1º. Alfonso XIII: el fracaso de la Restauración






descargar 55.29 Kb.
título1º. Alfonso XIII: el fracaso de la Restauración
página1/3
fecha de publicación29.05.2015
tamaño55.29 Kb.
tipoDocumentos
h.exam-10.com > Literatura > Documentos
  1   2   3
TEMA: ESPAÑA 1902—1939: El fracaso del liberalismo nos conduce a la GUERRA CIVIL

En este enlace puede ver un video/ herramienta para este tema: https://www.youtube.com/watch?v=G4K9-7RzyfA

1º. Alfonso XIII: el fracaso de la Restauración.

ANTECEDENTES

El Regeneracionismo

El siglo se inicia con un deseo generalizado de renovación y cambio en España, que se había extendido desde

el 98 tanto dentro como fuera del sistema. La derrota humillante de España ante EEUU, en un momento en el que el prestigio internacional estaba en la adquisición de colonias puso de manifiesto el atraso de la España de la Restauración. La crisis del 98 impactó sobre las conciencias e hizo surgir el “Regeneracionismo”, una corriente política y cultural que analiza de forma crítica los problemas del país y culpa al sistema político de la Restauración de ser un obstáculo para la renovación.

El Regeneracionismo tuvo diversas manifestaciones:

- El Regeneracionismo social y económico tiene como ideólogo a Joaquín Costa que atacó el caciquismo en su

obra “Oligarquía y caciquismo” proponiendo una modernización del país con reformas económicas y

educativas. Desempeñó una gran actividad organizativa en sectores de las clases medias pero tuvo poca

influencia en la opinión pública. Otro gran regeneracionista fue Francisco Silvela

- El Regeneracionismo literario e intelectual estuvo representado por la “Generación del 98” (Unamuno,

Ramiro de Maeztu, Ganivet...) que reflexionaron sobre la decadencia de España desde un pesimismo

EL REINADO DE ALFONSO XIII 1902 ------------ 1931

  1. Intentos de modernización y Regeneracionismo

  2. Crisis del Liberalismo y del sistema de la Restauración

  3. Un gran problema: La Guerra de Marruecos ; 1909 y 1921.

1. Panorama general

El S. XX empieza con el reinado personal de Alfonso XIII (1902-1931), hijo y sucesor de Alfonso XII, a los 16 años. Su madre, Mª Cristina de Habsburgo, había ejercido la Regencia (1885-1902) durante su minoría de

edad.

En el reinado de Alfonso XIII se produce la crisis del sistema de la Restauración por su incapacidad de adaptarse a las exigencias de la nueva realidad económica y social.

Aunque España seguía siendo un país predominantemente agrario y preindustrial, en estos años se modernizó: la industrialización se consolidó en las Vascongadas, Asturias, Cataluña y Madrid; la población urbana –más culta empezó a superar a la rural y los nuevos grupos sociales (burguesía industrial, obreros, clases medias urbanas) estuvieron representados por nuevas fuerzas políticas.

El rey y los políticos fueron incapaces renovar el sistema político para incorporar a los nuevos grupos sociales y políticos o, como se decía entonces, para acabar con la división entre una “España oficial” y otra “España real”, y de resolver los numerosos problemas, unos heredados del pasado y otros nuevos.

El sistema político canovista basado en el turno de partidos, el régimen liberal más estable del S. XIX, había funcionado bien porque España era un país agrario.

Desde el 98, el sistema empieza a entrar en crisis y tiene necesidad de renovación para abrirse a la nueva realidad social y política pero los intentos renovadores fracasarán

REALICE una SÍNTESIS del texto anterior

1º b) Alfonso XIII: las crisis de la Restauración.

