendido un profundo manto de dominio, estrictamente técnico y coercitivo, para los más románticos, nostálgicos y críticos de la profesión, o en definitiva, para todos aquél que cuestione sus respectivas prácticas de ejercicio e intervención profesional.

En este sentido, el propósito de este trabajo es la construcción de conocimientos analíticos, teóricos y políticos en torno a la familia homosexual. Esto en nuestra opinión, es en sí mismo un objetivo político, debido a que el escenario social actual se caracterizaría no sólo por una extensa tecnificación del oficio, sino que también por una impresionante despolitización de la subjetividad y de las relaciones sociales. De este modo, para nosotros es de vital importancia contribuir desde donde nos interesa deliberadamente hacerlo, a saber, desde la formación académica del trabajo social profesional.
Por esto, nos hemos planteado indagar conceptual y preliminarmente el complejo fenómeno del poder y la sexualidad, principalmente desde la extensa contribución analítica de Michel Foucault y de las perspectivas teóricas herederas del contexto postestructuralista francés de mayo del “68” ( Foucault, Deleuze, Guattari, Derrida), así como los aportes desarrollados por la teoría queer y algunas concepciones ligadas al pensamiento postfeminista, ya que nos interesa deconstruir políticamente las relaciones sexo-género, sobretodo en lo que se refiere a los elementos políticos que han configurado las complejas dimensiones donde se oculta la dominación. Por lo tanto, nuestro objetivo es desarrollar un argumento teórico-político, local y específico, como una especie de caja de herramientas, tal como advirtieron Foucault y Gilles Deleuze durante el siglo pasado.
En tal sentido, el presente trabajo tiene como objetivo por un lado, presentar un marco de conceptualización teórica para el trabajo social, debido que pensamos contribuir a la discusión académica, política y cultural de las diferentes formas de vida sexual subalternas, disidentes y perisféricas actuales. Por consiguiente, este estudio pretende analizar desde “lo político”, las diversas expresiones corporales de parentesco alternativo, es decir, el estudio de la lesbomaternidad, homoparentalidad y las formas de adopción homosexual, etcétera, en el marco de los discriminatorios formatos de familia, tales como, los proyectos de unión civil y matrimonio gay.

Por otro lado, nos interesa politizar la perspectiva profesional del trabajo social en lo que se refiere al debate de la familia homosexual, promoviendo el diálogo y debate político de la familia en el marco de una sociedad en vías de apertura cultural, que requiere de un proceso profundo de democratización sexual y corporal.
Lo anteriormente mencionado, forma parte de nuestros esfuerzos, ánimos y deseos políticos, para que en el devenir los trabajadores sociales desempeñen en su ejercicio profesional no sólo un discurso político sobre la homosexualidad, en estricta correspondencia a los derechos humanos, sino que además sean capaces de ejercer prácticas culturales y críticas, donde se tienda a desarrollar procesos de integración cultural y democratización del cuerpo en cuanto tal, con el objetivo de fortalecer su igualdad política ante la ley, es decir, el desarrollo legítimo de familias alternativas-entendiendo por ello, a las expresiones de parentesco antes mencionadas- a través de un componente ético profundo, en contra del autoritarismo de las instituciones simbólicas, que sistemáticamente definen las normas y valores sociales, como el lugar privilegiado del poder en donde se entrecruzarían las más discriminatorias, homofóbicas y prejuiciosas relaciones de dominación.
En este sentido, el proceso investigativo ha sido ciertamente significativo, pues nos ha permitido tras una intensa exploración en el campo del poder, el establecimiento de una definición de nuestra problemática teórica, la cual nos permitirá comprender analítica y reflexivamente cómo opera el poder y la dominación desde la sexualidad propiamente tal, es decir, establecer el sentido de la interrogante respecto a ¿cómo se expresaría la política en nuestra sexualidad, sexo, cuerpo y subjetividad?
En este plano la perspicacia analítica de Foucault, su erudición y originalidad intelectual, nos llevaron a conocer su extraordinaria obra de estudio sexual bajo una perspectiva política, que, para el siglo pasado actual ha representado verdaderamente una apertura conceptual sobre la sexualidad, puesto que ha instalado un razonamiento y sospecha respecto a las prácticas discursivas del poder, más allá de las tradicionales perspectivas clásicas y normativas de los campos científicos del saber, tales como, la biología y la psicología. Con ello, nos referimos al genial texto Historia de La Sexualidad, La Voluntad de saber14
Por esto, se hace necesario y relevante reconocerle a Foucault, el mérito que el primer texto sobre la historia de la sexualidad imprimió al mundo homosexual, tras haberle brindado a los estudios sexuales un lugar honorífico en el sitial las ciencias sociales y en la literatura filosófica, puesto que ello se convirtió temáticamente en lo que se conoce actualmente como estudios de género. Así mismo, los estudios de género gay derivaron en lo que la tradición norteamericana y anglosajona denominará como estudios gays y lésbicos (Gays and Lesbians Studies).
Además, es necesario señalar que la voluntad de saber-junto a entrevistas concedidas por Foucault tales como; “La ética del cuidado de sí como práctica de liberación”15 y “No al Sexo Rey”16 - sirvieron de poderoso sustento ético en la autoconcepción sobre lo que significa ser homosexual en el mundo en que vivimos y junto con ello, nuestro autor sin quererlo probablemente, se convirtió con el transcurso del tiempo en un ícono gay mundial para las comunidades homosexuales al revolucionar los estudios sexuales.
En tal sentido, las contribuciones teóricas y políticas de Foucault, nos permitieron llegar a comprender la categoría de sexualidad, como una de las dimensión en donde el poder se ejercería de una de las formas más brutales, ejerciendo un dominio de los cuerpos frecuentemente no politizados en los regímenes políticos actuales, en los cuales no se cuestionaría la sexualidad supuestamente normal de los grupos heterosexuales, porque esta condición básicamente se consideraría como algo dado, natural y normal, puesto que dos personas, tanto hombres como mujeres se relacionarían sexualmente sin ninguna capacidad de juicio o paréntesis crítico.

