Tema “La critica Textual o la baja Critica”






descargar 203.41 Kb.
títuloTema “La critica Textual o la baja Critica”
página1/5
fecha de publicación28.05.2015
tamaño203.41 Kb.
tipoDocumentos
h.exam-10.com > Derecho > Documentos
  1   2   3   4   5

FRATERNIDAD INTERNACIONAL DE MINISTERIOS


TEMA

La critica Textual o la baja Critica”

Los teólogos críticos acusan a los copistas de los primeros siglos, de haber alterado las escrituras con un prejuicio doctrinal. En realidad son los mismo teólogos críticos que tienen un prejuicio doctrinal”

Trabajo realizado por:

Pastor: Oscar Arévalo

Asistente: Herberth Guzmán

Noviembre 2011

Qué es la crítica textual (o Baja Crítica)?

¿Qué es la crítica textual? - Para explicarlo, es necesario entrar en bastantes detalles. Pero les pido a mis lectores tomar el tiempo para comprenderlo, porque tenemos aquí la razón por qué las versiones modernas de la Biblia omiten muchas palabras, y hasta versículos y párrafos enteros.

Sabemos que el texto original de la Biblia es inspirado por Dios, inerrante e infalible. - Desafortunadamente no tenemos el texto original exacto. Solo tenemos copias, y la mayoría de ellas son de varios siglos más tarde que el texto original. En aquellos tiempos no existían imprentas ni fotocopiadoras. La única manera cómo se podía copiar un libro, era escribiendo todo a mano. Pero cuando uno copia un texto a mano, pueden suceder errores. Por eso, hay pequeñas diferencias entre los manuscritos. Por ejemplo, en Mateo 4:20, existen manuscritos que dicen "dejando las redes", y otros que dicen "dejando sus redes". Sin tener el texto original, ¿cómo podemos saber cuál de las dos "lecturas" es la original, y cuál es el error de un copista? - Responder a este tipo de preguntas, es tarea de la crítica textual.

En este ejemplo de Mateo 4:20, la variación es tan insignificante que el sentido del texto no es afectado. La mayoría de las variaciones son de este tipo, y entonces podríamos pensar que realmente la crítica textual no es importante. Sin embargo, existen otras variaciones que sí afectan el sentido, e incluso puntos importantes de la doctrina cristiana. Allí está el problema.

Algunos teólogos críticos quieren hacernos creer que los manuscritos difieren tanto entre sí, que ya no podemos saber qué dijo el texto original, y que en varios pasajes el texto fue tan alterado que ningún manuscrito tiene la lectura original. Pero esto es una exageración.
Los escribas judíos tenían normas muy estrictas para copiar las Sagradas Escrituras. Cada letra y cada palabra era contada. Si se encontraba un error en una página, la página tenía que ser quemada. Por esto, el texto del Antiguo Testamento fue conservado con mucha exactitud, y existen muy pocos verdaderos problemas de crítica textual.
El caso del Nuevo Testamento es un poco diferente, porque sus copistas (mejor dicho, algunos de sus copistas) no trabajaban con la misma exactitud. Pero aun allí podemos decir que la mayoría de los escribas estaban muy conscientes de que estaban copiando un texto sagrado, y que por tanto tenían que hacerlo con sumo cuidado.

Durante toda la Edad Media, casi nadie se interesaba por los manuscritos griegos y hebreos (excepto los monjes eruditos que los estudiaban y copiaban). La Biblia oficial de la iglesia católica era la traducción al latín hecha por Jerónimo (la "vulgata"). Fue solo en el siglo XVI cuando Erasmo de Rotterdam publicó nuevamente un Nuevo Testamento en griego. Este texto fue la base para las traducciones de la Reforma (entre ellas la versión Reina-Valera), y seguía en uso, con muy pocos cambios, hasta la segunda mitad del siglo XIX. Este texto se apoyaba en cientos de manuscritos de la Edad Media que tienen muy poca variación entre sí, y por su amplia aceptación recibió el nombre de textus receptus ("texto recibido").

En cuanto al Nuevo Testamento, las cosas cambiaron a mediados del siglo XIX. (Llama la atención que en esa misma época fue también el auge de la Alta Crítica.) Unos manuscritos muy antiguos fueron descubiertos (algunos del siglo IV), que en muchas ocasiones diferían del textus receptus. Los más conocidos son el "Sinaítico" (descubierto en un monasterio en las faldas del monte Sinaí), y el "Vaticano" (encontrado en la Biblioteca del Vaticano). Entonces muchos teólogos empezaron a creer que estos manuscritos, por ser más antiguos, debían ser más fieles al original. En 1881, B.F.Westcott y F.J.A.Hort publicaron su versión del Nuevo Testamento griego, basada en estos manuscritos. Este "texto Westcott-Hort" se hizo muy famoso. Desde entonces la mayoría de los teólogos rechaza el textus receptus y utiliza básicamente (con algunos cambios) el texto "Westcott-Hort". Este es también el texto base para la mayoría de las versiones modernas de la Biblia.

