Crónicas de la Historia de José C. Paz Costumbres y Sociedad






descargar 334.64 Kb.
títuloCrónicas de la Historia de José C. Paz Costumbres y Sociedad
página4/15
fecha de publicación10.06.2015
tamaño334.64 Kb.
tipoDocumentos
h.exam-10.com > Historia > Documentos
1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   15

Poblados primigenios de José C. Paz
Villa Iglesias




Propietarios y Pobladores de la zona


Mirando el mapa que sirvió para la creación del partido de General Sarmiento, trazado por el ingeniero Carlos de Chapeaurouge en 1889, encontramos como propietarios de lo que será en un futuro Villa Iglesias y sus alrededores a: Serafín Germano, Santiago Spinetto, José Balestrasse y José Elía. Estas tierras formaban parte del cuartel IV del partido de General Sarmiento.

Seis años después, en 1895, se realiza un censo, y en el área limitada por las vías del ferrocarril, el Camino de San Fernando a Rodríguez y el Camino del Pilar a Morón, todas estas tierras hacia el Arroyo Pinazo, estaban habitadas por las familias de José Balestrasse y Santiago Spinetto dedicados a la agricultura; Ireneo Posse, con comercio y Vicente Fiorini, resero; Juan Echart, con numerosa prole, trabaja como jornalero; Antonio Rebagiatti, agricultor; Juan Serres con almacén.

En 1908, Serafín Germano vendió algunas tierras a Antonio Capurro, frente a la estación y a Francisco Daneri, donde años después se instalará la Cerámica Alberdi.

El 12 junio de 1910, Serafín Germano y Nicolasa Gamboa viuda de Spinetta, venden una parte de las tierras que tenían en sociedad a Félix Iglesias. Poco tiempo después, el 26 de noviembre de 1910, Serafín Germano vende a Félix Iglesias dos fracciones más de terreno, en donde iba a formar la futura villa.

Nacimiento de "Villa Iglesias"


Así, Don Félix Iglesias, en las tierras adquiridas hace un primer loteo, delimitado por las calles Florida, Belgrano, Iglesias, Castelli, Labardén, Las Heras, Iglesias y Sarmiento. En el centro del loteo, dona una fracción de terreno para la plaza. Este loteo llevó por nombre "Villa Iglesias".

Esta villa comenzó a poblarse, suponemos ya hacia a fines de 1910, por dos hechos: primero a la plaza se le coloca por nombre "Centenario", es justo creer que le fue impuesto el nombre en el mismo año del centenario, además a algunas calles se las nomina con integrantes de la Primera Junta de Gobierno: Saavedra, Castelli, Moreno, Matheu y Belgrano; y el otro hecho es la radicación de la Escuela Nº 4, esta funcionó hasta 1910 en Los Polvorines, y en marzo de 1911, se radica frente a la plaza "Centenario", comenzando las clases con 18 alumnos en primer grado y 7 en segundo grado, bajo la dirección de la Sra. Virgilia G. Rodríguez de Couyet.

Los primeros pobladores son, en su mayoría, inmigrantes españoles e italianos, algunos recién llegados de Europa, otros radicados un tiempo atrás en otros lugares de la provincia de Buenos Aires o en la Capital misma; también hay algunos nativos. Muchos se van a dedicar a la construcción, está el terreno pelado y en este rubro hay porvenir; otros son empleados del ferrocarril al Pacifico, trabajando en los talleres de Santos Lugares o "catangas". En los alrededores hay tambos y tierras dedicadas a la agricultura y quintas de verdura.

Felix Iglesias hace una venta de tierras a la Compañía La Positiva y el 9 de noviembre de 1912, hay un segundo remate, comprendido entre las calles Florida, Sarmiento, Iglesias y el Camino de San Fernando a Rodríguez. Así queda unida la población con la estación del ferrocarril. En el plano del remate se la denomina a Villa Iglesias como "Pueblo Pinazo".

El rematador Arturo Barros distribuye los planos del loteo con la siguiente promoción:

570 lotes, sin base, sin intereses, en 80 mensualidades
y 9 casas, en 100 mensualidades, base $ 25,- por mes.
Tren gratis, que sale de la estación nueva del Pacifico en el Retiro, a la 1 p.m. en punto, para José C. Paz


También funcionó en ese día un tranvía a caballo en el lugar del loteo, para llevar a los futuros compradores. En el plano vemos el recorrido: desde la Estación por el Camino de San Fernando a Rodríguez, hasta Compostela; por esta hasta San Martín; por San Martín, una cuadra hasta Iglesias y por esta hasta Castelli, por Castelli hasta Saavedra, ahí comienza a volver hasta Mitre, pasando por enfrente de la plaza, retoma Compostela y vuelve hacia la estación.

