Historia de la Educación y la Pedagogía, de Lorenzo Luzuriaga. Página N° 1






descargar 1.79 Mb.
títuloHistoria de la Educación y la Pedagogía, de Lorenzo Luzuriaga. Página N° 1
página6/35
fecha de publicación28.05.2015
tamaño1.79 Mb.
tipoDocumentos
h.exam-10.com > Historia > Documentos
1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   35

CAPÍTULO IV

LA EDUCACIÓN GRIEGA

Con Grecia empieza una nueva era en la historia de la humanidad, la era de nuestra

cultura occidental. Mientras que la de los pueblos anteriores sólo ha influido indirectamente

en ella, la cultura griega es su progenitora directa. De ella se derivan, en gran parte, nuestra

educación y nuestra pedagogía.

No es fácil trazar una línea de los rasgos característicos de la cultura griega, pero,

aun a riesgo de simplificarlos, podemos decir que son los siguientes:

1º El descubrimiento del valor humano, del hombre en sí, de la personalidad,

independientemente de toda autoridad religiosa o política.

2° El reconocimiento de la razón autónoma, de la inteligencia crítica, liberada de

dogmas o consideraciones externas.

3º La creación del orden, de la ley, del cosmos, tanto en la naturaleza como en la

humanidad.

4º La invención de la vida ciudadana, del Estado, de la organización política.

5° La creación de la libertad individual y política dentro de la ley y del Estado.

6º La invención de la poesía épica, de la historia, de la literatura dramática, de la

filosofía y de las ciencias físicas.

7º El reconocimiento del valor decisivo de la educación en la vida social e individual.

8º El principio de la competición y selección de los, mejores en la vida y la educación.

Todo esto y mucho más creó el pueblo griego en unos pocos siglos, aunque su

influencia durara mucho más en la historia. Mientras que en los pueblos orientales el

desarrollo cultural fue lento y vacilante, en el griego se realizó como un relámpago que ha

iluminado toda la historia humana.

Historia de la Educación y la Pedagogía, de Lorenzo Luzuriaga. Página N° 31

Transcrito por el Profesor y abogado Dr David Torruella Placencia

En la historia de la educación griega se pueden distinguir cuatro períodos

esenciales:

1º La educación heroica, caballeresca, representada por los poemas homéricos.

2º La educación cívica, representada por Atenas y Esparta.

3º La educación humanista, representada por Sócrates. Platón y Aristóteles.

4º La educación helenística, enciclopédica, representada por la cultura alejandrina.

1. LA EDUCACIÓN HEROICA O CABALLERESCA

La historia de Grecia comienza aproximadamente en el tercer milenio a. de C. con

una cultura mediterránea que se llama cretense o minoica y que llega a alcanzar un alto

grado de desarrollo. Desde el siglo XVI a. de C. comienzan las invasiones de pueblos arios,

los aqueos, procedentes del centro de Europa, que se asimilan la civilización minoica.

Después, en el siglo XII a. de C., ocurren las invasiones de los dorios, también

centroeuropeos, que destruyen aquélla en forma parecida a como lo hicieron más tarde los

bárbaros al invadir al Imperio Romano. Desde aquella época la cultura de Grecia sufre un

colapso, hasta el siglo IX a. de C., en que vuelve a surgir bajo una nueva forma,

constituyendo la auténtica civilización helénica.

La sociedad helénica primitiva estaba constituida en forma aristocrática, basada en

las hazañas bélicas. En ella, los nobles o guerreros más sobresalientes alcanzaban la

dignidad de la realeza, aunque los reyes no eran más que los primeros entre, sus pares.

Éstos constituían una especie de consejo donde se debatían las cuestiones de la paz y de la

guerra. Con ellos vivían los jóvenes nobles en calidad de familiares o pajes. Por debajo de

todos quedaba la masa del pueblo formada por los trabajadores manuales y los labriegos en

calidad de siervos o esclavos. La familia era de carácter patriarcal.

