Historia de la Educación y la Pedagogía, de Lorenzo Luzuriaga. Página N° 1






descargar 1.79 Mb.
títuloHistoria de la Educación y la Pedagogía, de Lorenzo Luzuriaga. Página N° 1
página2/35
fecha de publicación28.05.2015
tamaño1.79 Mb.
tipoDocumentos
h.exam-10.com > Historia > Documentos
1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   35

2. FACTORES DE LA HISTORIA DE LA EDUCACIÓN Y DE LA

PEDAGOGÍA
De lo expuesto anteriormente se desprende que la historia de la educación y de la

pedagogía no es sólo un producto del pensamiento y la acción de los pedagogos y hombres

de escuela, sino que está integrada por multitud de factores históricos -culturales y

sociales-, los más importantes de los cuales son:

La situación general histórica de cada pueblo y de cada época. Es decir, la posición,

ocupada por la educación en el suceder histórico. Así, la educación europea del siglo XVII,

atormentada por las guerras religiosas, no es la misma que la educación del siglo XIX, en

que se desarrolla más pacíficamente su historia.

El carácter de la cultura. Según que en ella se destaquen unas u otras

manifestaciones espirituales: la política o la religión, el derecho o la filosofía, influirán en

la educación de la época. Así, la educación clásica es esencialmente política; la medieval,

religiosa; la del siglo XVII, realista; la del siglo XVIII, racionalista, etc.

La estructura social. Según las clases sociales, la constitución familiar, la vida

comunal y los grupos profesionales que predominen en la sociedad, la educación tendrá uno

u otro carácter. Así la educación ateniense era sólo para los hombres libres; la de la Edad

Media, principalmente para los clérigos y guerreros, la del Renacimiento para los

cortesanos, etc.

Historia de la Educación y la Pedagogía, de Lorenzo Luzuriaga. Página N° 9

Transcrito por el Profesor y abogado Dr David Torruella Placencia

La orientación política. Según que el momento histórico de un pueblo sea imperial

como en la Roma del siglo I o regional como en la Europa del siglo XIV, absolutista como

en Alemania

del siglo XVIII o revolucionario como en la Francia de la misma época, así será también su

educación.

La vida económica. La educación es distinta, según sea la estructura económica de la

época, su posición geográfica, su tipo de producción. Así, la educación primitiva era

principalmente agrícola y ganadera; la del siglo XIV, gremial y la del siglo XIX, comercial

e industrial.

A estos factores históricos hay que añadir los específicamente educativos y

pedagógicos, como son:

Los ideales de educación, que están en relación con la concepción del mundo y de la

vida de cada época. Al ideal caballeresco de la Edad Media corresponde la educación del

noble; al ideal del Humanismo la educación del erudito.

La concepción estrictamente pedagógica, basada en las ideas educativas más

importantes. La educación sensorialista de Locke es muy diferente de la idealista de Fichte;

la educación naturalista de Rousseau, de la intelectualidad de Herbart; la educación

pragmática de Dewey, de la cultural de Spranger.

La personalidad y la actuación de los grandes educadores son decisivas para la

marcha de la educación: Sócrates y Platón, Lutero e Ignacio de Loyola, Comenio,

Pestalozzi y Froebel sin ejemplos, cada uno en su género, de este tipo.

Las reformas de las autoridades públicas, como las llevadas a cabo por Federico el

Grande en Prusia, por Napoleón en Francia, por Horacio Mann en los Estados Unidos, por

Sarmiento en la Argentina, etc., transforman radicalmente la realidad educativa.

Finalmente, las modificaciones de las instituciones y métodos de la educación,

como las de Ratke y Basedow en tiempos pasados o las de Montessori y Decroly en el

nuestro, son también decisivas para la historia educativa.

