Decreto de expulsion de los judios de aragon y castilla (1492 )






descargar 15.51 Kb.
títuloDecreto de expulsion de los judios de aragon y castilla (1492 )
fecha de publicación17.06.2015
tamaño15.51 Kb.
tipoDocumentos
h.exam-10.com > Ley > Documentos
TEXTO Nº 4

DECRETO DE EXPULSION DE LOS JUDIOS DE ARAGON y CASTILLA (1492 )

Don Fernando y Doña Isabel, por la gracia de Dios rey e reina de Castilla, de León, de Aragón, de Sicilia, de Granada, de Toledo, de Valencia, de Mallorca. . . duques de Atenas y Neopatria. Al Príncipe don Juan, nuestro hijo, e a los Infantes, prelados, duques, marqueses, condes. . . a los concejos, corregidores, alcaldes. . . de todas las ciudades, villas y lugares de nuestros reinos y señorios, y a las aljamas de los judíos y a todos los judíos y personas singulares, de cualquier edad que sean. . . salud y gracia. Sepades e saber debedes que porque Nos fuirnos informados que hay en nuestros reinos algunos malos cristianos que judaizaban de nuestra Sancta Fe Católica, de lo cual era mucha culpa la comunicación de los judíos con los cristianos, en las Cortes de Toledo de 1.480 mandamos apartar los judíos en todas las ciudades, villas y lugares de nuestros reinos, dándoles juderías y lugares apartados donde vivieran juntos en su pecado, pensando que se remorderían; e otrossi ovimos procurado que se ficiese Inquisición, . . por la que se han hallado muchos culpables, según es notorio. Y consta ser tanto el daño que se sigue 'a los cristianos de la comunicación con los judíos, los cuales se jactan de subvertir la fe católica, que los llevan a su dañada creencia. . . procurando de circuncidar a sus hijos, dándoles libros para escribir y leer las historias de su ley. . . persuadiéndoles de que guarden la ley de Moisés, faciéndoles entender que no hay otra ley nin verdad sino aquella; lo cual todo consta por confesiones de los mismos judíos y de quienes han sido pervertidos, Lo cual ha redundado en oprobio de la Fe Católica. Por ende, Nos, en concejo e parescer de algunos prelados, e grandes e caballeros, e de otras personas de ciencia e de conciencia, aviendo avido sobrello mucha deliberación, acordamos de mandar salir a todos los judíos de nuestros reinos, que jamás tornen; e sobrello mandamos dar esta carta por la cual mandamos. . . que fasta el fin del mes de julio que viene salgan todos con sus fijos, de cualquier edad que sean, e non osen tornar. . . bajo pena de muerte. E mandamos que nadie de nuestros reinos sea osado de recebir, acoger o defender pública o secretamente a judío nin judía pasado el término de julio. . . so pena de confiscación de todos sus bienes. Y porque los judíos puedan actuar como más les convenga en este plazo, les ponemos bajo nuestra protección, para que puedan vender, enajenar o trocar sus bienes. Les autorizamos a sacar sus bienes por tierra y mar, en tanto non seya oro nin plata, nin moneda nin las otras cosas vedadas.

Otrossí mandamos a nuestros alcaldes, corregidores. . . que cumplan y hagan cumplir este nuestro mandamiento. Y porque nadie pueda alegar ignorancia mandamos que esta Carta sea pregonada por plazas e mercados. /

/ Dada en Granada, a treinta y uno de marzo de 1.492.

Texto IV: Decreto de expulsión de los judíos


  1. La guerra civil castellana y el acceso al poder de los RR.CC.

  2. La política religiosa de los RR.CC.

  3. La formación del Estado Moderno (La Monarquía autoritaria de los RR:CC.). Analiza el sistema político y los órganos de Gobierno

  4. La política interior de los Reyes Católicos: la unificación territorial y la unificación religiosa

  5. La política exterior de los Reyes Católicos.

  6. La expulsión de los judíos


COMENTARIO DE TEXTO Nº4: DECRETO DE EXPULSION DE LOS JUDIOS
Localizar y situar el texto, clasificación e ideas principales.

El Decreto de expulsión de los judíos es una fuente histórica, en tanto que es un documento legal, un decreto, elaborado en la época a la que se refieren los acontecimientos.