 1ª. La Semana Trágica de Barcelona de 1909

La Semana Trágica fue de gran importancia para la Historia de España, y es por ello que merece la pena repasarla un poco, aunque sea por encima.
Lo que pasó:

En el año 1909, la Restauración cuenta con más de treinta años ya de existencia. Es cierto que el rey que reina ya no es el mismo, pues Alfonso XII ya está muerto y ha sido sucedido por su hijo, Alfonso XIII, aún joven. Pero permanece el sistema puesto en marcha por Cánovas del Castillo, basado en el turno pacífico de dos grandes partidos, el conservador y el liberal. Los dos arquitectos del bipartidismo civilizado, Cánovas y Sagasta, han muerto ya.
En el campo conservador, Antonio Maura manda en el partido conservador y el partido conservador es el que gobierna. Hasta 1909, el turno entre los dos partidos más o menos se ha respetado. Pero se romperá en 1909. Y será a causa de la Semana Trágica.

España sestea. Hasta el 9 de julio, cuando estalla la guerra. Ese día, un grupo de marroquíes ataca y mata a unos obreros de las obras del ferrocarril de Melilla. El comandante de las tropas de Melilla contesta atacando a los moros hasta hacerlos retroceder. Esta acción provocará el inicio de la guerra de Marruecos, cuyo momento más grave, el desastre de Annual, provocará, dentro de 14 años, el golpe de Estado del general Primo de Rivera.

Durante todo el siglo XIX y parte del XX, la guerra (o el servicio militar, en tiempo de paz) fue de la siguiente manera : los ricos, que podían pagar el impuesto, se quedaban en casa; y los pobres cargaban con el fusil y con la muerte. De estos tiempos son la costumbre de algunos padres de poner a sus hijos nombre de mujer (Cruz o Rosario eran nombres de hombre relativamente comunes).
De todas las regiones de España, Cataluña era la más indicada para la movilización (tenía muchas tropas, un puerto grande y barcos en él). La guerra era cosa de pobres y si había un lugar en el que los pobres estaban organizados y tenían conciencia de clase, ése era la industriosa y relativamente próspera Cataluña).
El día 18 de julio embarcó el Batallón de Cazadores de Reus, compuesto íntegramente por soldados catalanes. Se armó la de Dios. Era domingo, en un muelle tomado por la policía, las esposas de los soldados, pues muchos estaban casados, lloraban a gritos. Desde la popa del barco, los mismos soldados que iban movilizados gritaban mueras a la policía, a Maura y a la guerra, siendo aclamados por el público en los muelles.
El gobierno, en todo caso, no se toma en serio las cosas. El lunes, 26 de julio, amanece la Semana Trágica de Barcelona con un montón de líderes obreros estratégicamente dispuestos por la ciudad. Comienza la violencia. En los barrios extremos de la ciudad se levantan barricadas.

Durante la Semana Trágica, la calle es de la protesta; luego se vuelan puentes y vías férreas, en un intento de incomunicar Cataluña del resto de España para evitar el envío de tropas. Los huelguistas vuelan las estaciones eléctricas, dejan Barcelona sin gas, rompen casi todos los 7.000 faroles públicos. Se quemaron conventos e iglesias.
En total, entre alzados y paseantes, murieron 104 personas. Hubo 296 heridos. 21 de las 56 iglesias de la ciudad fueron incendiadas, y 30 de los 75 conventos.
Se practicaron centenares de detenciones, algunas de las cuales pasaron a la jurisdicción militar. Pero, de todos los procesos, uno destacará especialmente: el de Francisco Ferrer Guardia.

Ferrer Guardia era un anarquista. El programa de Ferrer, que escribió en un pasquín, recoge todos los tópicos del anarquismo vehemente de la época: abolición de las leyes, expulsión de las órdenes religiosas, disolución de los tribunales y del ejército, derribo de las iglesias, expropiación de la banca…
La condena a muerte de este conspirador fue, a todas luces, exagerada.

La Semana Trágica, o más concretamente el fusilamiento de Francisco Ferrer, marca un antes y un después para España. El escándalo de la ejecución de Ferrer acabará con el gobierno Maura y acabará, de hecho, con algo mucho más importante: con el turno pacífico
La suerte está echada. Desde ese día, el turno de partidos de la Restauración está ya, de alguna manera, muerto, y en España comienza otro ciclo histórico, que acabará causando centenares de miles de muertos.
2ª. La crisis de 1917.