Las omisiones tienen consecuencias doctrinales

Lo que llama la atención, es que Westcott y Hort rechazaron un gran número de pasajes como "no auténticos", porque faltaban (o eran cambiados) en el "Sinaítico", en el "Vaticano", o en ambos. Algunos de estos pasajes tienen verdadera importancia doctrinal, por ejemplo en cuanto a la deidad de Cristo. - Por sus correspondencias se sabe que tanto Westcott como Hort dudaban de la inspiración divina de la Biblia, creían en la teoría de la evolución de Darwin, y aunque siendo anglicanos, sentían más simpatía por la iglesia católica que por la evangélica. Entonces, ¿la omisión de estos pasajes será casualidad?

Mencionaré aquí solo los ejemplos más sobresalientes:

  • El final del Evangelio según Marcos (Mc.16:9-20) es considerado "no auténtico" porque lo omiten el "Sinaítico" y el "Vaticano". En consecuencia, en muchas versiones modernas este pasaje aparece entre paréntesis para indicar duda. Es el pasaje que contiene la Gran Comisión ("Id por todo el mundo y predicad el evangelio a toda criatura"), y la promesa de señales que seguirán a los creyentes.

  • Juan 7:53-8:11 (Jesús y la mujer adúltera) es considerado "no auténtico" porque falta en algunos manuscritos antiguos. En consecuencia, aparece entre paréntesis en muchas versiones modernas.

  • Mat.18:11: "Porque el Hijo del hombre ha venido para salvar lo que se había perdido" - es considerado "no auténtico" porque falta en el "Sinaítico" y el "Vaticano". En consecuencia, muchas versiones modernas omiten este verso completamente.

  • En Luc.2:33, “Y José y su madre estaban maravillados de las cosas que se decían de él”, las versiones modernas lo cambian a "Y su padre y su madre", con lo que dicen que José (y no Dios) fue el padre de Jesús.

  • En 1 Tim.3:16, "Dios fue manifestado en carne", las versiones modernas sustituyen la palabra "Dios" por alguna otra palabra ("él", "que", "Cristo"), negando así que Jesucristo fue Dios encarnado.

  • Más de 40 versos enteros, y partes significativas de otros 140 versos del Nuevo Testamento, son omitidos.

Aplicación dudosa de los principios de la crítica textual

Examinaremos ahora algunos de los criterios que utiliza la crítica textual para llegar a sus resultados. Los criterios que describiré, son aceptados por casi todos los teólogos. Sin embargo, tenemos que recordarnos que se trata de criterios humanos, no divinos, y su definición es en cierta manera arbitraria. En muchos casos, Westcott-Hort y sus seguidores aplicaron estos criterios en una forma que claramente ataca la doctrina cristiana (y hay razones para sospechar que lo hicieron al propósito).

"La lectura más antigua es la lectura mejor".

A primera vista esto parece lógico - un manuscrito más antiguo debería estar más cerca del original. Sin embargo, no siempre es así:
- P.Scrivener, un erudito que colaboraba con Westcott y Hort (pero se opuso a muchos de los cambios propuestos por ellos), dice que "las peores corrupciones en el Nuevo Testamento se originaron en los primeros cien años después de su composición" (o sea, mucho antes que "Sinaítico" y "Vaticano").
- ¿Por qué siguen existiendo estos manuscritos hasta hoy? Muy probablemente porque fueron usados muy poco. Un buen manuscrito es usado con frecuencia, entonces se desgasta rápidamente y es remplazado por una copia nueva. Pero uno de una calidad dudable, es puesto a un lado y así queda conservado.
- De hecho, el "Sinaítico" y el "Vaticano" son de una calidad muy dudable. El "Sinaítico" contiene unas 15'000 (!) correcciones hechas por copistas de los siglos posteriores. Entonces muchas de sus variaciones son claramente errores del primer copista que más tarde fueron corregidos (¿y quién nos dice que no quedaron muchos otros errores sin corregir?); y muchas otras de sus variaciones son en realidad no tan "antiguas" como del primer copista. (De hecho, el "Sinaítico" fue encontrado no entre los libros valiosos de la biblioteca, sino en una papelera, destinado a ser quemado.) - El "Vaticano", por el otro lado, omite miles de palabras, obviamente no porque hubieran faltado en el original, sino por error del copista. - Entonces, tomando en cuenta la calidad general tan inferior de estos manuscritos, no podemos considerarlos "mejores" tan solamente por su antigüedad.

"La lectura más difícil es la lectura mejor".

Se argumenta que un copista está más inclinado a escribir algo que claramente entiende, en vez de escribir palabras con un sentido oscuro. Por tanto, es más probable que el copista convierta un pasaje oscuro en uno más entendible, en vez de oscurecer un pasaje claro. - Esto también, en muchos casos es un criterio válido.
El problema surge cuando teólogos críticos aplican este criterio con intenciones doctrinales. Dicen que un pasaje es "más entendible" cuando expresa claramente una doctrina básica del cristianismo, y "más difícil" cuando no expresa esa doctrina (o incluso le contradice). Argumentan, que supuestamente los copistas tenían la inclinación de expresar la deidad de Cristo, por ejemplo, en todas partes, incluso donde no estaba. Por tanto, dicen, p.ej. en 1 Tim.3:16, que es más probable que un copista haya cambiado "él" por "Dios", que viceversa.
¿Nos damos cuenta de lo que sucede aquí? - Los teólogos críticos acusan a los copistas de los primeros siglos, de haber alterado las Escrituras con un prejuicio doctrinal. En realidad son los mismos teólogos críticos que tienen un prejuicio doctrinal. Con este método logran eliminar cada pasaje que expresa claramente una doctrina cristiana, si encuentran tan solo un único manuscrito que lo tenga omitido o alterado.

