Historia de la Educación y la Pedagogía, de Lorenzo Luzuriaga. Página N° 1






descargar 1.79 Mb.
títuloHistoria de la Educación y la Pedagogía, de Lorenzo Luzuriaga. Página N° 1
página8/35
fecha de publicación28.05.2015
tamaño1.79 Mb.
tipoDocumentos
h.exam-10.com > Historia > Documentos
1   ...   4   5   6   7   8   9   10   11   ...   35

3. PLATÓN

Si Sócrates fue el primer gran educador de la historia, Platón ha sido el fundador de

la teoría de la educación, de la pedagogía. Mientras que en aquél predominó la actividad

educativa, en éste sobresalió la reflexión pedagógica unida a la política.

Historia de la Educación y la Pedagogía, de Lorenzo Luzuriaga. Página N° 44

Transcrito por el Profesor y abogado Dr David Torruella Placencia

Platón nace en Atenas en 427 a. de C. de una familia noble, a diferencia de la popular de

Sócrates. Fue discípulo de éste, quien le indujo o al estudio de la filosofía, abandonando la

poesía a la que se había dedicado antes. A la muerte de Sócrates, se retira con otros

discípulos suyos a Megara, donde se entrega al estudio y a escribir sus primeras obras. Más

tarde emprende viajes a la Magna Grecia (Italia) y Egipto, poniéndose en contacto con la

vida y la cultura de estos países, y a Sicilia, donde entra en relación con el tirano de

Siracusa, Dionisio, en la esperanza de poder influir en su gobierno. Fracasado en su intento

fue puesto a la venta como esclavo y después rescatado; vuelve a Grecia, y a los 40 años

funda su célebre Academia, en un terreno que compró en Atenas cerca de un santuario

dedicado a Akademos y de un gimnasio del mismo nombre. Allí concretó su actividad

pedagógica, durante 40 años, y después de otro viaje sin éxito a Siracusa, falleció en 347, a

los 80 años de edad.

1 Dilthey, Historia de la Pedagogía.

A diferencia de Sócrates, Platón organizó una enseñanza y una investigación

sistemáticas, pues tal era la finalidad de la Academia. Ésta se hallaba constituida en forma

de corporación o comunidad de alumnos y maestros, en la que se realizaban estudios

superiores de carácter filosófico y político. En ella participaron los más destacados hombres

de la época, entre ellos Aristóteles, que pasó allí 20 años dedicados al estudio.

Platón estuvo toda su vida preocupado por los problemas políticos. La situación de

su país, después de una tiranía, pero con una democracia que condena a Sócrates, le impide

participar activamente en la vida política. En cambio, dedica a ésta gran parte, de sus

escritos, entre ellos sus dos obras maestras, La República y Las Leyes, que aunque no

ejercieron una influencia inmediata sobre su país, lo han hecho en el mundo a lo largo de

los 25 siglos transcurridos desde que fueron escritas. Platón tampoco abandonó nunca su

interés por la poesía, como lo demuestra el bello estilo de la mayoría de sus obras. A estas

preocupaciones unió la no menos intensa por la pedagogía.

La pedagogía de Platón está basada en su filosofía, la cual a su vez descansa en su

concepción de las ideas. Éstas son el último fundamento y esencia de la realidad. Son como

los arquetipos o modelos de las cosas, a las que éstas aspiran, como la auténtica realidad,

sobre la puramente sensible, tal como se ve en la famosa alegoría de la caverna platónica.

Lo esencial para nosotros es que en Platón, corno en Sócrates, predominan las ideas éticas,

la preocupación por la justicia. De aquí surgen sus dos obras citadas, en las que expone sus

ideas políticas y pedagógicas.