La llamada crisis del verano de 1917 puso de golpe sobre la mesa todas las cuestiones grandes y pequeñas que se habían manifestado a lo largo de unos años de esfuerzos por conseguir la regeneración de España.

Fueron en realidad tres revoluciones las que coincidieron de forma consecutiva entre los meses de junio y agosto, aunque no conectaron entre sí.

Todo comenzó con una "revolución" de los militares, siguió con otra de la burguesía y acabó con la del proletariado. Tras la crisis de 1917, la Monarquía quedó en pie, pero quebrantada; la opinión pública despertó y el proletariado agudizó su conciencia de clase.

Militar: Las Juntas de Defensa

Los oficiales del ejército se estaban organizando para reforzar su presencia en el Estado y mejorar sus salarios. Por eso, en el origen de las llamadas Juntas de Defensa existió una mentalidad sindicalista para ejercer presión

Política: La Asamblea de Parlamentarios

Los diputados y senadores catalanes se reunieron en la Asamblea de Parlamentarios en Barcelona e invitaron al resto de parlamentarios españoles. Pedían autonomía para Cataluña y unas Cortes Constituyentes para reformar el Estado. La convocatoria tuvo poco éxito, fue prohibida por el Gobierno y disuelta por el gobernador civil.

Social: La huelga general

La UGT y la CNT (sindicato anarquista) convocaron conjuntamente una huelga general en el mes de agosto. Pedían reformas laborales (salarios, precios) y reformas políticas. La huelga fue ampliamente respaldada en casi todo el país. Pero la detención del comité de huelga madrileño y la represión del ejército la hizo fracasar. El saldo fue de unos 2.000 obreros detenidos y un centenar de muertos.

El Gobierno quedó seriamente debilitado como consecuencia del triple conflicto. Y se puso en evidencia la creciente descomposición del sistema de la Restauración.

3ª. El desastre de Annual, la gran vergüenza de la historia española

carga del rio igan. (augusto ferrer-dalmau)Carga

Para situarnos, hacia 1906, en la conferencia de Algeciras  a España le correspondió la zona norte o protectorado de Marruecos, y a Francia las extensas zonas de agro situadas en el sur, más tranquilas.

La adjudicación del área mediterránea para control de España, solo supuso quebraderos de cabeza y pesadillas sin cuento para nuestro país. Y mientras Europa salía gradualmente de la debacle de la Gran Guerra y crecía económicamente e industrialmente, nosotros invertíamos nuestros escasos recursos en una guerra estéril y sin futuro.

La caída de Annual y más tarde la de Monte Arruit junto con otra veintena de posiciones menores nos trae a la memoria la entrega del regimiento de caballería Alcántara al mando de su comandante Primo de Rivera (hermano del futuro golpista y dictador), que con unas pérdidas al límite de la aniquilación, pudo contener los ataques de los rifeños, dando así tiempo a que la retirada no se convirtiera en una carnicería en toda regla.

Todos los pueblos entre Annual y la costa fueron saqueados e incendiados por la turba, y sus habitantes, los que tuvieron suerte, pasados a cuchillo. Unos acabaron de esclavos, otros negociarían su rescate, otros fueron moneda de cambio en los abigarrados mercados de ganado locales

Después de la terrible enseñanza, poco o nada se corrigió como Dios manda. El general al que se le adjudico la investigación de los acontecimientos, Picasso, era un honesto militar que solo quería descubrir la verdad. Pero eran muchos los responsables afectados por aquella vergüenza inconfesable.

El general Silvestre, que estaba a escasa distancia en el enorme campamento de Annual, no hizo nada por socorrer a los arrojados defensores de la posición.

El Informe Picasso se encontraría con todo tipo de obstáculos. Entre otros, que había que proteger la imagen del monarca, ya deteriorada y en entredicho por algunas ligeras palabras que se parecían más a ordenes o injerencias en el asunto militar.

