Corrientes socio-históricas y políticas de la






descargar 44.93 Kb.
títuloCorrientes socio-históricas y políticas de la
fecha de publicación28.05.2015
tamaño44.93 Kb.
tipoDocumentos
h.exam-10.com > Derecho > Documentos
Fray Bartolomé de Las Casas (c.1484-1566)

Corrientes socio-históricas y políticas de la España de entonces

En el siglo XVI, España entró a constituirse como un segmento más de la denominada cultura occidental, una cultura que estaba viviendo profundos cambios en esa época. El pensamiento escolástico medieval y su visión centrada en la religión y en el más allá, comenzaba a ser transformado por el humanismo renacentista, más dedicado a la comprensión del mundo y al estudio del hombre (García: 1999).

El contexto era favorable, el cruzado hombre imbuido para recuperar el acceso a la Tierra Santa, heredero de similares acciones de muy antigua data, mantenía vigente su embelezo por la conquista de tierras. Aunque los estados latinos en el Oriente tuvieron una corta vida, la experiencia de los cruzados estableció unos mecanismos que generaciones posteriores de europeos usarían y mejorarían, al colonizar los territorios descubiertos por los exploradores de los siglos XV y XVI (Funck-Brentano: 1944).

En la historia de la España de aquel tiempo, la presencia musulmana era considerable en el año 711. Invadieron la península Ibérica procedentes del norte de África manteniéndose justamente hasta el año 1492, cuando su último bastión es tomado en Granada y se expulsan a los musulmanes de España.

Este acontecimiento había unido a los españoles en torno a la religión, las bulas papales Provisionis Nostrae y la Dum ad illam (Dussel) otorgadas a la Corona hispánica en 1486, favorecieron justamente a esa unidad, además de una xenofobia a quienes tenían piel morena en adscripción a los moros, el prurito de la limpieza de sangre, conectado también con el orgullo de ser cristianos viejos, pasará a las Indias (Baptista). Esta unidad religiosa continuó en el nuevo mundo en una nueva cruzada: la cristianización de los indígenas.

En general la España de entonces, que posteriormente habría de adjudicarse esas "tierras de nadie", a partir del descubrimiento de América por el Genovés Cristóbal Colón, era una sociedad iletrada,...la cruzada de exterminio, esclavización y sepultamiento en las minas de la población aborigen, el comienzo de la conquista y el saque de las Indias orientales, la conversión del continente africano en cazadero de esclavos negros; son todos hechos que señalan los albores de la era de producción capitalista. (Pokrovski 1966: 143).

Justamente la crítica que se hace a la España medieval se sitúa en su carácter ahistórico en relación al avance que tuvieron en sus medios de producción los demás estados en el contexto Europeo como Inglaterra, Holanda, Alemania, etc., puesto que la acumulación primitiva del capital, si bien pasaba por manos españolas terminó construyendo el sistema capitalista en otras geografías.

Una de las concepciones políticas de la burguesía se da a través de su ideólogo Nicolás Maquiavelo (1469-1527), fue el primero que desbrozó el camino para la ciencia política burguesa, basada, no en los dogmas religiosos, sino en la observación de los hechos... (1966: 144). Partidario de crear un Estado centralizado, donde una clase ocupa una función privilegiada, rompiendo así con el concepto monárquico estatal, manifiesta abiertamente sobre los medios –éticos o no- de cómo conseguirlo, recomendando "al príncipe"...ser despiadado y pérfido y no tomar en consideración la inmoralidad de sus actos. Insta a ser cruel y a proceder contra los súbditos mediante el miedo (Maquiavelo: 1980)

Dos siglos más tarde -bajo este criterio- los ingleses habrán de consolidar la Revolución Industrial, empujando a las masas a constituirse en obreros. El liberalismo había cobrado su mayor fuerza.

