Cada día se afirma con mayor rotundidad que la cuna de la humanidad estuvo situada en Africa ecuatorial hace unos cinco millones de años. Allá por el Lago Tana






descargar 24.63 Kb.
títuloCada día se afirma con mayor rotundidad que la cuna de la humanidad estuvo situada en Africa ecuatorial hace unos cinco millones de años. Allá por el Lago Tana
fecha de publicación01.06.2015
tamaño24.63 Kb.
tipoDocumentos
h.exam-10.com > Historia > Documentos
Breve historia de España

PREHISTORIA

Cada día se afirma con mayor rotundidad que la cuna de la humanidad estuvo situada en Africa ecuatorial hace unos cinco millones de años. Allá por el Lago Tana, nacimiento del Nilo Azul, en los macizos montañosos etíopes, tuvo lugar, al parecer, el comienzo de la divergencia entre los primates y el ser humano. La teoría del paraíso único o de Adán y Eva parece que sigue avanzando, dando razón a las tradiciones reflejadas en la Biblia y en otras mitologías y libros sagrados.

-------
pinturas rupestres de la cueva de altamira (españa)
Pinturas rupestres de la Cueva de Altamira (España)
---------

El hombre primitivo se fue dispersando, durante cientos de miles de años, en todas direcciones: Hacia el norte africano, por el valle del Nilo; hacia Asia, por el sur y el norte del Mar Rojo y por las costas de Arabia; hacia el Oeste africano, desde los lagos Alberto, Victoria, cuna del Nilo Blanco. (El Nilo Blanco se une al Nilo Azul en Jartúm.- Ver "Egipto, un don del Nilo")-, por los numerosos afluentes de los ríos del Zaire y por el río Congo; hacia el sur, por la costa oriental y por los lagos ecuatoriales, Tanganica y Niassa. Si contemplamos el mapa físico de Africa ecuatorial y meridional (el Cabo de Buena Esperanza está en el paralelo 35) podremos comprender que la orografía era propicia para el desarrollo de la vida en condiciones ideales. Además, en aquellas lejanas edades, llovía generosamente y la vegetación era mucho más exuberante que la actual. Así como, hacia el norte de Africa, los territorios eran más fértiles y los desiertos inexistentes.

Por otro lado, debemos recordar que la última glaciación mantuvo cubierta de hielo media Europa, posiblemente hasta el paralelo 50. Las glaciaciones del Pleistoceno comenzaron hace dos millones de años y coincidieron con los cambios climáticos que, producidos por la oscilación del eje de rotación de la Tierra, se habían iniciado hace dieciséis millones de años. Cambios climáticos que se repetirán, cíclicamente, durante la vida del planeta. Esto provocaba cambios en la vegetación y el flujo y reflujo, norte sur, de diferentes especies animales, entre las que estaba incluida la de nuestros antepasados más viajeros, más o menos erguidos y de mayor o menor tamaño.

Entre los restos arqueológicos, encontrados durante la construcción de Londres, había fósiles de elefantes, bisontes, leones, caballos, hipopótamos, mamuts y renos, animales que, normalmente, se asocian con Africa y el Polo Norte. La configuración geográfica que conocemos de Europa no tiene una antigüedad muy superior a los 10.000 años (finales del Paleolítico Superior), y así como Inglaterra se mantuvo, durante millones de años, unida al Continente, España lo estuvo al norte de Africa. Tanto el Canal de la Mancha, como el estrecho de Gibraltar, son accidentes geográficos relativamente recientes.

Todo ese milenario movimiento humano cristalizó en tres culturas principales localizadas en una de las zonas del planeta más relacionada con nuestra historia: La Semita, Africa y Asia Menor, que protagoniza los movimientos culturales hasta el año 2.000 a. C. La Indoeuropea Occidental, cuya influencia comienza a partir del año 3.000 a.C., originando los pueblos Griegos, Itálicos, Celtas, Venetos e Ilirios, Baltos, Eslavos y Germanos. Y la Indoeuropea Oriental, la de los indoeuropeos que abandonan el sudeste de Europa y se dirigen hacia el este a través del Cáucaso, entre ellos destacan los Hititas, Iranios, Frigios, Mitannios, Escitas, Medos, Persas, Tracios Dacios, Armenios, Lidios e Indos.

LOS IBEROS

Los recientes hallazgos arqueológicos de Atapuerca han confirmado que seres de aspecto humano, Homo Hábilis, inteligentes, sociables y que utilizaban utensilios, se instalaron en la península 800.000 años a.C. (Paleolítico inferior).

