Historia de la Educación y la Pedagogía, de Lorenzo Luzuriaga. Página N° 1






descargar 1.79 Mb.
títuloHistoria de la Educación y la Pedagogía, de Lorenzo Luzuriaga. Página N° 1
página4/35
fecha de publicación28.05.2015
tamaño1.79 Mb.
tipoDocumentos
h.exam-10.com > Historia > Documentos
1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   35

CAPÍTULO III

LA EDUCACIÓN ORIENTAL
Historia de la Educación y la Pedagogía, de Lorenzo Luzuriaga. Página N° 20

Transcrito por el Profesor y abogado Dr David Torruella Placencia

Antes de pasar adelante en el estudio de la historia de la educación, conviene señalar

la diferencia existente entre los pueblos primitivos y civilizados. Se ha dicho que aquellos

carecen de cultura., llamándoseles salvajes o bárbaros y confundiendo así la cultura con

civilización. En realidad, todos los pueblos, por primitivos que ,van, posen una forma u otra

de cultura, considerando a ésta como el conjunto de instituciones y productos humanos

como son la familia, el clan, el lenguaje, los usos y costumbres, los utensilios, las armas

etc. En cambio, para llegar al grado de la civilización se necesita alguna forma de

organización política, un Estado o Ciudad, que rebasen la vida del clan o de la tribu. A esta

organización superior sólo llegan algunas sociedades o pueblos primitivos. Según el

historiador Arnold J. Toynbee, de los centenares de sociedades primitivas que se conocen

sólo han alcanzado veintiuna el grado de la civilización 1.

Entre las primeras sociedades civilizadas figuran los pueblos llamados orientales,

como son China, India, Egipto, Palestina, etc., que aun poseyendo cada uno caracteres

peculiares presentan ciertos rasgos comunes. En primer lugar, tienen una organización

política, un Estado, con un jefe supremo único y una administración pública. En segundo

lugar, existen también en ellos clases sociales diferenciadas, como la de los guerreros y

sacerdotes y la masa del pueblo trabajador. En tercer lugar, surge en ellos la escritura, que

fija el saber, y una clase social especial encargada de su cultivo, la de los letrados, que unas

veces se llaman escribas como en Egipto, otras mandarines como en la China, y otras

brahmanes, como en la India. Esta clase social tiene a su cargo, junto a ciertas funciones

culturales y religiosas, la administración y gobierno, y llega a alcanzar tanto o mayor poder

que las otras. Finalmente, estos pueblos poseen grandes personalidades espirituales como

Buda, Confucio o Moisés, que inspiran su vida y dan lugar a una cultura religiosa. Estas

características hacen necesaria la organización de una educación sistemática, intencional, y

así surgen las escuelas y maestros y, en algunos momentos, una instrucción organizada.

1 Toynbee, Estudio de la Historia.

1. LA EDUCACIÓN CHINA

El pueblo chino es uno de los más antiguos y cultos de la historia. Aunque sus

orígenes son bastante inciertos, su historia comprende tres grandes etapas: la primitiva,

arcaica, de carácter agrícola y matriarcal, que llega aproximadamente hasta el siglo XXIII

a. de C.; la feudal, de carácter guerrero y patriarcal, que alcanza hasta el siglo V a. de C. y

la imperial, de los funcionarios mandarines que llega hasta nuestro siglo, en que fue

sustituida por la forma republicana de gobierno.

A cada una de esas etapas corresponde una forma determinada de educación, como

veremos después. Pero la educación china ha estado quizá más unida que a la vida política,

a la cultura, en la que existe una gran continuidad y un elevado grado de desarrollo. La

cultura china ha sido en efecto una de las más notables y refinadas de] mundo antiguo. En

ella ha sobresalido una moral muy humana; una gran atención a la civilidad y buenas

maneras; una sensibilidad muy fina para la naturaleza; una arquitectura, una pintura y una

Historia de la Educación y la Pedagogía, de Lorenzo Luzuriaga. Página N° 21

Transcrito por el Profesor y abogado Dr David Torruella Placencia

cerámica de gran belleza; una poesía lírica de alta perfección, y grandes inventos técnicos,

como la pólvora y la imprenta, conocidas antes que en Europa.

