Historia de la Educación y la Pedagogía, de Lorenzo Luzuriaga. Página N° 1






descargar 1.79 Mb.
títuloHistoria de la Educación y la Pedagogía, de Lorenzo Luzuriaga. Página N° 1
página14/35
fecha de publicación28.05.2015
tamaño1.79 Mb.
tipoDocumentos
h.exam-10.com > Historia > Documentos
1   ...   10   11   12   13   14   15   16   17   ...   35

Guarino de Verona (1374-1460), discípulo del primer griego que enseñó en Italia,

Crisolaras, fue profesor de este idioma en Florencia, Venecia y Verona, y educador del hijo

del príncipe de Ferrara. Acentuó en la educación el valor de la lengua y la cultura helénicas

y latinas e insistió en la necesidad de conocer la gramática y la retórica. Su hijo escribió un

breve tratado Sobre el método de enseñar y de leer los autores clásicos en el que se exponen

las ideas de su padre sobre este punto.

Pedro Pablo Vergerio (1370-1444), contemporáneo de Guarino y de da Feltre,

difiere sin embargo de ellos por su apego excesivo a las letras clásicas, considerándolas

como fines en sí. Escribió una obra Sobre las costumbres nobles y los estudios que

competen a los hombres libres.

Vittorino da Feltre (1373.1446). Discípulo en lengua griega de Guarino, enseñó

gramática y matemáticas durante veinte años en Padua; allí se le confió la educación de los

hijos del príncipe Juan Francisco Gonzaga. En Padua también abrió una escuela, que ya

hemos mencionado, la Casa Giocosa, en la que enseñó a los hijos de los príncipes, de los

nobles y de gente humilde durante veintidós años. Fue en realidad la primera escuela nueva

Historia de la Educación y la Pedagogía, de Lorenzo Luzuriaga. Página N° 77

Transcrito por el Profesor y abogado Dr David Torruella Placencia

de Europa, donde se enseñaba en un ambiente de libertad, la cultura clásica y la fe cristiana

y se atendía a la vida entera de los alumnos con la música, los ejercicios físicos, la poesía,

las ciencias, etc., creando finas y equilibradas personalidades.

León Bautista Alberti (1404.1472), revela una mayor personalidad en su actuación

y en su obra de la familia, en la que trata de la educación de los niños. Recomienda en ella

el empleo de la lengua materna, compatible con las clásicas, así corno los ejercicios

corporales, pues la quietud hace daño a los niños y en cambio el ejercicio les favorece. "No

es necesario decir -advierte- todo lo útil que resulta el ejercicio y cuán necesario es a todas

las edades, especialmente a los jóvenes. La naturaleza se vivifica, los nervios se

acostumbran a la fatiga, cada miembro se fortifica y se aligera la sangre". Esta

recomendación de la actividad la extiende Alberti a la educación intelectual. "Ninguna

fatiga, si así podemos llamarle en lugar de recreto y deleite de alma y del intelecto, hay que

sea tan premiada como la que consiste en leer y rever cosas buenas".

En general, los teóricos de la educación humanista italiana, carecieron en sus obras

pedagógicas de la originalidad que tuvieron sus artistas y maestros. Aquellos siguieron más

bien al pseudo Plutarco y sobre todo a Cicerón y Quintiliano, que fue su principal

inspirador.

2. LA EDUCACIÓN HUMANISTA EN LOS PAÍSES NÓRDICOS

El Renacimiento pasó en el siglo XV de Italia al resto de Europa. Aquí adquirió un

carácter más intelectual y escolar que en Italia; fue algo más aprendido que vivido. Se

introdujo por los Países Bajos, cuyas ciudades mercantes reproducían en cierto modo las

condiciones de las italianas. Los comienzos del movimiento humanista habían sido

realizados antes en Holanda por medio de una Orden de los Jeronimianos, los "Hermanos

de la vida en común" fundada por Gerardo de Grote, en el siglo XIV en Deventer, la cual se

extendió poco a poco por toda Holanda y el occidente de Alemania. Al principio esta Orden

se preocupó sólo de la educación moral y religiosa, con Tomás Kempis, pero después se

interesó cada vez más por los estudios humanistas, sobre todo en el rectorado de Alejandro

Hegius, que la dirigió de 1465 a 1498.

