1 tema la guerra civil española (1936 – 1939) documentos documentos pau






descargar 25.82 Kb.
título1 tema la guerra civil española (1936 – 1939) documentos documentos pau
fecha de publicación28.05.2015
tamaño25.82 Kb.
tipoBoletín
h.exam-10.com > Literatura > Boletín
1

TEMA 9. LA GUERRA CIVIL ESPAÑOLA (1936 – 1939)

DOCUMENTOS
DOCUMENTOS PAU
COMENTARIO 10

“La investigación local en España y en otros lugares ha enriquecido nuestra perspectiva sobre la crisis de los años treinta y también ha subrayado uno de los dos factores fundamentales de la Guerra Civil española: en sus orígenes, consistió en una serie de enfrentamientos sociales españoles, y muchos de los problemas que surgieron en la zona republicana derivaron de una resolución incompleta de algunos de esos conflictos. Los investigadores españoles y extranjeros han contribuido a confirmar la otra verdad fundamental sobre la guerra: durante la misma y tras ella, constituyó un episodio más en la gran Guerra Civil europea que acabó en 1945. La derrota final de la República española se produjo después de un cerco constante de tres años durante los cuales se vio asediada desde fuera y desde dentro; desde fuera, por las fuerzas del fascismo internacional y sus cómplices inconscientes entre los Estados democráticos y, desde dentro, por las fuerzas de la extrema izquierda que antepusieron sus ambiciones revolucionarias al propósito de realizar un esfuerzo bélico centralizado.”
P. PRESTON, La República asediada. Hostilidad internacional y conflictos internos durante la guerra civil, Barcelona, Península, 1999, pp. 11-12.
Comentario 11

Ley de Responsabilidades Políticas (1939)
«Art. 1.° Se declara la responsabilidad política de las personas, tanto jurídicas como físicas que desde 1.° de octubre de 1934 y antes de 18 de julio de 1936, contribuyeron a crear o a agravar la subversión de todo orden de que se hizo víctima a España y de aquellas otras que, a partir de la segunda de dichas fechas, se hayan opuesto o se opongan al Movimiento Nacional con actos concretos o con pasividad grave.

Art. 2.° Como consecuencia de la anterior declaración [...] quedan fuera de la ley todos los

partidos y agrupaciones políticas y sociales que, desde la convocatoria de las elecciones celebradas el 16 de febrero de 1936, han integrado el llamado Frente Popular, así como los partidos y agrupaciones aliados y adheridos a éste por el solo hecho de serlo, las organizaciones separatistas y todas aquellas que se hayan opuesto al Triunfo del Movimiento Nacional [...].

Art. 3.° Los partidos, agrupaciones y organizaciones declaradas fuera de la ley, sufrirán la pérdida absoluta de sus derechos de toda clase y la pérdida total de sus bienes. Estos pasarán íntegramente a ser propiedad del Estado [...].»
Boletín Oficial del Estado, 13 de febrero de 1939. Reproducido en José HERNÁNDEZ y otros, Historia de España. 2.º Bachillerato. Fuentes documentales, Madrid, Akal, 2004, p. 132.
Comentario: El proceso de represión, sus mecanismos y víctimas.

OTROS DOCUMENTOS

1. a. Bando de Estado de Guerra del 18 de julio de 1936. Santa Cruz

de Tenerife

Don Francisco Franco Bahamonde, General de División Comandante Militar de las

Islas Canarias,

HAGO SABER:

Que de conformidad con lo prevenido en el artículo 36 y sus concordantes, 7, nº 1, 9, nº

3 y 171 del Código de Justicia Militar, declaro el ESTADO DE GUERRA en todo el Archipiélago y en su virtud

ORDENO Y MANDO

Art. 1.º Se prohíbe la formación y circulación de grupos de tres o más personas. Los que

se constituyan serán disueltos inmediatamente por la fuerza, si desobedecieran o resistieran la primera intimidación.

Art. 2.º Queda terminantemente prohibido aproximarse, sin causa justificada a las líneas

de energía eléctrica, conducciones de agua, gas, estaciones telefónicas, cuarteles, polvorines, dependencias militares, establecimientos fabriles o industriales, bancos, hospitales, asilos y cualquier edificio público. Lo que lo hicieren lo verificarán individualmente y si no justificasen la causa de su presencia serán detenidos en el acto.

