Uno para cada año, que desarrollan pedagógicamente los temas del Catecismo “Jesús es el Señor” (las parroquias que ofrecen sólo dos años de catequesis pueden prescindir del primer libro). ■ Tres dvds






descargar 86.77 Kb.
títuloUno para cada año, que desarrollan pedagógicamente los temas del Catecismo “Jesús es el Señor” (las parroquias que ofrecen sólo dos años de catequesis pueden prescindir del primer libro). ■ Tres dvds
página1/2
fecha de publicación11.07.2015
tamaño86.77 Kb.
tipoDocumentos
h.exam-10.com > Documentos > Documentos
  1   2
GUÍA PEDAGÓGICA DE “VEN Y SÍGUEME”
1. Introducción
Esta Guía Pedagógica tiene como finalidad ayudar a utilizar con aprovechamiento tanto el Catecismo “Jesús es el Señor” como su desarrollo pedagógico plasmado en la colección “Ven y sígueme”.
Ven y sígueme” es un método de catequesis parroquial y familiar que desarrolla pedagógicamente en tres años el Catecismo Jesús es el Señor por medio de:
Esta Guía Pedagógica, en la que se dan orientaciones muy prácticas a los sacerdotes y a los catequistas sobre el funcionamiento del método.
Tres libros para los niños, uno para cada año, que desarrollan pedagógicamente los temas del Catecismo “Jesús es el Señor” (las parroquias que ofrecen sólo dos años de catequesis pueden prescindir del primer libro).
Tres DVDs, uno por año, para la catequesis en familia. Cada DVD contiene 8 películas de dibujos animados, principalmente sobre relatos de la Biblia. Se añade, además, junto a cada DVD, un CD con 14 canciones, que corresponden a los 14 temas de cada libro.
Cada película y canción del DVD/CD está vinculada a un tema del libro del niño.

La forma de usar las películas del DVD/CD en la catequesis familiar se explica en el propio libro del alumno y en esta Guía.
2. El Catecismo “Jesús es el Señor” y el método “Ven y sígueme”
Jesús es el Señor” es el catecismo oficial de la Conferencia Episcopal Española para la Iniciación cristiana de los niños de 6 a 10 años. Es, por lo tanto, el “instrumento fundamental y privilegiado” para la catequesis de la infancia, pues “tiene por garantes a quienes son los primeros catequistas, los Obispos; contiene la fe de la Iglesia en su totalidad y esta está expuesta de forma adaptada a los niños y según las dimensiones cognoscitiva, celebrativa, oracional y moral” (Guía básica del Catecismo “Jesús es el Señor”, pág. 5)
“Los destinatarios de este catecismo son los niños que acuden a catequesis y tienen edad de participar por primera vez en el sacramento de la Eucaristía. Asimismo, está dirigido a las familias, a los sacerdotes, a los catequistas y a los responsables de la pastoral educativa en su misión de transmitir la fe a los más pequeños” (o. c., pag. 11).
Con los libros del método “Ven y sígueme” la editorial Casals ofrece un desarrollo pedagógico en tres años del catecismo “Jesús es el Señor”, al que no pretenden sustituir, sino servir de apoyo y complemento para un mejor conocimiento e interiorización de los contenidos del mismo.

La presenta GUÍA desea orientar y acompañar al catequista en el uso y conocimiento del catecismo “Jesús es el Señor” y en el de su desarrollo pedagógico “Ven y sígueme”.
El desarrollo pedagógico que ofrece el método “Ven y sígueme” está adecuado gradualmente a las edades de los niños a los que va dirigido aquel catecismo, en el contexto de un itinerario en etapas para la Iniciación cristiana de aquellos.
3. “Ven y sígueme” es un método al servicio de la Catequesis Familiar
El método “Ven y sígueme” parte de la base de que los padres son "los primeros evangelizadores y catequistas de sus hijos" (Concilio Vaticano II, GE, n. 3). Los párrocos y catequistas (y colegios de ideario católico) encontrarán en este método unos materiales pedagógicos modernos e innovadores que les resultarán sencillos y atractivos para la catequesis parroquial (o escolar), y, a la vez, les serán de gran utilidad para ayudar a los padres de familia en la transmisión de la fe a sus hijos, tal como pidió el Papa Benedicto XVI en Valencia en el Encuentro Mundial de las Familias (julio, 2006).
Aunque en nuestros días, desgraciadamente, ha descendido la práctica de la vida cristiana en muchas familias, es fundamental

