El legado de Sefarad tanto para la España medieval, como para el resto de Europa y América, es una cuestión palpitante, ya que constituye un aporte fundamental






descargar 439.14 Kb.
títuloEl legado de Sefarad tanto para la España medieval, como para el resto de Europa y América, es una cuestión palpitante, ya que constituye un aporte fundamental
página10/10
fecha de publicación30.05.2015
tamaño439.14 Kb.
tipoDocumentos
h.exam-10.com > Ley > Documentos
1   2   3   4   5   6   7   8   9   10

Tablas genealógicas: Israel puso gran empeño, desde los orígenes, en fijar la ascendencia y descendencia de individuos, familias, clanes y tribus, interés manifiesto asimismo en Mesopotamia. Quizás Abraham, por su nativa Ur, conociese las tablas o listas babilónicas.

Las de Israel comenzaron acaso durante el Éxodo, y, tras el Exilio, era israelita de iure quien dispusiera de su tabla genealógica (cf Esd 2, 59- 62). Se ha formulado incluso la teoría de que el Génesis se basa en diez tablas o tôledoth, con referencias breves y simples a los personajes más destacados. La libertad de los redactores veterotestamentarios es, al respecto, considerable, sobre todo al establecer valores numéricos. Cf W. F. Albright, From the Stone Age to Christianity. Monotheism and the Historical Process. 2nd ed., Nueva York, 1957, págs. 236-249; 5. W. Baron, Histoire d'Israël. Vie sociale et religieuse. Trad. fr. (París, 1957), vol. 1, págs. 168 y 484, n. 30, y 364 y 582, n. 29; R. De Vaux,Instituciones del Antiguo Testamento (cf. BIBL., núm. 47 bis), Introducción v. cap. 1, Parte 1.

Talmud (pl. Talmudim): literalmente, «instrucción», de la raíz hebrealamad, «enseñar». El término se aplicó, en un principio, exclusivamente a la Gemará (o Guemará, v.), de la cual existen dos recensiones (con textos en hebreo clásico, neohebreo y arameo): el Talmud de Jerusalén(Yerushalmí) o Palestinense, y el Talmud babilónico (Bablí); el primero se remonta a mediados del siglo IV, en tanto que el segundo fue compilado durante el VSe conoce asimismo como Talmud Torá, es decir, «estudio de la Ley». Así, pues, fijada la Ley Oral (v.) en la Mishná (v.) por obra de los tannaîm (v.), continuáronla los 'amôraîm (v.): el Talmud resultó de ambas compilaciones. La Mishná presenta el corpus de las halakoth (v.), «preceptos» o «modos de obran» según los Padres o Ancianos, en sus adiciones y comentarios al Pentateuco. La Guemará es un complemento aclaratorio y discursivo de la Mishná. En el Talmud de Jerusalén, a cada sección precede el texto de la Mishná que es comentado. El Talmud babilónico, fruto de la academia rabínica de Sura presidida por R. Ashí (352-427) y Ravina II (473-499), último de los 'amôraîm, es en sentido estricto el Talmud por antonomasia: el único Ms. completo se conserva en Munich. A los 'amôraîm siguieron los sabôraîm (v.), que dieron remate a laGuemará y, según la tradición, pusieron por escrito aquélla y la Mishná. Se debe a Maimónides un extracto sistemático o Código talmúdico, el MishnáTorá, aún vigente. El Midrash (v.) se incluye en la literatura talmúdica. La edición princeps de la Misná salió a la luz en 1492; la del Talmud babilónico, en 1520; y la del de Jerusalén, en 1523. El Talmud constituye una fuente primordial para la exégesis bíblica, las costumbres, los sentimientos y la mentalidad judíos. «Es, por consiguiente dice D. Romano—, el paralelo de lo que en el Cristianismo representa la obra de los Santos Padres, y en el Islam, la Sunna. Pero, además, atesora el patrimonio, material y espiritual, de los judíos de los primeros siglos de la Era Cristiana»(Antología del Talmud, BIBL., núm. 58, págs. 13-14).

tanná (pl. tannaîm): v. Mishná y Talmud. Cronológicamente, activos entre 10 y 220 p. Ch. Les sucedieron los 'amôraîm (v.). El nombre se deriva del arameo tani, «enseñar» (v. también Baraitha, baraytot).