En Platón la educación está al servicio del Estado, pero a la vez éste se halla al

servicio de la educación. No hay educación sin Estado, pero tampoco hay Estado sin

educación. El Estado es como el individuo en grande. Éste se halla constituido por tres

estratos o capas: la de los apetitos o instintos, de carácter irracional y biológico; la del valor

o voluntad combativa, y la racional o espiritual. A estas tres partes del hombre

corresponden tres clases sociales en el Estado: a la de los apetitos e instintos, la de los

productores o trabajadores; a las del valor, los guerreros guardián es y a la racional los

Historia de la Educación y la Pedagogía, de Lorenzo Luzuriaga. Página N° 45

Transcrito por el Profesor y abogado Dr David Torruella Placencia

gobernantes. Cada una de estas clases tiene un tipo especial de educación dentro de la

organización general educativa del Estado. Ésta se halla expuesta como se ha dicho en La

República de carácter más utópico y en Las Leyes, escritas después y de carácter más

realista. Aquélla está orientada en la dura educación espartana, sin duda para contrarrestar

el carácter individualista de la sociedad en que vivía Platón; la última tiene más en cuenta la

realidad v es menos rigurosa. En La República se llega a la comunidad de mujeres e hijos,

en beneficio del Estado, pero en detrimento de la vida familiar. En Las Leyes se organiza

una educación estatal, pero se respeta la vida individual. Aquélla recuerda a los Estados

totalitarios actuales, en ésta predomina una concepción democrática.

El fin de la educación para Platón es, como para Sócrates. la formación del hombre

moral, y el medio para ello es la educación del Estado, en cuanto éste representa la idea de

la justicia. El Estado no es, pues, un fin en sí, sino un medio para realizar la justicia y la

educación conforme a ella.

Como toda la educación helénica, Platón considera a la gimnástica y a la música

como los instrumentos esenciales de la educación, pero asigna a ambas un papel más

amplio que la educación tradicional. En la gimnástica incluye no sólo los ejercicios físicos

y la higiene, sino también la formación del carácter, el cultivo del valor; en tanto que la

música comprende a más de la música, la danza y el canto, las letras y por primera vez las

matemáticas. Pero unas y otras puestas al servicio del espíritu. Los dioses -dice- han hecho

a los hombres el presente de la música y la gimnástica, no con el objeto de cultivar el alma

y el cuerpo (pues si éste saca alguna ventaja es sólo indirectamente) sino para cultivar el

alma sólo y perfeccionar en ella la sabiduría y el valor, concertándolos, ya dándoles

expansión, ya conteniéndoles en sus justos límites" 1.

Platón define a la educación diciendo "que debe proporcionar al cuerpo y al alma

toda la perfección y belleza de que uno y otra son. susceptibles" 2.

La educación para él comienza antes del nacimiento con la eugenesia e incluso con la

regulación de los matrimonios. En la primera infancia predominan los juegos educativos

practicados en común por los niños de uno y otro sexo. La educación propiamente dicha

empieza a los siete años con la gimnástica y la música, como se ha dicho. Aquí sólo queda

añadir la gran importancia que asigna en la educación a las narraciones y cuentos y en

general a la literatura, que quiere que se cuide para evitar perturbaciones. Esa educación

continúa hasta los 18 años en que comienza la "efebia" o preparación cívico-militar. Los

mozos más capaces continúan su educación después de los 20 años ya con carácter superior

y basada en las matemáticas y la filosofía. De entre ellos se seleccionan a los futuros

gobernantes, prosiguiendo su educación hasta los 50 años. En realidad ésta continúa

durante toda la vida.

1 La República, Libro III.

2 Las Leyes, Libro VI.

Historia de la Educación y la Pedagogía, de Lorenzo Luzuriaga. Página N° 46

Transcrito por el Profesor y abogado Dr David Torruella Placencia

En Las Leyes, Platón atenúa su radicalismo pedagógico y se atiene más a la realidad

ateniense. En ellas, sin embargo, se sigue manteniendo la educación igual para los hombres

y las mujeres, incluso en la gimnástica, aunque separadamente. Unos y otras se dedicarán

desde los 10 a los 13 años al estudio de las letras y después otros tres al de la música, la lira

principalmente. A éstos se añaden dos cursos de 3 años cada uno dedicados a la aritmética,

a la geometría y a la astronomía, terminando su educación como se ha dicho en la dialéctica

y filosofía. Es interesante observar que Platón pide ya aquí la creación de su comisario de

educación encargado de inspeccionarla y dirigirla y de maestros especiales para ella.

