De Wikipedia, la enciclopedia libre






descargar 145.28 Kb.
títuloDe Wikipedia, la enciclopedia libre
página1/4
fecha de publicación17.06.2016
tamaño145.28 Kb.
tipoDocumentos
h.exam-10.com > Historia > Documentos
  1   2   3   4
Arte de paisajes

De Wikipedia, la enciclopedia libre

Saltar a navegación, búsqueda

http://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/thumb/a/a9/stroll_about_inspring.jpg/250px-stroll_about_inspring.jpg

http://bits.wikimedia.org/skins-1.5/common/images/magnify-clip.png

Zhan Ziqian, Paseando en Primavera, c. 600.

http://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/thumb/9/90/egon_schiele_015.jpg/250px-egon_schiele_015.jpg

http://bits.wikimedia.org/skins-1.5/common/images/magnify-clip.png

Un paisaje expresionista: Egon Schiele: La pequeña ciudad II (vista de Krumau sobre el río Moldava) 1912-1913, óleo sobre lienzo, 89,5 × 90,5 cm, col. Viktor Fogarassy, Graz..

El Arte de paisajes representa pictóricamente escenas de la naturaleza, tales como montañas, valles, árboles, ríos y bosques. Casi siempre se incluye en la vista el cielo, y el tiempo usualmente es un elemento de la composición. Tradicionalmente, el arte de paisajes plasma la superficie de la tierra, pero puede haber otros tipos de paisajes, como los que se inspiran en los sueños.

En la pintura occidental, el paisaje fue adquiriendo poco a poco cada vez más relevancia, como fondo de cuadros de otro género (como la pintura de historia o el retrato) hasta constituirse como género autónomo en la Holanda del siglo XVII.

Dentro de la jerarquía de los géneros, el paisaje ocupaba un lugar muy baja, superior sólo al bodegón.

Contenido

[ocultar]

  • 1 Clases de paisaje

  • 2 Historia

    • 2.1 Antigüedad

    • 2.2 Edad Media

    • 2.3 Renacimiento

    • 2.4 Barroco

    • 2.5 Siglo XVIII

    • 2.6 Siglo XIX

    • 2.7 Pintura contemporánea

  • 3 Véase también

  • 4 Referencias

    • 4.1 Bibliografía

    • 4.2 En línea

    • 4.3 Otras wikipedias

    • 4.4 Notas

  • 5 Enlaces externos

[editar] Clases de paisaje

Por la manera en que está tratado el tema del paisaje, cabe distinguir tres tipos fundamentales: 1.El paisaje «cósmico» o «sublime», en el que se presenta la naturaleza de manera salvaje, inmensos paisajes que no necesariamente representan lugares realmente existentes, y en loa que el hombre se siente perdido. Dentro de esta línea estaría el «paisaje naturalista» que refleja una naturaleza grandiosa, abundante y salvaje, en la que aparecen fenómenos atmosféricos como tormentas. Es propio de los artistas del norte de Europa, como Durero, Elsheimer o Friedrich.

http://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/thumb/f/f5/guerard_mount_townsend_1863.jpg/300px-guerard_mount_townsend_1863.jpg

http://bits.wikimedia.org/skins-1.5/common/images/magnify-clip.png

Eugene von Guerard: Monte Townsed, 1863. La pintura romántica exalta los paisajes salvajes y a menudo montañosos.

http://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/thumb/4/4b/the_harvesters_by_brueghel.jpg/250px-the_harvesters_by_brueghel.jpg

http://bits.wikimedia.org/skins-1.5/common/images/magnify-clip.png

Pieter Brueghel el Viejo, Los cosechadores, 1565: Paz y agricultura en un paisaje ideal pre-Romántico, sin terrores sublimes.

http://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/thumb/1/1f/frans_koppelaar_-_landscape_near_bologna.jpg/250px-frans_koppelaar_-_landscape_near_bologna.jpg

http://bits.wikimedia.org/skins-1.5/common/images/magnify-clip.png

Frans Koppelaar, Paisaje cerca de Bologna, 2001: Paisaje pintado en-plein-air.

2.La naturaleza «dominada» por el hombre, como ocurre con el paisaje flamenco o neerlandés. La presencia del hombre hace que la naturaleza no parezca amenazadora. Muchas veces acaba siendo un «paisaje topográfico», que representa necesariamente un lugar preciso e identificable, con una naturaleza presentada de la manera más humilde. Dentro de esta línea pueden citarse a Patinir, Pieter Brueghel el Viejo o los maestros holandeses del siglo XVII.

3.La naturaleza «colonizada» por el hombre, lo cual es típico del paisaje italiano. Aparecen campos cultivados de relieve, colinas, valles y llanuras con casas, canales, carreteras y otras construcciones humanas; la naturaleza ya no es una amenaza, sino que el hombre, además, la ha hecho suya. Dentro de este tipo de paisaje puede hablarse del «paisaje clásico», donde se representa una naturaleza ideal, grandiosa. La representación no es creíble, sino recompuesta para sublimar la naturaleza y presentarla perfecta. En este tipo de paisaje suele esconderse una historia. Es tópica la presencia de elementos de arquitectura romana, combinados con una montaña o una colina y con un plano de agua. Este tipo de «paisaje ideal» fue creación de Annibale Carracci, al que siguieron Albano, Domenichino y el francés Poussin. El paisaje italiano fue el preferido durante siglos por cuanto era el lugar al que viajaban los artistas de toda Europa y donde se formaban.

