El legado de Sefarad tanto para la España medieval, como para el resto de Europa y América, es una cuestión palpitante, ya que constituye un aporte fundamental






descargar 439.14 Kb.
títuloEl legado de Sefarad tanto para la España medieval, como para el resto de Europa y América, es una cuestión palpitante, ya que constituye un aporte fundamental
página9/10
fecha de publicación30.05.2015
tamaño439.14 Kb.
tipoDocumentos
h.exam-10.com > Ley > Documentos
1   2   3   4   5   6   7   8   9   10

resut: «introducción después de los salmos, en el oficio matutino(saharit). Trátase de una composición piyyut (v.), denominada nismat(«aliento», «espíritu»); aunque también hay resut en la qerobá (v.) opiyyutim que se adicionaron al rezo de las Téjil.lot (v.), que seguía al de laSema'(v.). Literalmente, resut significa «poder» o «control», e iniciaba la oración.

Ros ha-Saná: Año Nuevo de los judíos, el 1.0 y 2.0 de Tishrí (entre el 6 de septiembre y 5 de octubre). Con él dan comienzo diez días penitenciales, previos al Yóm Kippur (v.). Durante el Ros ha-Saná se celebra la Creación del Universo; el shófar («cuerno») resuena en la sinagoga —excepto si es sábado—; se renta una oración a orillas del mar o de un río, para que los arrepentidos «viertan» sus pecados; se bendicen en la primera cena diversos frutos de la tierra, y, en la segunda, la granada, para que Dios conceda un año «dulce» y fecundo en bienes. Con el Rol ha-Sana da principio el año civil, pues el religioso comienza en Nisán (abril-mayo). También se denomina así un tratado tal- módico sobre el Año Nuevo.

Rûah haqqôdesh: término hebreo para el «Espíritu Santo», fuente de vida en su doble acepción divina y humana. Cf Gén 1, 2: «El espíritu de Dios se cernía sobre la haz de las aguas»; Gén 2, 7; Ez 37, 1-14; Jue 14, 6, para Sansón; también referido a Moisés, Josué, David, Elías y otros.

S

Sabaoth: título o epíteto de Yabvé (-Sabaoth) como «Señor de los ejércitos», cuyo origen es discutido: ¿quizá una divinidad pre-israelita? En 1 Sam 4, 4, durante la guerra contra los filisteos, el Arca se llama «Arca de Yahvé Sabaoth», por lo que el título se ha asociado estrechamente con el Arca. Sin embargo, parece ser que tal apelativo (más la precisión de que Yahvé «reina sobre los querubines») lo recibió primeramente en Shiló (cf. 1 Sam 1, 3), donde existía un santuario anterior. Tampoco puede asegurarse que Sabaoth signifique «Señor de los ejércitos» (de Israel), según R. De Vaux, Instituciones del Antiguo Testamento (BIBL., nóm. 47 bis.), caps. 5, 1, de la parte III, y 2, 3-4 (b), de la parte IV. En todo caso, el título Sabaoth fue posteriormente relacionado con los poderes cósmicos (Is 6, 1-3).

Sabático (Año): Según la Ley (Lev 25), el último cada siete, durante el cual se dejaba reposar el suelo cultivable (Éx 23, 10, y Lev 24, 2-7), los siervos podían emanciparse (Ex 21, 2-11) y las deudas ser condonadas (Deut 15, 1-16). El año jubilar celebrábase cada siete años sabáticos, con iguales o similares preceptos.

sabôrá (pl. sabóráim)maestro que participó en la revisión del Talmud, entre los siglos vi y vii. El nombre es arameo, propiamente sabura' îm,«razonadores» o «comprensivos» (hebreo sebûrim, «pensadores»). Abraham ibn Daud prolonga esa labor de los sabôraîm hasta 689.