que las parroquias (y las escuelas de ideario católico, en su caso) se sientan “llamadas a colaborar como redes de apoyo para el crecimiento de la familia en la fe” (Benedicto XVI, Valencia, 8-VII-06), pues sólo la familia que crece en la fe está en condiciones de poder trasmitirla a sus hijos.
Es manifiesto el interés del Papa en que se ayude a los padres de familia en esta insustituible tarea, como puso de manifiesto, por ejemplo, en este discurso:
«Queridos padres, quisiera exhortaros encarecidamente a ayudar a vuestros hijos a creer, a acompañarlos en su camino hacia la primera Comunión, un camino que sigue también después, a acompañarlos en su camino hacía Jesús y con Jesús. Os pido que vayáis con vuestros hijos a la Iglesia para participar en la celebración eucarística del domingo... Queridos pastores de almas y todos vosotros que colaboráis en la parro­quia, os pido que hagáis todo lo posible para que la parroquia sea una patria interior para la gente, una gran familia, en la que experimenten a la vez esta familia aún más amplia que es la Iglesia universal, aprendiendo mediante la liturgia, mediante la catequesis y mediante todas las manifes­taciones de la vida parroquial, a caminar juntos por la senda de la vida ver­dadera». (Benedicto XVI, Munich, 10-IX-2006).
4. Características del método “Ven y sígueme”
Por todo lo dicho hasta ahora, es fácil deducir las características principales del método “Ven y sígueme”:


  1. Es un método al servicio del nuevo catecismo “Jesús es el Señor”, al que sirve como complemento y desarrollo pedagógico.

  2. Es un método que facilita la programación de la catequesis de preparación de la Primera Comunión en dos o tres años.

  3. Es un método al servicio de la catequesis parroquial y de la Iniciación cristiana de los niños.

  4. Es un método al servicio de la catequesis familiar, que facilita la propia formación de los padres de familia y les proporciona unos recursos pedagógicos atractivos y de fácil manejo.

  5. Es un método moderno e innovador con importante apoyo audiovisual.

  6. Es un método que concede una gran importancia al testimonio de los personajes bíblicos y de los santos.

  7. Es un método que potencia el papel de la memoria en el aprendizaje de las oraciones y de las fórmulas de fe.

  8. Es un método estructurado en torno a la Historia de la Salvación, cuyo centro es Jesucristo.


A través de los temas del Catecismo “Jesús es el Señor” y del método “Ven y sígueme”, “los niños conocerán los ejemplos de fe, amor y obediencia al Padre de manos de los gran­des personajes de la Historia de la Salvación: Abraham, Moisés, David, María y, sobre todo, de manos del mismo Jesús. Reconocerán la importancia de la Palabra de Dios, llevándoles a confrontar su vida con la Sagrada Escritura. Esto conducirá a una primera profesión de fe en Dios Padre y en Jesucristo, su Hijo, tanto en las celebraciones como en la vida, siendo testi­gos de Jesús ante amigos y familiares” (Guía básica del Catecismo “Jesús es el Señor”, pag. 18).
5. Estructura y programación de los libros “Ven y sígueme”
Como se acaba de decir, los tres libros “Ven y sígueme” se estructuran en el contexto de la Historia de la Salvación, con la Revelación de Dios, Creador y Padre, y de su proyecto de Salvación realizado a lo largo de los siglos, que culmina con la venida al mundo de su Hijo, Jesucristo, el cual nos ha dejado la Iglesia como Pueblo de Salvación.
Esta es nuestra propuesta de programación:




Ven y sígueme 1


Ven y sígueme 2


Ven y sígueme 3


Objetivo general: Crecer en el amor a Dios como Padre y encontrarse con Jesús en los Evangelios.
Línea argumental del curso: Las celebraciones del Año litúrgico y la celebración del día del Señor.



Objetivo general: Iniciarse en la formación de la conciencia y en el Sacramento de la Penitencia.

Línea argumental del curso: Aprender a vivir los Mandamientos de la ley de Dios y el Mandamiento del Amor.