"La lectura más corta es la lectura mejor".

Se argumenta que un copista podría estar más inclinado a añadir algo al texto, que a omitir algo del texto sagrado. Con este criterio, si una palabra o un verso entero falta en algún manuscrito, se argumenta que no estaba en el original y los otros deben haberlo añadido.
Pero tomemos en cuenta que los copistas eran cristianos, y conocían muy bien la advertencia del Señor en Apoc.22:18-19, en contra del añadir o quitar algo de Su palabra. La advertencia contra el añadir es igualmente fuerte como la advertencia contra el quitar.
El criterio de la "lectura más corta" hace sentido donde se trata de una palabra añadida para que el texto sea más entendible. Pero no hace sentido donde se trata de partes significativas de un verso, o incluso versos enteros. ¿Realmente se hubieran atrevido los copistas cristianos, inventarse versos enteros que no estaban en el original?

Pasajes eliminados en las versiones modernas de la Biblia

Versos enteros omitidos:

Mat. 12:47; 17:21; 18:11; 21:44; 23:14; Mc. 7:16; 9:44,46; 11:26; 15:28 16:9-20; Luc. 17:36; 23:17; 24:12,40; Jn. 5:4; 7:53-8:11; Hech. 8:37; 28:29; Rom. 16:24; 1 Jn. 5:8

Partes de versos omitidos:
(La siguiente lista fue publicada en inglés, dentro del artículo "La Nueva PERversión Internacional", por Terry Watkins, en http://www.av1611.org/niv.html)

¡La NVI (Nueva Versión Internacional) quita porciones mayores de por lo menos 147 versos del Nuevo Testamento!

Esta es una pequeña (muy pequeña) muestra de palabras removidas de la NVI:

(N.d.Tr: Las mismas palabras abajo mencionadas, se omiten también en "Dios habla hoy", y otras versiones modernas.)

Mat. 6:13, "Porque tuyo es el reino, y el poder, y la gloria, por todos los siglos. Amén."
Mat. 15:8, "Este pueblo de labios me honra"
Mat. 19:9, "y el que se casa con la repudiada, adultera."
Mat. 20:7, "y recibiréis lo que sea justo."
Mat. 20:16, "porque muchos son llamados, mas pocos escogidos."
Mat. 20:22, "y ser bautizados con el bautismo con que yo soy bautizado"
Mat. 25:13, "en que el Hijo del Hombre ha de venir."
Mat. 27:35, "para que se cumpliese lo dicho por el profeta: Partieron entre sí mis vestidos, y sobre mi ropa echaron suertes."
Marcos 6:11, "De cierto os digo que en el día del juicio será más tolerable el castigo para los de Sodoma y Gomorra, que para aquella ciudad."
Marcos 10:21, "tomando tu cruz."
Luc 1:28, "bendita tú entre las mujeres."
Luc 4:4, "sino de toda palabra de Dios."
Luc 4:8, "Vete de mí, satanás"
Luc 4:18, "me ha enviado a sanar a los quebrantados de corazón"
Luc 11:2-4, "... nuestro que estás en ... Hágase tu voluntad, como en el cielo, así también en la tierra ... mas líbranos del mal."
Juan 1:27, "el que es antes de mí"
Juan 3:13, "que está en el cielo"
Juan 3:15, "no se pierda"
Juan 11:41, "de donde había sido puesto el muerto."
Juan 16:16, "porque yo voy al Padre"
Hechos 10:6, "él te dirá loq ue es necesario que hagas."
Hechos 15:18, "Al Señor Dios son conocidas todas sus obras" (omitido también en la RVR 1960, N.d.Tr.)
Hechos 20:24, "Pero de ninguna cosa hago caso"
Hechos 23:9, "no resistamos a Dios."
Rom. 8:1, "los que no andan conforme a la carne, sino conforme al Espíritu"
Rom. 13:9, "No dirás falso testimonio"
I Cor. 6:20, "y en vuestro espíritu, los cuales son de Dios."
I Cor. 11:24; "Tomad, comed ... partido"
II Cor. 10:4, "sino poderosas en Dios"
Gal. 3:1, "para no obedecer a la verdad"
Ef. 5:30, "de su carne y de sus huesos"
Fil. 3:16, "sintamos una misma cosa"
I Tim. 6:5, "apártate de los tales"
Heb. 7:21, "según el orden de Melquisedec"
I Ped. 1:22, "mediante el Espíritu"
I Ped. 4:14, "De parte de ellos, él es blasfemado, pero por vosotros es glorificado."
I Juan 4:3, "que Jesucristo ha venido en carne"
I Juan 5:13, "y para que creáis en el nombre del Hijo de Dios"
Ap. 1:11, "Yo soy el Alfa y la Omega, el primero y el último."
Ap. 5:14, "al que vive por los siglos de los siglos."
Ap. 14:5, "delante del trono de Dios."
Ap. 21:24, "que hubieren sido salvas"