Saduceos: (¿de Sadok o Zadok? ¿de saddiq, «justo»?): miembros de un partido o secta judía ya existente en el siglo i a. Ch., menos numerosos que los fariseos, sus rivales. Pertenecían a los rangos sacerdotales constituidos bajos los Asmoncos, como aristocracia político—religiosa que llegó a controlar el Sanedrín (v.). Procuraban un entendimiento con los gentiles, sobre todo con Roma, y mostrábanse también, en cierto modo, filohelenos, contrariamente a los fariseos; pero, a su vez, conservadores respecto a la Torá, cuyo desarrollo oral por parte de los escribas ellos rechazaban; así como, en orden a la escatología, el mundo de ultratumba —concretamente la resurrección— y los ángeles. Tras la ruina del Segundo Templo, fueron suplantados por los fariseos. En la Alta Edad Media, los caraítas (v.) recibieron el nombre de «saduceos».

Sanhedrín (o Sanedrín): órgano político-religioso del judaísmo palestinense en la época de Jesús, con su centro en Jerusalén, pero desplazado a Babilonia después del año 70. Lo formaban sacerdotes, doctores de la Ley o escribas y ancianos. Se han distinguido en él un Consejo político, a cuya cabeza se hallaba un Sumo Sacerdote, y un Consejo religioso, muy antiguo, que se acogería a Tiberíades con posterioridad al año 70. El nombre es de origen griego: synédrion,«consejo» o «asamblea».

Satán, Satanás: (hebreo, «Adversario»; griego, Diábolos «Calumniador»): espíritu del mal, príncipe de las tinieblas, enemigo de Dios y de sus fieles. Después del Exilio y por influencia, seguramente, irania, fue perfilándose como tal, aunque ya el Antiguo Testamento ofrece la figura de Belial (v.) y la de Baalzebub o Beelzebub, quizá de origen babilónico: cf Job, 1-2; Zac 3, 1; Par 21, 1 sgs.: compárese con 2 5am 24 sgs. En el Libro de Enoc(40, 6-69, y en 2 Enoc 29, 39) acaudilla el ejército de los demonios e intenta sublevar a los ángeles; pero, según ese texto apócrifo —notable muestra de literatura apocalíptica o de «visiones» sobrenaturales—, Satán aparece como un «ángel caídos por su pecado capital, la soberbia. El día del Juicio Final será arrojado a los Infiernos por los arcángeles Miguel, Gabriel y Rafael. Asmodeo (v.) figura entre sus discípulos. Cf también Tob 3, 8, y Sab 2, 24: «por envidia del diablo, la muerte entró en el mundo, y la experimentan los que son herencia del diablo», Cf E. Langton, La démononologie, trad. fr., París, 1951.

Sabbath: literalmente, «descanso» (día de); séptimo día de la semana que comienza al atardecer del viernes, observándose basta el ocaso del día siguiente un reposo que, con el tiempo, se extendería a cualquier trabajo o actividad —especialmente después del Exilio— como rasgo peculiar de Israel. En cuanto a sus orígenes, se explica por el descanso de Yahvé tras los seis días de la Creación, y se le vincula a la esclavitud sufrida en Egipto(cf Ex 20, 8-11, y Deut 5, 12—15). También se ha invocado el shapattu (m) babilónico, quinto día de la semana dedicado a sacrificios y ritos mágico-religiosos para conjurar eventuales desastres. Cf: H. Meinhold,Sábado y Domingo, trad. espó., Madrid, 1929, págs. 19-103; W. Corswant,Dictionaire d'Archéologie biblique (BIBL., núm. 4 bis), s. o. «Sabbat», págs. 263-264; T. G. Pinches, s. o. «Sabbath» (Babylonian), en la Encyclopaedia of Religion and Ethics, cd. por J. Hastings (BIBL., Núm. 4), vol. X, págs. 890-891, y, en el mismo vol., s. o. «Sabbath» (Jew), por 1. Abrahamas, págs. 891-893; R. de Vaux, Instituciones..., cap. 16, parte IV.

saharit: término litúrgico, para designar el oficio matutino de la sinagoga (v. 'amîdah, gé'ulah, hal.lel, mi kamoka, qaddis, resvut...).

salôm: «paz». En sentido político expresa la idea, no sólo de «ausencia de guerra», sino de relaciones amistosas entre dos o más pueblos, al igual que cutre los individuos Que 4, 17; 1 Sam 7, 14; 1 Re 5, 4, 26; 22, 45; cf Gén 34, 21; 1 Crón 12, 18). Ese estado de paz debe ser garantizado mediante un tratado o pacto (berîth: 1 Re 5, 26).

sammas: empleado de una sinagoga, o de una comunidad judía, cuya misión es preparar los servicios religiosos y, a veces, dirigirlos.