El ideal de educación de esta época está, como siempre, en relación con los ideales

o aspiraciones de la sociedad, y siendo tina época de carácter heroico y guerrero, la

educación habría de tener ese mismo carácter. Así aparece expresado en las obras

fundamentales de este período, la Ilíada y la Odisea, escritas hacia el siglo VIII a. de C. (la

Odisea más tarde), aunque reflejan una sociedad anterior en lucha con la cretense o

minoica. Homero ha sido llamado por Platón "el educador de la Hélade"

Esta educación heroica o caballeresca estaba basada esencialmente en el concepto

del honor y del valor, en el espíritu de la lucha v del sacrificio, así como en el de la

capacidad y la excelencia personales. Todo esto aparece expresado en la idea de la arete

que significa en esta época, según Werner Jäger "el más alto ideal caballeresco unido a una

conducta selecta y cortesana" 2.

Historia de la Educación y la Pedagogía, de Lorenzo Luzuriaga. Página N° 32

Transcrito por el Profesor y abogado Dr David Torruella Placencia

Otro rasgo esencial de esta educación es el espíritu de competición, la aspiración a

sobresalir entre los demás, a figurar entre los primeros, en ser superior, en una especie de

competición deportiva. Así lo dice Néstor en la Ilíada: "Ser siempre el mejor y distinguirse

de los demás". Tal es el ideal agonal.

Un carácter esencial de la educación helénica de esta época y de las siguientes es su

atención a la totalidad de la persona. Así aparece expresado sintéticamente en la Ilíada en

las palabras de Fénix, el educador de Aquiles, al recordarle que lo ha educado "para ambas

cosas, para pronunciar discursos y para realizar hazafias"; es decir, para hablar en los

consejos e intervenir en la política de su país, y para hacer la guerra.

Conforme a estos ideales, la educación del joven guerrero constaba de dos partes

esenciales. En primer lugar, se ejercitaba en el manejo de las armas, del arco y la flecha, y

practicaba diversos juegos y deportes caballerescos; es decir se le daba una educación física

completa. Pero también se le enseñaba al mismo tiempo las artes musicales (canto, lira,

danza) y la oratoria. Finalmente, se cultivaba en él el sentido de la cortesía, de las buenas

maneras, así como el ingenio y la astucia para salir de los apuros.

La educación no se daba en esta época en escuelas o instituciones especiales, sino

que se recibía en los palacios o castillos de los nobles, a donde se enviaban los jóvenes en

calidad de escuderos. Aparte de esto existían también preceptores que acompañaban a los

jóvenes en sus guerras y viajes como aparece Fénix respecto a Aquiles, o Mentor respecto a

Telémaco.

Hablando de esta época heroica dice Dilthey: "Amplios espacios para los ejercicios físicos,

que debía cultivar no sólo la fuerza, sino también la belleza; juegos festivales en los que se

demostraban éstas; la enseñanza de la poesía y el canto, acompañada con instrumentos

musicales; relatos y memorias de Homero; las leyes, la sabiduría vital depositada en poesías

morales; tales son los elementos mediante los cuales se cultivaba al joven griego para estar

preparado, para la guerra y la elocuencia en las asambleas" 1.

1 Platón, La República, Libro X.

2 Werner Jäger Paideia, Los ideales de la cultura griega. México, Fondo de Cultura Económica, 1942, Vol.

1°.

Respecto la educación de la mujer, sabemos poco, si bien existen datos para ver que

estaba poco atendida, quedando limitada a las faenas domésticas, aunque en esta cultura

sobresalieran mujeres tan delicadas como Nausicaa y Penélope.

Historia de la Educación y la Pedagogía, de Lorenzo Luzuriaga. Página N° 33

Transcrito por el Profesor y abogado Dr David Torruella Placencia

2. LA EDUCACIÓN ESPARTANA

Como es sabido, Grecia se hallaba dividida en diversos Estados o mejor Estados-

Ciudades, de los cuales los dos -más conocidos son los antagónicos Esparta y Atenas.