Las escuelas de los "Hermanos de la vida en común" se organizaron sobre la base de

los estudios humanistas y religiosos; su programa comprendía el latín y el griego, la lógica

y la retórica, el estudio de Euclides, Aristóteles y Platón, y la teología y el derecho romano.

Las escuelas se dividían en ocho cursos graduados, y cada uno de ellos en varias clases

cuando el número de alumnos era grande. También utilizaban textos escolares y ediciones

de clásicos publicados por la Orden. Lo importante en ella sin embargo, más que su

organización, fue el número de personalidades que colaboraron, la dirigieron o surgieron de

ella, como Hegius, Agrícola, Sturm y sobre todo Erasmo.

Historia de la Educación y la Pedagogía, de Lorenzo Luzuriaga. Página N° 78

Transcrito por el Profesor y abogado Dr David Torruella Placencia

Aparte de las escuelas de la Orden, en Alemania surgieron otras escuelas

municipales, con enseñanza primaria y secundaria, y otras de este último carácter que

tuvieron una influencia enorme no sólo en aquel país, sino en toda Europa, los Gimnasios o

Colegios secundarios. Este tipo de escuelas se basaba en la enseñanza del latín y el griego,

pero daban también la de las restantes materias humanistas. De ellas se hablará después al

tratar de la Reforma protestante, ya que coincidieron o fueron desarrolladas principalmente

por ésta.

Entre los educadores y pedagogos humanistas germánicos merecen citarse los

siguientes:

Rodolfo Agrícola (1433-1485), el verdadero fundador de la cultura humanista

germánica más que por sus escritos pedagógicos, que no han llegado a nosotros, por su

personalidad y por su actuación literaria. Sus ideas las ha expuesto en su "Carta" a un joven

patricio de Amberes con el título de Jormando studio, en la que antepone el estudio de la

filosofía a las demás materias porque ella enseña a pensar y juzgar rectamente, a expresarse

con acierto y a obrar moralmente. Para esto sirve el conocimiento de los clásicos, que

deben ser también traducidos a la lengua materna. Para aprender bien se requieren tres

condiciones: comprender lo que se lee y aprende; retener en la memoria lo que se ha

comprendido y producir o aportar algo personalmente. Como los demás humanistas de la

época, no dio en cambio importancia al estudio de la naturaleza.

Jacobo Wimpfelin (1450-1528), más educador que Agrícola, se le puede

considerar como el primer pedagogo humanista germánico, que luchó contra las

desviaciones de la vida religiosa de su época y que en su Colegio de Estrasburgo constituyó

el centro de los esfuerzos humanistas. Escribió varias obras: Isidoneus germanicus

(Iniciación de la juventud alemana), Adolescencia y Germania. Para él lo decisivo es la

formación moral y religiosa: los clásicos deben ser seleccionados conforme a ella. En su

libro el Preceptor germánico trata de las condiciones que debe reunir el maestro.

Joham Reuchlin (1455-1522), defensor de la enseñanza del hebreo, junto al latín y

al griego, entre las humanidades, con lo que preparó el estudio directo de la Biblia y con

ello el de la Reforma religiosa, a la que se opuso sin embargo. Pero al mismo tiempo luchó

también contra la escolástica y la teología dogmática y contra las órdenes religiosas

degeneradas en la época, coincidiendo en esto también con Erasmo.