La educación, como la sociedad de Platón, está basada en la diferenciación de clases

sociales; pero ésta no es una separación fija, de tipo aristocrático, sino que surge de los

caracteres y talentos de los individuos. Así, los hijos de los gobernantes son incapaces "no

quiere [el dios] que se les dispense ninguna gracia., sino que se les relegue al estado que les

conviene, sea el de artesano, sea el de labrador".

Para Platón lo decisivo en la vida del Estado es, sobre todo la educación, más que

las leyes o la forma de gobierno. Así dice "que el mando esté en manos de uno solo o en la

de muchos, esto no alterará en nada las leyes fundamentales del Estado, si los principios de

educación que hemos establecido son rigurosamente observados" 1.

Platón emplea como Sócrates, el diálogo como forma de educación, y no se puede

diferenciar las modalidades de uno y otro, ya que Platón es el que las expone en sus obras

sin establecer distinciones entre ellas. Pero se supone que el diálogo platónico es más

sistemático y encaminado a fines fijados de antemano. En uno y otro la educación tiene el

mismo carácter intelectualista, al referirse en último término a los conceptos y las ideas,

aunque en Platón se acentúa más el aspecto de la belleza.

1 La República, Libro IV.

Si después de todo lo expuesto quisiéramos resumir la idea esencial de la pedagogía

de Platón, podríamos decir que es la formación del hombre moral dentro del Estado, en

cuanto éste representa la justicia.

4. ISÓCRATES

Dentro de la educación y la pedagogía griegas representa Isócrates (436-338 a. C.)

un papel singular, el de la retórica frente a la filosofía. Se conocen pocos detalles de su

vida, pero ideológicamente procede de los sofistas, a quienes tanto se parece, aunque los

ataca, como lo hace también con Platón. Isócrates aparece, en efecto, como la antítesis más

completa de la filosofía platónica. Según Dilthey, lo mismo que existió una lucha entre

Sócrates y los sofistas, hubo otra entre la escuela de retórica de Isócrates y la escuela

platónica decidiéndose, con gran perjuicio para el desarrollo espiritual griego, a favor de las

escuelas de retórica. Isócrates fue también un educador; fundó en Atenas hacia 380 una

Historia de la Educación y la Pedagogía, de Lorenzo Luzuriaga. Página N° 47

Transcrito por el Profesor y abogado Dr David Torruella Placencia

escuela que tuvo muchos alumnos, que pagaban elevadas sumas por la enseñanza. En ella

se enseñaba sobre todo la retórica, la elocuencia y las disciplinas necesarias para la política

y la vida. Isócrates desdeñaba , la filosofía y la pedagogía platónica, diciendo: "Yo

desapruebo la paideia llegada en nuestros días, a saber la geometría , la astronomía y la

discusión de cuestiones litigiosas. La joven generación encuentra en esto un gran placer.

Entre los ancianos nadie lo sentirá más que como algo insoportable". Lo importante de

Isócrates es la influencia que ejerció no sólo en su tiempo, sino en los posteriores. Pues

muchos de los pedagogos romanos y del Renacimiento humanista se inspiraron en su

retórica más que en los filósofos clásicos La lucha entre la retórica y la filosofía ha llegado

hasta nuestros días.

5. ARISTÓTELES

Como Sócrates y Platón, Aristóteles une a la reflexión pedagógica una gran

actividad educativa; fue no sólo un gran filósofo, sino también un educador, un maestro. De

aquí el interés de sus ideas -pedagógicas, aunque desgraciadamente se hayan perdido parte,

de sus escritos más importantes sobre ellas.

Nacido en 384 a. de C., fuera de Grecia, en Estagira, hijo de un médico, ingresa a

los 18 años en la Academia platónica, donde permaneció hasta los 38 en íntima relación

con su maestro. A la muerte de éste abandona la Academia, y después de pasar tres años en

Misias, donde se casa, marcha a Macedonia a encargarse de la educación del hijo de Filipo,

del que después había de ser Alejandro Magno. En 334 vuelve a Atenas y funda, como

Platón, una escuela en un bosquecillo dedicado a Apolo Licio, de donde toma su nombre de

Liceo. Allí estuvo 8 años, pero al morir Alejandro, Aristóteles como Sócrates, fue acusado

de impiedad y tuvo que refugiarse en la isla de Eubea, donde murió en 322, a los 62 años de

edad.

