Pedagogia en historia y ciencias sociales






descargar 91.92 Kb.
títuloPedagogia en historia y ciencias sociales
fecha de publicación25.06.2015
tamaño91.92 Kb.
tipoBibliografía
h.exam-10.com > Ley > Bibliografía


BUSQUEDA Y ANALISIS DE LA INFORMACION

PEDAGOGIA EN HISTORIA Y CIENCIAS SOCIALES

SECCION 1


PANORAMICAS ACTUALES CON RESPECTO A LAS POLITICAS EXISTENTES SOBRE LA EUTANASIA EN CHILE”


Profesora: Ana María Henríquez

Autores de la Investigación: Víctor Levin

Cesar Pavez

Rodolfo Sáez

- Primer Semestre 2009 -

Índice

2

Introducción

3

Capítulo I: “”“Cuales son los orígenes de la eutanasia, que es y como se divide”



4, 8

1. “Antecedentes históricos”


4, 5

2. “Tipos de definiciones”


6, 7

3. “Tipos de Eutanasia”


8

Capítulo II: “Divergencias de opinión con respecto a la Eutanasia”


9, 10

1. “A favor”

9

2. “En contra”

A: Religiosos

B: Médicos

C: Valóricos


9, 10







Capítulo III: “”“postura actual sobre la Eutanasia”

11, 15

1. Postura mundial

11, 13

2. Postura chilena

14, 15

Conclusión

16







Bibliografía

17








INTRODUCCIÓN

El presente trabajo muestra el tema de la eutanasia abordado de una manera distinta y enfocada específicamente en cual es la panorámica actual con respecto a las políticas existentes sobre la eutanasia en chile, como objetivo principal este trabajo tiene la misión de mostrar realmente la postura de chile con respecto al tema de la eutanasia, esta no es legal, pero debemos aclarar si esta en vías de serlo o por lo menos de decir si lo que hoy se piensa como país con respecto a este tema esta por cambiar o seguirá siendo igual. El trabajo que se expone a continuación esta dividido en tres capítulos, el primero muestra cual es el origen histórico de la eutanasia, las distintas definiciones que existen para este termino y los diversos tipos de eutanasia que se conocen, aunque en este tema hay divergencia al igual que en todo lo que tiene que ver con eutanasia, se ha decido mostrar todas las clasificaciones existentes. El segundo capitulo de este informe da conocer la divergencia de opiniones existentes con respecto al tema, se muestran los distintos puntos de vistas, por un lado los que se encuentran a favor y por el otro los en contra, que para mayor comodidad de estudio, se ha decidido dividirlos en tres grupos, los religioso, los médicos y los valóricos. Por ultimo se encuentra el capitulo tres y ultimo, que dice cuales son las posturas actuales que hay frente al tema de la eutanasia tanto en el mundo como en chile principalmente, actualmente en el mundo existes muchos países que apoyan estas practicas, pero en chile esto esta prohibido, aunque se esta asiendo algo al respecto, como se da a conocer en este trabajo.

CAPITULO 1: “Cuales son los orígenes de la eutanasia, que es y como se divide”


  1. Antecedentes Históricos”


En la civilización griega, el estado aprobaba la eutanasia. En este sentido, en Atenas, así como en Quíos y Massalia los magistrados disponían de veneno para aquellos que deseaban morir. Para realizar este acto se necesitaba permiso oficial: «Quien no desee vivir debe exponer los motivos al Senado y una vez lo haya recibido, puede quitarse la vida. Si existencia te resulta odiosa, muere; si el destino te es adverso, bebe cicuta. Si la pena te abruma, abandona la vida. Dejad que el infeliz relate su desgracia, dejad que el magistrado le proporcione el remedio para que él mismo pueda ponerle fin».

Sócrates y Platón pensaban que una enfermedad dolorosa era buena razón para dejar de vivir. En La República, el filósofo condena al médico Heródoto, profesor de Hipócrates, por «fomentar las enfermedades e inventar la forma de prolongar la muerte» y agrega «por ser maestro y de constituir enfermiza; ha encontrado la manera, primero de torturarse a sí mismo, y después al resto del mundo». Por su parte, muchos grupos como los pitagóricos, aristotélicos y epicúreos condenaban esta práctica. Evidentemente, en esta sociedad, la eutanasia era una práctica aceptada.