Los iberos fueron resultado de la evolución de aquellas primitivas culturas prehistóricas de procedencia libio - africana. Y por Iberos fueron reconocidos por los historiadores de la Grecia clásica los antiguos pobladores de la Península, mezcla de individuos de distintas procedencias y culturas.

Los Celtas

Este pueblo de origen indoeuropeo, procedente de Centroeuropa, estaba constituido por tribus pastoriles y guerreras de cultura avanzada que, en su expansión hacia el oeste, penetran en la península por ambos extremos de los Pirineos a principios del primer milenio a.C. Ocupan Cataluña y el valle del Ebro y, por el norte, se asientan en Cantabria, Asturias y Galicia, para descender después por la costa atlántica portuguesa. En la meseta, en Levante y en Andalucía se mezclan con los Iberos, dando lugar al pueblo Celtíbero; pero en Galicia y Portugal mantienen sus asentamientos independientes de los del pueblo ibero.

Las primeras noticias escritas sobre los pueblos que habitaban la península proceden de los griegos del siglo VI a.C. que nos citan a los iberos, celtas y tartesios. Estos últimos tuvieron como capital a Tartesos, un lugar no identificado con claridad entre la desembocadura del río Guadalquivir y Huelva.

Los fenicios

Los fenicios aparecen en nuestras costas comerciando con los nativos a partir del 1.200 a.C. y fundan Gadir, cerca de Cádiz, en el año 1.100 a.C. Los fenicios fueron denominados por los griegos (Homero) phoinikes . Phoinix significa rojo púrpura. Una de las habilidades fenicias eran los tintes de los tejidos en ese característico color. También se les llamó sidonios, procedentes de Sidón, ciudad situada entre Tiro y Beirut en la costa de la franja sirio-palestina, la zona del Líbano actual, al norte de Israel.

Los testimonios arqueológicos más antiguos que ofrece la zona fenicia proceden de la ciudad de Biblos, al norte de Beirut. Aquí se encontraron restos de un importante emplazamiento neolítico del siglo V a.C. definido como el más importante de aquella época en el área mediterránea. Los primeros habitantes, además de dedicarse a la agricultura, el pastoreo y la pesca, inician una abundante producción de tejidos e hilados que serán característicos de Fenicia en toda su historia. Una historia que no empieza a escribirse, como tal, hasta el siglo XII a.C. Es conocida, indirectamente, gracias a los historiadores griegos Herodoto, Diodoro Sículo, Arriano y en época posterior gracias al, también, griego Flavio Josefo (siglo I d.C.) que hace referencia a "Los Anales de Tiro" como principal legado de la historiografía fenicia escrito en esa lengua, obra que se perdió en la noche de los tiempos.

En la Península Ibérica, Gadir, llegó a ser un importante centro de comercio y de la ruta del estaño procedente de las minas del área nor-occidental del país. Sabemos que, en busca de estaño y de otros metales, las naves fenicias rebasaron las columnas de Hércules y que, navegando por la costa atlántica, llegaron hasta Britannia y Cornualles Los fenicios se llevaban la plata a cambio de otras mercancías que los nativos apreciaban. Diodoro Sículo relataba "...el país posee las más numerosas y las más hermosas minas de plata... los indígenas ignoran su uso. Pero los fenicios, que son tan expertos en el comercio, compraban esa plata con el trueque por otras mercancías. Por consiguiente llevando la plata a Grecia, a Asia y a todos los restantes pueblos, los fenicios obtenían grandes ganancias. Así, ejerciendo dicho comercio durante tanto tiempo, se enriquecieron y fundaron numerosas colonias: algunas en Sicilia y las islas cercanas, otras en Libia, en Cerdeña y en Iberia " (...y nosotros siempre tan desprendidos). Pero no solo obtenían plata de Iberia sino, además, cobre, estaño y oro. Este preciado metal era, también, obtenido en el interior de Africa, desde donde era transportado hasta las colonias costeras y sobre todo a Cartago.

Los griegos

Aprovechando la decadencia fenicia y la expansión griega por el Mediterráneo. Los griegos comenzaron a comerciar con Tartesos en el siglo VII a.C. y fundaron colonias en las costas de Iberia: Ampurias, Rosas, Mainaké y otras. Los enfrentamientos entre griegos y fenicios, por el dominio del Mediterráneo, se mantuvieron hasta la expansión romano cartaginesa.

