Tema 13: El Régimen de la Restauración (1875-1902)






descargar 15.14 Kb.
títuloTema 13: El Régimen de la Restauración (1875-1902)
fecha de publicación12.06.2015
tamaño15.14 Kb.
tipoDocumentos
h.exam-10.com > Ley > Documentos
TEMA 13: El Régimen de la Restauración (1875-1902)

La restauración constituye un largo periodo de la Historia de España que se extiende desde el golpe del general Martínez Campos (proclamación de Alfonso XII), hasta la Dictadura de Miguel Primo de Rivera. Éste sistema político fue ideado por Cánovas y dio a España unas décadas de estabilidad constitucional.

1. El sistema canovista. La Constitución de 1876 y el Turno de Partidos.

1.1 Principios generales
Cánovas consideraba el Sexenio como un periodo de caos. Veía como única salida la reposición de la dinastía histórica en la figura del príncipe Alfonso. Consiguió que Isabel II renunciara a favor de su hijo y que éste llegase al trono por petición popular. Para crear un clima de opinión favorable redactó el Manifiesto de Sandhurst , por el que el príncipe Alfonso se dirigía a los españoles ofreciéndose como monarca conciliador, católico y liberal. Pero 15 días después el general Martínez Campos mediante un pronunciamiento proclamó rey a Alfonso XII. Cánovas aceptó el hecho y se convirtió en la figura clave de la restauración.

Cánovas fue una persona polifacética (político e historiador). Sostenía que la nación era algo profundo y anterior a la existencia de los ciudadanos (nación = producto de la Historia). A partir de aquí construyó el sistema político que consideraba idóneo para España y que se apoyaba sobre cuatro pilares:

-El rey: su existencia no admite discusión. Por ello, la clave de la restauración estaba en el regreso de la monarquía.

-Las Cortes: junto con la monarquía sería la columna vertebral de una nación.

-Turno de Partidos: modelo ideal en el que un partido estaría en el poder y otro en la oposición. De una forma pacífica se turnarían, teniendo en cuenta lo que la nación necesita en cada momento.

-Constitución: estaría escrita y serviría para respetar y garantizar los principios anteriores.

Con estos planteamientos se hacía necesario abordar la elaboración de una nueva Constitución y consolidar el Bipartidismo

1.2 La Constitución de 1876

Fue redactada por unas Cortes Constituyentes elegidas por sufragio universal. Características:

-Soberanía: es compartida entre el rey y la nación, representada por los diputados, aunque la primacía del monarca sobre las Cortes era evidente.

-Cortes bicamerales:
a) Congreso: elegido por votación popular en distritos reducidos:

b) Senado: compuesto por tres tipos de senadores: de derecho propio (en función del cargo), vitalicios (elegidos por el rey) y elegidos por corporaciones del Estado y por los mayores contribuyentes.

-El derecho a voto: aunque Cánovas se oponía al derecho a voto de todos los ciudadanos, la Constitución dejaba abierta la posibilidad del sufragio universal masculino.

-La cuestión religiosa: la religión católica era reconocida como la oficial del Estado y se toleraban otras religiones aunque sin cultos ni manifestaciones públicas.

-Derechos y libertades: se reconocían los mismos que en la Constitución del 69, pero se otorgaba a las autoridades la posibilidad de suspenderlos.

Se trata de una Constitución que quiere hacer compatibles los valores tradicionales con la incorporación de algunos de los principios democráticos.

1.3 Bipartidismo y turno pacífico

La restauración necesitaba la existencia de dos grandes partidos que coincidieran ideológicamente en lo fundamental y se turnaran en el gobierno y la oposición. Ambos se nutrían de las elites económicas y de la clase media acomodada, aunque era mayor el número de terratenientes entre los conservadores y el de profesionales entre los liberales.

-Partido Liberal Conservador: se organizó alrededor de Cánovas y aglutinó a los sectores conservadores y tradicionales (excepto a los carlistas) y a los liberales moderados.

-Partido Liberal Fusionista: se organizó en torno a Sagasta y reunió a antiguos unionistas, progresistas y republicanos moderados.