Por otro lado, en Roma sólo se penalizaba el suicidio irracional. En este sentido,  se consideraba que el enfermo terminal que se suicidaba tenía motivos suficientes para hacerlo. Para los romanos, vivir noblemente significaba también morir noblemente. A los aristócratas condenados se les permitía a menudo suicidarse en lugar de ser ejecutados. Séneca el estoico escribió: «Hay una gran diferencia entre un hombre que prolonga su vida o su muerte. Si el cuerpo ya no sirve para nada, ¿por qué no debería liberarse al alma atormentada? Quizá sería mejor hacerlo un poco antes, ya que cuando llegue ese momento es posible que no pueda actuar». 

Con la expansión del dominio de la religión cristiana sobre el mundo occidental, el suicidio se condenó hasta el punto de negar “cristiana sepultura” a la persona que atentara contra su vida. Además de ello este rechazo tuvo influencia sobre la legislación civil: se expropiaban los bienes de la víctima, la cual también era castigada con un entierro deshonroso: se empalaba su cuerpo, para luego abandonarlo en la vía pública. No se hacían excepciones, ni siquiera para aquellos que habían soportado largos sufrimientos a causa de enfermedades incurables. Era impensable recibir cualquier tipo de alivio compasivo, aunque el sufrimiento fuera muy intenso. Hacia el siglo IV San Agustín describió el suicidio —contrario al quinto mandamiento «No matarás»— como «detestable y abominable perversidad». Asimismo, sostenía que el suicida usurpaba las funciones de la Iglesia y del Estado. Dios otorga la vida y los sufrimientos, por lo tanto es obligación cristiana el soportarlos. En todo caso, estas concepciones no son más que el exponente del dominio de la Iglesia en el medioevo, la cual tenía el poder para reglar las costumbres y las prácticas de la sociedad.  

Esta concepción fue cambiando durante el Renacimiento, como resultado del renovado interés por el individualismo y el debilitamiento del dominio de la Iglesia. Este cambio contribuyó a que las decisiones morales sobre la vida y la muerte fueran más flexibles y al mismo tiempo más complejas. En 1516, Tomás Moro publicaba su obra Utopía, en la que describía una sociedad ideal en que la eutanasia voluntaria se autorizaba oficialmente. Por su parte, Montaigne afirmó que la dignidad y habilidad del hombre para valorarse a sí mismo en la escala de la naturaleza, hacían que el suicidio estuviera justificado. Escribió cinco ensayos sobre este tema, y concluyó que es una elección personal, y racional bajo algunas circunstancias.


  1. Tipos de Definiciones”

Lauro Lana (3) argumenta que el término EUTANÁSIA fue creado por Sir Francis Bacon (1561-1626), inglés y Barón de Verulam, en 1623, en su obra " Historia de la Vida y de la Muerte". Influenciado por la corriente de pensamiento de la filosofía experimental dominante en esa época. Bacon sustentó la tesis de que en las enfermedades consideradas incurables, era absolutamente humano y necesario dar una buena muerte y abolir el sufrimiento de los enfermos, lo que en sentido más amplio significaría "ayuda para morir".

De hecho, según sus propias palabras en su obra "Novum Organum": "el médico debe calmar los sufrimientos y los dolores no solamente cuando éste trae la cura, mas también cuando sirve de medio para una muerte dulce y tranquila"

La palabra Eutanasia viene del griego, así: eu = bueno, thanatos = muerte. "Buena muerte" término que ha evolucionado y actualmente hace referencia al acto de acabar con la vida de otra persona a petición suya, con el fin de minimizar su sufrimiento.

Etimológicamente, Eutanasia significa muerte dulce o sin sufrimiento físico. Pero hoy se la entiende como el fallecimiento provocado voluntariamente a una persona que ya no puede soportar los dolores de una enfermedad terminal y que no tiene ninguna esperanza de vida, convirtiéndose en una pesada carga para sí misma y para su familia, en lo espiritual, psicológico y hasta económico.

Algunos autores como Vázquez, Yepez, Vega, (2002), ven que el concepto o la noción de Eutanasia es demasiado ambigua, lo que puede llevarnos a entender cosas muy diferentes y hasta contrarias. Vamos a referirnos a ella:

1. Como significado etimológico. O el de "Lucha contra el sufrimiento a cualquier precio". Supresión de la vida en un enfermo incurable, sea a petición propia o de su familia, el médico o el estado; decisión de abstenerse de medios extraordinarios, considerados desproporcionados en la fase terminal y vistos como "encarnizamiento terapéutico". ;

2- Uso normatizado: "Muerte sin sufrimiento físico" o "la que se provoca voluntariamente".

