Discurso de Toma de Posesión de Excmo. Sr. D. Vicente Álvarez Areces como Presidente del Principado de Asturias






descargar 30.81 Kb.
títuloDiscurso de Toma de Posesión de Excmo. Sr. D. Vicente Álvarez Areces como Presidente del Principado de Asturias
fecha de publicación06.07.2015
tamaño30.81 Kb.
tipoDocumentos
h.exam-10.com > Derecho > Documentos
Discurso de Toma de Posesión de Excmo. Sr. D. Vicente Álvarez Areces como Presidente del Principado de Asturias.
Oviedo, 7 de julio de 2003

Excelentísimo Señor Ministro

Excelentísima Señora Presidenta de la Junta General del Principado

Excelentísimo Señor Presidente de Cantabria

Excelentísimas e ilustrísimas autoridades, amigos y amigas:

Mis primeras palabras, que surgen de forma espontánea cuando la emoción se adueña de uno, quiero que sean de reiterada gratitud para los hombres y mujeres de Asturias que han vuelto a depositar su confianza en mi persona, en nosotros, en lo que también representa el Gobierno que en esta VI Legislatura dará estabilidad a nuestras instituciones y confianza a los ciudadanos.
Nada soy, ni nada podría seguir realizando sin el respaldo de tantas personas que con su libre voluntad contribuyeron democráticamente a que hoy me corresponda el más alto honor de presidir el Principado de Asturias, y por tanto de representar a todos los asturianos en sus preocupaciones, en sus anhelos y aspiraciones. A través del voto libre y sin miedo, no sólo se ejercita la elección de unas personas sino también la expresión de unos deseos que den cauce a sus sentimientos y necesidades.
Así, la tarea política se enriquece en su más noble acepción, aquella que surge de los valores éticos que tienen como fin el bien común. Es la hora de reivindicar de nuevo la política en nombre de esa honrosa tarea, justo cuando la democracia se ve herida o acechada por unos pocos que quisieran condicionarla, instrumentalizarla o mancillarla con violencias, intolerancias, o cualquier ejercicio impune o desviado del poder.
Es en ocasiones solemnes como esta, que a lo largo de la vida suceden en contadas ocasiones, cuando uno se hace internamente esa especie de balance en el que se agolpan los recuerdos y los acontecimientos singulares que han jalonado nuestra existencia.
Tomando como referencia a Galois y a otros ejemplos similares de nuestra historia contemporánea, mi vida se ha movido entre el entusiasmo por la ciencia y la pasión por el compromiso social, por los ideales de libertad, justicia y solidaridad, tan vigentes en la sociedad de hoy.
Tuve más suerte que él, porque sobreviví a todos los duelos que libré en mi dilatada vida política, desde el inicio de los años sesenta hasta nuestros días; Galois en cambio falleció a los 20 años. Bien es cierto que sus intuiciones geniales y sus trabajos continúan plenos de vigencia en la matemática actual y que, en mi caso, sólo valoro una modesta aportación al fin educativo. Permanecen más vivas que nunca las ideas motrices que desde mi juventud impulsaron mi vida, las de construir un mundo más coherente y armónico, más justo, tan distante del que hoy aún tenemos, en el que los avances se consiguen por el esfuerzo conjunto de hombres y mujeres de todas las épocas y lugares, es decir en el que todos somos tributarios de los trabajos de las generaciones que nos han precedido. Todo ello con principios trasladables desde la ciencia a la política, para darle una imprescindible base de racionalidad.
Al igual que en la ciencia, no puede haber buena política sin memoria. Por eso las raíces que nos fecundan desde antaño, y los valores arraigados en la historia común de Asturias y de España, deben constituir la base más sólida de nuestra identidad como pueblo.
Y para cultivar esa memoria, ahora que cumplimos los 25 años de nuestra Constitución de 1978, aquella que nos guía tras un periodo muy dilatado de falta de libertades, creemos es el tiempo de reafirmar sus mejores principios para asegurar un futuro en convivencia.
Por los valores que la inspiran algunos hemos dedicado lo mejor de nuestras vidas para derribar el asfixiante muro de la dictadura. También hemos trabajado juntos los responsables políticos de las fuerzas democráticas, así como la inmensa mayoría de los ciudadanos españoles para consolidar esa Constitución en el difícil camino recorrido desde entonces.
Hemos asistido con rabia y dolor a la muerte, al asesinato de tantas víctimas inocentes, de tantos seres queridos, de tantos compañeros, que no podemos soportar sin respuesta inmediata cualquier insinuación o acusación indigna, cualquier falta de compromiso o debilidad frente al terrorismo actual, o frente a quienes intentaron golpear en Atocha el inicio de una convivencia democrática largamente deseada. Allí también quedaron muchos amigos del mismo combate que hoy libramos, ensanchando la libertad.