Savu'ôt: v. Fiestas.

Séder: v. Fiestas.

Sefarad: nombre hebreo para España. Según Abdías, 20, en su vaticinio contra Edom, a mediados del siglo ix a. Ch., «los desterrados de Jerusalén que están en Sefarad ocuparán las ciudades del sur...» Arias Montano asoció este nombre con Hesperia, es decir, la Península Ibérica para los antiguos griegos. Sin embargo, parece ser que se trata de un topónimo oriental (¿Bósforo? ¿Sardes?); o de Esparta (Sparda), lo que —en este caso— resultaría extraño. La identificación con España, por parte de los exegetas judíos, se remonta al Targum de Jonatán relativo a los Profetas (desde Josué a Malaquías), cuya cronología es discutida (¿siglos i o ii? ¿siglo xvCh.?), pues incluso se ha supuesto que ese Targum es traducción hebrea de la versión griega del Antiguo Testamento, debida a Teodoción (ca. 180 p. Ch.). Refiriéndose a Abdias, escribe D. Gonzalo Maeso: «Especial interés reviste el v. 20 para la onomástica. El nombre de SFARAD (bí-Sfarad, con la partícula prefijada), lo aplicó la versión siríaca, el Targum y los rabinos medievales a España, y, como consecuencia, tal es el nombre con que se la designa en hebreo (Sefarad, de donde se deriva el denominativo sefardí, hispano-hebreo)» (Manual de historia de la literatura hebrea (BIBL., núm. 104), pág. 235.

Sefirôth: de la raíz «numerar», son los diez grados o «esferas» de la Cábala (v.), emanaciones o atributos divinos a través de los cuales fue creado el mundo, y nexos entre el infinito y lo finito: Corona- Sabiduría-Inteligencia forman la primera tríada; Amor-Justicia-Belleza, la segunda; y Firmeza-Esplendor-Fundamento, la tercera. El Reino las integra a todas en su círculo como shekîná (v.) o Halo divino, completándose de este modo el número 10. Desde el superior Mundo de las Emanaciones, que a su vez procede de En Soph (Dios), hasta el inferior o de la Acción, se da en ellas una jerarquía. El Hombre Arquetipo o Adam Kadmon se asocia con lassefirôth en las correspondientes partes de su cuerpo.

sehîtah: «degollación de animales», conforme al ritual del kosher (y.kasher).

sekinah (o shejiná): «presencia divina»; el término se aplica al especto inmanente de Dios, sobre todo luminoso, por lo que en el arte judío se evoca mediante raudales de luz, del cielo a la tierra (y. Luz).

selah: interludio instrumental.

selihá (pl. selihot): del verbo «perdonar»; plegaria para implorar la misericordia de Dios, el fin del sufrimiento y la liberación (i.e., la esperanza mesiánica), introducida como oración penitencial en los días de ayuno, especialmente el de Yom Kippur (v.).

Sémá': profesión de fe judía, así denominada por la palabra inicial, «¡escucha...!» (Deut 6. 4-9; 11, 13- 21, y Núm 15, 37-41). Se reza en el oficio matutino (sahárit, v.) y en el vespertino (ma'árib, v.).

seneh: en hebreo, «zarza (ardiente)», la que en el monte Horeb materializó la shekînah (v.) de Yahvé, al aparecerse a Moisés (Éx 3).

Seol (Se'ol): trasmundo o mansión de los muertos, bajo tierra, a donde van todos los difuntos. Es, en cierto modo, como el arallu babilónico y el Hades homérico: aislado, tenebroso, poblado de sombras inertes, donde no es posible glorificar a Dios (cf. Ii 14, 15; 38, 10). Posteriormente, la escatología judía distinguió entre un lugar especial para los justos y otro para los condenados o réprobos (Ez 32, 17-32). Desde el siglo u el Sheol equivale, para los rabbanitas (v.), a la Gehenna (v.). También se conoce como Sheol-Abaddón, por este ángel del abismo que representa el mundo de ultratumba (cf. Job, 28, 22) y se traduce como «perdición».

setaroth: pl. del hebreo shetar, «escrito», en el sentido de «actas» o «documentos legales». Aunque el término es antiguo, se usó mucho en la Edad Media, siendo traducidos esos documentos al latín como starra, y archivados en las cancillerías.

sôfar: instrumento musical, de viento y en forma de cuerno de carnero, usado en algunas fiestas, especialmente la de Año Nuevo (v. Ros ha-Saná).

sib'atot: poesías sinagogales para impetrar el rocío y la lluvia, con marcado carácter mesiánico en autores como Yishaq ibn Gayyat y otros.