Tárgum: (pl. targumim): en hebreo, «interpretación». Son traducciones arameas de la Biblia, hechas en Palestina durante los primeros siglos de la Era cristiana, es decir, cuando los judíos comenzaron a olvidar o a no practicar el hebreo. El más antiguo, o de Onkelos (Aquila), se compuso, al parecer, en Palestina (siglo ii) yfue comentado en Babilonia (siglo V). Se trataba de una versión casi literal del Pentateuco, de la que sólo quedan fragmentos. Otros targumim son el de Jonathan (Profetas) y el de Jerusalén (Pentateuco). Se denominan targum, igualmente, las secciones en arameo de Daniel (2, 4 b-7, 28), Esdras (4, 6- 6, 18) y un versículo deJeremías (10, 11).

tefil.lah (pl. tefil.lot): y. 'amîdah sinagoga (para el Semone 'Esré).

tefil.lîm: v. Filacterias.

tehinná: «súplica», tipo de selihá (v.).

Tehôm: «Caos», estado universal de confusión, vacío y oscuridad previos a la Creación. En Babilonia, representado por el monstruo Tiamat, al que Marduk vence. «La tierra era nada y vacío, y las tinieblas cubrían la superficie del Océano, mientras el espíritu de Dios se cernía sobre la haz de las aguas» (Gén 1, 2). El Diluvio universal puede considerarse como un retorno del Caos o Tehôm contra el orden divino (cf. Gén 8, 22).

Templo: el Primero, construido por Salomón, fue arrasado por Nabucodonosor (587 a. Ch.); reconstruido tras el Exilio a partir del año 520a. Ch., el Segundo sufrió la misma suerte que el Primero, en 70 p. Ch.

Tanakh: Biblia, en hebreo.

teraphim: en hebreo, imágenes antropomórficas de ídolos semíticos (cfGén, 31, 19), cuya posesión considerábase garantía de felicidad y riqueza hogareñas. En Israel fueron objeto de supersticiosa veneración hasta Moisés (Zac 10, 1-2).

terefah: alimento impuro (v. kasher, hosher). Cf Maimónides, Guía de perplejos, tercera parte, cap. 47.

Tetragrammaton: gr., literalmente «cuatro letras», las del nombre de Dios, cuya pronunciación era tabú desde tiempos antiguos: YHWH. Existen más tetragramas religiosos y mitológicos: Zeus, Deus, Adad, Amón, Gott, etc. YHWH se usa 6.823 veces en el Antiguo Testamento y se discute su significación: cf Éx 3, 14: «Yo soy el que soy» (¿O «el que es», «el que hace existir», «el que ama»...?) V. también 'Adônai, 'El, 'Elôhîm.

Tishrí: séptimo mes del calendario, correspondiente a septiembre-octubre.

tokehá: tipo de selihá (v.), en la que el alma se reprocha a sí misma.

Tôrah, Torá: «Ley», «Norma», «Instrucción»; en rigor, el Pentateuco, «Ley» por excelencia; designa asimismo, basado en el Pentateuco, todo el cuerpo legal judío, bíblico y talmúdico.

tôsafôt: «adiciones» al comentario del Talmud por Rashí (1040-1105), que la escuela de rabinos así llamados —«tosafistas»— hizo en los siglos xii-xiii.

tosefta: compilación de baraytot (v.), es decir una colección de enseñanzas y tradiciones de los tannaîm, que complementan la Mishná.Data de los dos primeros siglos de la Era vulgar e ilustra sobre la vida judía coetánea.

U

urim y thummim: se ignora el significado de ambas palabras, aunque se trata de objetos que el Sumo Sacerdote (Éx 28, 29 Ss.; Lev 8, 8) llevaba sobre el 'efod (v.) y consultados en ciertas ocasiones para inquirir la voluntad de Dios. Tendrían, posiblemente, una finalidad mántica o adivinatoria.

Y

yeshibah (pl. yeshiboth): en hebreo, «sesión» o «reunión de eruditos». Con el tiempo vino a designar un «colegio» o academia rabínica, dirigida por un maestro prestigioso.

yigdal: liturgia, servicio diario en la sinagoga.

