Palabras del presidente de la republica, carlos d. Mesa gisbert, en el acto de la presentacion de reedicion del libro “quijote de la mancha”






descargar 11.57 Kb.
títuloPalabras del presidente de la republica, carlos d. Mesa gisbert, en el acto de la presentacion de reedicion del libro “quijote de la mancha”
fecha de publicación08.07.2015
tamaño11.57 Kb.
tipoDocumentos
h.exam-10.com > Literatura > Documentos
PALABRAS DEL PRESIDENTE DE LA REPUBLICA, CARLOS D. MESA GISBERT, EN EL ACTO DE LA PRESENTACION DE REEDICION DEL LIBRO “QUIJOTE DE LA MANCHA”

Señor director de la Academia de la Lengua, señor representante de la editorial Santillana Alfaguara, señor presidente del Club de La Paz, señores miembros de la Academia, señores embajadores, señoras y señores.

Me parecía un compromiso inexcusable estar hoy en este acto de lanzamiento de la edición del cuarto centenario de don Quijote, por razones que creo que son muy evidentes y que deben comprometer nuestro espíritu, el de todos, el mío por supuesto, con este emblema de identidad común que escribió Cervantes hace cuatro siglos, porque creo que si hay algo que define una identidad, que duda cabe, es la lengua.

Una identidad que además nos proyecta de modo universal, más allá de un país, más allá de una región, que, y hay que celebrarlo, marca como pocas veces en el pasado uno de los momentos más vigorosos de mayor expansión, de mayor dinámica de la historia de esta lengua castellana, que nos permite comunicarnos.

Estamos viviendo en el mundo una explosión del castellano, nadie puede dudar que se trata de una de las lenguas más importantes del mundo, y por fundamentalmente la expansión de América Latina, su crecimiento, su presencia en el continente norteamericano y la perspectiva que es le da, define la seguridad de que nuestra cultura, en realidad, nuestras culturas se proyectarán de manera indefinida en el escenario universal.

No son muchas las lenguas, y hay algunas muy importantes y de una gran fuerza de presencia cultural, las lenguas que pueden decir lo mismo de su presente y de su futuro, y es algo que sin duda alguna debemos celebrarlo.

El Quijote es nuestra lengua, el Quijote es una expresión que refleja una forma de mirar las cosas y que permite la construcción además de un bellísimo arquetipo.

Y ese es otro elemento extraordinario, si hay algún personaje de España que tiene un sentido de aceptación universal, al contrario de los personajes de otras culturas que están más bien vinculados a la política, vinculados a la epopeya guerrera, en el caso español el personaje fundamental que ha universalizado esta cultura, estas culturas es don Quijote.

Un personaje soñado, un personaje creado, no un personaje de carne y hueso, no un Julio César, para poner un ejemplo que permite, espero que así sea expresar lo que quiero decir cuando hablo de la universalización de los personajes en la historia y en las culturas del mundo.

Don Quijote representa la afirmación de una lengua y la construcción de una visión de mundo, una visión de mundo que más allá de los elementos que vinculan el idealismo y el realismo, más allá de esa paradoja extraordinaria y creativa de que es la locura el escenario donde mejor se puede construir la búsqueda de la perfección, es el establecimiento de una mirada y una acción sobre las cosas.

El Quijote es un personaje entrañable, porque a partir de la idea de la aventura, que es como muy bien decía el Dr. Castañón Barrientos, un elemento recurrente de la creación literaria universal a través de lo que los norteamericanos llamarían una (root movi), se puede establecer un conjunto de peripecias, que no son sino el escenario y la excusa para la definición de una filosofía, de una personalidad, de una actitud ante las cosas, ante los hechos, pero fundamentalmente ante los otros seres humanos.

Este es el aspecto más hermoso de lo que Cervantes logra en el Quijote, la posibilidad de que podamos descubrir al personaje entrañable, en función de aquellos elementos que permiten la novela, la ironía, el humor franco, el drama, el momento melodramático, los momentos más fuertes de confrontación que definen la soledad, que definen la solidaridad, hasta ese encuentro tan digno del hombre que había perdido la razón con la muerte, que es probablemente el momento más emocionante, como refería García Márquez de esta novela.

La vida del Quijote es nuestra vida, o para mejor decirlo, nuestras vidas, porque es a partir del espejo del Quijote que uno puede encontrar el desafío de aquello que debiéramos ser cotidianamente en referencia a los demás, y por supuesto el contrapeso entre el Quijote y Sancho nos marca esa combinación perfecta que le permite al autor transitar libremente por uno u otro camino de idealismo, de fantasía, de irrealidad, de deseos, a la par, que el tránsito por la visión pragmática de quien sabe que tiene hoy por encima de cualquier otra cosa, que comer, que encontrar un lugar donde dormir, que definir aquello que es pedestre en la vida, pero que en definitiva es lo que nos permite seguir su transito.

Es a partir de esa combinación que Cervantes encuentra los personajes perfectos, perfectos porque son el ser y el deber ser, perfectos porque definen un código moral universal, perfectos porque logran que la lengua y la identidad no se queden encerrados en un lugar de la mancha, sino que pueden aplicarse como es menester para cualquier obra maestra, en cualquiera de los puntos de este planeta para cualquiera de los seres humanos que lo habitan.

Esta es la magia extraordinaria de una obra, sin duda alguna irrepetible, que puede plantear la presencia de una cultura y de una lengua sin los límites que podrían marcar el costumbrismo o una visión excesivamente provinciana de una determinada realidad.

El Quijote es grande por eso, porque está en la mancha, y porque puede encontrarse, y porque puede definirse a través de una forma y un modo de vida, porque puede encontrarse a partir de sus paisajes, pero es esencialmente el descubrimiento del paisaje central del alma humana.