3- Uso Fáctico: "muerte sin dolor" o "muerte en estado de gracia".

Ante esta disparidad de significados, hay que ver la historia del vocablo mirando los significados que a lo largo del tiempo ha tenido: en el mundo grecorromano es "morir bueno", morir bien, el que ha muerto bien. Pero estos tres términos han recibido diversos significados a lo largo de la historia, miremos primero el hecho de tener un "morir bueno" (sin dolor):

  1. En el mundo grecorromano, esto significa el morir bien, sin dolor, no tiene en cuenta la ayuda al morir. Cicerón le da significado a la palabra como "muerte digna, honesta y gloriosa".

  2. En la Historia Griega, Hipócrates (S. V a.C.) en su juramento afirma que no dará medicamento mortal por más que se lo soliciten. Platón, (427-337 a.C.) dice lo contrario en la república: "Se dejará morir a quienes no sean sanos de cuerpo".

  3. En los romanos, la práctica es múltiple: muerte sin dolor por miedo a afrontar conscientemente el sufrimiento y la propia destrucción (Tácito en sus Anales).

Los Estoicos, (Séneca, Epícteto y Marco Aurelio) ven la Eutanasia así: Séneca: "Es preferible quitarse la vida, a una vida sin sentido y con sufrimiento". Epícteto predica la muerte como una afirmación de la libre voluntad.

Vázquez (4) plantea que un nombre importante en la historia de la Eutanasia es Nietzsche, que consideraba debía aplicarse tal práctica a los "parásitos de la sociedad, a los enfermos que vegetan perezosamente". El influjo de Nietzsche fue muy relevante en el nazismo, tanto en el tema de la Eutanasia como en otros. También influyó la famosa obra de K. Binding y A. Hoche, en la que se define la aplicación de la Eutanasia a los enfermos incurables. Son ellos los que difundirán el concepto de "vida sin valor".

Este autor (4) expresa que para efectos prácticos se toma como definición de Eutanasia la siguiente: "Un derecho del paciente a decidir la forma y el momento de su muerte, esto dentro de una definición corta, pero que busca como único fin el librar a una persona de sus intensos sufrimientos, de una agonía inmisericorde que padece como resultado de una enfermedad grave e incurable" (por ejemplo algunos tipos de cáncer o un SIDA).

3 “Tipos de Eutanasia”

Eutanasia activa: es la eutanasia que mediante una acción positiva provoca la muerte del paciente.

Eutanasia pasiva: es la eutanasia por dejar morir intencionadamente al paciente por omisión de cuidados o tratamientos que son necesarios y razonables.
Esta expresión —eutanasia pasiva— se utiliza en ocasiones indebidamente para referirse, en una buena práctica médica, a la omisión de tratamientos desproporcionados que son contraproducentes, indeseables o muy costosos. No se debe hablar de ningún tipo de eutanasia en esos casos, puesto que fomenta la ambigüedad y contribuye a difuminar los límites entre el correcto ejercicio de la medicina y la eutanasia. Es lo que intentan los partidarios de esta práctica.
Conviene, sin embargo, mantener la expresión y el concepto específicos de eutanasia pasiva, pues, en ocasiones, se acaba así con la vida del paciente, por indicación médica: negándole cuidados que son necesarios y razonables.
Eutanasia directa: es lo que entendemos comúnmente por eutanasia; es decir, la muerte intencionada del enfermo a cargo del médico, por compasión. Puede ser activa o pasiva.

Eutanasia indirecta: en realidad no existe la eutanasia indirecta; pues no hay eutanasia sin intención de provocar la muerte. Sería para algunos —que confunden a otros con esta expresión— la muerte no buscada del paciente en el curso de un correcto tratamiento tratamiento paliativo, por ejemplo contra el dolor.

Eutanasia voluntaria: la que se lleva a cabo con consentimiento del paciente.

Eutanasia involuntaria: practicada sin el consentimiento del paciente.

CAPITULO 2: “Divergencia de opinión con respecto a la Eutanasia”
1. “A Favor”

  • -Las personas tienen derecho a decidir cuándo y cómo morir.