Cuando el informe mordía con ferocidad los talones de los intocables de arriba, el escándalo ya estaba servido y era clamorosa la demanda de justicia. Entonces Primo de Rivera,”casualmente”, daría su golpe de estado. Los responsables, para variar, se fueron de rositas y jamás serian juzgados. Es de esperar que los más de diez mil muertos en Annual y Monte Arruit no se los encuentren en el más allá.

REALICE una síntesis de las 3 crisis y dibuje (calque) un mapa de la zona del Desastre.

CUADRO CRONOLÓGICO del reinado de Alfonso XIII

http://3.bp.blogspot.com/-yvtlygwhtfo/uzxgg6g-t0i/aaaaaaaaai8/gguq5krx1qs/s1600/reinado+de+alfonso+xiii.jpg

2º. La dictadura de Primo de Rivera 1923 --- 1930

  1. Libro

  2. Artículo YA

3º. LA II REPÚBLICA  1931 --------1936

  1. Libro

  2. Ampliación

¿Qué sucedió realmente en abril de 1931? ¿Cómo llegó la segunda república española?

El 13 de abril España se había acostado monárquica y el 14 se levantó republicana. Alfonso XIII decidió suspender el Poder Real y partió al exilio.

En estas dos líneas se condensa de manera simple lo que sucedió en aquellas fechas pero pocos se detienen en reflexionar sobre los antecedentes del 14 de abril y las consecuencias del cambio de Régimen que cinco años después derivaría en el inicio de la Guerra Civil.

Para empezar, cualquier persona que desee entender lo que sucedió debe buscar respuesta a la pregunta ¿fue democrática la instauración de la República?

Antecedentes

En septiembre de 1923 se produjo el pronunciamiento del general Miguel Primo de Rivera en el que Alfonso XIII no participó pero «El hecho es que recibió el juramento de Primo de Rivera como presidente del Directorio como si de un relevo más en el Gobierno se tratara». Esta connivencia del Rey, o pasividad inconsciente, con Primo de Rivera abrieron una importante brecha en la confianza de la clase política y la sociedad con la Corona.

Después, vendría el error Berenguer, diagnosticado así por Ortega y Gasset, cometido por el general al que encargó el gobierno Alfonso XIII tras la dimisión de Primo de Rivera: Dámaso Berenguer, el hombre que ejercería la llamada «dictablanda». Consistió, según Ortega, en «tratar de hacer como si aquí no hubiera nada radicalmente nuevo», en definitiva, considerar que «aquí no ha pasado nada» y actuar con el referente del monarquismo previo a 1923, reconstruyendo el viejo caduco sistema caciquil y oligárquico de la Constitución de 1876. El artículo demoledor de Ortega, de noviembre de 1930, acababa así: «españoles, vuestro Estado no existe. ¡Reconstruidlo! Delenda est monarchia».

Un mes después del artículo se producía el pronunciamiento militar de Galán y García Hernández en Jaca. Su fracaso y la ejecución de sus líderes otorgaría a la República sus mártires y acomplejaría más aún a los monárquicos. Unos, indecisos ; otros despechados , otros protagonizando huidas flagrantes.

Don Juan Bautista Aznar, un almirante, político, sería la única opción como presidente encontrada por el Rey tras la dimisión de Berenguer en febrero de 1931. La primera iniciativa del nuevo Gobierno fue la convocatoria de elecciones municipales para abril. Ningún monárquico previó una consecuencia negativa.

¿Quién ganó las elecciones de abril de 1931? César Vidal

Aunque la propaganda republicana presentaría posteriormente las elecciones municipales de abril de 1931 como un plebiscito popular en pro de la República, no existió jamás ningún tipo de razones para interpretarlas de esa manera. En ningún caso su convocatoria tuvo carácter de referéndum ni se trató de unas elecciones a Cortes constituyentes

De hecho, la primera fase de las elecciones municipales celebrada el 5 de abril se cerró con los resultados esperados, es decir, salieron elegidos 14.018 concejales monárquicos y tan sólo 1.832 republicanos. Con ese resultado electoral, en el que las candidaturas monárquicas fueron votadas siete veces más que las republicanas, no puede extrañar que tan sólo pasaran a control republicano un pueblo de Granada y otro de Valencia. Como era lógico esperar, en aquel momento, nadie hizo referencia a un plebiscito popular y menos que nadie los republicanos, que habían sido literalmente aplastados por el veredicto de las urnas.