La cultura china ha permanecido, sin embargo, estacionaria durante largos siglos,

debido quizá a su aislamiento del resto del mundo y a su peculiaridad ideológica. Como

dice F. E. A. Krause "Por mucho que el cuadro político haya cambiado en los distintos

períodos, es lo cierto que la forma de la cultura no ha sufrido modificación fundamental.

Esta base inconmovible del bien cultural da a la historia de China su carácter

estacionario"1.

Socialmente, la base de la vida china está constituida por la familia. En la época

primitiva, matriarcal, era naturalmente la madre el eje de ella; en la feudal, guerrera, lo fue

el padre, como lo ha sido hasta ahora. El Emperador mismo aparece como el padre de

todos, y a su vez como Hijo del Cielo. A esta constitución familiar se une el culto de los

antepasados, casi la única forma de vida religiosa china existente.

l F. E. A. Krause: "Historia del Asia oriental en la Historia Universal, de WaIter Goetz, Vol. 1, Madrid,

Espasa-Calpe.

La educación en la etapa agrícola estaba determinada por el régimen matriarcal; en

ella la madre llevaba el peso del trabajo y también de la educación de los hijos; ella los

iniciaba en las faenas agrícolas y en las tareas domésticas. Como dice Marcel Granet: "La

casa campesina era (y en suma ha quedado) cosa femenina. El hombre no penetraba apenas

en ella; el mobiliario está formado por la dote de la mujer. Principalmente, la adea

pertenecía a las mujeres; la divinidad que la protegía se llamaba la "madre de la aldea"1.

En la etapa de los príncipes feudales, la educación se realizaba hasta los siete años

en la casa paterna; después los niños pasaban a vivir con un señor que les enseñaba las artes

de la guerra y las cortesías de la paz. Según el mismo Granet: "En teoría debían quedar en

esa escuela hasta los 20 años y ejercitarse en danzar, tirar al arco y conducir un carro. La

tradición quiere que desde los tiempos feudales los jóvenes nobles se reunían junto al

príncipe en una especie de escuela de pajes. Las crónicas parecen mostrar por el contrario

que la adolescencia se pasaba con los parientes maternos. La educación del adolescente

terminaba con los ritos de la iniciación, con la torna del birrete, que facilitaba la entrada en

la vida pública. Las hijas de los nobles se educan también al principio en la casa materna,

pero después pasan a vivir con una familia ajena. Se les enseña las artes domésticas,

especialmente el tejido y el hilado, y se las tiene muy encerradas hasta la época del

matrimonio".

En la época imperial cambia radicalmente el rumbo de la educación china. Al

constituirse un Estado fuerte y unitario, era necesario que hubiera funcionarios encargados

de la administración; esos funcionarios son los mandarines que alcanzan una influencia

considerable en la vida pública y que requieren una educación especial para ella.

En la educación china, a partir de la época imperial, ha intervenido además un

nuevo factor, la doctrina de Confucio (551-478 a. C.). Éste fue un pensador, un reformador

Historia de la Educación y la Pedagogía, de Lorenzo Luzuriaga. Página N° 22

Transcrito por el Profesor y abogado Dr David Torruella Placencia

más que un teólogo. Su influencia personal fue muy grande, pero aún más lo fueron sus

escritos. Sus ideas son de un carácter muy humano, y regulaban todos detalles de la vida,

que trataba de llevar a la mayor altura y perfección posible. Asimismo, influyó

grandemente en la vida política no sólo de su tiempo, sino de siglos posteriores. Tenía gran

confianza en la obra de la educación, como lo revelan estas palabras suyas: "Amar una

virtud, cualquiera que sea, sin amar instruirse no hace más que aumentar un defecto". "Los

hombres difieren menos por sus complexiones naturales que por la cultura que se dan".

"Sólo, no cambian los sabios de primer orden y los peores idiotas".