Pasada la época heroica, guerrean los Estados-Ciudades griegos y logran un gran desarrollo

a costa de las organizaciones feudales de esa época. Surge entonces una organización

política nueva en la que de una u otra forma intervienen todos los ciudadanos libres y con

ella un nuevo tipo de vida, de cultura y educación.

Esparta ha alcanzado un gran renombre en la historia de la cultura como un pueblo

militarizado, rudo e inculto. Pero en realidad no fue siempre así, y sobre todo no lo fue en

los comienzos de su historia, en los siglos VIII y VII a. de C., en que alcanzó un elevado

grado de cultura, antes que la misma Atenas. Pero después a causa de sus conquistas

políticas, y debiendo mantener sumisos a los pueblos conquistados, todos los ciudadanos

libres de Esparta tuvieron que convertirse en soldados. Esto le dio la rigidez y la severidad

que la han caracterizado a lo largo de la historia. Como dice H. 1. Marrou: "La educación

del espartano no es va la de un caballero, sino la de un soldado; se sitúa en una atmósfera

política y no ya señorial”2.

Al mismo tiempo, Esparta desarrolla, en sustitución del guerrero individual homérico, la

formación de líneas o cuerpos de infantería en orden cerrado para el combate, y en lugar de

las bandas o agrupaciones de nobles, el ideal colectivo del Estado, al que se subordina todo.

El Estado espartano es el que más se acerco a los Estados totalitarios modernos. Sus

ciudadanos, que eran minoría, estaban sometidos incondicionalmente a sus autoridades; no

podían tener relación con el exterior, y en toda su vida se hallaban al servicio del Estado.

Los espartanos vivían en un campamento permanente. Y ello fue posible porque de su

subsistencia cuidaban los "periecos" y los ''ilotas'', que estaban sujetos a la tierra.

1 Dilthey, Historia de la pedagogía.

2 H. 1. Marrou, Histoire de L'éducation dans l'antiquité, 2a ed., París.

La educación espartana ha quedado como modelo de severidad y dureza. En este

sentido ha sido admirada por muchos pensadores, como Platón, que en cierto modo la

reproduce en su República como una solución al individualismo y a las divisiones de su

época. Licurgo, el supuesto autor de la mítica Constitución espartana, ha pasado a la

historia como ejemplo de legislador ejemplar. Pero, tanto o más que él influyeron en la

educación espartana las elegías, de Tirteo, que según Werner Jäger "se hallaban

Historia de la Educación y la Pedagogía, de Lorenzo Luzuriaga. Página N° 34

Transcrito por el Profesor y abogado Dr David Torruella Placencia

impregnadas de un ethos pedagógico de estilo grandioso. El ideal homérico en la areté

heroica es transformado en el heroísmo del amor a la patria". En sus poesías dice: "Yo no

juzgaré a un hombre digno de memoria, ni haré caso de él en las carreras a pie o en la

lucha... sí no tiene el valor militar, si no es hombre que se mantenga firma en la batalla" 1.

Pero al mismo tiempo que militar, la educación espartana era también deportiva y

musical. Sabido es que en los Juegos Olímpicos, Esparta alcanzó el mayor numero de

victorias, debido al entrenamiento especial de sus atletas. Asimismo, los espartanos

sobresalieron en la música y la danza. Pero en estos aspectos, Esparta quedó detenida por

las necesidades militares, renunciando a la participación en los juegos olímpicos y a las

artes y acentuando, el predominio de las actividades guerreras.

La educación espartana clásica, la del siglo IV a. de C., en que triunfa Esparta sobre

Atenas, estaba totalmente en manos del Estado. La intervención de éste comienza con el

nacimiento del niño, que es sacrificado en caso de no ser robusto. Hasta los siete años el

Estado delega la crianza del niño en la familia, y a partir de esta edad hasta los 20, la

educación la realiza directamente el mismo Estado. El niño pasa por una serie de

organizaciones juveniles, que recuerdan las de los países totalitarios modernos. Todo,

estaba subordinado a la instrucción militar. Y a ella se dirigían todas las pruebas y los

ejercicios. No existían escuelas propiamente dichas, sino más bien campamentos para la

educación de los muchachos.