Siddûr: en hebreo, «disposición», «arreglo»; es el libro judío de oraciones.

Sifrá: midrás o comentario del Levítico; es decir, haláquico, sobre temas legales.

Sifré: midrás o comentario acerca de Números Deuteronomio.

Simbolismo de los números (o gematria): muy común en todos los pueblos y épocas, entre los semitas acentuábase la significación del 3 y del 7, como en Mesopotamia (7 planetas y colores, la semana, demonios, etc.) e Israel (días de la Creación, año sabático y jubilar, etc.); también las cifras 4 y 5, el 12 y sus múltiplos, figuran, con los anteriores, en la literatura apocalíptica. Las letras, además, poseen valor numérico. La Cábala haría gran uso de los números en su interpretación mística de ciertas palabras. (Cf W. Cruicksank, s. v. «Numbers» en la Encyclopaedia of Religion and Ethics. cd. por J. Hastings (BIBL., núm. 4), vol. IX, págs. 413-417.

Sinagoga: del griego synagógue, «acción de reunir», «asamblea», lugar donde se celebra; edificio donde los judíos se congregan para el culto y la instrucción religiosa. Aunque ya existían antes del Exilio, sólo con la ruina del Segundo Templo (70 p. Ch.) cobrarían la máxima importancia, hasta hoy *. Como en las mezquitas respecto a La Meca, en las sinagogas la orientación es hacia Jerusalén. Interiormente constan del Arca para los rollos de la Ley, el bimá o púlpito, el candelabro o menorah (v.) y una cátedra central destinada a la lectura (miqrá, v.). Se permite a los hombres sus sombreros durante el servicio divino y, entre los ortodoxos, segrégase a los fieles de uno y otro sexo. Se acude a ella, normalmente, el lunes y viernes por la tarde, y todos los sábados. La parte esencial del culto es la oración. Comprende la liturgia jodía: a) el Séma' (v.); b) elSemone 'Esré o dieciocho oraciones a la mayor gloria de Dios y en bien de los suplicantes, y e) la bendición sacerdotal (Núm 6, 24-26). La Torá se lee, en su contenido instructivo, durante el año, seguida de los textos proféticos. Tal liturgia se completó con otras plegarias y cantos según el ciclo sinagogal. Cf W. Corswant, Dictionaire d'Archéologie biblique (BIBL., núm. 4 bis), págs. 284-286, R. Posner,]ewish Liturgy. Prayer and Synagoge Service through the Ages, Jerusalén, 1975.

Sión: nombre dado a Jerusalén, en el judaísmo y cristianismo, por el monte donde fue erigido el Templo. Contemporáneamente, su parte meridional, al O. de la Ciudad Santa, ensalzada así por el Salmista: «Junto a los ríos, en Babilonia, allí estábamos sentados y llorábamos al acordarnos de Sión. De los sauces que hay en su seno suspendimos nuestras arpas, aunque allí nos pedían nuestros cautivadores recitados de cánticos, y nuestros mayorales alegría: «Cantadnos algún canto de Sión» (Sal 137, 1-3). En el Nuevo Testamento (1 Pe 2, 6; Ap 14, 1) Sión asume un carácter apocalíptico, en el sentido profético del Reino de Dios o Nueva Jerusalén.

siónida: género poético, bellamente cultivado en Sefarad por Yehudá ha-Leví. «En ellas —dice J. Mª Millás Vallicrosa— se canta entusiásticamente a la Tierra prometida y se la asocia como formando una unidad orgánica con el culto y el pueblo judaicos, merced a la cual este último podrá restaurar su truncada convivencia con Dios; la Siónida ya no es simplemente mística o contemplativa como la geulá, sino que es activa, descriptiva; en ella, sobre todo en los pasajes relativos a viajes, se nota cierta influencia de la manera o estilo árabe de la qasida»: La poesía sagrada hebraico española(cf. BIBL., núm. 118), pág. 55.

siré ezor: «poesía de ceñidor», del tipo muwasaha, casi siempre de asunto amoroso.