Erasmo (1467-1536). El más grande de los humanistas y el más importante de los

pensadores del Renacimiento nórdico, nació en Rotterdam (Holanda), pero en su vida fue

cosmopolita, pues vivió y trabajó en los principales países de Europa. Estudió en la escuela

de Deventer de los "Hermanos de la vida en común"; se hizo fraile y después sacerdote y

fue a estudiar a la universidad de París. Luego pasó a Inglaterra e Italia para perfeccionar

sus estudios clásicos, y más tarde a Lovaina, terminando su vida en Basilea (Suiza) en

1536.

Es imposible en poco espacio narrar la labor educativa y pedagógica de Erasmo. En

todos los países que visitó actuó a la vez como erudito, sabio y profesor. Así en Inglaterra

enseñó en la Escuela de San Pablo y en la Universidad de Cambridge y en Lovaina en el

Historia de la Educación y la Pedagogía, de Lorenzo Luzuriaga. Página N° 79

Transcrito por el Profesor y abogado Dr David Torruella Placencia

Colegio Trilingüe. Pero sobre todo fue un estudioso, un investigador en todos los ramos del

saber incluido la educación. A ésta dedicó algunos de sus más importantes trabajos entre

los cuales se cuentan los Coloquios, un libro de texto para la enseñanza del latín, La

educación del hombre cristiano, sobre el método de estudio, y Sobre la educación liberal

para niños.

En sus ideas pedagógicas sigue muy de cerca a Quintiliano, aunque naturalmente

adaptándolas a las suyas propias y a las circunstancias de su tiempo. Para él el fin de la

educación es "primero que el joven espíritu pueda recibir las semillas de la piedad; después

que pueda amar y aprender perfectamente los estudios liberales; tercero, que pueda ser

preparado para los deberes de la vida y cuarto, que desde sus primeros estudios sea

acostumbrado a los rudimentos de las buenas manera"1. La educación debe comenzar desde

la primera infancia, y en ella se deben aprender las palabras antes que las ideas o las cosas.

Pero el idioma, empezando por el latín, se ha de aprender por medio del ejercicio y no por

la gramática. Realza la necesidad de tener maestros bien preparados. Asigna también un fin

social a la educación y la obligación de que los gobernantes y los eclesiásticos se preocupen

de ella. El mayor interés de Erasmo era sin duda los estudios literarios, pero también se

ocupó de los religiosos; como es sabido tradujo al griego el Nuevo Testamento, pero criticó

acerbadamente la educación religiosa de su época. En general Erasmo falló, como todo su

tiempo, en reconocer el valor de la lengua materna y el de las materias científicas, realistas,

en la educación, aunque recomendó insistentemente que la enseñanza fuera agradable y

atractiva.

3. LA CULTURA HUMANISTA EN ESPAÑA

La cultura humanista en España se inició a fines del siglo XV y se desarrolló en el XVI.

Como en todos los países, su origen se halla en Italia y tuvo también un carácter

minoritario. El humanismo en España adoptó asimismo las ideas de Erasmo, quien influyó

en un grupo selecto de aristócratas, eclesiásticos y escritores. Los humanistas españoles

fueron principalmente literatos, gramáticos y religiosos, y en menor proporción pensadores

y educadores. Sin embargo, hubo un movimiento humanista importante, que se centró en la

creación de la Universidad de Alealá, por el eminente Cardenal Cisneros en 1500, y en la

organización en ella del famoso Colegio Trilingüe, donde se enseñaba el latín, el griego y el

hebreo. Allí se elaboró también la célebre Biblia políglota, que ha sido uno de los

monumentos del humanismo, y que no le quedó en zaga a la traducción de Erasmo. Otro

centro de humanismo, más limitado, fue la Universidad de Salamanca, donde enseñaron

algunos famosos humanistas como Fray Luis de León y Francisco de Vitoria.