Objetivo general: Reconocer a Jesucristo muerto y resucitado como centro de nuestra fe y celebrar el día del Señor.
Línea argumental del curso: Acrecentar el amor y la fe en el Sacramento de la Eucaristía para preparar muy bien la Primera Comunión.



1º Trimestre
1. Somos cristianos

2. Dios nos ha hablado

3. Dios es nuestro Padre y Creador

4. Los hombres se apartaron de Dios

5. La primera Navidad
2º Trimestre
6. La Familia de Jesús

7. Jesús es Dios y hombre

8. Los amigos de Jesús

9. Jesús celebra la Eucaristía

10. Jesús muere en la cruz
3º Trimestre
11. Jesús ha resucitado

12. Participamos en la Eucaristía

13. La Iglesia y la fraternidad

14. La Virgen María es nuestra Madre



1º Trimestre
1. La Iglesia es una gran familia

2. Nuestros primeros padres

3. Moisés y los Diez Mandamientos

4. Los Jueces y los Reyes de Israel

5. Jesús nace en Belén
2º Trimestre
6. El Bautismo de Jesús

7. El Mandamiento del Amor

8. Amamos a Dios y a nuestros padres

9. Amamos a los demás

10. El pecado y la conversión
3º Trimestre
11. El sacramento de la Penitencia

12. «Yo soy la resurrección y la vida»

13. Jesús nos envía el Espíritu Santo

14. Jesús nos habla de la vida eterna


1º Trimestre
1. Voy a recibir mi Primera Comunión

2. Primer pecado y promesa del Salvador

3. Abraham, nuestro padre en la fe

4. Los Profetas, mensajeros de Dios

5. Celebramos la Navidad
2º Trimestre
6. Los Mandamientos y las Bienaventuranzas

7. Jesús nos habla en parábolas

8. Jesús nos enseña a orar

9. “Yo soy el Pan de Vida”

10. Pasión y muerte de Jesús
3º Trimestre
11. La resurrección de Jesús

12. Cómo participar en la Santa Misa

13. Somos Iglesia

14. El mes de María




Tres celebraciones litúrgicas (ver el apartado 13).



Tres celebraciones litúrgicas (ver el apartado 13).



Tres celebraciones litúrgicas (ver el apartado 13).



6. Sugerencias sobre la preparación y recepción de los Sacramentos de la Penitencia y de la Eucaristía
a) Sobre el Sacramento de la Penitencia:
Como se puede observar en el cuadro anterior, el curso “Ven y sígueme 2” está orientado a la formación de la conciencia moral del niño y a la recepción del sacramento de la Penitencia. Respecto a este sacramento conviene recordar que siguen vigentes las disposiciones del Decreto Quam Singulari, que establece que los niños se acerquen a este sacramento en la edad de la discreción (“cuando el niño empieza a raciocinar, esto es, hacia los siete años, más o menos”).
El Código de Derecho Canónico de 1982, promulgado por Juan Pablo II, ha acogido plenamente las enseñanzas de aquel santo Pontífice y establece que: “los padres, en primer lugar, y quienes hacen sus veces, así como también el párroco, tienen obligación de procurar que los niños que han llegado al uso de razón se preparen convenientemente y se nutran cuanto antes, previa Confesión sacramental, con este alimento divino (la Eucaristía) (canon 914).