En su actuación política las diferencias eran mínimas. Existía entre ellos un acuerdo de no promulgar nunca una ley que forzase al otro partido político a derogarla cuando regresase al gobierno. Para el ejercicio del poder se contemplaba el Turno Pacifico que a la muerte de Alfonso XII quedó reafirmado y fortalecido por el Pacto del Pardo. La alternancia pacífica estaba garantizada porque el sistema electoral invertía los términos propios de un sistema parlamentario.

Llegada la ocasión del cambio, el rey llamaba al jefe de la oposición a formar gobierno y luego se convocaban unas elecciones que debían dar la mayoría parlamentaria al nuevo gobierno. Esto implicaba la manipulación electoral. Se repartían los escaños antes de las elecciones (encasillado) y luego había que amañar las elecciones para que se dieran los resultados previstos. La presión, las trampas y la actuación de los caciques fueron determinantes para que siempre triunfaran los gobiernos que convocaban las elecciones.

2. La oposición del sistema. Regionalismo y nacionalismo.

Entre las fuerzas que quedaron marginadas por el sistema, algunas decidieron enfrentarse a la restauración.

-Los Carlistas: tras la guerra la dirección se fue a Francia. El carlismo se presentó como única fuerza política auténticamente católica. Pero el apoyo de la jerarquía eclesiástica y del vaticano a Alfonso XII condujo a este movimiento a una escisión. El sector integrista creó el Partido Tradicionalista. Careció de capacidad para organizar levantamientos aunque colaboró en insurrecciones republicanas.

-Republicanos: tuvieron que enfrentarse al descontento de sus seguidores, a la represión y a las divergencias en su seno.
a) Los posibilistas (Castelar): optaron por entrar en el juego político.
b) Los radicales (Ruíz Zorrilla): protagonizaron levantamientos que fracasaron al no contar con apoyo popular.
c) Los unitarios (Salmerón).
d) Los federalistas (Pi i Margall).


La introducción del sufragio universal significó la revitalización del republicanismo y estimuló su reunificación con la creación de la Unión Republicana. Sin embargo, sufrió las consecuencias negativas del movimiento obrero que le arrebató buena parte de sus bases sociales y electorales.

-Socialismo: Pablo Iglesias fundó el PSOE , primer partido obrero que se creó en España siguiendo las recomendaciones de la AIT. Con un programa marxista intervino en la política oficial para representar los intereses de los trabajadores. En 1888 se organizó como un partido de masas, democrático y con una disciplina interna que obligaba a cumplir las decisiones aprobadas desde sus bases. Con la implantación del sufragio universal consiguió su primer acta de diputado.

-Nacionalismo catalán: nace del movimiento cultural Renaixenca que pretendía recuperar la lengua y las tradiciones. Durante el Sexenio emergió su vertiente política en el contexto de proyecto federal del Estado. Durante la restauración, el republicano Valentí Almirall fundó el Centro Catalán para aglutinar a todos los catalanistas y presentó a Alfonso XII un Memorial de Agravios en el que se denunciaba la opresión de Cataluña. Más tarde, al fundarse la Unión Catalanista promovió las Bases de Manresa, donde se recogía el primer programa de catalanismo e incluía un proyecto de Estatuto de Autonomía de carácter conservador y tradicionalista. La crisis del 98 favoreció los nacionalismos y en 1901 Prat de la Riva y Cambó fundaron el primer gran partido catalanista, la Lliga Regionalista.

-Nacionalismo vasco: surgió como reacción contra la abolición de los fueros tras la guerra carlista. De raíces rurales, entendía que el liberalismo atentaba contra las señas históricas vascas (fueros); y en lo económico generaba un fuerte desarrollo industrial que atraía a inmigrantes que ponían en peligro la pureza de la raza vasca y la identidad del país. Esto fue expresado por Sabino Arana y se concretó la fundación del PNV.

3. Guerra colonial y crisis de 1898.

Con el Grito de Yara comenzó la guerra de Cuba que duró 10 años hasta la Paz de Zanjón. Pero la insurrección seguía latente ya que los criollos consideraron insuficientes las concesiones hechas desde España y Estados Unidos.

Tras el Grito de Baire estalló de nuevo la guerra dirigida por Martí, Maceo y Máximo Gómez. El gobierno español quiso acabar con el problema cubano enviando a Martínez Campos a negociar, pero fracasó. Después enviaría al general Weyler que llevó a cabo una fuerte represión, pero no logró apaciguar el conflicto sino que lo incrementó.