Versiones de La Biblia:




Por Mario Virgolini
“Retén la forma de las sanas palabras que de mí oíste, en la fe y amor que es en Cristo Jesús.” (2ª Ti 1:13)


 A mediados del Siglo XX comenzó una nueva etapa en la historia del Libro Sagrado, con la multiplicación de versiones y revisiones, producto del desarrollo de una corriente de pensamiento que puso en tela de juicio la autoridad de las Escrituras, caracterizada por:

1.      Desviaciones de la Crítica Textual

2.      Claudicación de las Sociedades Bíblicas

3.      Nuevos métodos de traducción 

Con el argumento de actualizar el lenguaje y hacerlo más accesible a la gente común, en la segunda mitad del siglo XX nuevas traducciones o revisiones de las antiguas versiones tanto en castellano como en inglés y otros idiomas, introdujeron serios errores y omisiones en las Escrituras. Así ocurrió con la Revised Standard Version, publicada en USA en 1952 a partir del trabajo de un comité de traductores de franca tendencia modernista (Teología Liberal) que, utilizando los textos críticos, eliminaron referencias bíblicas a la Divinidad del Señor Jesucristo haciéndolo aparecer como mero hombre.

Las versiones modernas siguen los argumentos de la crítica textual predominante, que ha abandonando el Textus Receptus (TR) del Nuevo Testamento a favor de textos “críticos” como el de Westcott y Hort (WH) que introdujeron unos 5000 cambios; seguidos por Nestle, Aland y otros, con el argumento de basarse en manuscritos más antiguos, como el Sinaítico y el Vaticano, pero no por ello más autorizados, pues contienen desvíos y errores respecto al texto generalmente aceptado. 

Entre las versiones modernas en castellano que siguen los llamados textos críticos, mencionamos la Reina Valera Actualizada publicada por Editorial Mundo Hispano, la Versión Popular realizada por Sociedades Bíblicas Unidas (SBU), la Biblia de las Américas (BA), la Nueva Versión Internacional (NVI) editada por la Sociedad Bíblica Internacional y la Biblia Textual, que edita la Sociedad Bíblica Iberoamericana. Por su parte, la revisión de 1995 de la Versión Reina Valera de SBU en su Edición de Estudio, contiene numerosas notas al pie de página que introducen dudas o directamente cuestionan el propio texto traducido cuando éste sigue al TR, en aquellos pasajes en que los críticos modernos aceptan el texto de WH o derivados. 

Diversas Sociedades Bíblicas han claudicado en pos de corrientes modernistas y ecuménicas. Así los comités de eruditos y traductores de Sociedades Bíblicas Unidas responden actualmente a variadas confesiones (católicos, ortodoxos, protestantes modernistas, etc.), de modo que han favorecido textos y traducciones acordes con el pensamiento teológico liberal y la filosofía ecuménica imperante. 

La traducción literal ha ido reemplazándose por la idiomática, también conocida como traducción por equivalencia dinámica o funcional, que es la que ha dado origen a la Versión Popular (VP) y a otras versiones. Este método facilita que el traductor, pretendiendo adaptar el lenguaje al entendimiento del receptor, se aparte del texto para introducir una interpretación propia del mismo, conforme su propio pensamiento y posición doctrinal. 

Por ello los cristianos somos llamados a defender el Evangelio (Fil.1:7) y combatir con la verdad todo error y desviación contra las Sagradas Escrituras (2Co.10:4-5), que son el fundamento firme de nuestra fe (Sal.11:3; Mt.24:35).

  • .Análisis de algunos cambios.

El presente trabajo se limita al Nuevo Testamento del cual se han seleccionado unos pocos textos de los muchos que han sido alterados, sobre la base de que dicha modificación afecta doctrinas básicas de la fe cristiana. Se han agrupado los textos conforme las principales doctrinas afectadas.

1. Cambios que afectan las Doctrinas de la Deidad del Señor Jesús y Su Nacimiento Virginal

En el pasaje de Lucas 1:34 referido a la anunciación angelical a María del nacimiento del Señor Jesús, donde la RV1909 registra: "Entonces María dijo al ángel: ¿Cómo será esto? porque no conozco varón", la VP traduce: "-¿Cómo podrá suceder esto, si no vivo con ningún hombre?". Con ello los editores quitaron la mención explícita de su estado virginal, afectando con esta traducción una de las doctrinas más caras al cristianismo bíblico: el Nacimiento Virginal del Señor Jesús.