Los cartagineses

Cartago ocupó una zona de la actual Túnez. Fue fundada por Elisa, hermana del rey fenicio Pigmalión (814 a.C.) que tuvo que huir de Fenicia al ser asesinado su tío y protector Acherbas, sacerdote de la diosa Astarté (Juno), por orden de Pigmalión. Tras pasar por Chipre, donde se unen a los fugitivos el sumo sacerdote de Astarté y ochenta muchachas destinadas a la prostitución sagrada, llegan al lugar que más tarde será Cartago, que significa ciudad nueva "cart-hadsht". Para asegurar a los suyos un espacio adecuado, Elisa, cuenta la leyenda, recurrió a la astucia con los nativos: les compró un espacio equivalente al que se pudiera cubrir con una piel de buey. Cortó la piel en finísimas tiras y, uniéndolas por sus extremos, rodeó la colina sobre la que se edificó la ciudad de Byrsa (piel de buey). Poco tiempo después los pueblos de los alrededores rindieron homenaje a Cartago.

La ciudad se desarrolló floreciente y pronto comenzó a extender sus dominios. En el año 654 a.C. los cartagineses fundan una colonia en Ibiza. Hacia el año 600 tratan de impedir que los griegos se establezcan en Marsella, pero pierden la batalla naval entablada con ese fin. En el 550 toman parte de Sicilia a los griegos e intentan, sin éxito (535 a.C.), a pesar de las colonias fenicias en la isla, hacerse con Cerdeña. Sin embargo, mediante una alianza con los etruscos, que dominaban la mitad norte de Italia, así como los griegos la sur y Sicilia (Magna Grecia), conquistaron la costa occidental de Córcega.

Magón, rey de Cartago, fundó una dinastía y tuvo como descendientes a Amílcar y Asdrúbal. Estos nombres, así como el de Aníbal, se repetirán con frecuencia en la historia de Cartago. En el año 500 a.C. los cartagineses arrasan Tartesos, poco después de ocupar Baleares. Amílcar Barca sometió algunos territorios ibéricos y Asdrúbal fundó Cartago Nova (Cartagena). Aníbal, hijo de Amílcar, llegó hasta el Ebro. A finales del siglo III a.C. la mitad sur de la península estaba bajo dominio cartaginés. Aníbal conquistó Sagunto, ciudad protegida por Roma, y así se desencadenó la Segunda Guerra Púnica en el año 218 a.C. Aníbal y su ejército avanzaron hacia Italia por tierra, superando los Pirineos, la Galia y los Alpes. Aníbal trató de ganarse los territorios italianos para que formaran una confederación con Cartago, pero Roma se revitalizó y conquistó Siracusa, Capua, y en el 209 a.C., Cartagena.

Finalmente, los romanos pasaron a Africa y el general romano Publio Cornelio Escipión, en alianza con el rey de los númidas, Masinisa, derrotó a Aníbal en Zama (204 a.C.). Las condiciones de la rendición fueron muy gravosas: los cartagineses tuvieron que renunciar a sus posesiones en Iberia y a los territorios ocupados en Africa; tuvieron que destruir su flota, pagar fuertes indemnizaciones a Roma y les fue prohibido hacer la guerra sin consentimiento romano. A pesar de los esfuerzos de Aníbal por levantar a su pueblo no lo consiguió e incluso fue desterrado. Por último, se quitó la vida para evitar ser entregado a los romanos.

Mientras, Masinia, había provocado de tal forma a sus antiguos aliados que provocó la Tercera Guerra Púnica con los romanos (149-146 a.C.), que terminó con la total destrucción de Cartago

Los romanos

Con la conquista de Cartagena se inicia la dominación romana de la Península Ibérica. En el año 197 a.C. es dividida en dos provincias Celtiberia y Lusitania, aunque esto no significaba el total control de los territorios; pues los nativos no soportaban ni los impuestos de los pretores, ni los incumplimientos de los pactos alcanzados. Como ejemplo de esto último, Galva, en Lusitania, reunió a gran número de lusitanos con la promesa de repartirles tierras de cultivo y, una vez reunidos, pasó a cuchillo a unos y vendió como esclavos al resto. Esto provocó la rebelión de Viriato (150 a.C.) que, tras algunas victorias, también terminó siendo traicionado y asesinado en el año 139 a.C.

A todo esto, una nueva guerra se había entablado. Su gesta más conocida fue la resistencia a los romanos de la ciudad de Numancia. Tras un largo asedio se rindió a Escipión Emiliano, pero gran parte de los numantinos se dieron muerte (133 a.C.).