 

El 12 de abril de 1931 se celebró la segunda fase de las elecciones. De nuevo, los resultados fueron muy desfavorables para las candidaturas republicanas. De hecho, frente a 5.775 concejales republicanos, los monárquicos obtuvieron 22.150, es decir, el voto monárquico prácticamente fue el cuádruplo del republicano. Desde cualquier lógica democrática, los republicanos deberían haber reconocido su clara derrota y prepararse para las futuras elecciones a Cortes (Generales). Sin embargo, lo que sucedió fue totalmente distinto. A pesar de los clarísimos datos electorales, los políticos monárquicos, consideraron que el resultado que un apoyo extraordinario para la república y un desastre para la monarquía.

Fue que todo el aparato político que rodeaba a la monarquía, lo malaconsejados, miembros del gobierno y el propio Rey tiraron la toalla incomprensiblemente a favor de la Segunda República, Alfonso XIII abandonó a ¾ partes de los españoles que le habían dado su apoyo.

  El motivo de esa falsa sensación de derrota fue debida a la derrota de la monarquía en los centros urbanos principales. Posiblemente esta sensación de revolución acobardó al gobierno, y se retiró para evitar una posible revolución sangrienta al estilo de la URSS unos años atrás (revolución de 1917) aunque ahora se sabe que más eran unos pocos con mucho ruido y pocas nueces.

En las capitales de provincia los votos republicanos fueron superiores por lo que la opinión pública urbana, aunque inferior numéricamente en cómputo general, se impuso y rápidamente se buscó propagar la idea del hundimiento moral de la monarquía. En la calle se desató la euforia y en algunos pueblos ya se proclamaba la República.

Alfonso XIII no manifestó voluntad de resistir, sumido como estaba en la depresión más profunda a causa de la muerte de su madre unos meses antes y viendo cómo su esposa se hallaba lógicamente aterrada ante la posibilidad de acabar como la familia imperial rusa, fusilada por un pelotón revolucionario. Al fin y a la postre, los políticos constitucionalistas se rindieron ante los republicanos y con ellos el monarca. De esa manera, el sistema constitucional desaparecía de una manera más que dudosamente legítima y se proclamaba la II República.

Vamos a recapitular:

  1. Se llevaron a cabo unas 
  1   2   3

Añadir el documento a tu blog o sitio web

similar:

1º. Alfonso XIII: el fracaso de la Restauración iconAlfonso XIII: las crisis de la Restauración

1º. Alfonso XIII: el fracaso de la Restauración iconTema Alfonso XIII y La crisis de la Restauración (1902-1931)

1º. Alfonso XIII: el fracaso de la Restauración icon14. 1: Panorama general del reinado de alfonso XIII. Intentos de...

1º. Alfonso XIII: el fracaso de la Restauración iconPanorama general del reinado de Alfonso XIII. Intentos de modernización....

1º. Alfonso XIII: el fracaso de la Restauración icon14 panorama general del reinado de alfonso XIII. Intentos de modernizacióN....

1º. Alfonso XIII: el fracaso de la Restauración icon14 panorama general del reinado de alfonso XIII. Intentos de modernizacióN....

1º. Alfonso XIII: el fracaso de la Restauración iconGrupo de monárquicos liderados por Cánovas del Castillo que consiguieron...

1º. Alfonso XIII: el fracaso de la Restauración iconEl papel constitucional del rey, según Alfonso XIII

1º. Alfonso XIII: el fracaso de la Restauración icon1. La evolución política del reinado. Crisis de la monarquía de Alfonso XIII

1º. Alfonso XIII: el fracaso de la Restauración iconCapítulo 5: La Restauración y el reinado de Alfonso XII (1874 – 1902)






© 2015
contactos
h.exam-10.com