No es casual, pues en coincidencia con el rechazo a esta doctrina por los teólogos liberales, intenciones similares de traducción se expresan también en otras partes de la Escritura. Para mencionar una referencia importante del Antiguo Testamento, en Isaías 7:14 donde leemos "la virgen concebirá, y parirá un hijo, y llamará su nombre Emanuel", es traducido "la joven está encinta" (VP) y "la joven concebirá" (NVI). Los traductores modernos sostienen esto diciendo que la palabra hebrea (almah) se aplica "a una muchacha joven, en edad de contraer matrimonio o incluso casada" (RV1995 Nota al pie). Sin embargo, los traductores de la Versión de los Setenta en el siglo III AC. entendieron que el término se aplicaba a una mujer virgen, y así lo tradujeron, y de esta misma forma se registra la cita en el Evangelio de Mateo 1:23.(9) Cabe consignar que los editores de la RV1995 agregaron otra nota significativa de su posición doctrinal, en la cual, refiriéndose a la traducción de este texto en la Versión de los Setenta, dice que "de este modo, el texto de Isaías se enriqueció con una perspectiva mesiánica que no poseía en su forma original". ¿Querrán con ello decirnos que las profecías de Isaías acerca del Mesías prometido son en verdad una construcción histórica posterior? Descubrimos así incluidas como notas en las propias páginas de la Biblia RV1995 las más claras doctrinas modernistas.

Hemos señalado que la RV1909 sigue de muy de cerca al Textus Receptus (TR). En los casos que siguen, resaltamos las variaciones en que los traductores modernos del Nuevo Testamento se han apartado del TR basándose en otras fuentes textuales, los llamados Textos Críticos.

En Lucas 2:33 y 43 en lugar de decir "José y su madre" las versiones modernas (incluyendo en el primer caso a la RV 1977) dicen: "el padre y la madre de Jesús"; "los padres" o "sus padres", con lo cual, aunque José en sentido legal lo era para los judíos, no era el padre real o biológico del Señor Jesús.

 

A este respecto, Ruckman señala que la lectura "José y su madre" que corresponde al TR se encuentra en un manuscrito del siglo VIII, en dos del s. IX y en uno del s. X., además de casi todos los textos del tipo Cesareo y en la Antigua Versión Latina. Fuller indica que la lectura moderna proviene de Jerónimo, usando el texto corrupto Aleph y B (O’Reilly, A., op.cit.).

En el mismo sentido puede interpretarse la eliminación del verbo adorar, en textos donde la acción referida tiene como destinatario al Señor Jesucristo y su reemplazo por otras expresiones, como rendir homenaje, postrarse, arrodillarse, ponerse de rodillas, en Mt. 2:11 (VP), Mt.9:18 (RV1960, RV1977, RV1995, RVA, VP, BA, NVI), Mt.14:33 (VP), Mt.20:20 (RV1960, RV1977, RV1995, RVA, VP, BA, NVI) y Mr.5:6 (RV1960, RV1977, RV1995, VP, BA, NVI). La palabra griega proskuneo, se encuentra en todos los manuscritos disponibles (Ruckman) y es la que más frecuentemente se utiliza para expresar adoración en el Nuevo Testamento. El vocablo proskuneo aparece 60 veces en el Nuevo Testamento, en todas las cuales fue traducido adorar en la RV1909, dirigiéndose a Dios, a Cristo, a los demonios, a la Bestia, a los ídolos, etc. y sólo en un caso se aplicó a un hombre (en la parábola de Mt.18:26). Por otra parte, para postrarse o arrodillarse se utilizan en griego con frecuencia otros términos: pipto, prospipto, gonupeteo, etc.

¿Por qué los editores de las versiones modernas -incluyendo en varios casos a los de la RV1960- prefirieron eliminar la palabra adorar cuando se aplica a Cristo y reemplazarla en esos casos por otra traducción? Es evidente que un acto de reverencia externa como el traducido por estos editores, no implica necesariamente adoración, término que refiere a un acto que legítimamente sólo debe dirigirse a Dios.

Las versiones modernas omiten numerosas palabras, frases y hasta versículos enteros, basándose en el texto griego editado por Wescott y Hort y similares. ¡Así la NVI omitió 17 versículos completos del Nuevo Testamento!.

Como ejemplo podemos citar Hechos 8:37 que dice en la Versión Antigua, conforme al TR: "Y Felipe dijo: Si crees de todo corazón, bien puedes. Y respondiendo, dijo: creo que Jesucristo es el Hijo de Dios", y que fue eliminado en RVA, VP y NVI. Una nota en la Biblia de Jerusalén (BJ) dice: «El v. 37 es una glosa muy antigua conservada en el texto occidental y que se inspira en la liturgia bautismal». La VP tiene una nota que dice: "Algunos mss. añaden el v. 37", la BA señala al pie de página: "Los mss. más antiguos no incluyen el v. 37" y la RV1995: "El v.37 no aparece en diversos ms." Sin embargo, muy por el contrario, existen evidencias antiguas de este versículo. Aunque no se encuentra en el Texto Mayoritario, podemos hallarlo en el ms. uncial E (siglo VI-VII), en la versión Itala (s. II) y en la Vulgata (s. IV) y es citado por Ireneo (año 180) y Cipriano (250). También Tertuliano (s. II), Paciano (370), Ambrosio y Agustín (s. IV) conocían el versículo. El texto griego de Berry apoya al TR, indicando la familiaridad que tenían los editores del siglo XVI con la antigua evidencia de este versículo (O’Reilly, A., op.cit.).