Vemos así cómo la educación está influida por un conjunto de factores de todo

género. Pero, a su vez, la educación influye también en todos ellos. Siempre, en efecto, que

se ha querido realizar o consolidar un cambio esencial en la vida de la sociedad o del

Estado, se ha acudido a la educación para ello. Así ocurrió, por ejemplo, con la Reforma

religiosa en el siglo XVI o con la Revolución francesa en el XVIII. Lo mismo puede

decirse de la cultura. Las grandes conquistas de la ciencia, como las realizadas después del

Renacimiento con Galileo y Copérnico, con Bacon y con Descartes, sólo tienen arraigo y

permanencia mediante la acción educativa. Así se establece en suma un movimiento de

acción y reacción entre la sociedad y la educación, y entre ésta y la cultura, que dan

continuidad y estabilidad a la historia de los pueblos.

Historia de la Educación y la Pedagogía, de Lorenzo Luzuriaga. Página N° 10

Transcrito por el Profesor y abogado Dr David Torruella Placencia
3. ETAPAS DE LA HISTORIA DE LA EDUCACIÓN
En el desarrollo histórico de la educación se pueden observar diferentes etapas, cada

una de las cuales tiene una característica particular, aunque no única ni exclusiva, ya que la

vida humana no puede reducirse a esquemas simplistas. La vida individual y la social están,

en efecto, constituidas por multitud de ideales e instituciones que forman la complejidad de

la historia. Esto no obstante, se pueden distinguir en la historia de la educación las

siguientes etapas principales:

1. La educación primitiva, de los pueblos originarios, anteriores a la historia

propiamente dicha, y que podemos caracterizar como educación natural, ya que en

ella predomina la influencia espontánea, directa, sobre la intencional. No existen

aún en esta etapa pueblos o Estados, sino sólo pequeños grupos humanos dispersos

sobre el haz de la Tierra; tampoco se puede establecer aquí una rigurosa cronología.

2. La educación oriental, o sea de los pueblos en que ya existen civilizaciones

desarrolladas, generalmente de carácter autocrático, erudito y religioso. Comprende

a pueblos muy diversos como Egipto, India, Arabia, China y el pueblo hebreo, entre

otros. Es difícil establecer una cronología exacta, pero podemos decir que esta etapa

abarca desde el siglo XXX al X a. de C. o sea unos 20 siglos.

3. La educación clásica, en que comienza la civilización occidental y que posee sobre

todo un carácter humano y cívico. Comprende a Grecia y a Roma, las cuales, a

pesar de sus diferencias, tienen muchos rasgos comunes. Su vida cultural autónoma

se desarrolla principalmente entre los siglos X a. de C. y V d. de C., o sea un

espacio de unos 15 siglos.

4. La educación medieval, en la que se desarrolla esencialmente el cristianismo, que

había comenzado en la etapa anterior, y que ahora comprende a todos los pueblos

de Europa, desde el siglo V al XV, en que comienza otra etapa, aunque

naturalmente sin haberse terminado la educación cristiana, que llega hasta nuestros

días.

5. La educación humanista que empieza en el Renacimiento, ,en el siglo XV, aunque

ya antes había vestigios de ella. Esta etapa representa una vuelta a la cultura clásica,

pero más aún el surgimiento de una nueva forma de vida basada en la naturaleza, el

arte y la ciencia.

6. La educación cristiana reformada. Así como en el siglo XV se produce un

renacimiento cultural humanista, surge en el XVI una reforma religiosa, como

resultado de aquél. Ésta da lugar al nacimiento de las confesiones protestantes, de

un lado, y a la reforma de la iglesia católica, de otro. Es lo que generalmente se

llama la Reforma y la Contrarreforma, y cada una de ellas comprende va, ,como las

etapas sucesivas, a los pueblos de Europa y América.

Historia de la Educación y la Pedagogía, de Lorenzo Luzuriaga. Página N° 11

Transcrito por el Profesor y abogado Dr David Torruella Placencia

7. La educación realista, en que comienzan propiamente los métodos de la educación

moderna, basados en los de la filosofía y la ciencia nuevas (de Galileo y Copérnico,

de Newton y Descartes). Esta etapa empieza en el siglo XVII y se desarrolla hasta

nuestros, días, dando lugar a algunos de los más grandes representantes de la

didáctica (Ratke y Comenio).