Además, conviene recordar que el canon 989 establece que “todo fiel que haya llegado al uso de razón está obligado a confesar sus pecados graves al menos una vez al año”. Este antiguo “mandamiento de la Iglesia” no siempre ocupa el lugar que le debería corresponder en las catequesis actuales. El planteamiento de muchas de las catequesis de hoy no apunta a preparar a los niños para que reciban el sacramento de la Penitencia en la edad del uso razón, sino dos o tres años después.
¿Hay razones de peso que justifiquen esta praxis pastoral tan extendida? Las que se aportan no parecen muy convincentes, pues suelen ser: o bien, una concepción excesivamente psicologista del sacramento de la Reconciliación; o bien, la opinión muy generalizada de que los niños de estas edades son incapaces de cometer pecados graves. En todo caso, esas praxis denotan una falta de aprecio hacia el sacramento de la Penitencia.
Ante esta situación bastante general, conviene que nos preguntemos: ¿Es que los niños y niñas de hoy ya no necesitan la gracia sacramental al llegar al uso de razón? Estos niños y niñas -tan precoces para los videojuegos, internet, la música, los deportes, los idiomas, etc.-, ¿no precisan la ayuda sobrenatural de la gracia para fortalecer su fe, su voluntad, su lucha contra las tentaciones y su piedad desde que son capaces de distinguir el bien y el mal en su conciencia, es decir desde que alcanzan el uso de razón? Recibir el sacramento de la Penitencia hacia los siete u ocho años (con la debida catequesis preparatoria) es lo que han hecho millones de niños católicos durante siglos, en los que la fe cristiana estaba bastante más firme que en los tiempos de hoy.
En nuestra propuesta de catequesis de Iniciación cristiana de “Ven y sígueme” sugerimos que el segundo curso de catequesis vaya dirigido, siguiendo los correspondientes temas del catecismo “Jesús es el Señor”, a iniciar a los niños en la formación de la conciencia y en el Sacramento de la Penitencia. Para ello, deberían dedicarse algunas catequesis a enseñar a los niños cómo han de vivir los Mandamientos de la ley de Dios y el Mandamiento del Amor, los conceptos de pecado y de conversión, y la maravillosa condescendencia de Dios con el pecador que se manifiesta en el sacramento de la Reconciliación o Penitencia, que es, ante todo, un encuentro con Jesucristo y su amor Misericordioso que nos acoge, perdona y fortalece para la lucha cristiana.
b) Sobre el Sacramento de la Eucaristía:
Preparados con la gracia sacramental de la Penitencia, los niños podrían acceder al tercer curso, que tiene como fin ayudarles a avanzar decididamente en su encuentro personal con Jesucristo, fortalecer su vida cristiana (virtudes y oración), y acrecentar en ellos el amor y la fe en la Eucaristía para preparar muy bien su Primera Comunión y su futura vida cristiana.
En este encuentro personal con Jesucristo, convendrá destacar la importancia del domingo como día del Señor. No obstante, los catequistas han de tener presente que el precepto dominical comienza a obligar a los niños a la edad del uso de razón, como las demás leyes eclesiásticas, que les obligan “siempre que tengan uso de razón suficiente y (…) hayan cumplido siete años
(CIC, canon 11). Esta ley de la Iglesia ha sido sustituida por la praxis, cada vez más frecuente, de no pedir a los niños (ni a sus padres) el cumplimiento del precepto dominical hasta la Primera Comunión, lo que retrasa hasta los nueve o diez años el cumplimiento del precepto, resultando muy difícil que, a esa tardía edad, adquieran el hábito de participar en la Misa dominical, tan expresamente solicitado por los últimos Papas y, muy recientemente, por los Obispos de España.
La falta de exigencia –o exigencia tardía- del precepto dominical puede ser una de las causas por las que bastantes niños y niñas asisten algunos domingos a Misa con sus padres al acercarse la Primera Comunión y, poco tiempo después de recibirla, dejan de asistir.

7. Correspondencia de “Jesús es el Señor” con los libros “Ven y sígueme”
(ESTE APARTADO SE INCLUIRÁ PROXIMAMENTE)

8. ¿Cómo utilizar los materiales del método “Ven y sígueme” en la catequesis parroquial (o escolar)?

La primera cuestión es aprender a utilizar bien el libro del alumno. Cada tema se ha previsto para dos sesiones de catequesis, es decir para dos semanas, en el caso de que la catequesis sea semanal.
1ª sesión de catequesis
Página inicial
Ana, Manu y Felipe son los protagonistas de una serie de aventuras, que tienen lugar en Santa Clara, el pueblo imaginario en el que viven, junto con sus familias y amigos. Estos personajes son lo que aparecen en las películas del DVD correspondientes al libro “Ven y sígueme 1”. Teniendo en cuenta que, en principio, los personajes ya se han conocido en el nivel 1, en los libros 2 y 3 se han mantenido los mismos personajes.
Es importante la forma de iniciar cada tema. Para ello, convendrá fijarse bien en el título del tema y comprobar que los niños entienden su significado. Luego, podemos llevar su atención al dibujo para que capten su sentido; para ello, resultará útil hacer a los niños algunas preguntas: ¿Quiénes aparecen en el dibujo? ¿Qué están haciendo?, etc.
A continuación pasamos a leer el texto escrito; lo puede leer uno de los niños o el catequista, mientras los demás escuchan. Terminada la lectura, pasamos a las preguntas del apartado “Dialogamos”. Conviene que el catequista haga estas preguntas de un modo informal; no se pretende ahora profundizar en el tema sino introducir en él a los niños. Es posible que a alguno de los niños se le ocurra hacer alguna pregunta al catequista; si, a juicio del catequista, la pregunta es certera, convendrá responder, pero de forma breve y siempre con la idea de que nos estamos introduciendo brevemente en el tema.
Apartado “Palabra de Dios”
Este apartado tiene una especial importancia pues la fuente de la que la catequesis toma su mensaje es la Palabra de Dios. “La Sagrada Escritura y la Tradición constituyen el único depósito sagrado de la Palabra de Dios confiado a la Iglesia” (Juan Pablo II, CT, 27).