Participación de Villa Iglesia en el cambio de nombre del pueblo "Arroyo Pinazo"


En 1913, se forma una comisión con representantes de Villa Altube, Villa Germano y Villa Iglesias, con el fin de homenajear al Doctor José C. Paz, fundador del diario "La Prensa" y amigo de don José Altube, fallecido el año anterior. Pronto se decidió solicitar el cambio de nombre de la estación "Arroyo Pinazo" por el de "José C. Paz". Las gestiones alcanzaron éxito y el 13 de julio de 1913, se procede al cambio solicitado.

En ese día hay varios actos programados en Villa Altube y también una pequeña parte en Villa Iglesias:

"las delegaciones y miembros de la familia del Doctor Paz, acompañados por la Sociedad de Fomento de Villa Iglesias se trasladaron, en carruajes y automóviles, a la parte Norte de la población, donde se había preparado otro "lunch", en el local de dicha sociedad.

En un breve brindis, el doctor Pedro E. Luro, hizo votos por la prosperidad del pueblo de José C. Paz y, especialmente, por el bonito barrio del Norte, que tiene un espléndido trazado para la futura ciudad. Contestó a estas palabras, el señor Félix Iglesias.

Los niños de la escuela que dirige la señora Teresa de Couyet, entonaron el Himno Nacional, acompañados por la banda de música de la localidad, y, en seguida, una salva de bombas atronó los aires, dando fin a los hermosos actos del día" (Diario "La Prensa", 14 de julio de 1913).

Nos remontamos en el tiempo y nos preguntamos: ¿quienes eran esos niños que cantaron el himno?. Mirando las planillas de promoción de la Escuela Nº 4, ponemos nombre y apellidos a los mismos:

"Primer grado:

Regina Campagna; Alfredo y Antonio Cantiello; Pablo Capurro; Emilio Castellani; Carmen Cedarry; Victorina Crimi; Fernando Dignac; Agustín y Santiago Ercolani; Encarnación, Tomás y José Fernández; Carmen Fiorini; Aníbal Forqueda; Flora González; Irene Guarro; María Grimaud; Leontina Jordán; Evalina Martínez; Catalina Mc Donnell; Eduardo Méndez; Ciriaca Milens; Cipriano Morales; Julio Morales; Esther Mojolí; José Navarro, José Navas, Juan Obertti; Flora y Jesús Otero; Lucía Palavecino; María Salamone; Carmen, Dominga y Rafael Sebo.

Segundo grado:

Víctor Aguilar; María E. Alberti; Lucía y Dionisio Barbero; Juan Raúl Caggiano; Gino Capodacqua; Carlos Capurro; Josefa De Miguel; Raquel Grimaud; María y Andrés Naves; Ricardo Obertti; Francisco Puigvert; Rosalía Salamone y Juan José Villa.

Tercer grado:

Coralí Acosta; Antonio Capurro; Mariana García; Juana y Pedro Martínez; Juan Monteferrante; Luis Naves; Pedro Palavecino; Margarita Provost y María Elena Villa.

Directora: Señora Virgilia G. R. de Couyet.

Maestra: Señorita Ofelia Rolando".

En ese día, 13 de julio de 1913, el diario "La Prensa" nos da una imagen del pueblo de José C. Paz:

"En la parte Norte de la vía del ferrocarril al pacífico, se hallan situadas las villas Iglesias y Germano, que cuentan con muchos palacetes, como los de los señores Serafín Germano, capitán Quiroga, Fernando Raho, José F. Vilella, Eduardo Echerer, Antonio Sirito, Julio Navarro, Francisco Alarcón, Luis Ebri y otros.

El pueblo cuenta con dos escuelas, a las que concurren más de 300 niños.

Una fábrica de cigarros, en donde trabajan 40 obreros, propiedad de la firma F. Iglesias y Cía. Cuatro almacenes, dos tiendas, cuatro sastrerías, tres carpinterías, dos carnicerías, una panadería, dos herrerías, dos hoteles y dos confiterías, constituyen la base de las futuras actividades comerciales del pueblo".

La Vida de Villa Iglesias


A tres años de fundada "Villa Iglesias" descubrimos que ya tiene vida propia: Sociedad de Fomento, Escuela, industrias, comercios, palacetes, incluso distintas nominaciones.