Art. 3.º No podrán celebrarse reuniones, manifestaciones, conferencias, espectáculos o cuantos actos supongan reunión pública de personas en número superior a tres, sin permiso previo de la Autoridad.

Art. 4.º Serán sometidos a mi propia censura, y como requisito indispensable para circular, tres ejemplares de cualquier impreso o documento destinado a publicidad.

Art. 5.º Quedan destituidos los Gobernadores Civiles y Delegados del Gobierno, Ayuntamientos, Cabildos, Mancomunidades interinsulares y cuantas Juntas de cualquier

clase dependan de dichas Corporaciones. Los destituidos integrantes de ellas se abstendrán en el desempeño de su cometido a partir del instante de la publicación de este Bando y la contravención del mismo en este sentido se reputará como suficiente para considerarlos incursos en el delito de rebelión. (…)

Art. 6.º Queda prohibido terminantemente el cierre de establecimientos, fábricas, talleres, oficinas y cualquier otra manifestación de actividad. La cesión de ella, la rebaja

de salarios concedidos, los pactos que impliquen disminución de los otorgados, la alteración de las bases de trabajo, los despidos sin justificación y cualesquiera otras contravenciones se estimarán como actos sediciosos, ya lo sean aislada o conjuntamente

cometidos y sus autores sometidos a juicio sumarísimo. Del mismo modo se apreciarán las declaraciones de huelga, abandono del trabajo, incitación a aquellas o a este, realización de paros y cualesquiera otras actitudes que entorpezcan las jornadas obreras.

La comisión de los hechos antes anunciados, motivará el inmediato encarcelamiento de

sus autores, juntas directivas, comités y demás personas que aún sin relieve corporativo

pudieran considerarse como provocadores del movimiento, así como la clausura de Asociaciones patronales u obreras causantes de tales actos.

A los efectos de términos legales se hace la publicación de este Bando a las cinco horas

del día de hoy.

Santa Cruz de Tenerife, 18 de julio de 1936
1.b. Texto de las octavillas lanzadas por orden de Mola sobre Vizcaya.

Marzo de 1937

He decidido terminar rápidamente la guerra en el norte. Se respetarán las vidas y haciendas de los que rindan sus armas y no sean culpables de asesinatos. Pero si la rendición no es inmediata, arrasaré Vizcaya hasta sus cimientos, comenzando por sus industrias de guerra. Dispongo de medios para hacerlo.

2. Discurso de Manuel Azaña

"La guerra civil está agotada en sus móviles porque ha dado exactamente todo lo contrario de

lo que se proponían sacar de ella, y ya a nadie le puede caber duda de que la guerra actual no es

una guerra contra el Gobierno, ni una guerra contra los gobiernos republicanos, ni siquiera una

guerra contra un sistema político: es una guerra contra la nación española entera, incluso contra

los propios fascistas, en cuanto españoles, porque será la nación entera quien la sufra en su

cuerpo y en su alma. (…)

Destaco entre ellas que todos los españoles tenemos el mismo destino. Un destino común, en la próspera y en la adversa fortuna. Cualesquiera que sea la profesión religiosa, el credo político, el trabajo y el acento. Y que nadie pueda echarse a un lado y

retirar la puesta. No es que sea ilícito hacerlo: es que además, no se puede. (..)

La reconstrucción de España será una tarea aplastante, gigantesca, que no se podrá fiar al genio personal de nadie, ni siquiera de un corto número de personas o de técnicos;

tendrá que ser obra de la colmena española en su conjunto, cuando reine la paz, una paz

que no podrá ser más que una paz española y una paz nacional, una paz de hombres

libres, una paz para hombres libres. (…)

Pero es obligación moral, sobre todo de los que padecen la guerra, cuando se acabe como nosotros queremos que se acabe, sacar de la lección y de la musa del escarmiento el mayor bien posible, y cuando la antorcha pase a otras manos, a otros hombres, a otras

generaciones, que les hierva la sangre iracunda y otra vez el genio español vuelva a enfurecerse con la intolerancia y con el odio y con el apetito de destrucción, que piensen

en los muertos y que escuchen su lección: la de esos hombres que han caído magníficamente por una ideal grandioso y que ahora, abrigados en la tierra materna, ya no tienen odio, ya no tienen rencor, y nos envían, con los destellos de su luz, tranquila y

remota como la de una estrella, el mensaje de la patria eterna que dice a todos sus hijos:

Paz, piedad, perdón.”