1 M. Granet, La civilisation chinoise, París, La Renaissance du livre, 1939. (Hay traducción española).

Aunque Confucio escribió numerosas obras, no se tiene seguridad respecto a las que

se le atribuyen ni al contenido de ellas, que ha sido muy elaborado por sus discípulos. Sin

embargo, se citan como suyas los cinco grandes king (libros), a saber: el Libro de los

Versos, el Libro de la Historia, el Libro de los Ritos. el Libro de la Adivinación y la

Crónica de Lou (su patria). Todos ellos. y algunos más atribuidos a él, pero escritos varios

siglos después, han constituido los textos que han orientado la educación china hasta

nuestros días.

Anterior a Confucio fue el sabio Lao-tse (siglo IV a. de C.), llamado "el maestro",

fundador del taoísmo, especie de misticismo natural, que armonizaba al hombre con la

naturaleza y que recomendaba el quietismo o la mínima intervención en los asuntos

humanos. ya que el hombre es naturalmente bueno. Recomendaba la vuelta 1 a la

naturaleza y el abandono de los artificios de la civilización. Rechazaba por tanto la

educación del pueblo, el aprendizaje de conocimientos mundanos y el afán de reformas 1.

Pero el taoísmo fue superado en este respecto por el CONFUCISMO.

En esta época imperial queda constituida la educación china, dividida en dos

grandes sectores: la de la masa del pueblo y la de los funcionarios mandarines; aquélla de

carácter elemental y ésta de tipo superior. La primera se daba en la casa o por maestros en

escuelas privadas, las cuales a veces estaban subvencionadas con fondos públicos. Su

contenido se limitaba al aprendizaje del complicado alfabeto chino, que cuenta con miles de

signos y que requería por lo menos cuatro o cinco años de estudio. A él se añadía la

enseñanza de ciertos preceptos de Confucio y algunas materias prácticas como la aritmética

y la agronomía. El método empleado era esencialmente mecánico, el aprendizaje de

memoria de los signos y los preceptos. La disciplina era muy rigurosa, empleándose

frecuentemente duros castigos corporales. Sin embargo, también se atendía a la formación

de las buenas maneras, de 1a urbanidad, conforme a un ritual muy preciso y prolijo.

1 Ralph Turner, Las grandes culturas de la humanidad, México, Fondo de Cultura Económica, 1948.

La educación en el grado superior estaba constituida por la preparación para los

exámenes de los funcionarios mandarines. Hay que advertir que, a diferencia de los demás

pueblos orientales, la educación china era en este sentido muy democrática, ya que a los

cargos directivos del gobierno y la administración podían aspirar Iodos los habitantes, con

tal que aprobaran los exámenes correspondientes. Estos exámenes eran muy complicados y

Historia de la Educación y la Pedagogía, de Lorenzo Luzuriaga. Página N° 23

Transcrito por el Profesor y abogado Dr David Torruella Placencia

estaban organizados en varios grados según la categoría de los cargos a que se aspiraba,

realizándose en diversas etapas que duraban varios años. Su contenido principal lo

formaban las ideas y preceptos moral s, jurídicos e históricos de los libros de Confucio, y se

realizaban con trabajos escritos en prosa y en verso, pero siempre dentro de la más estricta

ortodoxia, es decir, por la reproducción literal de las ideas confucianas tradicionales.

No ha habido en China un sistema organizado de educación pública, ni tampoco

escuelas superiores o universidades donde se pudiera enseñar e investigar libremente. De

aquí que la cultura china quedara estacionaría durante tantos siglos, sin que hubiera

posibilidad de un desarrollo científico. Por eso decía Hegel hace más do, un siglo: "La falta

de libertad interna, la falta de interioridad es también el signo distintivo de la ciencia china.

No existe una ciencia libre y liberal. Los chinos no cultivan las ciencias por interés

científico. Las ciencias son fines del Estado, y entran en la administración del Estado, el

cual determina todo lo que debe ser"1. Es decir, se trataba de un Estado totalitario. Pero al

mismo tiempo, un Estado regido por "letrados", no por guerreros o sacerdotes, como los

demás pueblos orientales.