Otra omisión que afecta la doctrina de la Deidad del Señor Jesucristo se encuentra en Jn.3:13: "Y nadie subió al cielo, sino el que descendió del cielo, el Hijo del hombre, que está en el cielo", donde se eliminó "que está en el cielo" (RVA, VP, NVI), texto que da cuenta de la Omnipresencia de Cristo.

En apoyo al TR podemos mencionar a Jerónimo (s. IV) que en su Vulgata Latina también traduce "Filius hominis qui est in caelo". Burgon señala que todos los mss. griegos de Juan 3 contienen esas palabras, con la excepción de cinco de ellos, así como también se encuentra en todas las versiones latinas y siríacas, la copta, etiópica, georgia y armenia. Entre los padres cuyas citas refieren al TR, menciona a Hipólito (s. II), Dionisio de Alejandría, Novaciano y Orígenes (s. III); Artibrose, Afrates el Persa, Atanasio, Agustín, Basilio, Crisóstomo, Dídimo, Epifanio, Hilario, Jerónimo, Lucifer, Teodoro Herad (s. IV); Cirilo de Alejandría, Marius Mecator, Nonnus, Paulo obispo de Emesa, Teodoret, Teodoro Mops, Victorino (s. V); Severo (s. VI); Anfilocus, Cosmas y Juan Damasceno (s. VIII).

También en 1ª Ti.3:16, donde se puso "Él" o "Cristo" en lugar de "Dios ha sido manifestado en carne" (RVA, VP, BA, NVI), elimina la identificación de Jesucristo con la Deidad.

De 254 manuscritos griegos conteniendo el pasaje, 252 presentan el término "Dios" como en el TR; dos leen "hos" (el cual), lectura que utilizaron las antiguas versiones, y ni uno contiene "Cristo". El más antiguo manuscrito uncial en favor de "Dios" es el Códice A (s. V), seguidos por los unciales K, L y P (s. IX). A ellos se añaden en apoyo 29 de los 32 leccionarios de la Iglesia Bizantina. Todas las ediciones griegas del Nuevo Testamento (Jiménez de Cisneros, Erasmo, Beza, Estienne, Elzevir) leen "Dios" El texto es citado de la misma manera por Ignacio, Bernabé e Hipólito (S. II), Diodoro de Tarso (m. 370), Gregorio de Nisa (m. 394), Juan Crisóstomo (m. 407), Atanasio, Cirilo de Alejandría y Eutalio (s. V), etcétera. Tan sólo uno de los Padres de la Iglesia, Gelasio de Cisicus (476), se opone al texto como aparece en el TR. (O’Reilly, A.: op.cit.). (10)

En Ap.1:11 los editores de RVA, VP, BA y NVI, desestimando al TR, omitieron: "Yo soy el Alpha y la Omega, el primero y el último", términos que hacen referencia a la naturaleza eterna del Hijo de Dios. Por su parte, los editores de RV1977 y RV1995 ponen dudas sobre la autenticidad del pasaje al marcarlo entre corchetes o al señalar en nota al pie que "en diversos manuscritos no aparece".

La RVA, VP y NVI eliminaron de su texto el pasaje de 1ª Jn.5:7-8 que habla de la Santísima Trinidad: "Tres son los que dan testimonio en el cielo: el Padre, el Verbo y el Espíritu Santo, y estos tres son uno. Y hay tres que dan testimonio en la tierra: el Espíritu...". Consta una nota al pie de página en varias versiones modernas que citan esta variación (RVA, VP, BA, NVI, RV1995) y dice en VP que "algunos mss. latinos añaden…" y en la NVI que "se encuentra en mss. posteriores de la Vulgata, pero no está en ningún ms. griego anterior al siglo XVI".

Este tan conocido pasaje y tan cuestionado por los críticos se encuentra en verdad ausente de la mayoría de los mss. griegos. No obstante, fue encontrado en el Códice 61 (s. XV-XVI), conservado en Dublin y conocido como el manuscrito Montfort, en el Códice Ravianus (s. VIII) y en los márgenes del ms. 88 y el 629. En apoyo del pasaje se encuentra el texto de la Versión Itala del siglo II, incluyendo el ms. r (s. V-VI) y el "Speculum". Los padres que citan este pasaje son Tertuliano (s. II), Cipriano (s. III), Prisciliano, Idacius Clatus (s. IV), varios escritores africanos del s. V y Casiodoro (480-570).