Tras el asesinato de Cánovas, Sagasta ofreció la autonomía, pero los cubanos conscientes del apoyo norteamericano rechazaron todo lo que no fuera la independencia.

Antes de una guerra con Estados Unidos, los americanos propusieron a España la compra de Cuba pero el gobierno español lo rechazó.

En Febrero de 1898 se produjo la explosión del Maine en el puerto de la Habana. Estados Unidos culpó a España del hecho, lo que se convirtió en una excusa para declarar la guerra a España.

El enfrentamiento bélico tuvo dos escenarios: Filipinas y Cuba. La escuadra norteamericana destruyó a la española. La guerra entre España y Estados Unidos concluyó con la derrota española. A finales del 98 se firmó la Paz de París donde España reconoció la independencia de Cuba, cedió a Estados Unidos Puerto Rico y Filipinas, a cambio de una indemnización de 20 millones de dólares. El Tratado de París significó la liquidación de los últimos restos del imperio español y el comienzo del imperialismo norteamericano.

3.1 Consecuencias del desastre del 98

La derrota y pérdida de las últimas colonias provocaron importantes consecuencias para España:

-Políticas: los grupos dirigentes intentaron modificar sus comportamientos y propusieron medidas para adecuar el país a la realidad que la derrota había puesto al descubierto. Los movimientos nacionalistas comenzaron una notable expansión, ya que la burguesía industrial de Cataluña y el País Vasco se daba cuenta de la incapacidad de los partidos dinásticos para desarrollar una política renovadora, orientando su apoyo hacia las formaciones nacionalistas que prometían políticas nuevas.

-Militares: se puso de manifiesto la incapacidad de un ejército volcado hacia los problemas internos, pero inadecuado para mantener una política exterior digna.

-Económicos: la pérdida de las colonias supuso la desaparición del mayor mercado para las manufacturas españolas y de las importaciones que desde allí llegaban. Aunque se vieron paliadas en parte por la repatriación a la Península de importantes capitales amasados en Cuba.

-Morales e ideológicas: se produjo una crisis de la conciencia nacional. La frustración, el desencanto y el pesimismo se instalaron en la sociedad de un país que lo había sido todo y ya no era nada. Además, la prensa extranjera presentaba a España como una nación moribunda, con un sistema político corrupto y un ejército ineficaz.

-El movimiento regeneracionista: los intelectuales empezaron a soñar con una España más digna, más cercana a Europa y más adecuada a los nuevos tiempos, aunque sin perder sus peculiaridades. Había que buscar soluciones de futuro.

-Generación del 98: formada por escritores de la época, reflexionó críticamente sobre la derrota y la realidad española. Se habló de europeización, de esperanza… Sobre ello escribieron: Miguel de Unamuno, Pío Baroja, Azorín, Antonio Machado…

Añadir el documento a tu blog o sitio web

similar:

Tema 13: El Régimen de la Restauración (1875-1902) iconTema El Régimen de la Restauración (1874-1902)

Tema 13: El Régimen de la Restauración (1875-1902) iconTema El Régimen de la Restauración (1874-1902)

Tema 13: El Régimen de la Restauración (1875-1902) iconEl sistema político de la restauración y los elementos opositores al mismo (1875-1902)

Tema 13: El Régimen de la Restauración (1875-1902) iconEl sistema político de la restauración y los elementos opositores al mismo (1875–1902)

Tema 13: El Régimen de la Restauración (1875-1902) iconEl sistema político de la restauración y los elementos opositores al mismo (1875–1902)

Tema 13: El Régimen de la Restauración (1875-1902) iconComentarios de Texto el régimen de la restauracióN (1874-1902)

Tema 13: El Régimen de la Restauración (1875-1902) iconTema. La crisis de la restauracióN (1902-1931)

Tema 13: El Régimen de la Restauración (1875-1902) iconTema Alfonso XIII y La crisis de la Restauración (1902-1931)

Tema 13: El Régimen de la Restauración (1875-1902) iconTema 11: el régimen de la restauracióN

Tema 13: El Régimen de la Restauración (1875-1902) iconTema 6: el régimen de la restauracióN. Características y funcionamiento del sistema canovista






© 2015
contactos
h.exam-10.com