Al mismo tiempo en ese periodo de 25 años hemos dado vitalidad a nuestro proyecto común de España, fortaleciendo el autogobierno de las CC.AA., de Asturias, expresión política de lo que es la concepción de un país plural y diverso que tenemos que seguir impulsando y perfeccionando, para dar mayor estabilidad y eficacia al modelo de Estado del que nos hemos dotado en este nuevo periodo democrático de nuestra historia reciente.
Asturias, desde su propia identidad, se siente parte integrante de esa España diversa y plural de la que hablo, y que aún tenemos que seguir construyendo para cimentar la convivencia entre todos los españoles. Desde esos principios no renunciaré nunca a luchar por la defensa de los intereses de esta Comunidad, por reforzar la credibilidad en la política, por fomentar los valores del esfuerzo y la dedicación a la tarea comprometida, por la transparencia y la honradez de nuestras decisiones, tomando el dialogo como instrumento imprescindible para la resolución de los problemas.
A partir de estas reflexiones quisiera hacer ahora un especial reconocimiento y gratitud al PSOE y a la F.S.A, a todos sus miembros y simpatizantes por honrarme de nuevo confirmando su confianza en mi designación para presentarme a la Presidencia del Principado, de modo singular a nuestro Secretario General, José Luis Rodríguez Zapatero y a Javier Fernández que comparte conmigo afanes comunes en las tareas que acabo de enunciar. La entrega y trabajo de todos los compañeros y compañeras ha fructificado en un renovado compromiso electoral que ha merecido la respuesta ilusionada y confiada de la mayoría de los ciudadanos que recientemente acudieron a las urnas, que hoy debo y quiero agradecer.
Gracias igualmente a los responsables de I.U –Bloque por Asturies que han querido y sabido asumir un compromiso de Gobierno elaborando con nosotros un Contrato con los ciudadanos para la Legislatura que comienza, que garantiza una mejor estabilidad política y una gobernabilidad más sólida y, estoy seguro, expresa una mayoría de progreso que consolidará un futuro mejor para nuestra Comunidad.
Gracias también a mis compañeros y compañeras de Gobierno en la pasada legislatura, que han trabajado con una dedicación absoluta al servicio de Asturias, con una lealtad y una capacidad de sacrificio encomiables, con una honestidad ejemplar. Gracias Santiago Menéndez de Luarca, querido amigo por tu fortaleza y por tu generosidad.
Y también, como mensaje hacia los demás ciudadanos que depositaron su confianza en otras fuerzas políticas, que emitieron su voto en blanco o no acudieron a votar, quiero proclamar en este día solemne mi voluntad irrenunciable de gobernar para todos nuestros hombres y mujeres, con la ilusión, el trabajo y la convicción de que convertiremos a Asturias en una comunidad más próspera y solidaria, de que vamos a resolver las necesidades de nuestra gente, de nuestros concejos, del campo, de la ciudad, de la mar. De que juntos, con los cientos de miles de personas que contribuyen con su trabajo diario a crear nuestra riqueza colectiva, formamos un gran equipo. Un equipo capaz de procurar el bienestar de todos, y atendiendo especialmente a quienes más lo precisan por sus objetivas necesidades, a los desempleados, a los que están en riesgo de exclusión, a los trabajadores más modestos.
Quiero ahora expresar mi reconocimiento al Gobierno de la Nación representado por el Ministro de Administraciones Públicas Excmo. Sr. D Javier Arenas Bocanegra. No preciso enfatizar hoy las diferencias de opinión o algunos criterios dispares que resultan lógicos en Gobiernos de diverso signo político, pues ellas son consustanciales con el sistema democrático que nos hemos otorgado. Una sociedad viva, que encara su futuro con renovada esperanza, acoge la discrepancia y los distintos modos de ver y hacer, porque el reto no es la ausencia de conflictos, sino el saber que hay formas de encauzarlos y que queremos, porque sabemos, aunar esfuerzos para acordar lo mejor para Asturias y España. En el pasado reciente hemos acordado la asunción de nada menos que de 16 traspasos, entre ellos servicios públicos tan indispensables y relevantes, como la Sanidad, la Educación o las Políticas Activas de Empleo. Hemos firmado decenas de acuerdos sobre las materias más diversas que todas coinciden en satisfacer mejor las necesidades, problemas o anhelos de nuestros ciudadanos. Asturias, que siempre y ahora se siente España, está orgullosa en fecundar y realizar con las demás CC.AA, el proyecto de una España, rica por su pluralidad, desde la que tratamos de impulsar una Europa Social con ambiciosos desafíos y apasionantes horizontes en un mundo tan complejo y difícil, como necesitado del esfuerzo conjunto y el trabajo común. Asturias quiere y necesita a España y deseamos acordar cuanto antes algunas cuestiones pendientes que resultan vitales para nuestro desarrollo y afectan a nuestra economía y al conjunto de nuestra sociedad y cultura, pues no queremos ni podemos perder ningún instante del futuro.