Yom Kippur: «Día del perdón o de la expiación», el más solemne y observado del calendario judío, el 10 de Tishrí (septiembre-octubre). Durante el mismo se invoca la misericordia de Dios y del prójimo. Corona los diez días de arrepentimiento o penitencia a partir de Ros ha-Saná, el Año Nuevo. Se caracteriza, sobre todo, por el Gran Ayuno, la suspensión de toda actividad laboral y los actos devotos, en particular la oración (v. Kol Nidré, selihá). Al final suena el cuerno de carnero (v. shôfar), en señal de absolución de los pecados y reconciliación con Dios.

yoser: bendición que acompaña al rezo de la séma' en el oficio matutino (vsaharit). Significa «Creador», pues va dirigida al Señor, que habla a Su ungido Ciro: «Yo, que formo la luz y creo las tinieblas, doy salvación y creo perdición...» (Is 45, 7).

Z

zaqen (pl. zeqenim): «anciano» (de zaqan, «barba»).

Zóhar (Séfer ha-): «Libro del Esplendor» (v. Cábala y Luz).

zugot: «parejas»; transmisores de la Ley Oral después de la Gran Asamblea (y. Gran Sinagoga). Hil.lel y Shammay fueron los últimos, bajo Herodes el Grande (37-4 a. Ch.): el primero se distinguió por su moderación y amor al prójimo, en tanto que el segundo encarnaba una tradición de austeridad (cf Talmud, tratado Shabbat 31a.).

*Bet ha-Kneset

1   2   3   4   5   6   7   8   9   10

similar:

El legado de Sefarad tanto para la España medieval, como para el resto de Europa y América, es una cuestión palpitante, ya que constituye un aporte fundamental iconIi compendio Historia de América – 8º
«América para los americanos». Esta doctrina fue el puntal de apoyo para las posteriores intervenciones de E. U. en la política de...

El legado de Sefarad tanto para la España medieval, como para el resto de Europa y América, es una cuestión palpitante, ya que constituye un aporte fundamental iconHéctor Tizón es uno de los escritores argentinos más destacados....

El legado de Sefarad tanto para la España medieval, como para el resto de Europa y América, es una cuestión palpitante, ya que constituye un aporte fundamental iconEl conocimiento de las sociedades, tanto en lo que se refiere al...

El legado de Sefarad tanto para la España medieval, como para el resto de Europa y América, es una cuestión palpitante, ya que constituye un aporte fundamental iconSi esta es la situación, la cuestión más candente
«Dios mío, respóndeme en esta hora en que la muerte me engulle: ¿no basta entonces toda la voluntad de un hombre para conseguir una...

El legado de Sefarad tanto para la España medieval, como para el resto de Europa y América, es una cuestión palpitante, ya que constituye un aporte fundamental iconLa mayor parte de los lingüistas están de acuerdo en afirmar que...
«j» castellana), k, L, m, n, ñ, p, r, s (pronunciada como la «s» del español del centro y norte de España), t, X (pronunciada como...

El legado de Sefarad tanto para la España medieval, como para el resto de Europa y América, es una cuestión palpitante, ya que constituye un aporte fundamental iconQue es España? Si buscas una respuesta literal, España se puede definir...

El legado de Sefarad tanto para la España medieval, como para el resto de Europa y América, es una cuestión palpitante, ya que constituye un aporte fundamental iconDecisiones un libro para «darse cuenta»
«Ninguno de nosotros pide nacer, y por lo tanto, uno no puede deberle a alguien por algo que nunca pidió», sino para que ella se...

El legado de Sefarad tanto para la España medieval, como para el resto de Europa y América, es una cuestión palpitante, ya que constituye un aporte fundamental iconAportes para una definición de la memoria como campo de reflexión para la historiografía

El legado de Sefarad tanto para la España medieval, como para el resto de Europa y América, es una cuestión palpitante, ya que constituye un aporte fundamental icon5-Como surge la idea de mejorar una “mongeta” I darle esa forma para...

El legado de Sefarad tanto para la España medieval, como para el resto de Europa y América, es una cuestión palpitante, ya que constituye un aporte fundamental iconEuropa y españa en el momento de la conquista de américa






© 2015
contactos
h.exam-10.com