Nació como "Villa Iglesias" por el propietario de esas tierras ante del primer loteo; en la segunda venta de terrenos, se lo denomina "Pueblo Pinazo"; y en el lenguaje popular se lo comenzó a llamar "Pueblo Nuevo". Este último nombre surge en relación a Villa Altube, donde ya hay familias radicadas desde hace 20 años, hay hijos nacidos en ella, hay unos pasos de historia, por eso popularmente era el "Pueblo Viejo". En cambio Villa Iglesias, recién nacía, todos vecinos nuevos, recién llegados, no hay historia, por eso "Pueblo Nuevo".

Pero en realidad va más allá del nombre, hay una rivalidad pueblerina, cada uno tiene su plaza, tiene su escuela, no hay una Iglesia central que una ambos pueblos, cada uno tendrá sus características que le darán vida propia. Pueblo Viejo, será el asiento de la vida comercial e institucional, en el vivirán -al decir de los de Pueblo Nuevo- las familias copetudas. Pueblo Nuevo será un polo laboral, con radicación de industrias. La vía del ferrocarril al Pacifico y el Camino a San Fernando eran la frontera entre los dos pueblos, cada uno fue creciendo dentro de sus límites.

La Industria y el Comercio


Villa Iglesias fue un polo de desarrollo laboral. Entre los primeros vecinos, varios se dedican a la construcción: los Castellani, Aurelio García e hijo, Otero, Enrique Capodacqua, Carreras, Pinto... En 1913, hay radicada una fabrica de cigarrillos, propiedad de don Félix Iglesias y Cía., dando trabajo a 40 operarios. En la década del 20, en las tierras que habían sido propiedad de Francisco Daneri, se instala la "Cerámica Alberdi" y con ella surgió el "Sindicato obrero ladrillero a máquina de José C. Paz", que nucleaba a los operarios de la misma, cuya sede estaba en la calle Rivadavia. También se instaló la fabrica de tejidos "La Helvecia" en la calle Moreno, donde terminaba el pueblo, dando trabajo a otro numero importante de pobladores.



En cuanto a los comercios fueron surgiendo de acuerdo a las necesidades de la población: Antonio Capurro con almacén de ramos generales, Salvador Pasciucco con almacén y despacho de bebidas; Dionisio Barbero, con almacén, frente a la plaza "Centenario"; Ramón Méndez con su matadero, carneando y repartiendo la carne en la población; Ángel Fernández, con almacén, despacho de bebidas y cancha de bochas; en frente, en plena rivalidad comercial, Domingo Arena, también con almacén; Teodolini con carnicería; Barcelona y José Fernández, con la panadería "El Progreso"; Juan Peretti con su surtidor de nafta y fonda, frente a la fabrica Alberdi; Tropea, con peluquería; Teófilo Loayza, también con peluquería; la Sra. Barattino, con su tienda, Estrada, con carpintería...

Un paseo por "Pueblo Nuevo" en los años 30


Comenzamos en la esquina del Camino San Fernando a Rodríguez y Rivadavia, nos encontramos con los Capurro y su almacén, bar, bazar, despacho de bebidas... en frente el palacete de Serafín Germano; seguimos por "Rivadavia" ó el "Camino a Pueblo Nuevo" ó "la Colorada", como popularmente se la conocía, porque sobre la tierra tenía cascotes cerámicos para que en tiempos de lluvia pudieran pasar los camiones hacia la fabrica, en la primer esquina, los Rebuffo... y comenzamos a adentrarnos en un pueblo que vive de su trabajo, ferroviarios, operarios, peones de campo u hornos de ladrillos, dependientes en los comercios locales, jovencitas trabajando en casas de familia, también muy poquitas maestras.



Familias viviendo en casas de ladrillos asentadas en barro, sin revocar por fuera, tipo chorizo, dos dormitorios, cocina, galería abierta con enrejado de madera, techos de chapa de zinc, la mayoría con letrina al fondo, al frente dos pilares y portón de alambre... : Villa, Di Salvatore, Ciucci, Seraniti, Capodacqua, Kreusberger, Guerrini, Alvarez, Fernández, Schiapelli, Escobedo, Montes, Cincungrana, Puricelli, García, Arena, Vicente Barcelona, Mangieri, Volonté, Pasciucco, Oberti, Millozzi, Morales, Barattino, Teodolini, Ghigliazza, Barbero, Servando Palavecino, Pintos; "las cinco casitas": Crimi, Beltempo, Salamone, Grimaud y Magritti; Otero, De Miguel, Martínez, Naves, Colombo, Miguel Fernández, Parodi, Tropea, Estrada, Matilla, Bordoni...

También hay palacetes y casas quintas: "La Josefina" de Marenco, "Villa Maria" de Vatteone, el de los Bedoya con cancha de tenis; las casa quintas de Marengo y la de Pirello; la de Puentes, empleado en el Congreso de la Nación.