Me refiero a asuntos tan relevantes como el desarrollo del Área Metropolitana Central, el desbloqueo de las líneas eléctricas que nos permitan exportar nuestra producción sin estrangulamiento, el trazado más conveniente de nuestra Autovía del Cantábrico, los peajes que gravan a nuestros ciudadanos y a nuestros productos en su salida a la meseta, los trazados y previsiones de la alta velocidad en sus ejes norte-sur y este-oeste, la ampliación más razonable de los puertos de Gijón y Avilés y, desde luego, la última fase del Plan de los Fondos Mineros. Ello además de la culminación de las negociaciones competenciales pendientes que habremos de continuar de inmediato.
Trabajaremos siempre con la lealtad institucional que nos caracteriza y la voluntad de cooperación y la búsqueda del consenso que hoy reitero y comprometo. Nunca mi Gobierno quiere ni busca la confrontación, pues ni en ella creemos y a nadie ni a nada sirve. Eso sí Sr. Ministro, en cada uno de esos asuntos importantes defenderé siempre los derechos y necesidades de esta tierra y sus gentes, pues por ello he prometido hoy cumplir nuestro Estatuto en el marco constitucional que nos une.
Mis convicciones y las de quienes represento me llevarán siempre a trabajar por un proyecto político de España basado en la igualdad de todos sus habitantes, nacidos o venidos a vivir a nuestro país. Y trabajaré, desde la imprescindible solidaridad para que Asturias logre cuanto antes los acuerdos precisos que antes señalaba y otros, como el Senado, que requieren un pacto de Estado. Porque quiero señalar que defenderé a Asturias siempre y ante todos, por muy poderosos o grandes que sean los intereses que se opongan, pero nunca contra nadie que con nosotros muestre la buena voluntad.
Quiero saludar y agradecer además su presencia entre nosotros a la representación institucional de la Comunidad de Cantabria, encabezada por su Presidente, Sr. Revilla. Es el mejor símbolo de una futura y necesaria alianza cantábrica para el progreso. También mis más especiales saludos para Alvaro Cuesta, asturiano y miembro de la Comisión Ejecutiva Federal del PSOE, para Gaspar Llamazares, Coordinador General de I.U. de España y para las numerosas autoridades civiles y militares que han querido estar con nosotros en este acto.
Me gustaría también saludar y agradecer su labor a los medios de comunicación que hoy nos acompañan, cuyo papel en nuestras complejas sociedades del conocimiento, resulta tan difícil como indispensable en la configuración de una ciudadanía que incrementa sin cesar su madurez democrática. Mi Gobierno desea favorecer su trabajo y espera su mayor responsabilidad, pues los poderes públicos en las sociedades democráticas no pueden actuar nunca a sus espaldas, y de su auténtico compromiso con la verdad y con la crítica constructiva resulta una mayor y más sana pluralidad de puntos de vista.
A todos los agentes sociales, y especialmente a quienes los vertebran, empresarios y sindicatos permítanme hoy, al expresarles también mi agradecimiento por su presencia y labor, mi deseo y compromiso para que puedan incorporarse activamente al pacto de progreso que hemos suscrito ente el PSOE e Izquierda Unida. Con idéntico propósito quiero saludar a los representantes de la cultura y la actividad artística, a los hombres y mujeres del pensamiento y la ciencia y de modo especial a la Universidad de Oviedo, que es y será para Asturias el primer y más cualificado motor de la investigación sin la que nuestro desarrollo sostenido no sería posible, y a la que brindo de nuevo mi mayor apoyo en un momento tan importante para el papel que debe jugar en nuestro Principado y en el espacio europeo de la educación superior.
Saludo además a los muchos representantes de organizaciones ciudadanas que hoy nos acompañan y a las y los asturianos que han querido estar aquí con cuya amistad me honro. Todos los muchos que representáis a colectivos de igualdad y de lucha por la justicia, de defensa de derechos y de políticas de género. Habéis sido y seréis todavía más colaboradores imprescindibles.
Y aunque sé que ellos no querrían ser nombrados, yo si quiero hacer en este acto un agradecimiento especial a mi esposa y compañera Soledad y a mis hijos. Ella ha supuesto para mi un apoyo constante, especialmente en los momentos difíciles, ella ha sufrido las consecuencias de compartir su vida conmigo. También ha contribuido desde sus renuncias personales a facilitar el trabajo que comporta mi responsabilidad.