Discurso pronunciado por Manuel Azaña en el Ayuntamiento de Barcelona, 18 de julio

de 1938, a los dos años del comienzo de la guerra.
3. El gobierno francés decide la política de no intervención
“Señor Embajador:
Las negociaciones llevadas a término entre el Gobierno de la República Francesa y el Gobierno de S. M. del Reino Unido han permitido comprobar su acuerdo común acerca de la actitud que debe ser observada respecto a la situación en España. Tengo el honor, pues, conforme a la propuesta que ha sido ya presentada a otros Gobiernos europeos y recordando las iniciativas tomadas unilateralmente por el Gobierno francés, de hacer a V. E. la siguiente declaración:
El Gobierno de la República francesa, deplorando los trágicos acontecimientos de que es teatro España; decidido a abstenerse rigurosamente de cualquier injerencia directa o indirecta en los asuntos internos de ese país; animado de la voluntad de evitar cualquier complicación perjudicial al mantenimiento de las buenas relaciones entre los pueblos; declara lo siguiente:

  1. El Gobierno francés prohíbe, en lo que le concierne, la exportación directa o indirecta, la reexportación y el tránsito con destino a España, posesiones españolas y Zona española de Marruecos, de todas las armas, municiones y material de guerra, así como de todas las aeronaves montadas o desmontadas y de toda nave de guerra.

  2. Esta prohibición se aplica a los contratos en curso de ejecución.

  3. El Gobierno francés tendrá informados a los otros Gobiernos participantes en este acuerdo de todas las medidas que tome para hacer efectiva la presente declaración.

  4. El Gobierno francés, en lo que le concierne, pondrá en ejecución esta declaración apenas se hayan adherido a ella los Gobiernos británico, alemán, italiano, soviético y portugués. A medida que lleguen las adhesiones de los Gobiernos interrogados, serán comunicadas al Gobierno británico, así como a los otros Gobiernos interesados, por parte del Gobierno francés.” 

Nota del ministro de Asuntos Exteriores francés, Ivon Delbos, al embajador británico en París, Sir Georges Clerk, el 15 de agosto de 1936.

4. Evolución militar

13

141

evolucion-de-la-guerra-civil-espanola-1936-1939.jpg

Añadir el documento a tu blog o sitio web

similar:

1 tema la guerra civil española (1936 – 1939) documentos documentos pau iconLa guerra civil española (1936-1939)

1 tema la guerra civil española (1936 – 1939) documentos documentos pau iconLa guerra civil española (1936-1939)

1 tema la guerra civil española (1936 – 1939) documentos documentos pau iconLa guerra civil española (1936-1939)

1 tema la guerra civil española (1936 – 1939) documentos documentos pau iconCausas de la guerra civil española (1936-1939)

1 tema la guerra civil española (1936 – 1939) documentos documentos pau iconTema 10. Sublevación militar y guerra civil (1936-1939). Dimensión...

1 tema la guerra civil española (1936 – 1939) documentos documentos pau iconLas víctimas inocentes de un conflicto: Niños asilados y exiliados...

1 tema la guerra civil española (1936 – 1939) documentos documentos pau iconCuando yo nací (diciembre de 1936) España estaba en plena Guerra...

1 tema la guerra civil española (1936 – 1939) documentos documentos pau iconDocumentos sobre el escudo de armas original de la noble e ilustre...

1 tema la guerra civil española (1936 – 1939) documentos documentos pau iconTema 12. La guerra civil española (1036-1939)

1 tema la guerra civil española (1936 – 1939) documentos documentos pau iconDossier unitat 10. La guerra civil (1936-1939)
«Comité de No Intervención» [ ] y las derechas francesas amenazaron al gobierno con el espectro de una guerra civil en Francia si...






© 2015
contactos
h.exam-10.com