Si bien la España medieval de la conquista fue parte del Siglo de las luces, el estilo barroco expresado en la arquitectura, pintura, música, literatura, etc., será exportado hacia la América,... los alumnos eran capaces de cantar música sacra a cuatro voces y tocar música instrumental de compositores italianos y alemanes, no solamente del género religioso, sino también trozos de ópera, marchas y danzas europeas... no se escucha ninguna nota falsa (Hoffmann:1979) dirán asombrados los testigos de lo que aconteció en la Misión de Chiquitos, demostrando así el surgimiento del barroco mestizo.

Pero, la conformación social, económica y política española era disímil,... el sistema feudal, pero sin mucho arraigo, [había]... grandes latifundios, algunos particulares, otros de la iglesia, otros de las órdenes de caballería, (...) mezcla, de tradición greco-romana y musulmana... (Baptista).

La iglesia, también se reformó en Europa, Martín Lutero... se extendió, más allá de la religión, a la política, la economía, la educación, la filosofía, el lenguaje, la música y otros espacios de la cultura (Encarta 2002).

En cambio en Francia, Juan Calvino... especificaba la naturaleza de la teología y de todas las instituciones humanas [a partir de la Biblia]. Por eso, sus exposiciones doctrinales comenzaban y concluían en las Escrituras, aunque citaba con frecuencia a los Padres de la Iglesia y a importantes pensadores católicos medievales. Pretendió minimizar la especulación sobre los temas divinos y acercarse, en cambio, a la Palabra de Dios. También exhortó a la Iglesia para que recuperara su vitalidad y pureza originales (Gomis 1993).

En resumen: la España de entonces vive una efervescencia social, fruto de la expulsión de los Musulmanes, la expansión de su reino en tierras nuevas y por conquistar, pero vive una fuerte crisis respecto a la educación de su pueblo, un Estado manejado en los parámetros aristocráticos, mientras las otras naciones comienzan un proceso de expansión capitalista en su seno. Este hecho hará que posteriormente la Corona española, quedé relegada a un plano secundario, en comparación de otras que no tenían la predominancia como Holanda, pero que manejaron la economía colonial en cierta manera.

La literatura hispanoamericana

Los primeros escritos de las Américas fueron marinos, capitanes y soldados que contaban sus hazañas y escribían para recibir recompensas, entre ellos se encuentra Cristóbal Colón, el primer europeo que describió el nuevo mundo, concentrándose en la belleza natural y en la docilidad de sus habitantes, con el objetivo de resaltar sus hazañas.

A los escritores se les consideraba escritores medievales y renacentistas a la vez. Eran medievales porque describían el papel catequizador de España con admiración, y renacentistas por manifiestan el individualismo del europeo y su confianza para actuar en las tierras americanas.

La figura de Fray Bartolomé de las Casas ha quedado entre los personajes históricos que formaron parte de las primeras generaciones de viajeros a la América, luego de su descubrimiento, como una de las más objetivas y humanistas, respecto a otras cuya carga es más bien totalmente adversa y por qué no decirlo funestas, pudiendo mencionarse a Francisco Pizarro, Diego de Almagro, Pedro de Valdivia, Hernán Cortés, entre otros. Esta diferencia se halla en su posición beligerante frente a la injusticia cometida contra los "indios", puesto que fue testigo principal de este negro proceso que vivieron millones de seres que poblaban este inmenso territorio en el momento del encuentro.

Entonces de ahí viene la polémica que todavía tiene señales muy vivas, y se traduce en la evangelización como "derecho de conquista", su "licitud o ilicitud", además de los recursos, a los cuales justamente Bartolomé de las Casas combatió o pudo ser cómplice. Desde luego que se encontrarán, entre otros, algunos factores históricos adversos tales como los neófitos o infieles vs. cristianos; los poderes de la Corona y del papado, que se acrecienta con dos importantes bulas, Inter coetera del 3 y 4 de mayo de 1493 y la Eximiae devotionis del 3 de mayo... (Dussel: 81) que les otorga el derecho de participación en los beneficios del Evangelio; y la denominada guerra justa contra los indios.