A partir de entonces, las peleas por el poder se entablan entre diferentes facciones romanas. El pretor Sertorio alcanza el predominio sobre las provincias y organiza Hispania como una nueva Roma. Esto provocó un grave enfrentamiento con Roma y Sila envió al general Cneo Pompeyo. Con el asesinato de Sertorio se restableció la paz en el año 72. Pero, de nuevo, se produce un enfrentamiento entre Cesar y Pompeyo que terminó con la paz hasta que los pompeyanos fueron derrotados en Munda, en el año 45.

En el año 29, la rebelión de cántabros y astures obliga a Augusto a combatirlos personalmente, la rebelión es sofocada por Agripa en el año 19 y se alcanza un nuevo periodo de paz.

Augusto reorganizó el país y lo dividió en dos provincias imperiales: Lusitania, con capital en Mérida, y Tarraconensis, con capital en Tarragona; y una senatorial, la Bética, con capital en Córdoba. Aunque los valles del Guadalquivir y del Ebro quedaron fuertemente romanizados, no ocurrió lo mismo con el norte y noroeste (Gallaecia) que conservaron en gran medida sus costumbres. Un ejemplo fue la conservación del vascuence en el País Vasco y del celta en Galicia. Aunque no hay una sola provincia en la que no se conserven señas y monumentos de la civilización romana.

Los romanos aplicaron en Hispania el mismo patrón colonizador que en el resto del imperio: Calzadas, acueductos, fortificaciones, puentes, presas (Proserpina en Mérida), faros (Torre de Hércules en la Coruña) y una nueva concepción de las viviendas privadas. Favorecieron el comercio y fomentaron la agricultura con la introducción de nuevas especies vegetales y nuevas técnicas de cultivo.

Fuente: http://www.diomedes.com/historiaespain1a.htm

Añadir el documento a tu blog o sitio web

similar:

Cada día se afirma con mayor rotundidad que la cuna de la humanidad estuvo situada en Africa ecuatorial hace unos cinco millones de años. Allá por el Lago Tana iconEl proceso de hominización se inició en África durante el Paleolítico hace 2,5 millones de años

Cada día se afirma con mayor rotundidad que la cuna de la humanidad estuvo situada en Africa ecuatorial hace unos cinco millones de años. Allá por el Lago Tana iconSituada en Europa Occidental y en el norte de África, ocupa la mayor parte de la

Cada día se afirma con mayor rotundidad que la cuna de la humanidad estuvo situada en Africa ecuatorial hace unos cinco millones de años. Allá por el Lago Tana iconLa vida llegó hace casi 000 millones de años y nosotros hace tan sólo 200. 000 años

Cada día se afirma con mayor rotundidad que la cuna de la humanidad estuvo situada en Africa ecuatorial hace unos cinco millones de años. Allá por el Lago Tana iconSinopsis Cinco historias se entrelazan en un barrio de la gran ciudad....

Cada día se afirma con mayor rotundidad que la cuna de la humanidad estuvo situada en Africa ecuatorial hace unos cinco millones de años. Allá por el Lago Tana iconHace hoy dos años que murió mi padre. Era un día frío. De invierno....

Cada día se afirma con mayor rotundidad que la cuna de la humanidad estuvo situada en Africa ecuatorial hace unos cinco millones de años. Allá por el Lago Tana iconLos científicos creen que la miel forma parte de la dieta humana...

Cada día se afirma con mayor rotundidad que la cuna de la humanidad estuvo situada en Africa ecuatorial hace unos cinco millones de años. Allá por el Lago Tana iconEste largo camino comenzó hace ya 12 años cuando aparecisteis en...

Cada día se afirma con mayor rotundidad que la cuna de la humanidad estuvo situada en Africa ecuatorial hace unos cinco millones de años. Allá por el Lago Tana iconResumen hace ya unos años que la comunidad intelectual experimentó...

Cada día se afirma con mayor rotundidad que la cuna de la humanidad estuvo situada en Africa ecuatorial hace unos cinco millones de años. Allá por el Lago Tana iconUn año más se acerca la Semana Santa. Con la flexibilidad del calendario...

Cada día se afirma con mayor rotundidad que la cuna de la humanidad estuvo situada en Africa ecuatorial hace unos cinco millones de años. Allá por el Lago Tana iconLa rueda se inventó hace cinco mil años. Hasta su aparición las personas...






© 2015
contactos
h.exam-10.com