1 W. Jäger, Paideia.

Según Plutarco: "De letras no aprendían (los espartanos) más que lo más preciso;

toda su educación se dirigía a que fuesen bien mandados, sufridos en el trabajo y

vencedores en la guerra; por eso, según crecían en edad, crecían también las pruebas,

rapándolos hasta la piel, haciéndolos andar descalzos, y jugar por lo común desnudos.

Cuando ya tenían doce años, no gastaban túnica ni se les daba más que una ropilla para

todo el año ... Dormían juntos en fila y por clases sobre mullido de ramas que ellos mismos

traían rompiendo con las manos sin hierro alguno las puntas de las cañas que se crían a la

orilla del Eurota ... A los más pequeños les mandaban traer leña y verduras y para traerlo lo

hurtaban; y el que se dejaba tomar llevaba muchos azotes con el látigo, haciéndoseles cargo

de desidioso y torpe en el robar. Robaban también lo que podían de las cosas de comer,

estando en acecho de los que dormían o se descuidaban en su custodia, siendo la pena del

que era tomado azotes y no comer; y en general su comida era escasa para que por sí

mismos remediaran esta penuria y se vieran preciados a ser resolutos y mañosos"1.

La educación de la mujer estaba especialmente atendida pero en vista de su función

de madre. El mismo Plutarco dice a este respecto: "Ejercitó (Licurgo) los cuerpos de las

doncellas en correr, luchar, arrojar el disco y tirar con el arco para que el arraigo de los

hijos, tomando principio en unos cuerpos robustos, brotase con más fuerza ... Removiendo

por otra parte el regalo, el estarse a la sombra y toda delicadeza femenina acostumbró a las

doncellas a presentarse desnudas igualmente que los muchachos en sus reuniones ... “2.

Historia de la Educación y la Pedagogía, de Lorenzo Luzuriaga. Página N° 35

Transcrito por el Profesor y abogado Dr David Torruella Placencia

3. LA EDUCACIÓN ATENIENSE

Atenas pasó por las mismas fases de desarrollo que Esparta, pero mientras ésta

quedó detenida en la fase guerrera autoritaria, Atenas llegó a un estado superior, el de la

vida política democrática.

En su fase guerrera, aristocrática, Atenas reproduce el tipo de sociedad heroica y

caballeresca de la época de Homero. Pero hacía el siglo VII a. de C., sufre un cambio

radical en el sentido ciudadano, y la cultura y la educación adquieren en ella un lugar

preeminente quedando en segundo término el guerrero.

1 Plutarco, Vidas Paralelas, Licurgo, XVI. Buenos Aires, Losada, "Las cien obras maestras".

2 ídem, XIV.

La polis, la ciudad, es el centro de esta cultura. Mientras que en Esparta los hombres

viven en aldeas y campamentos, en Atenas surge la vida urbana: "La polis es la fuente de

todas las normas de vida válidas para el individuo", dice Werner Jáger 1. "La polis, la

ciudad que hubo de prolongarse a lo largo de toda su historia; la ciudad como organización

de la vida externa e interna., como estructura social de su desarrollo espiritual, como unión

cultural no sólo de índole militar y política, sino como algo que abarca la totalidad de la

existencia", dice Alfred Weber 2. Así se convierte la polis en el educador de la juventud; es

el lugar de educación cívica y espiritual. Allí adquiere aquélla la conciencia cívica, el

espíritu democrático, la libertad política propia de la vida ateniense.

En la primera parte de su cultura, en los siglos VII a VI a. de C., en la época de la

llamada educación antigua, Atenas no tiene una organización educativa propia; pero posee

una institución que estimula las actividades educativas: los concursos nacionales

deportivos, que sustituyen a los torneos guerreros de la época homérica, y para los que se

prepara a la juventud desde su primera infancia.