Seguramente en este recorrido algunos se han escapado a la memoria, pero también nos habremos cruzado con los repartidores en sus carros: don Cipriano Morales repartiendo la carne de Méndez; la jardinera de la panadería "El Progreso"; Juan Fiorini o Alfredo Barreiro, con su leche recién ordeñada; el carro del almacén que llevaba el pedido mensual, donde los chicos esperaban ansiosos las galletitas dulces o los chocolates... ó al doctor Forte, yendo a visitar a un enfermo, o alguna mamá llevando a su hijo a lo de doña Magdalena, para tirarle el cuerito; o los chicos cruzando el alambrado de la plaza para ir a jugar... También, al sonar la sirena a las 5 de tarde ver a los obreros de la Alberdi volver para casa, después de una jornada agotadora.



Más allá de los límites del "Pueblo Nuevo": los Cánepa y Castellani, Boan con su almacén, el matadero de Méndez, los Fiorini, el tambo de Capurro, la quinta de los Massa, el campo del "Cabezón" Echart con su palomar, el ombú... Los quinteros con sus carros cargados para el mercado, que llegan hasta lo de Peretti, donde están los camiones y ahí hacen el traspaso de las verduras: Focci, Zunino, García, Mica, González, Frino. O don Vicente Fiorini, arriando ganado para la feria...

Y los fines de semana, la muchachada preparándose para el football, primero será el equipo de "Villa Iglesias", después el de "Helvecia". O las comisión de señoritas del Club, organizando bailes.. O todos, en familia, participando de los picnis al arroyo Pinazo...



Pueblo Nuevo fue creciendo, y nos detenemos allá por el 35, recordemos a aquellos que fueron llegando con sus hijos pequeños y siguieron naciendo mas, a 25 años empezaron los casamientos: algunos buscaron casarse con vecinos de San Miguel, Bella Vista, el Cruce, Del Viso, Pilar... otros en sus colectividades, pocos fueron los osados en atravesar la vía y formalizar noviazgo en Pueblo Viejo; la gran mayoría formalizó casamiento con los vecinos del "Pueblo Nuevo" y muchos se emparentaron: Puricelli con Capurro; Capurro con Rebuffo y Ciucci; Capodaqcua con Llovet; Fernández con García; García con Morales; Morales con Millozzi y Castellani; Castellani con Millozzi y Beltempo; Millozzi con Crimi, Méndez y Alvarez; Crimi con Grimaud; Oberti con Mangieri; Mangieri con Barattino, Crimi y Colombo; Beltempo con Millozzi y Fernández; Naves con Palavecino; Palavecino con Colombo...

Cuantos lazos fueron surgiendo que hicieron de estos antiguos pobladores una familia grande; una familia grande que perdura hasta estos días, viviendo en esa familiaridad de pueblo chico, donde todos se conocen, se paran a charlas en la vereda, evocando los tiempos idos y cuando alguno ha partido, al volver, recorriendo cada calle, va viendo esos rostros, que tal vez ya no están, pero que el corazón los experimenta como un volver a los suyos.

Alberto Julio FERNANDEZ
1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   15

similar:

Crónicas de la Historia de José C. Paz Costumbres y Sociedad iconCRÓnicas. José alejandro castañO

Crónicas de la Historia de José C. Paz Costumbres y Sociedad iconSixto José Paz Wells

Crónicas de la Historia de José C. Paz Costumbres y Sociedad iconTratado de paz entre España y Estados Unidos (1898). Paz de París

Crónicas de la Historia de José C. Paz Costumbres y Sociedad iconEs el centro de la ciudad fundado en 1776, que guarda y muestra la...

Crónicas de la Historia de José C. Paz Costumbres y Sociedad iconHistoria de la Filosofía/ José Luis Herrera/ ies josé Hierro

Crónicas de la Historia de José C. Paz Costumbres y Sociedad icon1 voltaire, Nuevas consideraciones sobre la historia; El Siglo de...

Crónicas de la Historia de José C. Paz Costumbres y Sociedad iconSeñores: D. Mariano Zuaznavar. D. Juan Aguirreche. D. José Agote....

Crónicas de la Historia de José C. Paz Costumbres y Sociedad iconMÁster en literaturas hispánicas: «arte, historia y sociedad»

Crónicas de la Historia de José C. Paz Costumbres y Sociedad iconEspacio de la historia y de la sociedad vasca: un proyecto nacional

Crónicas de la Historia de José C. Paz Costumbres y Sociedad icon13 transformaciones sociales. Crecimiento demográfico. De la sociedad...






© 2015
contactos
h.exam-10.com