  • -Es cruel e inhumano negar a alguien morir cuando está sufriendo de modo intolerable.

  • -La muerte no es una cosa mala, de modo que adelantarla no es malo.

  • -Debe permitirse cuando está en el mejor interés de todos los involucrados y no viola los derechos de nadie.

  • -Puede proporcionar un modo costo-efectivo de atender personas que están muriendo.

  • -De todos modos ocurre en la práctica, de modo que es preferible que esté regulada.

  1. En Contra”

A): Religiosos:

  • -La vida es un regalo de Dios y sólo puede ser tomada por Dios.

  • -Los seres humanos son valiosos porque son hechos a imagen de Dios.

  • -Todas las vidas humanas son igualmente valiosas

  • -El proceso de morir es espiritualmente importante y no debe ser perturbado

Para las personas que se adhieren a las religiones cristiana o judía, el rechazo a la eutanasia es absoluto (así como lo es el suicidio). Esta posición es coherente con la creencia en que la vida es dada por Dios y de ello deriva su santidad, lo que para los creyentes constituye un argumento decisivo para oponerse categóricamente a la eutanasia. Aun para los no creyentes, la influencia cultural de estas religiones se hace sentir en el modo que enfrentan el tema.


B): Médicos:

Para los médicos la eutanasia ha estado explícitamente prohibida conforme a la tradición hipocrática de más de dos milenios: «No daré a nadie aunque me lo pida ningún fármaco letal, ni haré semejante sugerencia». Esta sentencia está ligada al principio bioético contemporáneo de no-maleficencia.
C): Valóricos:

  • -Al aceptar la eutanasia se acepta que algunas vidas son menos valiosas que otras.

  • -Podría no estar en el mejor interés de un paciente.

  • -Afecta los derechos de otras personas no sólo los del paciente.

  • -Un cuidado paliativo adecuado la hace innecesaria.

  • -Permitirla conducirá a un cuidado menos riguroso para el enfermo terminal.

  • -Expone a personas vulnerables a presiones para dar término a su vida.

  • -Es el comienzo de una pendiente resbaladiza que favorece eventuales abusos.

  • -Da mucho poder a los médicos.

  • -No hay una manera de regularla adecuadamente.



CAPITULO 3: “Postura actual sobre la Eutanasia”
1. Postura Mundial:

a) Holanda: es el primer país en el mundo donde la Eutanasia se practica abiertamente. No es permitido por estatuto, pero la ley acepta una defensa normal de doctores que han adherido a las pautas oficiales. Ha sido despenalizada en algunos casos desde el pasado 1 de abril del 2000, día en que entró en vigor la nueva ley.

Según la nueva normativa –que no elimina los delitos de Eutanasia y suicidio asistido, los pacientes terminales afectados por «sufrimientos insoportables» podrán ser ayudados, si lo quieren, a morir por sus médicos, que deberán atenerse a medidas concretas.

Quien practique la Eutanasia deberá estar persuadido de que el paciente «ha hecho una elección voluntaria y bien meditada». El médico antes de aceptar la petición, deberá consultar con un colega independiente que podrá dar su consenso por escrito sólo tras haber verificado las condiciones del paciente.

La ley reconoce la validez de una declaración escrita en la que se expresa la intención de recurrir a la eutanasia, incluso en el caso en el que el paciente no sea ya capaz de decidir.

A partir de los dieciséis años será posible pedir la eutanasia. De los 12 a los 16 años, es necesaria la aprobación de los padres. El respeto de todas las condiciones necesarias será verificado por comisiones de vigilancia integradas por tres especialistas en materia legal, médica y ética. (37, 38)

b) Bélgica: legalizó la Eutanasia en 16 de mayo de 2002. Su vigencia se inició el 22 de septiembre de 2002. Fue derivada de una directriz emanada por el Comité Consultivo Nacional de Bioética de aquel país. La ley belga es más restrictiva que la holandesa. Una diferencia fundamental es la garantía del anonimato presente en la legislación belga. Otra es la exclusión de la posibilidad de menores de 18 años solicitar este tipo de procedimiento.

En Bélgica es dada la garantía de que una persona que no tenga recursos pueda tener a su disposición los medios fornecidos por el Estado para la realización de la Eutanasia.

Una situación prevista es la posibilidad de solicitud de Eutanasia por una persona que no este en estado terminal, en este caso será necesaria la participación de un tercero médico para dar su opinión sobre el caso.