La educación era más un asunto social que estatal, y se recibía en diversas formas.

En primer lugar, como en todas partes, en la familia, aunque ésta no tuviera tanta

importancia como en la fase anterior. A partir de los siete años comenzaba su educación

propiamente dicha, la cual comprendía dos partes esenciales: la gimnástica y la musical. La

educación física la adquiría el muchacho con el "paidotriba" en campos de deportes

llamados "palestras"; después, pasaba a los "gimnasios" que ya eran sostenidos por la

ciudad. Allí practicaba los ejercicios físicos básicos del salto, la carrera, la lucha, la jabalina

Historia de la Educación y la Pedagogía, de Lorenzo Luzuriaga. Página N° 36

Transcrito por el Profesor y abogado Dr David Torruella Placencia

y el disco. Pero como ya se ha dicho esta educación gimnástica no sólo tenía un aspecto

físico, sino que también contribuía a la formación del carácter.

La educación musical comprendía no sólo la música, sino también la poesía, y la

daba el "citarista" unas veces en las palestras mismas y otras en lugares especiales. Más

tarde se desarrolló una educación de tipo más instructivo, escolar. dada por el didaskalos o

maestro elemental, al que seguía el grammatikos que daba instrucción en gramática y

retórica. A estos educadores hay que añadir el pedagogo que acompañaba a los muchachos

y que cuidaba de su conducta.

1 Werner Jäger, Paideia.

2 Alfred Weber, Historia de la cultura.

"La preparación musical y la gimnástica -dice Dilthey- se hallan unidas en la paideia

para este fin común: la bella conformación de toda la persona, el desarrollo de la energía

guerrera y amante de la vida lo cual constituye el ideal educativo de estas politeien

[Estados-Ciudades] que luchan entre sí y en las que el trabajo corresponde a los esclavos"'.

El espíritu de esta educación quizá lo exprese mejor que nada la palabra

kalokagathía, es decir la educación moral y estética unidas, en lo cual se comprende tanto el

cultivo de] cuerpo, la belleza física, como el sentido moral y social. Ambos aspectos

predominan aquí sobre el intelectual y técnico. Los juegos y deportes, el canto, y la poesía

son los instrumentos esenciales de esta educación de tipo todavía minoritario, aunque con

un espíritu cívico y en cierto sentido democrático, por ser patrimonio de todos los hombres

libres.

A los 18 años el joven entraba en la efebia, especie de servicio militar, pero también

de carácter cívico, en la que se preparan para el uso de las armas. Al cabo de un año

recibían éstas en forma de espada y escudo y prestaban el juramento siguiente, que revela

el espíritu de su educación: "No deshonraré estas armas sagradas, ni abandonaré a mi

compañero de filas; combatiré por los dioses y los hogares y no dejaré mi patria

disminuida, sino que la dejaré más grande y más fuerte que la he recibido sea solo sea con

los compañeros, y obedeceré a los que sucesivamente ejerzan la autoridad con sabiduría, y

respetaré las leyes existentes y las que el pueblo establezca de común acuerdo; si alguno

trata de destruirlas o de desobedecerlas no lo permitiré, sino que combatiré por ellas sea

solo, sea con mis compañeros y yo los cultos de mis padres. Sean testigos: Aglauros,

Ares, Atena, Zeus, Heracles, las fronteras de la patria, sus trigos, cebadas, viñas, olivos e

higueras". Después el efebo pasaba otro año en el servicio militar como, guardián de las

fronteras en forma de milicias.

En el siglo V la sociedad y la cultura ateniense sufren un cambio aún más radical

que el anterior que da origen a la llamada "educación nueva". Por una parte, el Estado-

Ciudad ateniense pasa de la fase agrícola y en parte minoritaria, aristocrática, a la comercial

y marítima, dando lugar a una nueva clase social y a una democracia más extensa. En

segundo lugar, ocurren las guerras de liberación frente a Persia, que aumentan el poder

Historia de la Educación y la Pedagogía, de Lorenzo Luzuriaga. Página N° 37

Transcrito por el Profesor y abogado Dr David Torruella Placencia

ateniense. Finalmente se desarrolla la cultura en un sentido cada vez más intelectual, y da

lugar a una educación de carácter más elevado.