En la vida de Aristóteles hay dos momentos de gran interés para la educación. Uno,

como educador, o preceptor durante cuatro años de Alejandro, con lo que inicia lo que

después ha de llamarse educación del príncipe. Aristóteles educó a Alejandro conforme a la

tradición helénica heroica, basándose en Homero, pero dando un gran lugar también en las

ciencias, a la ética y a la política. El segundo momento de la actividad educativa de

Aristóteles está representado por su Liceo, que era a la vez, como la Academia, un centro

de educación y de investigación, pero con una mayor participación de las ciencias que en

aquélla. En efecto, ,en el Liceo reunió Aristóteles un material científico y bibliográfico

enorme. Pero no se descuidaba tampoco la enseñanza. A ésta se dedicaban las mañanas,

reduciéndolas a pequeños grupos de alumnos seleccionados, que seguían cursos de estudios

regulares; las tardes se dedicaban a un público más amplio, dándose conferencias ,,obre

temas generales de filosofía y política. Tanto la Academia como el Liceo son, con el Museo

de Alejandría, las instituciones más altas de la cultura y la educación helénicas y quizás de

todos los tiempos.

La finalidad de la educación para Aristóteles es el bien moral, el cual consiste en la

felicidad, que no hay que confundir con el placer, aunque éste sea una condición necesaria

Historia de la Educación y la Pedagogía, de Lorenzo Luzuriaga. Página N° 48

Transcrito por el Profesor y abogado Dr David Torruella Placencia

para aquélla Por felicidad entiende Aristóteles la plenitud de la realización de lo humano en

el hombre. Ahora bien, para conocer el bien no basta con conocerlo, con el saber como

quería Sócrates, sino que hay que practicarlo, realizarlo. No basta adquirir las ideas morales

sino que hay que partir de los actos, de la formación de hábitos, del dominio de las pasiones

para llegar a las voliciones completas, racionales. Con esto Aristóteles se aleja del

intelectualismo socrático y crea la dirección voluntarista en la educación.

Para Aristóteles hay, en efecto, tres cosas que pueden hacer al hombre bueno: la

naturaleza, el hábito y la razón. La primera nos es dada, pero puede ser modificada por el

hábito, como éste a su vez debe ser dirigido por la razón. Pero es preciso que las tres cosas

se armonicen, aunque siempre predominando el elemento racional. A estos tres elementos

corresponden tres momentos en la educación: la educación física, la educación del carácter

y la educación intelectual, que deben realizarse en forma sucesiva. "Es necesario -diceocuparse

del cuerpo antes de pensar en el alma; Y después del cuerpo es preciso pensar en

el instinto, bien que en definitiva no se forme el instinto sino para servir a la inteligencia, ni

se forma el cuerpo sino para servir al alma" 1.

Para Aristóteles, como para Platón, la educación es una función del Estado, aunque

no llega al radicalismo de éste, ya que reconoce a la familia como lugar de la primera

infancia. Pero la educación es necesaria para el Estado: "Donde quiera que la educación ha

sido desatendida, el Estado ha recibido un golpe funesto", dice en su Política 2. Y esta

concepción estatal la acentúa aún más al pedir su monopolio por el Estado frente a la forma

privada de educación: “Como el Estado todo sólo tiene un solo y mismo fin, la educación.

debe ser tina e idéntica para todos sus miembros ... En nuestra opinión es de toda evidencia

que por la ley debe arreglarse la educación, y que ésta debe ser pública" 3. Y por ello regula

en su obra minuciosamente la educación de los niños empezando por la celebración del

matrimonio y por la generación de los hijos.