Todos los procedimientos son revistos por un comité especial que avala que los criterios legales fueran efectivamente cumplidos. (39)

c) Colombia: Cuando un médico lleva a cabo esta ayuda puede acusársele de homicidio, se llama homicidio por piedad y tiene cárcel de 6 meses a tres años. (Ley 2241 art. 3261. Cgo. Penal Colombiano). Es el único país de América Latina que posee un fuerte movimiento por el Derecho a morir con Dignidad, creado en 1979 por Beatriz Kopp de Gómez. (40)

d) España: La Eutanasia y el suicidio asistido constituyen crímenes. El auxilio a una persona que desea suicidarse puede tener una pena de 6 meses a 6 años de prisión. (41)

e) Canadá: Los jueces tienen autoridad para revertir sentencias que consideren que no están de acuerdo con el código de derechos humanos del país, por lo que pueden minimizar las condenas "si se trata de muerte por piedad".(42)

f) Uruguay: Legalizó la Eutanasia en el 1934 en "homicidio piadoso" en el artículo 37 del capítulo III del Código Penal Uruguayo pero con las condicionantes siguientes: 1-Tener antecedentes honorables, 2- Ser realizada por motivos piadosos y 3- La víctima debe hacer reiteradas súplicas al respecto.

Destacamos que en el artículo 315 de ese mismo Código, esto no se aplica al "suicidio asistido", es decir, cuando una persona auxilia a otra a suicidarse, esto constituye un delito, sin posibilidad de perdón judicial.(43)

g) California- EU: En abril de 1996 el juez Stephen Reinhardt del Tribunal de Apelación de Los Ángeles, California, estableció que la Constitución Americana garantice el derecho al suicidio asistido a todo paciente terminal.(44)

h) Brasil: Es considerado homicidio, pero se está tramitando en el Senado Federal, un proyecto de ley 125/96, que está siendo elaborado desde el 95, estableciendo criterios para la legalización de la "muerte sin dolor". También se está tramitando un Anteproyecto de ley que altera los dispositivos del Código Penal y da otras providencias.(45)

i- Australia: Fue aceptada por una ley que estuvo en vigor desde el 1ero de julio de 1996 hasta el 24 de marzo del 97, "ley de los derechos de los pacientes terminales" que autorizaba la Eutanasia activa, actualmente fue derogada.(46)

j- Argentina: Esta forma de "Homicidio Eutanásico" no está contemplada en el Código Penal Argentino. Dicho Código no considera al suicidio como un delito pero sanciona con pena de prisión de 1 a 4 años a quien instigara o ayudara a otro a cometerlo y el acto se hubiese tentado o consumado. (Art. 83) (47).

k- Cuba: Se considera en el código penal homicidio

2. Postura Chilena:

Actualmente en chile la práctica de la eutanasia es ilegal y si debería cambiar en algo esto, esta en debate, pero al igual que miles de proyectos de ley, los que respectan a la eutanasia también descansan en el congreso.

1. Boletín 4271-11

Establece el derecho a la muerte digna. 

 

2. Boletín 4270-11

Derechos de los pacientes.

 

3. Boletín 4201-11

Establece regulación legal de la eutanasia.

 

4. Boletín 3690-11
Regula la aplicación de la eutanasia en los casos que indica.

 

 1.

N° Boletín:  

4271-11

Título:  

Proyecto de ley que establece el derecho a la muerte digna.

Fecha de Ingreso:  

Viernes 23 de Junio, 2006

Iniciativa:  

Moción

Tipo de proyecto:  

Proyecto de ley

Cámara de origen:  

Senado

Urgencia actual:  




Etapa:  

Archivado

 













Autores

 Parlamentarios

 Girardi Lavín, Guido

 Gómez Urrutia, José Antonio

 Navarro Brain, Alejandro

 Ominami Pascual, Carlos

 Ruiz-Esquide Jara, Mariano



2.


N° Boletín:  4270-11




Título:  

Proyecto de ley sobre derechos de los pacientes.

Fecha de Ingreso:  

Viernes 23 de Junio, 2006

Iniciativa:  

Moción

Tipo de proyecto:  

Proyecto de ley

Cámara de origen:  

Senado

Urgencia actual:  




Etapa:  

Archivado




 Autores

 Parlamentarios

 Girardi Lavín, Guido

 Gómez Urrutia, José Antonio

 Navarro Brain, Alejandro

 Ominami Pascual, Carlos

 Ruiz-Esquide Jara, Mariano


3.