1 Hegel, Filosofía de la historia universal, Buenos Aires, Revista de Occidente Argentina, 1946.

2. LA EDUCACIÓN INDIA

La sociedad de la India ha estado constituida esencialmente por tres núcleos de

pobladores: los aborígenes, asentados en los valles del Indo y el Ganges; los drávidas, de

origen asiático y los arios, de origen europeo. Aquellos habían alcanzado ya cierto grado de

cultura, de carácter nómada, hacia 1500 a. de C. Esta invasión dio lugar a la principal

característica de la sociedad y la cultura hindúes: la formación de castas cerradas.

El sistema de castas formaba como una pirámide social integrada por cuatro castas

principales: los brahmanes o sacerdotes, que se hallan en la cúspide de aquélla; los

Ksatriyas o guerreros nobles; los vaisyas o cultivadores y comerciantes y los sudras

dedicados a los trabajos más humildes. Las tres primeras corresponden a los aryas u

hombres libres; la última a la masa de pobladores aborígenes o asiáticos; todas ellas en

rigurosa separación e incomunicación, especialmente respecto a la última.

La educación india se acomoda, como es natural, al tipo y jerarquía de las castas

existentes. En las inferiores se reducía a la educación puramente familiar, como en las

sociedades primitivas, es decir, a la participación en los quehaceres agrícolas y domésticos.

Por el contrario, la casta de los brahmanes disfrutaba de una educación superior, que les

servía de sostén. Como dice Alfred Weber: "Este sistema de los brahmanes que configuró

todo el país era el sistema de una clase señorial, la cual externamente no aspiraba en modo

alguno al poder; pues dicha clase imperante se apoya sobre una esmerada educación

literaria de la juventud. Esta educación consiste en enseñar un conocimiento regular a todo

lo largo de la vida y la fundación de la familia para la propagación de la casta"'.

Historia de la Educación y la Pedagogía, de Lorenzo Luzuriaga. Página N° 24

Transcrito por el Profesor y abogado Dr David Torruella Placencia

La cultura de la India está concentrada en los cuatro textos llamados Vedas, que son

colecciones del saber tradicional, de carácter religioso y que originariamente se transmitían

oralmente. A éstos se añadían otros textos, como los Brahamanas de comentarios rituales y

los Upanishidas de carácter metafísico Estos libros orientaron la educación de la juventud

de los arios, como la Ilíada lo hizo después con la de los griegos.

1 A. Weber, Historia de la cultura, México, Fondo de Cultura Económica mica, 1941.

La educación de los indoeuropeos se realizaba en la familia hasta los siete años en

que el niño era admitido como un novicio o escolar por un maestro (upanayana); con él

permanecía hasta los 12 en que recibía el cordón sagrado que le investía de hombre libre;

esto constituía como un segundo nacimiento. Durante ese tiempo aprendía el gayatri, que

servía como de iniciación a los Vedas y que constituirá el alimento espiritual dado en el

curso de la enseñanza. Según Masson-Oursel: "Teóricamente hay que contar doce años de

aprendizaje para cada Veda o sea un total de cuarenta y ocho años, pero al parecer ni aun

los dedicados al sacerdocio empleaban ese tiempo. Ritos especiales liberan al joven de su

fase estudiantil y le introducen en el mundo" 1.

Aunque en la educación hindú no existió un sistema escolar sistemático, se

reconoció el valor de la educación. El Código de Manú, escrito posteriormente a los Vedas,

dice a este respecto: "El que comunica el conocimiento sagrado de los Vedas es un padre

más digno de veneración que el que solamente hace don del ser natural, porque el segundo

nacimiento, o nacimiento de Dios, no sólo asegura una nueva existencia en este mundo,

sino también la vida eterna para el futuro".

La educación estaba por lo general encomendada en las demás castas no bramánicas

a maestros ambulantes, que daban la enseñanza en lu-ares improvisados al aire libre y se

reducía a la lectura y escritura, con el aditamento de fábulas y canciones tradicionales. En

la casta brahmánica, el maestro era un brahmán con quien vivían los alumnos como

aprendices y que cuando gozaba de gran autoridad acudían a él de todas partes, como los

"estudiantes viajeros" de la Edad Media.