Y creo que podemos sentirnos profundamente congratulados, de que haya sido en nuestra lengua, en esta hermosísima lengua castellana o española, como ustedes prefieran, que se haya definido uno de los arquetipos más extraordinarios de la literatura universal.

Y es en ese contexto que quiero recuperar la idea, de que tenemos que sentirnos orgullosos, profundamente orgullosos de esta lengua, que es la suma de muchas culturas, porque la lectura del Quijote, en aquello que mencioné como esencia universal, nos permite encontrar cómo evolucionó el castellano en nuestra América, aceptando con vida, con dinamismo y con gran inteligencia desde la óptica de la Real Academia de la lengua Española, que la lengua es vida. Que no se quedó por supuesto congelada en 1605, ni lo está en este 2004, ni lo estará en el curso de los próximos años.

Y que en ese contexto esa lengua ha sido capaz de recoger las culturas, nuestras culturas, y que podemos encontrar en el castellano la esencia mágica y poética también de lenguas como el quechua, o la dureza cruda y directa del aymara, o de cualquiera de las otras lenguas que conforman este mosaico latinoamericano integrándose en acepciones que hoy son parte de esta lengua.

Y por tanto, cuando hablamos del castellano, no estamos hablando de una lengua que avasalla y que mata al otro, sino de una lengua que recoge en lo rico que esto tiene a los otros en sus lenguas y en sus culturas que son las nuestras.

Y este es otro de los elementos extraordinariamente importantes del castellano, que se ha enriquecido, que ha tenido la posibilidad de que sus aristas vayan afinándose, por cierto tipo de mirada, o de pronunciación, o de aporte, que no deformación ni empobrecimiento, aún con los riesgos que esto tiene.

Y castellano y Quijote, castellano y Cervantes, definen en consecuencia una presencia extraordinaria, una presencia extraordinaria que marca al personaje que somos todos nosotros.

Cómo no celebrar esta edición, que busca popularizarse, que busca ser accesible a una gran cantidad de lectores, qué desafío gigantesco el que podamos encontrar hoy otra vez al Quijote, que no hablemos de Cervantes y de su personaje (...) a partir de un recuerdo de aquella versión del Quijote completa o no que leímos cuando teníamos 14 o 15 años.

Porque si algo te da la madurez, en el caso del Quijote, la locura, en el caso nuestro quizás el poder aprender de una manera mucho más profundo y matizada aquello que leímos cuando éramos jóvenes, es precisamente la posibilidad de la relectura que es el desafío de estos 400 años.

No será fácil, ni en Bolivia, ni en el conjunto de los países de América y el mundo que encontremos un camino para hacer que nuestros jóvenes lean el Quijote, por muchas razones que no viene al caso analizar, solo mencionaré este bombardeo gigantesco del mundo multimedia y del elemento audiovisual, vale un Quijote en un miniserie, y vale un quijote en una película soviética, vale cualquier Quijote, pero más vale que encontremos a esa mancha que Cervantes concibió en sus propias palabras y en su magnífica escritura.

Y el desafío que tenemos desde el lugar que ocupamos es, transmitir la posibilidad de que se despierte la pasión con el personaje que hemos retratado, que es un modelo moral, que es el orgullo de una lengua y de una identidad, que es la definición de nuestras culturas a partir de su conocimiento directo, más allá de quienes tenemos 50 o más años, y por el contrario encontrándose en los jóvenes en ese desafío de descubrir al personaje, al arquetipo y al modelo.

Muchas gracias.

La Paz, 09 de diciembre de 2004

Añadir el documento a tu blog o sitio web

similar:

Palabras del presidente de la republica, carlos d. Mesa gisbert, en el acto de la presentacion de reedicion del libro “quijote de la mancha” iconPalabras del sr. Embajador con ocasión de la presentación en tegucigalpa...

Palabras del presidente de la republica, carlos d. Mesa gisbert, en el acto de la presentacion de reedicion del libro “quijote de la mancha” iconDiversas intervenciones durante la Presentación de la Edición Conmemorativa...

Palabras del presidente de la republica, carlos d. Mesa gisbert, en el acto de la presentacion de reedicion del libro “quijote de la mancha” iconDiscurso del Presidente del Gobierno en la presentación del Informe...

Palabras del presidente de la republica, carlos d. Mesa gisbert, en el acto de la presentacion de reedicion del libro “quijote de la mancha” iconANÁlisis de lectura de los primeros capítulos del quijote de la mancha

Palabras del presidente de la republica, carlos d. Mesa gisbert, en el acto de la presentacion de reedicion del libro “quijote de la mancha” iconDiscurso del Dr. Juan José Rodríguez Sendín en el acto de toma de...

Palabras del presidente de la republica, carlos d. Mesa gisbert, en el acto de la presentacion de reedicion del libro “quijote de la mancha” iconEl ex-presidente dijo que tomaba 'nota' tras el plantón de rajoy...

Palabras del presidente de la republica, carlos d. Mesa gisbert, en el acto de la presentacion de reedicion del libro “quijote de la mancha” iconActo en recuerdo de Antonio Vicente Mosquete, Primer presidente del...

Palabras del presidente de la republica, carlos d. Mesa gisbert, en el acto de la presentacion de reedicion del libro “quijote de la mancha” iconBreve presentación del Ing. Carlos López

Palabras del presidente de la republica, carlos d. Mesa gisbert, en el acto de la presentacion de reedicion del libro “quijote de la mancha” iconCuando el profesor Santiago Delgado me invitó a que les dirigiera...

Palabras del presidente de la republica, carlos d. Mesa gisbert, en el acto de la presentacion de reedicion del libro “quijote de la mancha” iconPresentación del libro “encrucijada de yuste”






© 2015
contactos
h.exam-10.com