N° Boletín:  

4201-11

Título:  

Establece regulación legal de la eutanasia.

Fecha de Ingreso:  

Jueves 11 de Mayo, 2006

Iniciativa:  

Moción

Tipo de proyecto:  

Proyecto de ley

Cámara de origen:  

Diputados

Urgencia actual:  

Sin urgencia

Etapa:  

Primer trámite constitucional

Subetapas:  

Primer informe de Comisión de Salud




Autores

 Parlamentarios

 Allende Bussi, Isabel

 Bustos Ramírez, Juan

 De Urresti Longton, Alfonso

 Díaz Díaz, Marcelo

 Pacheco Rivas, Clemira

 Pascal Allende, Denise

 Rossi Ciocca, Fulvio

 Sunico Galdames, Raúl

 Tohá Morales, Carolina


4.


N° Boletín:  

3690-11

Título:  

Regula la aplicación de la eutanasia en los casos que indica.

Fecha de Ingreso:  

Martes 5 de Octubre, 2004

Iniciativa:  

Moción

Tipo de proyecto:  

Proyecto de ley

Cámara de origen:  

Senado

Urgencia actual:  




Etapa:  

Archivado

 










Autores




 Parlamentarios




 Ávila Contreras, Nelson






Conclusión.
Como conclusión podemos darnos cuenta de una realidad que ha abarcado por épocas por el mundo comenzando por Grecia y no dejando de lado a Chile que es lo que nos hemos desarrollado durante esta investigación en cual mostramos diferentes situaciones, puntos referentes de vistas tantos en contra ,como también el apoyo a la aplicación de la eutanasia. Mostramos en el desarrollo de la investigación también los tipos de eutanasia que existe las que son aplicadas por los médicos. Presentamos la eutanasia activa la cual es una que mediante una acción positiva provoca la muerte del paciente. Otra eutanasia que hay es la eutanasia pasiva es la que se deja morir intencionadamente al paciente por omisión de cuidados o tratamientos que son necesarios y razonables. Estas dos son unos de los tipos de eutanasia que presentamos entre las varias que hay y que son aplicadas.

La eutanasia tiene una gran polémica por cual podemos detenernos a ver la los que están a favor de la eutanasia y los que se encuentran en contra de la eutanasia. Esta la religiosa la cual no permite que se aplique por la razón de que Dios es el que otorga la vida y él es que debe arrebatarla, esta posición es la más resalta ya que es el más claro opositor. Sin embargo existe los que aceptan la eutanasia ellos dicen que tienen el derecho a eligir morir para acabar su agónica vida, hay otros que dicen que tienen que morir para parar el sufrimiento que los agobia y es una solución valida. Chile no esta lejano de esta causa y tiene varios proyecto presentado en el congreso lo cual han producido un gran polémica.

En una forma no estamos lejano a que se opte en chile la eutanasia para que ocurra ello se debe modificar leyes para ocurra un acto como es la eutanasia. Nosotros queríamos persuadir en ustedes la duda que debemos hacer frete a la eutanasia ya que no esta lejano frente a nuestras vidas.

Bibliografía







Añadir el documento a tu blog o sitio web

similar:

Pedagogia en historia y ciencias sociales iconPse en Pedagogía y Ciencias Sociales

Pedagogia en historia y ciencias sociales iconHistoria, geografía y ciencias sociales

Pedagogia en historia y ciencias sociales iconHistoria, Geografía y Ciencias Sociales

Pedagogia en historia y ciencias sociales iconDepartamento de historia y ciencias sociales

Pedagogia en historia y ciencias sociales iconHistoria y ciencias sociales 2º medio

Pedagogia en historia y ciencias sociales iconPrograma historia y Ciencias Sociales

Pedagogia en historia y ciencias sociales iconHistoria de chile y ciencias sociales

Pedagogia en historia y ciencias sociales iconRepaso de materia – historia y ciencias sociales

Pedagogia en historia y ciencias sociales iconGuía De Historia Dominicana. (Ciencias Sociales II)

Pedagogia en historia y ciencias sociales iconGuía De Historia Dominicana. (Ciencias Sociales II)






© 2015
contactos
h.exam-10.com