1 Erasmo, De civilitate morum puerilium.

En el resto de las escuelas continuaron predominando la cultura escolástica y los

métodos tradicionales con algunas modificaciones introducidas por los humanistas. En

general, el humanismo español presenta una transición de la cultura medieval a la clásica,

con su carácter predominantemente literario y artístico, aunque con bastantes aportaciones

Historia de la Educación y la Pedagogía, de Lorenzo Luzuriaga. Página N° 80

Transcrito por el Profesor y abogado Dr David Torruella Placencia

científicas, sobre todo en el campo de los estudios geográficos y cartográficos, que se

desarrollaron especialmente con el descubrimiento de América, el cual en realidad es un

fruto del Renacimiento.

Entre los humanistas que más se distinguieron en España hay que contar ante todo

al gran filólogo Antonio de Nebrija (1444-1522), que había estudiado en Italia, y que fue el

creador de la moderna gramática española; a los hermanos Valdés, uno de los cuales, Juan,

fue el gran escritor, autor del Diálogo de la lengua, que es un texto clásico de la lengua

castellana; a Francisco de Vitoria (1486-1546), uno de los fundadores del derecho

internacional moderno; a Pedro Simón de Abril (1530-1590), traductor de textos griegos y

latinos; a Arias Montano (1527-1598), autor de una nueva versión de la Biblia; al gran

escritor Fray Luis de León (1527-1591), y otros. Entre los educadores humanistas figura en

primer lugar:

Juan Luis Vives (1492-1540). El más grande de los humanistas españoles y uno de

los mayores europeos, que puede paragonarse con Erasmo, Rabelais o Montaigne, nació en

Valencia el mismo año del descubrimiento de América. De familia noble, aunque pobre,

estudió en las escuelas de su ciudad natal y en 1509, a los diecisiete años, se trasladó a

París, donde cursó durante cinco años, pero que acabó por abandonar a causa del carácter

escolástico y atrasado de su Universidad. De allí se dirigió a Brujas y a Lovaina, donde

conoció y trató a Erasmo y donde fue nombrado profesor de la Universidad. Invitado en

1533 por el célebre Cardenal Wolsey fue a Inglaterra, donde encontró una acogida cordial

por sus reyes Enri

que VIII y Catalina de Aragón, su compatriota- y por parte de la Universidad de Oxford,

que le nombró profesor. Permaneció en Inglaterra varios años hasta que por la ruptura del

rey con su esposa, a quien Vives defendía, tuvo que abandonar el país, volviendo a Brujas.

Allí permaneció varios años, haciendo viajes por Europa y sufriendo adversidades hasta

que falleció en aquella ciudad en 1531. Entre sus obras pedagógicas más importantes hay

que contar: De la razón del estudio pueril, De tradentis disciplínis (Del modo de enseñar las

ciencias), De alma y vida y De la instrucción de la mujer cristiana.

Vives fue influido en sus ideas pedagógicas por Quintiliano y Erasmo, pero tuvo sus

caracteres propios. En este sentido dice el profesor William Boyd: "No debe pensarse que

Vives reproducía simplemente la enseñanza de Erasmo. En materia de educación, Vives fue

el más original de los dos" 1. Uno de los rasgos más esenciales de la pedagogía de Vives, y

que le da un aire más moderno, fue su aplicación de la psicología a la educación. La

enseñanza para él debe partir de las impresiones o sensaciones para llegar a la imaginación

y de ésta a la razón; por ello hay que pasar de los hechos individuales a los grupos, de los

hechos -particulares a los universales. Así también recomienda el estudio psicológico de los

alumnos. "Cada dos o tres meses -dice los maestros deliberarán con paterna] afecto y grave

discreción el espíritu de sus alumnos y asignarán a cada uno aquel trabajo para el que

parezcan más adecuados".

Respecto al método de enseñanza, Vives recomienda el partir de los objetos sensibles,

naturales para llegar a las ideas. "La juventud -dice- encontrará el estudio de la naturaleza

más fácil que un asunto abstracto, porque sólo necesita la aplicación de los sentidos. . . Lo

Historia de la Educación y la Pedagogía, de Lorenzo Luzuriaga. Página N° 81

Transcrito por el Profesor y abogado Dr David Torruella Placencia

que conocemos de la naturaleza lo hemos obtenido en parte por los sentidos, en parte por la

imaginación, aunque la razón haya intervenido como guía de los sentidos".