No obstante, desde nuestra opinión, ésta aparente naturalidad liberal de la heterosexualidad es una práctica sexual dominante e incuestionable, y es precisamente la norma cultural más discriminatoria por definición del modelo de dominación de las sexualidad alternativas o periféricas que vivimos.
De este modo, leyendo a Foucault, nos interesó comprender a la sexualidad no cómo una dimensión de estudio biológica o psicológica, sino que nos sedujo conocerla de un modo revelador, a saber, desde una perspectiva estrictamente política, en donde la sexualidad es considerada como un efecto productivo de discursos, poderes, resistencias, estrategias, dispositivos, conocimientos, exclusiones, sometimientos, empoderamientos culturales y corporales dominantes, etc.

En síntesis, podemos señalar preliminarmente que el estudio actual de las diversas formas de familia homosexual- ya sea la homoparentalidad, lesbomaternanidad o cualquier forma de parentesco como la adopción por citar un ejemplo- forma parte de un intento por otorgarle a la sexualidad, por un lado, una apertura analítica de comprensión política, y por otro lado, un intento de politización por un derecho a producir familias, un derecho que provendría de los cuerpos abyectos en la sociedad que habitamos, esos cuerpos que en el mundo de lo cotidiano están imposibilitados de existir en libertad, y, que en definitiva, no se les permite coexistir con igualdad sus relaciones afectiva y sexuales, sólo por el hecho de ser distintos al resto, ya que la sociedad moderna se ha acostumbrado a aniquilar y administrar de manera hipócrita y moribunda la diferencia, esas diversas expresiones que intentan integrarse a nuestro aburrido y homogéneo mundo. En palabras de Foucault, habría que indagar en nuevas formas de establecer uniones sexuales y vivir nuestro sexo desde otro modo.
  1   2   3   4   5   6   7   8

Añadir el documento a tu blog o sitio web

similar:

Tesis para optar al Título de Asistente Social iconTesis para optar al título de maestria en métodos de investigación social cualitativa

Tesis para optar al Título de Asistente Social iconTesis de grado para optar al título de Doctor en Teología

Tesis para optar al Título de Asistente Social iconTesis para optar el título de Ingeniero de Sistemas, que presenta

Tesis para optar al Título de Asistente Social iconTesis o trabajo de investigación presentada(o) como requisito parcial para optar al título de

Tesis para optar al Título de Asistente Social iconRequisito parcial para optar al título de

Tesis para optar al Título de Asistente Social iconTesis presentada como requisito para optar al Grado de

Tesis para optar al Título de Asistente Social iconTesis para optar por el grado de licenciada en comunicación

Tesis para optar al Título de Asistente Social iconTrabajo de Investigación para optar por el título de Especialistas...

Tesis para optar al Título de Asistente Social iconEntrevistas: 2 (1 Asistente Social y 1 estudiante de Comunicación Social). Producción Integral

Tesis para optar al Título de Asistente Social iconTesis para optar a Master en Ciencias de la Educación
«incidencia de un proceso de valoración reflexiva en la construcción de la comprensión sobre la participación ciudadana crítica»






© 2015
contactos
h.exam-10.com