Cada uno de estos apartados remite al catecismo “Jesús es el Señor”, cuya lectura se completa con una breve narración bíblica de “Ven y sígueme”, convenientemente ilustrada. Todo ello tiene como finalidad ayudar al niño a reflexionar sobre la Palabra de Dios y aplicársela a su vida. Las actividades que van al final de este apartado ayudarán al niño a conseguir una mejor interiorización y comprensión de la Palabra de Dios. El catequista debe orientar a los niños en la realización correcta de estas actividades.

Antes de terminar esta sesión, convendrá dar a los niños algunas orientaciones para las tres páginas restantes que deben trabajar en casa con sus padres en la Catequesis Familiar. Conviene que el catequista vaya revisando las actividades que los niños van realizando en la Catequesis Familiar y comentar brevemente con ellos cómo les va. Es bueno que el catequista destaque las mejores aportaciones de cada niño para que, de este modo, aprendan todos a trabajar cada vez mejor.
2ª sesión de catequesis
Apartados: Celebramos, Cantamos, Mi respuesta a Dios y Aprendo y recuerdo
Podemos comenzar recordando brevemente lo tratado en la sesión anterior y comentando con ellos cómo les va en la Catequesis Familiar y qué actividades han realizado en su casa.
Celebramos
En este apartado se trata de ver cómo esa Palabra de Dios es celebrada en la liturgia de la Iglesia y en la vida de los cristianos. Unas veces, será haciendo referencia a la celebración de una fiesta del año litúrgico, otras por medio de una acción litúrgica o de una oración de los cristianos. Una de las tareas principales de la catequesis es enseñar a orar a los niños mediante la alabanza a Dios, las acciones de gracias, las peticiones, etc. En casi todos los temas se remite en este apartado a la lectura directa del catecismo “Jesús es el Señor”.
Cantamos
Las canciones del método “Ven y sígueme” han sido compuestas en su mayoría con una finalidad catequética y como un complemento musical de cada tema. Cada canción es una continuación del apartado “Celebramos” y en ese contexto de oración se ha de escuchar o aprender a cantar. Estas canciones ayudarán a los niños a recibir con alegría la Palabra de Dios que se les trasmite en cada tema. Si el catequista conoce un poco de música puede acompañarse con un instrumento musical, como la guitarra. Para ayudarle, se ofrece el pentagrama con las notas de cada canción.
Mi respuesta a Dios
Ahora es el momento de hacer ver a los niños cómo pueden aplicar a su vida la Palabra de Dios. Después de una breve reflexión, se les invita a pensar en cómo cada uno de ellos puede imitar el ejemplo de Jesús y de los santos, asumir comportamientos de vida cristiana, acogida de la Palabra, confianza, alabanza, don de sí…. El catequista -dialogando con los niños- les podrá ayudar a descubrir algún propósito o compromiso para luchar y mejorar a lo largo de la semana. La realización de las actividades ayudará al niño a fijar con más firmeza sus propósitos de vida cristiana.
Aprendo y recuerdo
Como síntesis doctrinal del tema, se recomienda que el niño aprenda de memoria algunas fórmulas de fe del Catecismo “Jesús es el Señor”. El ejercicio de la memoria a estas edades, sin abusar de él, es una gran ayuda para un aprendizaje eficaz (ver, por ejemplo, lo que dice sobre esto el Directorio General de Catequesis, nn. 154y 155).
Antes de terminar esta segunda sesión, convendrá dar a los niños algunas orientaciones para las páginas de “Catequesis en familia”, que deberán trabajar en casa con sus padres.
9. ¿Cómo hacer la Catequesis Familiar en el hogar?
Las tres páginas siguientes se dedican a las actividades para la Catequesis Familiar.
Pero antes de comentar cómo se pueden trabajar estas páginas, conviene volver a subrayar la importancia de la Catequesis Familiar, es decir la que deben hacer los padres cristianos con sus hijos. El niño, hijo de Dios por el don del Bautismo, es considerado por Cristo miembro privilegiado del Reino de Dios; por tanto, quienes le han acercado a las fuentes del Bautismo para que reciba el don de la fe, tienen el deber de seguir alimentándola continuamente.
Benedicto XVI enseña que “la familia cristiana es el lugar del primer anuncio de la fe a los hijos”. Y Juan Pablo II escribió que la forma fundamental de catequesis es la Catequesis Familiar, es decir, la catequesis que hacen los padres con sus propios hijos (cfr. Encíclica Redemptor Hominis, n. 19); y llegó a enseñar que “la catequesis familiar debe preceder, acompañar y enriquecer cualquier otra forma de catequesis” (Catechesis tradendae”, ver los nn. 36, 37 y, sobre todo el 68).
  1   2