Muchos consideran que esta omisión representa la influencia de Orígenes y algunos de sus seguidores, quienes no aceptaban la doctrina de la Trinidad. "En la Vulgata Latina aparece una nota relacionada con las palabras que faltan en algunos manuscritos, y dice que en los escritos de los llamados Padres de la Iglesia aparecen los versos 7 y 8 tal como están en la Vulgata y en la Reina-Valera. La mencionada nota atribuye la omisión que se encuentra en algunos manuscritos a los arrianos, que prevalecieron por espacio de cien años, desde fines del siglo III y la mayor parte del siglo IV, quienes no creían en la Trinidad. Las palabras relacionadas con la Trinidad que los críticos impugnan ahora, estaban en el N.T. en el año 170 D.C. cuando tradujeron el siriaco Peshitta y en el manuscrito del N.T. que San Jerónimo tuvo en sus manos cuando tradujo la versión Vulgata, allá por el año 390 D.C. Los manuscritos en que no aparecen son los posteriores a esta época, y esto demuestra que el Apóstol Juan escribió las palabras en cuestión, y que alguien las dejó fuera porque así convenía a los que enseñaban lo contrario" (Fernández, D.). (11)

La autoridad de estas fuentes, juntamente con las dificultades gramaticales que surgen en el texto si el pasaje es omitido, ha sido suficiente para asegurar su lugar en la mayoría de las ediciones del Textus Receptus, adonde indudablemente pertenece (O’Reilly, op. cit.).

2. Cambios que afectan la doctrina del sacrificio vicario y expiatorio de Cristo sobre la Cruz y la virtud de Su Sangre.

En 1ª Co.5:7 "…porque nuestra pascua, que es Cristo, fue sacrificada por nosotros" se omite "por nosotros" (RVA, BA, NVI); al igual que en 1ª P.4:1 "Pues que Cristo ha padecido por nosotros en la carne", las versiones modernas omiten también estas dos palabras (RVA, VP, BA, NVI), señalando sólo el padecimiento del Señor pero quitando la referencia a que ese sacrificio fue hecho por causa y en sustitución de los pecadores.

También en Heb.1:3 donde dice: "…habiendo hecho la purgación de nuestros pecados por sí mismo…" se omite "por sí mismo" (RVA, VP, BA, NVI)

En Col. 1:14 "En el cual tenemos redención por su sangre, la remisión de pecados", los editores de RVA, VP, BA y NVI eliminaron "por su sangre" además de otros cambios. En RV1995 la nota al pie dice: "En diversos manuscritos no aparece: por su sangre". No pasa desapercibido que tal cambio contribuye a tratar de quitar una doctrina que ha sido tradicionalmente rechazada por los teólogos liberales. Ruckman atribuye esa omisión a seguidores de Orígenes, quienes pensaban que la redención y de allí la salvación, dependían del perdón de los pecados obtenido por vía confesional, no por la sangre de Cristo. Indica además que los testimonios a favor del TR datan a partir del s. II (O’Reilly, op. cit.).

El tan conocido versículo de Mateo 18:11: "Porque el Hijo del hombre ha venido para salvar lo que se había perdido" no puede hallarse en VP y NVI pues fue omitido. El versículo está atestiguado por todos los mss. unciales conocidos, excepto Aleph, B, L y por todos los mss. cursivos excepto tres.(12) También testimonian del versículo las antiguas versiones Itala, Peshitta, otras siríacas, copta, armenia, etiópica, georgiana y eslava. La Vulgata también lo incluye en su traducción: "venit enim Filius hominis salvare quod perierat" De los padres que citan el versículo, Burgon menciona los siguientes: Tertuliano (s.II); Orígenes (s. III); Ambrosio, Agustín, Crisóstomo, el papa Damaso, Hilario, Jerónimo, Teodoro Heraclio (s. IV). Burgon añade que el versículo era leído en la Iglesia de Oriente en los días siguientes a Pentecostés, desde los comienzos. ¿Por qué entonces fue quitado o cuestionado en las versiones modernas?

Citas bíblicas de los patriarcas de la iglesia primitiva

Debe destacarse la armonía que existe entre todas estas omisiones y cambios del texto que dieron lugar a las ediciones griegas de WH y derivadas, respecto al pensamiento predominante en muchos teólogos que, particularmente desde mediados del siglo XIX y con insistencia hasta el día de hoy, vienen negando doctrinas fundamentales de la fe cristiana.

3.Cambios que afectan la Doctrina de la condenación eterna de los impíos.

En Marcos 9:44 y 46 leemos que repite: "Donde su gusano no muere, y el fuego nunca se apaga… Donde el gusano de ellos no muere, y el fuego nunca se apaga" Ambos versículos fueron omitidos en VP, RVA y NVI. La RV 1995 Ed. de Estudio contiene notas al pie de página que cuestionan el texto señalando una probable añadidura por parte de los copistas: "El v. 44 (y 46) no aparece en diversos ms. Probablemente, los v. 44 y 46 fueron incluidos en el relato por influencia del v. 48". Así también la versión RV 1977 coloca dichos textos entre corchetes. Los versículos fueron omitidos en los mss. Aleph y B (Sinaítico y Vaticano). Sin embargo la Vulgata incluyó entonces ambos versículos en su traducción y Ruckman señala que los mss. A, D, K, X, Z, Pi y la mayoría de los mss. Bizantinos apoyan la Versión Autorizada.