Respecto a los métodos de enseñanza dice el citado Código de Manú: "Al alumno se

le debe dar buena instrucción sin impresiones desagradables, y un maestro que presta

tributo a la virtud tiene que usar palabras dulces y suaves; cuando un alumno comete tina

falta, su maestro debe castigarle con duras palabras, y amenazarle con que si comete otra

falta le dará duros golpes".

Una influencia poderosa en la cultura y la educación hindú fue la del Gautama Buda

(560-580 a. de C.), de origen noble, que sus doctrinas y predicaciones religiosas cambió la

vida espiritual de su país y países limítrofes, aunque sufrió después un eclipse. La doctrina

de aquél se encierra en las cuatro "nobles verdades", que son: 1º Todo lo que existe está

sometido a sufrimiento. 2º El origen de todo sufrimiento reside en los deseos humanos. 3º

La supresión de los sentimientos viene de la supresión de los deseos. 4º La vida que

conduce a esta supresión es el "noble sendero" octuplo: buen juicio, buena aspiración, buen

hablar, buena conducta, buena vida, buen esfuerzo, buena atención y buena concentración.

Esto conduce al nirvana, el cual no es la total extinción del deseo, sino la de los deseos

fútiles, personales, no valiosos.

Historia de la Educación y la Pedagogía, de Lorenzo Luzuriaga. Página N° 25

Transcrito por el Profesor y abogado Dr David Torruella Placencia

1 P. Masson-Oursel, L'Inde antique et la civilisation indienne, París, La Renaissance du L¡vre, 1933.

La educación nacida del budismo era diferente de la del brahmanismo en el sentido

de que era más espiritual, más íntima y en cierto modo más pasiva, de renuncia a los bienes

terrenos. Pero también dio lugar a una clase sacerdotal muy poderosa, que. recibía también

una educación especial teológica en las comunidades y conventos.

El mayor valor de la educación india, según Karl Schmidt, es la valoración y

apreciación que hace del maestro: "El reconocimiento de la Importancia y altura del

magisterio ha encontrado su cumbre en la India. La piedad del alumno respecto al maestro

no se ha desarrollado en ninguna parte de un modo tan sistemático e intenso como en la

India ... En el país de la intimidad, del espíritu y de la fábula, en el lejano Oriente se ha

mostrado a la humanidad el elevado valor del maestro"'.
1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   35

similar:

Historia de la Educación y la Pedagogía, de Lorenzo Luzuriaga. Página N° 1 iconHistoria de la Educación y de la Pedagogía (Curso General) Ciclos...

Historia de la Educación y la Pedagogía, de Lorenzo Luzuriaga. Página N° 1 iconLa diferencia entre la historia de la educación y la pedagogía, radica...

Historia de la Educación y la Pedagogía, de Lorenzo Luzuriaga. Página N° 1 iconIntroducción página 3 Cultura maya pagina 4 Escritura pagina 6

Historia de la Educación y la Pedagogía, de Lorenzo Luzuriaga. Página N° 1 iconLicenciado en Pedagogía (usac, Guatemala) y Maestro en Pedagogía (unam, México)

Historia de la Educación y la Pedagogía, de Lorenzo Luzuriaga. Página N° 1 iconEl papel de la Pedagogía Crítica en la educación Por: Ruth E. Claros-Kartchner...

Historia de la Educación y la Pedagogía, de Lorenzo Luzuriaga. Página N° 1 iconPrograma Este curso sitúa a los futuros educadores en el terreno...

Historia de la Educación y la Pedagogía, de Lorenzo Luzuriaga. Página N° 1 iconPedagogia en historia y ciencias sociales

Historia de la Educación y la Pedagogía, de Lorenzo Luzuriaga. Página N° 1 iconBienvenidos a la página España. Esta página se ha dividido en diferentes secciones

Historia de la Educación y la Pedagogía, de Lorenzo Luzuriaga. Página N° 1 iconDescuento en las principales publicaciones
«Se trata de una página y boletín dedicado a la Literatura Infantil, Juvenil, la Literatura y la Educación.»

Historia de la Educación y la Pedagogía, de Lorenzo Luzuriaga. Página N° 1 iconLorenzo Gomis basa su teoría en varios supuestos






© 2015
contactos
h.exam-10.com