Por su naturaleza es un texto histórico-jurídico dado que es un Decreto (documento legal) elaborado por los Reyes (con capacidad jurídica para legislar). El contenido del mismo es claramente jurídico en cuanto dicta unas normas y determina la penas que traerá quien desobedezca las mismas.
Los autores del texto son los RRCC, Fernando II de Aragón e Isabel I de Castilla, ambos aparecen en la intitulación del documento con la denominación de todos los territorios de los que son soberanos, siguiendo el modelo de intitulación medieval que perdurará hasta el fin de la Edad Moderna, es decir no se les nombra Reyes de la Corona de Castilla y Aragón (el concepto España, no está todavía determinado jurídicamente), sino de todos los reinos que forman dichas coronas. Sigue además el protocolo que fijó la Concordia de Segovia o Sentencia Arbitral de Segovia de 1475, por el que se acordaba el gobierno conjunto de los monarcas, figurando en la intitulación primero el nombre de Fernando y después el de Isabel, y después enumerando los territorios castellanos y después los aragoneses. Este acuerdo reconocía los derechos titulares de la Corona de Castilla a la reina Isabel de forma que a la muerte de esta en 1504, Fernando no actuó como gobernante de Castilla, sino en la consideración de Regente, no como rey titular, título que pasó primero a su hija Juana y luego a su nieto Carlos. El texto aunque firmado por los reyes partía de un borrador elaborado pocos días antes por el Inquisidor General fray Tomás de Torquemada
El destinatario del texto es colectivo, a todos los súbditos habitantes de los reinos de la monarquía, se entiende que tanto los territorios peninsulares como las posesiones italianas de Sicilia y Nápoles. Queda además en el último párrafo aclaro el sentido jurídico del documento al reflejar un principio jurídico de mucha importancia, la necesidad de “hacer público” publicar la ley, para otorgarle plena validez, y evitando que nadie puede alegar desconocimiento.
El contexto histórico en el que se sitúa este documento, es el de un intento por parte de los RRCC de una vez terminada la integración territorial con la anexión del reino de Granada, los monarcas inician su proceso de unidad religiosa con este decreto de expulsión de una de las comunidades religiosas no cristianas. Las capitulaciones de Santa Fé, que fija la rendición del reino nazarí en enero de 1492, permitieron a los musulmanes vivir en territorio cristiano (mudéjares) manteniendo religión, leyes y costumbres. Pero a partir de 1502 se iniciará un proceso de presión contra los mudéjares para forzar su bautismo.

Las ideas principales que se reflejan son:
La existencia de malos cristianos contagiados por las influencias de los judíos. Refiriéndose a los cristianos nuevos o judeoconversos que aunque bautizados siguen practicando la ley Judía.
Las Cortes de Toledo de 1480 determinaron la separación en “juderías” o guettos, en los que tienen que vivir los judíos para evitar el excesivo contacto con los cristianos viejos, y también para poder ser controlados. Entre 1480 y 1492 hubo varios brotes de violencia antisemita, por diversas ciudades de la península.
El que la decisión de la expulsión está tomada tras amplias deliberaciones, con el apoyo y consejo de altos dignatarios y prelados (la influencia del alto clero inquisidor está clara). Se nombra a la Inquisición como institución que velaría por la pureza de la ortodoxia cristiana. Es importante destacar que el campo de acción y control de la Inquisición no eran los judíos, sino los cristianos por lo que vigilan y temen la influencia de los judíos sobre los judeizantes (conversos o marranos)
La decisión de la expulsión en plazo, quedando los judíos bajo protección de la corona hasta que se acabe el plazo (finales de julio de 1492) y siendo perseguidos y condenados aquellos que les ayudasen fuera del plazo. Este plazo se prolongo con un edicto posterior del Inquisidor Torquemada en diez días para compensar el tiempo pasado entre la promulgación y el conocimiento del decreto.
Asimismo para evitar una pérdida de capitales, se les prohíbe a los judíos salir con sus posesiones en oro, plata y joyas, se les permite vender sus propiedades pero sacando su valor en forma de letras de cambio, evitando la salida la riqueza que tradicionalmente habían atesorado los judios.

Añadir el documento a tu blog o sitio web

similar:

Decreto de expulsion de los judios de aragon y castilla (1492 ) iconLa expulsion de los judios de españA (En defensa de doña Isabel I de Castilla, La Católica)

Decreto de expulsion de los judios de aragon y castilla (1492 ) iconAragón y el gobierno de los infantes en castilla

Decreto de expulsion de los judios de aragon y castilla (1492 ) iconLa única institución común a Castilla y Aragón durante el reinado de los Reyes Católicos fue

Decreto de expulsion de los judios de aragon y castilla (1492 ) iconBueno, he traído una imagen de la red de los reyes católicos; la...

Decreto de expulsion de los judios de aragon y castilla (1492 ) iconEPÍgrafe 1: la unión dinástica. Integración de las coronas de castilla y aragóN

Decreto de expulsion de los judios de aragon y castilla (1492 ) iconEn ciudades como Toledo, en la que convivieron las tres culturas...

Decreto de expulsion de los judios de aragon y castilla (1492 ) iconPenínsula y conseguir su unidad territorial mediante la unidad entre...

Decreto de expulsion de los judios de aragon y castilla (1492 ) iconLa expulsión de los moriscos

Decreto de expulsion de los judios de aragon y castilla (1492 ) iconLa expulsión de los moriscos

Decreto de expulsion de los judios de aragon y castilla (1492 ) iconLos moriscos su expulsión e hipotético regreso






© 2015
contactos
h.exam-10.com