Desde otro punto de vista, referido al tema que se representa y no tanto a la manera en que se trata, cabe diferenciar entre:

  • Marinas en composiciones que muestran océanos, mares o playas.

  • Paisajes fluviales composiciones con ríos o riachuelos.

  • Paisajes estelares o paisajes nublados son representaciones de nubes, formaciones del clima y condiciones atmosféricas.

  • Paisajes lunares muestran paisajes de la visión de la luna en la tierra.

  • Paisajes urbanos muestra ciudades.

  • Hardscape o paisajes duros, en el que lo que se representa son zonas como calles pavimentadas y grandes complejos de negocios o industrias.

  • Paisaje aéreo o etéreo, mostrando la superficie terrestre vista desde arriba, especialmente desde aeroplanos o naves espaciales. Cuando el punto de vista es muy pronunciado hacia abajo, no se aprecia el cielo. Este género puede combinarse con otros, como en el arte etéreo nublado de Georgia O'Keeffe, el paisaje etéreo lunar de Nancy Graves o el paisaje etéreo urbano de Yvone Jacquette.

  • Paisaje onírico, en composiciones parecidas a los paisajes (generalmente surrealistas o abstractos) que buscan expresar la visión psicoanalítica de la mente como un espacio tridimensional.

[editar] Historia

[editar] Antigüedad

En los tiempos de las más antiguas pinturas chinas a tinta se estableció la tradición de paisajes «puros», en los que la diminuta figura humana simplemente invita al observador a participar en la experiencia.

Del Antiguo Egipto se conservan algunas representaciones paisajísticas esquemáticas en las tumbas de los nobles, grabadas en relieve durante el Imperio Antiguo y pintadas al fresco en el Imperio Nuevo; suelen enmarcar escenas de caza o ceremonias rituales.

En Pompeya y Herculano se han preservado frescos romanos de cuartos decorados con paisajes del siglo I a. C. En la antigüedad grecorromana, el paisaje se pinta como fondo o entorno para contextualizar una escena principal.

[editar] Edad Media

http://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/thumb/c/c5/giotto_di_bondone_031.jpg/220px-giotto_di_bondone_031.jpg

http://bits.wikimedia.org/skins-1.5/common/images/magnify-clip.png

Paisaje de Giotto: Detalle de la «Huida a Egipto» de la capilla de los Scrovegni en Padua, 1304-06, pintura al fresco.

Durante toda la Edad Media cristiana y el Renacimiento, el paisaje se concibe como una obra divina y su representación hace referencia a su Creador. En la pintura occidental, la representación realista del paisaje comenzó dentro de las obras religiosas del siglo XIII. Hasta entonces, las representaciones de la naturaleza en el arte pictórico había sido arqutípica: líneas onduladas para el agua o festones para las nubes. Fue Giotto el primero que, abandonando los precedentes modelos bizantinos, sustituyó el fondo dorado de las imágenes sagradas por escenarios de la realidad. Aunque autores como Boccaccio alabaron su realismo de Giotto,[1] lo cierto es que no dejaban de ser muchas veces representaciones simples: un árbol representaba un bosque, una roca una montaña. Poco a poco, a lo largo de la Baja Edad Media, la atención a esos retazos de naturaleza que aparecían en las escenas sagradas o míticas fue ampliándose, pero su carácter secundario lo revela el hecho de que muchas veces se dejaba a ayudantes, como ocurre en La Anunciación florentina de Fra Angélico. Dentro del estilo italo-gótico, Ambrogio Lorenzetti superó la representación topográfica para crear auténticos paisajes dentro de sus alegorías del Buen y del Mal Gobierno en el Palacio Comunal de Siena, al estudiar las horas del día y las estaciones. La pintura gótico-flamenca se caracteriza por su «realismo en los detalles», conseguido en gran medida gracias a la nueva técnica de la pintura al óleo; entre los aspectos a los que se prestó más atención y realismo estuvo el paisaje, tanto natural como urbano. Cabe citar, a este respecto, el plano del fondo de la Virgen del Canciller Rolin, auténtico paisaje en el que se detalla un jardín, más allá de él un río y a los lados una ciudad contemporánea del pintor.
  1   2   3   4

Añadir el documento a tu blog o sitio web

similar:

De Wikipedia, la enciclopedia libre iconFrom Wikipedia, the free encyclopedia De Wikipedia, la enciclopedia libre

De Wikipedia, la enciclopedia libre iconDe Wikipedia, la enciclopedia libre

De Wikipedia, la enciclopedia libre iconDe Wikipedia, la enciclopedia libre

De Wikipedia, la enciclopedia libre iconDe Wikipedia, la enciclopedia libre

De Wikipedia, la enciclopedia libre iconDe Wikipedia, la enciclopedia libre

De Wikipedia, la enciclopedia libre iconDe Wikipedia, la enciclopedia libre

De Wikipedia, la enciclopedia libre iconDe Wikipedia, la enciclopedia libre

De Wikipedia, la enciclopedia libre iconDe Wikipedia, la enciclopedia libre

De Wikipedia, la enciclopedia libre iconDe Wikipedia, la enciclopedia libre

De Wikipedia, la enciclopedia libre iconDe Wikipedia, la enciclopedia libre






© 2015
contactos
h.exam-10.com