Pero es hoy un día además de emoción y alegre esperanza. Asturias ha comenzado ya su nuevo futuro con reconocible solidez, continuando la senda de crecimiento iniciada los últimos años promoviendo la necesaria transformación de su tejido económico, que se basa en un muy necesario cambio de relaciones sociales y más aún de modificación de viejos esquemas culturales. Para garantizar y profundizar en el modelo de desarrollo sostenible de Asturias, abrimos hoy una nueva etapa política, que encuentra una renovada ilusión en el pacto de progreso, fruto del mensaje surgido de las urnas, de nuestros ciudadanos, suscrito entre PSOE e Izquierda Unida con el deseo que acoja a toda la sociedad para consolidar ese crecimiento sostenido y solidario. Es este un compromiso que cree en la empresa y en la sociedad civil y, por ello, abierto a la corresponsabilidad de todos. Contiene elementos sustanciales que consolidan el nuevo modelo de desarrollo económico, que apuesta por aumentar el empleo como absoluta prioridad y consolidar los elementos sustantivos del estado del bienestar. Se realiza con la suficiente flexibilidad y apertura para acoger a todos los que deseen aumentar la riqueza de Asturias y su más solidaria distribución.
Por ello quiero, y propiciaré, con todos los instrumentos a mi alcance, un clima de diálogo y consenso que erradique descalificaciones y crispaciones en nuestra vida pública, y sume esfuerzos para nuestro mejor desarrollo en beneficio de todos. No me encontrarán cerca de quienes con sus palabras o actos traten de utilizar viejos fantasmas de las dos Españas, de la exclusión del otro, o la manipulación de la verdad o el amedrentamiento político o social.
No deseo para Asturias ni para España, que nadie nunca más “haya de helarle el corazón”, como nos dijo el poeta que desgraciadamente hubo de vivirlo. Sí quiero la España y en ella la Asturias que preconiza Octavio Paz mirando al futuro de la dignidad y la libertad de sus ciudadanos, por encima de aquella otra de un pasado que sólo está ya en los libros de la Historia.
Creo, amigos y amigas, en la sociedad asturiana y confío en esos elementos emergentes que crecen día a día y están constituyendo ya una comunidad nueva, plural y pujante, que ahora queremos fortalecer con un nuevo impulso para consolidar un futuro mejor por sus iniciativas económicas, su sensibilidad emprendedora, su capacidad de atractivo inversor, su cualificada formación y potencial productivo e innovador, la corresponsabilidad de los agentes sociales y la riqueza de su patrimonio y la cultura creativa como motores de desarrollo.
Creo y quiero además una Asturias solidaria que ha hecho de los servicios públicos básicos una autentica garantía para la seguridad de las familias, para que todos los ciudadanos tengan recursos para vivir con la calidad y dignidad que merecen.
No considero que ambos objetivos, una economía en sano crecimiento y unos servicios públicos básicos y prestaciones sociales garantizadas, sean incompatibles, sino más bien afirmo que son complementarios por razones de justicia, pero también de bienestar y prosperidad pues todos ellos son generadores de actividad y empleo. Es evidente que de su gestión eficiente y equilibrada depende la sostenibilidad del sistema y por tanto, es un patrimonio común por el que todos debemos velar.
Esta es la Asturias que me ilusiona y a la que seguiré dando lo mejor de mí en vuestro nombre. Pero sólo será posible si es el compromiso de todos, si es nuestra ilusión colectiva. El futuro de nuestra querida tierra y de sus gentes depende cada vez más de la voluntad colectiva y sólo se realizará trabajando con los otros pueblos y tierras de España y de la Europa ampliada. Es y quiere ser nuestra Comunidad un lugar de acogida y poner como valor de identidad propia el afecto solidario con todos los que nacen, viven y trabajan en ella.
Concluyo ya, Autoridades, amigas y amigos, Sr. Ministro, gracias por venir a este acto, cuente el Gobierno de la Nación con el del Principado de Asturias. Hagamos los esfuerzos necesarios para lograr los acuerdos aún pendientes y tan necesarios para nuestro futuro y reflexionemos juntos sobre la mejor articulación de nuestras relaciones institucionales como Comunidad Autónoma y los poderes públicos de la Nación, ahora que Europa se acerca a tomar decisiones trascendentales que a todos nos afectan. Nuestro compromiso con Asturias es irrenunciable pero sabemos ejercerlo solidariamente y buscando los espacios de acuerdo para superar las legítimas diferencias.
Gracias al pueblo de Asturias por lo que hoy puedo ser y representar y mi gratitud también a todos los que hoy están presentes en este emotivo acto en el que lógicamente veo a todos los asturianos y asturianas. Empieza una nueva etapa de esperanza colectiva, a la que me complace invitar a todos pues en verdad todos deben ser sus protagonistas. Es preciso saber que es el pueblo quien nos otorga esta alta responsabilidad y como señalaba Blas Otero le asiste la verdad.
Mañana cuando descienda la emoción y comience la vida cotidiana, empezará de nuevo un trabajo apasionante por Asturias. Es el momento de recordar a Rafael Alberti, con el que entonamos al unísono “un canto que asciende a más profundo cuando, abierto en el aire ya es de todos los hombres”. Muchas gracias.