8. La educación racionalista y naturalista. Propia del siglo XVIII, en que culmina con

la llamada "Ilustración", o sea el movimiento cultural iniciado en el Renacimiento.

Es el siglo de Condorect y Rousseau. Al final de este siglo comienza el movimiento

idealista de la pedagogía, cuyo más alto representante es Pestalozzi.

9. La educación nacional, iniciada en el siglo anterior con la Revolución francesa,

alcanza su máximo desarrollo en el siglo XIX dando lugar a una intervención cada

vez mayor del Estado en la educación, a la formación de una conciencia nacional,

patriótica, ,en todo el mundo civilizado, i al establecimiento de la escuela primaria

universal, gratuita y obligatoria.

10. La educación democrática. Aunque es muy difícil caracterizar la educación del siglo

XX, acaso el rasgo que más la distingue es la tendencia a una educación

democrática, haciendo de la personalidad humana libre el eje de sus actividades,

independientemente de su posición económica y social, y proporcionando la mayor

educación posible al mayor número posible de individuos.

Tales son, a grandes rasgos, las principales etapas que ha recorrido la educación

hasta nuestros días, y que sólo hay que considerar corno hitos o señales de su desarrollo

histórico, el cual naturalmente continúa en nuestro tiempo y continuará seguramente

mientras el hombre viva.
4. FUENTES PARA EL ESTUDIO DE LA HISTORIA DE LA EDUCACIÓN Y

DE LA PEDAGOGÍA
La historia de la educación y de la pedagogía no se estudia solamente en las obras

pedagógicas, sino que tiene un radio mucho l más amplio, en relación con las diversas

manifestaciones de la cultura. En este sentido, acude a las siguientes fuentes principales:

Las obras religiosas fundamentales, como los Vedas de la India, los libros de Buda y

de Confucio, el Antiguo y el Nuevo Testamento, el Corán y el Talmud, las obras de San

Agustín y de Santo Tomás, de Lutero y Calvino, de Pascal y Kierkegaard, etc., todas las

cuales han influido en la historia de la cultura y por tanto de la educación.

Las obras literarias clásicas, como el Mahabarata y el Ramayana, la Ilíada y la

Odisea, la Divina Comedia y el Quijote y las obras de Shakespeare y de Goethe, de Moliére

Historia de la Educación y la Pedagogía, de Lorenzo Luzuriaga. Página N° 12

Transcrito por el Profesor y abogado Dr David Torruella Placencia

y Lope de Vega, todas las cuales reflejan escenas sociales y tipos humanos que han influido

en la educación.

Las obras maestras del pensamiento universal, como La República y los Diálogos de

Platón, la Ética y la Política de Aristóteles, la Ciudad de Dios de San Agustín, los Ensayos

de Montaigne, el Discurso del método de Descartes, la Crítica de la razón pura de Kant,

Sobre la Libertad, de Stuart Mill, el Origen de las especies de Darwin, El Capital, de Carlos

Marx, Así hablaba Zaratustra de Nietzsche, La evolución creadora de Bergson, etc., obras

que sin ser pedagógicas han dejado un rastro profundo en la historia de la cultura y de la

educación.

Las obras fundamentales de la pedagogía, como la Educación del orador de

Quintiliano, el Tratado de la enseñanza de Vives, la Didáctica Magna de Comenio, el

Emilio de Rousseau, el Cómo Gertrudis enseña a sus hijos de Pestalozzi, la Pedagogía

general de Herbart, La educación del hombre de Froebel, Democracia y educación de

Dewey, etc., que son las bases en que se apoya la educación y la pedagogía.