Según su plan, hasta los cinco años los niños reciben en sus casas una educación que sólo

consiste en reglas higiénicas de vida y en someterles al endurecimiento. De los cinco a los

siete años deben asistir a ciertas lecciones, y de los siete en adelante la educación debe

comprender dos períodos: el primero desde los siete años a la pubertad y el segundo desde

la pubertad hasta los veintiún años.

1 Política, Libro IV

2 ídem, Libro VIII.

3 Política, Libro VIII.

Las dos partes esenciales de la educación para Aristóteles, como para todos los

griegos, son la gimnástica y la música. La primera no tiene por fin formar atletas, sino

desarrollar el valor, el coraje, y hasta la adolescencia los ejercicios deben ser ligeros para

no detener el crecimiento del cuerpo; después deben ser más rudos y severos. La música

Historia de la Educación y la Pedagogía, de Lorenzo Luzuriaga. Página N° 49

Transcrito por el Profesor y abogado Dr David Torruella Placencia

tiene por fin ejercer una influencia moral, aunque también debe servir para el recreo, y el

placer. Además de la gimnástica y la música, la educación comprende las letras y el dibujo.

Por desgracia, Aristóteles no nos ha dejado un escrito exponiendo su plan de

educación intelectual, que sin duda debería alcanzar un gran desarrollo. Pero dadas sus

ideas filosóficas y científicas es de presumir que las ciencias ocuparían en él un lugar muy

importante, como ocurría en el Liceo, y que entre ellos figuraran no sólo las matemáticas

sino también las ciencias naturales en las que fue también un maestro. Lo mismo podemos

decir respecto al método. Siendo Aristóteles el fundador del método inductivo hay que

suponer que lo aplicaría también ampliamente en la educación. Aristóteles cultivó también

la retórica en su escuela. Pero, a diferencia de Isócrates, la basaba en la lógica y la

dialéctica, dándole un carácter objetivo científico.

La influencia de Aristóteles en la educación y la pedagogía se debe no tanto a sus

ideas pedagógicas, que no desarrolló ampliamente, como a sus concepciones filosóficas y

científicas. Éstas influyeron grandemente en las épocas posteriores sobre todo en la Edad

Media y el Renacimiento, y aún lo hacen en nuestros días.
1   ...   4   5   6   7   8   9   10   11   ...   35

similar:

Historia de la Educación y la Pedagogía, de Lorenzo Luzuriaga. Página N° 1 iconHistoria de la Educación y de la Pedagogía (Curso General) Ciclos...

Historia de la Educación y la Pedagogía, de Lorenzo Luzuriaga. Página N° 1 iconLa diferencia entre la historia de la educación y la pedagogía, radica...

Historia de la Educación y la Pedagogía, de Lorenzo Luzuriaga. Página N° 1 iconIntroducción página 3 Cultura maya pagina 4 Escritura pagina 6

Historia de la Educación y la Pedagogía, de Lorenzo Luzuriaga. Página N° 1 iconLicenciado en Pedagogía (usac, Guatemala) y Maestro en Pedagogía (unam, México)

Historia de la Educación y la Pedagogía, de Lorenzo Luzuriaga. Página N° 1 iconEl papel de la Pedagogía Crítica en la educación Por: Ruth E. Claros-Kartchner...

Historia de la Educación y la Pedagogía, de Lorenzo Luzuriaga. Página N° 1 iconPrograma Este curso sitúa a los futuros educadores en el terreno...

Historia de la Educación y la Pedagogía, de Lorenzo Luzuriaga. Página N° 1 iconPedagogia en historia y ciencias sociales

Historia de la Educación y la Pedagogía, de Lorenzo Luzuriaga. Página N° 1 iconBienvenidos a la página España. Esta página se ha dividido en diferentes secciones

Historia de la Educación y la Pedagogía, de Lorenzo Luzuriaga. Página N° 1 iconDescuento en las principales publicaciones
«Se trata de una página y boletín dedicado a la Literatura Infantil, Juvenil, la Literatura y la Educación.»

Historia de la Educación y la Pedagogía, de Lorenzo Luzuriaga. Página N° 1 iconLorenzo Gomis basa su teoría en varios supuestos






© 2015
contactos
h.exam-10.com