Sôferîm: miembros de la Gran Asamblea, que contribuyeron notablemente a la transmisión de la Ley Oral. Son los escribas, probablemente autores de los Targomes (y.), con intervención en la Haggadá (v.) y Halaká (y.).

Sukkôt: v. Fiestas.

T

Tabernáculo: tienda que, en el desierto, albergaba el Arca de la Alianza, y santuario de Yahvé (Éx 25-27, 30, 36-40). Se dividió posteriormente, como transposición del Templo salomónico, en tres secciones: un vestíbulo, con la entrada frente al altar de los holocaustos; el «Santo», donde se celebraba el culto, con el candelabro, la mesa de los panes y el altar de los perfumes; y el sancta sanctorum, separado del resto por un velo o cortina, para el Arca de la Alianza. El Tabernáculo descrito como un santuario cubierto de oro y plata no puede ser, obviamente, el del Éxodo por el desierto, sino el de la época del Código sacerdotal. Filón y Josefo vieron en aquél una imagen del Universo, sucediéndose más tarde otras interpretaciones alegórico-simbólicas.
1   2   3   4   5   6   7   8   9   10

similar:

El legado de Sefarad tanto para la España medieval, como para el resto de Europa y América, es una cuestión palpitante, ya que constituye un aporte fundamental iconIi compendio Historia de América – 8º
«América para los americanos». Esta doctrina fue el puntal de apoyo para las posteriores intervenciones de E. U. en la política de...

El legado de Sefarad tanto para la España medieval, como para el resto de Europa y América, es una cuestión palpitante, ya que constituye un aporte fundamental iconHéctor Tizón es uno de los escritores argentinos más destacados....

El legado de Sefarad tanto para la España medieval, como para el resto de Europa y América, es una cuestión palpitante, ya que constituye un aporte fundamental iconEl conocimiento de las sociedades, tanto en lo que se refiere al...

El legado de Sefarad tanto para la España medieval, como para el resto de Europa y América, es una cuestión palpitante, ya que constituye un aporte fundamental iconSi esta es la situación, la cuestión más candente
«Dios mío, respóndeme en esta hora en que la muerte me engulle: ¿no basta entonces toda la voluntad de un hombre para conseguir una...

El legado de Sefarad tanto para la España medieval, como para el resto de Europa y América, es una cuestión palpitante, ya que constituye un aporte fundamental iconLa mayor parte de los lingüistas están de acuerdo en afirmar que...
«j» castellana), k, L, m, n, ñ, p, r, s (pronunciada como la «s» del español del centro y norte de España), t, X (pronunciada como...

El legado de Sefarad tanto para la España medieval, como para el resto de Europa y América, es una cuestión palpitante, ya que constituye un aporte fundamental iconQue es España? Si buscas una respuesta literal, España se puede definir...

El legado de Sefarad tanto para la España medieval, como para el resto de Europa y América, es una cuestión palpitante, ya que constituye un aporte fundamental iconDecisiones un libro para «darse cuenta»
«Ninguno de nosotros pide nacer, y por lo tanto, uno no puede deberle a alguien por algo que nunca pidió», sino para que ella se...

El legado de Sefarad tanto para la España medieval, como para el resto de Europa y América, es una cuestión palpitante, ya que constituye un aporte fundamental iconAportes para una definición de la memoria como campo de reflexión para la historiografía

El legado de Sefarad tanto para la España medieval, como para el resto de Europa y América, es una cuestión palpitante, ya que constituye un aporte fundamental icon5-Como surge la idea de mejorar una “mongeta” I darle esa forma para...

El legado de Sefarad tanto para la España medieval, como para el resto de Europa y América, es una cuestión palpitante, ya que constituye un aporte fundamental iconEuropa y españa en el momento de la conquista de américa






© 2015
contactos
h.exam-10.com