En Filipenses 1:28 dice: "…que a ellos ciertamente es indicio de perdición", y en 2 Tes. 1:9: "Los cuales serán castigados de eterna perdición por la presencia del Señor…"; en cambio VP y NVI traducen en ambos casos "destrucción" (también BA en el segundo caso), dando lugar a la errónea doctrina del aniquilamiento de las almas. Cambios similares ocurren en 2 P.2: 3 y 12 y en Ap. 17:8.

4. Cambios que van en apoyo de falsas doctrinas católicas.

Ello no es casual, dada la participación de eruditos católicos en los Comités de traducción de Sociedades Bíblicas Unidas y la participación de la iglesia romana en el financiamiento y distribución de la VP editada por SBU.

Por ejemplo, donde decía en Mateo 1:25: "Y no la conoció hasta que parió á su hijo primogénito: y llamó su nombre JESUS.", la VP dice: "Y sin haber tenido relaciones conyugales, ella dio a luz a su hijo, al que José puso por nombre Jesús". Este cambio en la traducción permitió quitar de en medio el testimonio bíblico que contraría la doctrina católica de la perpetua virginidad de María. Las versiones modernas coincidieron en quitar la palabra "primogénito" (RVA, VP, BA, NVI), en armonía con WH y en contraposición al TR. La RV1977 puso el término entre corchetes y la RV1995 señala las variantes en nota al pie. Sin embargo, Burgon indica que sólo tres mss. unciales, Aleph (Sinaítico), B (Vaticano) y Z, y dos cursivos omiten "primogénito". Ruckman señala que la palabra se encuentra en los mss. de la familia Egipcia (C), Occidental (D) y Bizantina. También se encuentra en el Diatessaron de Tatiano, una traducción siria de los Evangelios (aprox. 170). Burgon cita la Vulgata (13), la Peshitta y otra versión siríaca, la etiópica, armenia, georgiana, y eslava en favor de la lectura del TR. Cita también a los siguientes padres que testifican del vocablo: Tatiano (s. II), Ambrosio, Atanasio, Agustín, Basilio, Cirilo de Jerusalén, Crisóstomo, Dídimo, Efraem Sirus, Epifanio, Gregorio de Nisa (s. IV), Isidoro Pelus, Proclus (s. V) Juan Damasceno (s. VIII), Focio (s. IX).

Lo mismo puede decirse en cuanto a 1 Timoteo 2:5 donde la Versión Antigua dice: "Porque hay un Dios, asimismo un mediador entre Dios y los hombres, Jesucristo hombre…", la VP traduce: "… un Dios, y un solo hombre que sea el mediador entre Dios y los hombres: Cristo Jesús", lo cual abriría la puerta a una mujer mediadora: y con ello la también falsa doctrina católica de la intercesión de María. Nuevamente la Vulgata, temprana versión oficial de la Iglesia Católica, atestigua en contra de esta intención.(14)

Al considerar los textos precedentemente citados, hemos observado cambios introducidos por las versiones modernas que están en la dirección de socavar la base de doctrinas fundamentales. Aunque las doctrinas están apoyadas por numerosos pasajes de las Escrituras, la alteración de algunos de ellos manifiesta esta intención de debilitar los fundamentos de dichas doctrinas, en armonía con el pensamiento de los revisores y traductores, y al mismo tiempo afectar al conjunto, generando dudas sobre la autenticidad y autoridad de todos los libros.

También hemos observado precedentemente numerosas e importantes evidencias textuales y argumentos muy fuertes que van en apoyo de la Versión Antigua o Reina Valera de 1909, y de su base textual -el Textus Receptus- de donde se tradujeron y revisaron esta y otras versiones fieles de las Escrituras. Al peso de los argumentos documentales, se añade el hecho de que tales variantes textuales y traducciones concuerdan con la sana doctrina, recibiendo en consecuencia el apoyo de todo el armonioso cuerpo doctrinal de las Santas Escrituras.
  1   2   3   4   5

Añadir el documento a tu blog o sitio web

similar:

Tema “La critica Textual o la baja Critica” iconBibliografía requerida Para este curso el estudiante deberá adquirir...
«Crítica Textual» compilado por el catedrático y autorizado por el control académico del setegua

Tema “La critica Textual o la baja Critica” iconUna crítica marxista Ediciones el postmodernismo indigenista del...

Tema “La critica Textual o la baja Critica” iconLazarillo de Tormes y la crítica a la utopía imperial
«El Lazarillo [es un] pequeño libro extraño, [que] plantea complejos problemas, aún no resueltos». Afirmación que es avalada por...

Tema “La critica Textual o la baja Critica” iconTema el derecho civil en españA: proceso codificador. El código civil:...

Tema “La critica Textual o la baja Critica” iconIntroducción crítica al sistema de

Tema “La critica Textual o la baja Critica” iconMar Adentro – Crítica 1

Tema “La critica Textual o la baja Critica” iconArtículos de crítica literaria

Tema “La critica Textual o la baja Critica” iconValoración crítica de Leyendas

Tema “La critica Textual o la baja Critica” iconValoracion critica “la colmena”

Tema “La critica Textual o la baja Critica” icon10 Bibliografía de crítica literaria






© 2015
contactos
h.exam-10.com