Las biografías y autobiografías de los grandes hombres, como las Vidas paralelas de

Plutarco, las Confesiones de San Agustín y las de Rousseau, el Canto del cisne de

Pestalozzi, Poesía y realidad de Goethe, la Autobiografía de Stuart Mill, la Historia de mi

vida de la sordomudo-ciega Helen KeIler, obras que presentan tipos humanos en su

formación y desarrollo en su más alto grado, y otras de menor cuantía, pero también

interesantes cuando representan tipos de valor medio.

Las leyes y disposiciones legales, como las doce Tablas de Roma, las Leyes de

Licurgo, las Siete Partidas de Alfonso el Sabio, las Leyes de Indias, las ordenzas de

Federico el Grande, las resoluciones de la Revolución francesa, etc., y más particularmente

las disposiciones legales de cada país sobre educación y materias relacionadas con ella

como las que se refieren a la familia, la ciudadanía, etcétera.

Todas estas fuentes y muchas que pudieran citarse constituyen los medios o

instrumentos necesarios para el estudio de la historia de la educación. Tal historia no es

algo vago, abstracto, sacado de la cabeza de los educadores y pedagogos, sino que es una

parte viva de la realidad humana presente y pasada. Y su estudio es tan atractivo y tan

interesante como lo pueda ser el de la literatura o la ciencia. En la bibliografía final de esta

obra se indican las fuentes históricas más al por menor.
5. VALOR DE LA HISTORIA DE LA EDUCACIÓN Y DE LA

PEDAGOGÍA
El estudio de la historia de la educación y de la pedagogía es imprescindible para el

conocimiento de la educación actual, ya que ésta es un producto histórico y no una

invención exclusiva de nuestro tiempo. La educación presente es, en efecto, una etapa del

Historia de la Educación y la Pedagogía, de Lorenzo Luzuriaga. Página N° 13

Transcrito por el Profesor y abogado Dr David Torruella Placencia

pasado a la vez que una preparación para el porvenir. La educación actual es como un corte

transversal que se hiciera en el desarrollo histórico infinito del suceder educativo.

La historia de la educación, por tanto, no estudia el pasado como mero pasado,

como cosa muerta, por pura erudición sino como explicación de la situación actual. "El

pasado como pasado -dice Dewey- no es nuestro objeto. Si estuviera completamente pasado

no habría más que una actitud razonable: dejar que los muertos entierren a los muertos.

Pero el conocimiento del pasado es la clave para entender el presente" 1.

En el mismo sentido, el filósofo Karl Jasper dice: "La historia es la que nos abre el

horizonte más vasto, la que nos transmite los valores tradicionales capaces de fundamentar

nuestra vida. Ella nos libera del estado de dependencia en que nos hallamos sin tener

conciencia de ello respecto a nuestra época, y nos enseña a ver las posibilidades más

elevadas y las creaciones inolvidables del hombre... Nuestra experiencia actual la

comprendemos mejor en el espejo de la historia, y lo que ella nos transmite adquiere vida

para nosotros a la luz de nuestro tiempo. Nuestra vida prosigue mientras que el pasado y el

presente no dejan de iluminarse recíprocamente" 1.

1 Dewey, Democracia y educación Buenos Aires, Losada, 4a ed., 1961.

Por otra parte, el estudio de la historia de la educación constituye un excelente

medio para mejorar la educación actual, porque nos informa sobre las dificultades que han

encontrado las reformas de la educación, sobre los peligros de las ideas utópicas,

irrealizables y sobre las resistencias anacrónicas, reaccionarias que la educación ha sufrido.

"El pasado con sus intentos felices y sus fracasos -dice Dilthey- enseña tanto a los

pedagogos como a los políticos"2.

Pero la historia de la educación tiene además un gran valor educativo en sí misma

porque informa a los que la estudian en el espíritu de la veracidad y en la fidelidad a la

realidad de los hechos, afina la sensibilidad para los grandes problemas de la cultura y la

educación y desarrolla el sentido de la comprensión y la tolerancia. "La historia enseña aun

otra cosa -dice Ziegler-: la modestia; con todo su saber y poder, con todas sus nuevas ideas

el individuo es sólo una ruedecilla en la gran empresa del desarrollo histórico" 3.