Añadir el documento a tu blog o sitio web

similar:

Discurso de Toma de Posesión de Excmo. Sr. D. Vicente Álvarez Areces como Presidente del Principado de Asturias iconDiscurso del Dr. Juan José Rodríguez Sendín en el acto de toma de...

Discurso de Toma de Posesión de Excmo. Sr. D. Vicente Álvarez Areces como Presidente del Principado de Asturias icon1517 toma posesión de la herencia materna: Aragón, Nápoles, Cerdeña y Sicilia

Discurso de Toma de Posesión de Excmo. Sr. D. Vicente Álvarez Areces como Presidente del Principado de Asturias iconExcmo. Sr. D. Gonzalo Anes y Álvarez de Castrillón

Discurso de Toma de Posesión de Excmo. Sr. D. Vicente Álvarez Areces como Presidente del Principado de Asturias iconDiscurso del Presidente del Gobierno en la presentación del Informe...

Discurso de Toma de Posesión de Excmo. Sr. D. Vicente Álvarez Areces como Presidente del Principado de Asturias iconParque Principado es el centro comercial más grande de Asturias....

Discurso de Toma de Posesión de Excmo. Sr. D. Vicente Álvarez Areces como Presidente del Principado de Asturias iconDiscurso del presidente de la junta de extremadura

Discurso de Toma de Posesión de Excmo. Sr. D. Vicente Álvarez Areces como Presidente del Principado de Asturias iconEl discurso íntegro del ex presidente Aznar

Discurso de Toma de Posesión de Excmo. Sr. D. Vicente Álvarez Areces como Presidente del Principado de Asturias iconActo en recuerdo de Antonio Vicente Mosquete, Primer presidente del...

Discurso de Toma de Posesión de Excmo. Sr. D. Vicente Álvarez Areces como Presidente del Principado de Asturias iconDiscurso del presidente del gobierno, don mariano rajoy, en la apertura...

Discurso de Toma de Posesión de Excmo. Sr. D. Vicente Álvarez Areces como Presidente del Principado de Asturias iconDiscurso del Presidente del Gobierno en el debate de totalidad sobre...






© 2015
contactos
h.exam-10.com