Vives recomienda también el uso de la lengua materna en la enseñanza de las lenguas

clásicas. "El maestro -dice debe tener un conocimiento exacto de la lengua vernácula de los

muchachos' de modo que pueda enseñar más apta y fácilmente las lenguas clásicas. Pues si

no hace uso de las palabras debidas en la materia

que está enseñando, llegará ciertamente a desorientar a los jóvenes. Estos tampoco

comprenderán nada propiamente si no se les explica perfectamente cada palabra".

1 William Boyd, The History of the Western Education.

Finalmente, Vives recomienda el empleo del método inductivo y experimental, en

contraste con el puro deductivo y dialéctico de su tiempo: "Al enseñar las artes advierte

recogeremos muchos experimentos y observaremos las experiencias de muchos maestros de

suerte que puedan obtener de ellos reglas generales. Si algunos de los experimentos no

concuerdan con la regla, ha de anotarse también. Si hay más desviaciones que

coincidencias o son en número igual, no debe establecerse un dogma sobre este hecho" 1.

Como se ve, Vives se anticipa a muchas ideas de su tiempo y se le puede considerar como

uno de los pedagogos modernos.

Además de Luis Vives hay que mencionar entre los humanistas pedagogos

españoles del Renacimiento a Huarte de San Juan (entre 1530 y 1592), autor del "Examen

de ingenios para las ciencias" que constituye un tratado de psicología y de orientación

profesional basado en el estudio de las aptitudes, de un valor pedagógico extraordinario.

Pedro Ponce de León (1520-1584), creador del primer método para la enseñanza de los

sordomudos, y el gramático Nebrijá, citado anteriormente, que fue uno de los primeros en

estudiar y recomendar el uso de la lengua vernácula en la ciencia y en la enseñanza
1   ...   10   11   12   13   14   15   16   17   ...   35

similar:

Historia de la Educación y la Pedagogía, de Lorenzo Luzuriaga. Página N° 1 iconHistoria de la Educación y de la Pedagogía (Curso General) Ciclos...

Historia de la Educación y la Pedagogía, de Lorenzo Luzuriaga. Página N° 1 iconLa diferencia entre la historia de la educación y la pedagogía, radica...

Historia de la Educación y la Pedagogía, de Lorenzo Luzuriaga. Página N° 1 iconIntroducción página 3 Cultura maya pagina 4 Escritura pagina 6

Historia de la Educación y la Pedagogía, de Lorenzo Luzuriaga. Página N° 1 iconLicenciado en Pedagogía (usac, Guatemala) y Maestro en Pedagogía (unam, México)

Historia de la Educación y la Pedagogía, de Lorenzo Luzuriaga. Página N° 1 iconEl papel de la Pedagogía Crítica en la educación Por: Ruth E. Claros-Kartchner...

Historia de la Educación y la Pedagogía, de Lorenzo Luzuriaga. Página N° 1 iconPrograma Este curso sitúa a los futuros educadores en el terreno...

Historia de la Educación y la Pedagogía, de Lorenzo Luzuriaga. Página N° 1 iconPedagogia en historia y ciencias sociales

Historia de la Educación y la Pedagogía, de Lorenzo Luzuriaga. Página N° 1 iconBienvenidos a la página España. Esta página se ha dividido en diferentes secciones

Historia de la Educación y la Pedagogía, de Lorenzo Luzuriaga. Página N° 1 iconDescuento en las principales publicaciones
«Se trata de una página y boletín dedicado a la Literatura Infantil, Juvenil, la Literatura y la Educación.»

Historia de la Educación y la Pedagogía, de Lorenzo Luzuriaga. Página N° 1 iconLorenzo Gomis basa su teoría en varios supuestos






© 2015
contactos
h.exam-10.com