Asimismo, la historia de la pedagogía, al hacernos ver los grandes horizontes

ideales de la humanidad, las conquistas de la técnica pedagógica y los perfiles de los

grandes educadores, nos impide caer en la estrechez de la especialidad y en la rutina del

profesionalismo. Al mismo tiempo, nos obliga a un mayor rigor en el pensar y a una

fundamentación teórica de nuestro trabajo. "En lugar de no considerar más que al hombre

de un instante -dice Durkheini- es el hombre en el conjunto de su devenir a quien es

necesario considerar. En vez de encerrarnos en nuestra época, hay por el contrario, que salir

de ella, a fin de sustraernos a nosotros mismos, a nuestras opiniones estrechas, parciales y

partidistas. Y a esto precisamente debe servir el estudio histórico de la enseñanza. 4.

1 K. Jaspers, Introduction á la philosophie, París, Plon, 1951.

Historia de la Educación y la Pedagogía, de Lorenzo Luzuriaga. Página N° 14

Transcrito por el Profesor y abogado Dr David Torruella Placencia

2 Dilthey, Historia de la pedagogía, Buenos Aires, Losada, 5,1 ed., 1961.

3 Th. Ziegler, Geschichte der Pädagogik, Miinchen, BecK, 5a ed., 1923.

4 E. Durkheim, L´évolution pédagogique en France, París, Alcan, 1938.

Finalmente, sobre el valor de la historia de la educación dice Spranger: "No es sólo,

en absoluto, un trabajo estéril, de anticuario. Más bien es la historia de la educación,

cuando se la cultiva adecuadamente, quien da aquella amplitud, claridad y elevación de la

conciencia cultural, sin la cual la educación no sería más que un oficio muy limitado. No

puede reunir únicamente opiniones extrañas y organizaciones escolares de épocas

extinguidas, sino que tiene que ser auténticamente historia de la cultura" 1.

1 E. Spranger, Cultura y educación. Buenos Aires, Espasa-Calpe, 1949
1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   35

similar:

Historia de la Educación y la Pedagogía, de Lorenzo Luzuriaga. Página N° 1 iconHistoria de la Educación y de la Pedagogía (Curso General) Ciclos...

Historia de la Educación y la Pedagogía, de Lorenzo Luzuriaga. Página N° 1 iconLa diferencia entre la historia de la educación y la pedagogía, radica...

Historia de la Educación y la Pedagogía, de Lorenzo Luzuriaga. Página N° 1 iconIntroducción página 3 Cultura maya pagina 4 Escritura pagina 6

Historia de la Educación y la Pedagogía, de Lorenzo Luzuriaga. Página N° 1 iconLicenciado en Pedagogía (usac, Guatemala) y Maestro en Pedagogía (unam, México)

Historia de la Educación y la Pedagogía, de Lorenzo Luzuriaga. Página N° 1 iconEl papel de la Pedagogía Crítica en la educación Por: Ruth E. Claros-Kartchner...

Historia de la Educación y la Pedagogía, de Lorenzo Luzuriaga. Página N° 1 iconPrograma Este curso sitúa a los futuros educadores en el terreno...

Historia de la Educación y la Pedagogía, de Lorenzo Luzuriaga. Página N° 1 iconPedagogia en historia y ciencias sociales

Historia de la Educación y la Pedagogía, de Lorenzo Luzuriaga. Página N° 1 iconBienvenidos a la página España. Esta página se ha dividido en diferentes secciones

Historia de la Educación y la Pedagogía, de Lorenzo Luzuriaga. Página N° 1 iconDescuento en las principales publicaciones
«Se trata de una página y boletín dedicado a la Literatura Infantil, Juvenil, la Literatura y la Educación.»

Historia de la Educación y la Pedagogía, de Lorenzo Luzuriaga. Página N° 1 iconLorenzo Gomis basa su teoría en varios supuestos






© 2015
contactos
h.exam-10.com