1 Dilthey, Historia de la Pedagogía.

Aunque los cambios más intensos ocurrieron en la enseñanza superior, no dejaron

de tener su influencia en la educación elemental. En ella se acentúa la intervención del

didaskalos, que sustituye al citarista de la época anterior, y con ello aumenta la instrucción

ampliándola a otros aspectos de la vida cultural como la aritmética y las letras,

independientemente de la música. Parece también que la rígida disciplina anterior se hace

más flexible y que la música misma se enriquece con nuevas modalidades.

Pero los cambios más profundos se experimentaron en la educación de la juventud.

La mayor complejidad de la vida política y Social hizo necesaria una mayor preparación

para ésta, sobre todo para la intervención en las asambleas. Así surgió un tipo de

profesores, los solistas, que mediante retribuciones elevadas se encargaban de preparar a la

juventud para la oratoria. Estos sofistas, que después fueron mal calificados, eran personas

de gran cultura y elocuencia, y proporcionaban la instrucción que necesitaba el hombre

político no sólo en oratoria sino también en ciencias. Pero tenían en cambio un defecto:

prescindiendo de toda objetividad acomodaban su enseñanza a los deseos y triunfos

personales, es decir, sacrificaban la veracidad a la subjetividad. Mas de ellos se hablará mas

adelante.

Otra innovación producida en la educación ateniense de la nueva época es la

formación de comunidades o fundaciones de cultura superior como la Academia de Platón

y el Liceo de Aristóteles a las que hay que añadir la escuela de Isócrates. En ésta se

cultivaba especialmente la retórica, mientras que en aquéllas se atendía especialmente a la

filosofía y a las ciencias. Respecto a las ideas pedagógicas de unos y otras se tratará

después.
1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   35

similar:

Historia de la Educación y la Pedagogía, de Lorenzo Luzuriaga. Página N° 1 iconHistoria de la Educación y de la Pedagogía (Curso General) Ciclos...

Historia de la Educación y la Pedagogía, de Lorenzo Luzuriaga. Página N° 1 iconLa diferencia entre la historia de la educación y la pedagogía, radica...

Historia de la Educación y la Pedagogía, de Lorenzo Luzuriaga. Página N° 1 iconIntroducción página 3 Cultura maya pagina 4 Escritura pagina 6

Historia de la Educación y la Pedagogía, de Lorenzo Luzuriaga. Página N° 1 iconLicenciado en Pedagogía (usac, Guatemala) y Maestro en Pedagogía (unam, México)

Historia de la Educación y la Pedagogía, de Lorenzo Luzuriaga. Página N° 1 iconEl papel de la Pedagogía Crítica en la educación Por: Ruth E. Claros-Kartchner...

Historia de la Educación y la Pedagogía, de Lorenzo Luzuriaga. Página N° 1 iconPrograma Este curso sitúa a los futuros educadores en el terreno...

Historia de la Educación y la Pedagogía, de Lorenzo Luzuriaga. Página N° 1 iconPedagogia en historia y ciencias sociales

Historia de la Educación y la Pedagogía, de Lorenzo Luzuriaga. Página N° 1 iconBienvenidos a la página España. Esta página se ha dividido en diferentes secciones

Historia de la Educación y la Pedagogía, de Lorenzo Luzuriaga. Página N° 1 iconDescuento en las principales publicaciones
«Se trata de una página y boletín dedicado a la Literatura Infantil, Juvenil, la Literatura y la Educación.»

Historia de la Educación y la Pedagogía, de Lorenzo Luzuriaga. Página N° 1 iconLorenzo Gomis basa su teoría en varios supuestos






© 2015
contactos
h.exam-10.com