Añadir el documento a tu blog o sitio web

similar:

Uno para cada año, que desarrollan pedagógicamente los temas del Catecismo “Jesús es el Señor” (las parroquias que ofrecen sólo dos años de catequesis pueden prescindir del primer libro). ■ Tres dvds iconNo hay que comprar los libros que vienen en edición trimestral (tres...

Uno para cada año, que desarrollan pedagógicamente los temas del Catecismo “Jesús es el Señor” (las parroquias que ofrecen sólo dos años de catequesis pueden prescindir del primer libro). ■ Tres dvds iconNo hay que comprar los libros que vienen en edición trimestral (tres...

Uno para cada año, que desarrollan pedagógicamente los temas del Catecismo “Jesús es el Señor” (las parroquias que ofrecen sólo dos años de catequesis pueden prescindir del primer libro). ■ Tres dvds iconVivas, activas, necesarias, las lenguas -como los seres humanos-...

Uno para cada año, que desarrollan pedagógicamente los temas del Catecismo “Jesús es el Señor” (las parroquias que ofrecen sólo dos años de catequesis pueden prescindir del primer libro). ■ Tres dvds iconEl baloncesto es un juego en el que se enfrentan dos equipos, de...

Uno para cada año, que desarrollan pedagógicamente los temas del Catecismo “Jesús es el Señor” (las parroquias que ofrecen sólo dos años de catequesis pueden prescindir del primer libro). ■ Tres dvds iconResumen: Se divide en tres partes: La primera parte (las primeras...

Uno para cada año, que desarrollan pedagógicamente los temas del Catecismo “Jesús es el Señor” (las parroquias que ofrecen sólo dos años de catequesis pueden prescindir del primer libro). ■ Tres dvds iconGuia de temas y autores para cada uno de ellos

Uno para cada año, que desarrollan pedagógicamente los temas del Catecismo “Jesús es el Señor” (las parroquias que ofrecen sólo dos años de catequesis pueden prescindir del primer libro). ■ Tres dvds iconEn sólo unos 30 minutos usted puede descubrir los principios más...

Uno para cada año, que desarrollan pedagógicamente los temas del Catecismo “Jesús es el Señor” (las parroquias que ofrecen sólo dos años de catequesis pueden prescindir del primer libro). ■ Tres dvds iconQue al Señor Don Fernando VII hacen en 12 de abril del año de 1814...

Uno para cada año, que desarrollan pedagógicamente los temas del Catecismo “Jesús es el Señor” (las parroquias que ofrecen sólo dos años de catequesis pueden prescindir del primer libro). ■ Tres dvds icon“La participación de los padres de los alumnos de primer año de preparatoria...

Uno para cada año, que desarrollan pedagógicamente los temas del Catecismo “Jesús es el Señor” (las parroquias que ofrecen sólo dos años de catequesis pueden prescindir del primer libro). ■ Tres dvds iconAdn de esta larga familia. Llegaron a Madrid en el 63 para abrir...






© 2015
contactos
h.exam-10.com