Este encuentro significó un choque entre una visión de mundo, frente a centenas de otras similares, aunque el común denominador de las más se hallaba en el concepto de intercambio de productos y su acceso de forma más bien integral, frente a uno mercantil que sobrevivió y fue la condición sine qua non, que llevó miles de europeos a escudriñar lo máximo posible en busca de los metales preciosos.

Entonces, bajo esta condición primordial encontramos a los evangelizadores, quienes tuvieron que ceder espacio a esa visión, basta analizar las "preguntas para los caciques y curacas", que se redactan en el Concilio III de Lima el año 1583, pueden corroborar lo aseverado. Mercantilismo y evangelización fueron las dos caras de la misma moneda, y sería imposible entender el proceso de la conquista eliminando o negando la importancia de uno de ellos, manifiesta Héctor H. Bruit (1998), justificando el hecho, básicamente por las características económicas, sociales y políticas de ese entonces.

Vida de Fray Bartolomé de Las Casas

En ese estadio de cosas, un hombre de 28 años irá por vez primera a las nuevas tierras, tierras que su padre Pedro Las Casas y su tío Francisco de Peñalosa, hubieron conocido junto a Colón un año después de descubiertas. Aun no era fraile, sino viajó como encomendero, esta ocupación la cumplió durante 8 años.

Bartolomé de Las Casas fue un religioso español, defensor de los derechos de los indígenas en los inicios de la colonización de América (Sevilla, 1474 - Madrid, 1566). Tuvo una formación más bien autodidacta, orientada hacia la Teología, la Filosofía y el Derecho. Pasó a las Indias diez años después de su descubrimiento, en 1502; en La Española (Santo Domingo) se ordenó sacerdote en 1512 (fue el primero que lo hizo en el Nuevo Mundo) y un año después marchó como capellán en la expedición que conquistó Cuba.

Conmovido por los abusos de los colonos españoles hacia los indígenas y por la gradual extinción de éstos, emprendió desde entonces una campaña para defender los derechos humanos de los indios; para dar ejemplo, empezó por renunciar él mismo a la encomienda que le había concedido el gobernador de Cuba, denunciando dicha institución castellana como una forma de esclavitud encubierta de los indios (1514).

Insistiendo en la evangelización como única justificación de la presencia española en América, propuso a la Corona reformar las Leyes de Indias, que en la práctica se habían demostrado ineficaces para poner coto a los abusos. Las Casas proponía suprimir la encomienda como forma de premiar a los colonos y replantear la colonización del continente sobre la base de formar comunidades mixtas de indígenas y campesinos castellanos (hacia una economía colonial más agrícola que minera); para la isla de La Española, dado el hundimiento de la población indígena y su supuesta incapacidad para el trabajo, proponía una colonización enteramente castellana, reforzada con la importación de esclavos negros africanos (cuya explotación consideraba legítima, en un exceso de celo por proteger a los indios. Más adelante acepta esta postura como errónea).

El acceso al Trono de Carlos I permitió a Las Casas ser escuchado en la corte, de manera que en 1520 la Corona le encargó un plan de colonización en Tierra Firme según sus propuestas; pero el proyecto fracasó por la resistencia de los indios, las represalias de los colonizadores y la mala selección del personal (se enrolaron muchos participantes en el movimiento de las Comunidades de Castilla, huyendo de la persecución consiguiente a su derrota); obligado a transigir en los principios para obtener apoyos locales, acabó por desistir del empeño en 1522.

Por entonces decidió ingresar en la orden dominicana (1523) por motivos religiosos y estratégicos, pues dicha orden venía defendiendo la dignidad de los indios desde el comienzo de la conquista, frente a los franciscanos (que sostenían el punto de vista de los colonizadores). En 1537-38 dirigió otra empresa de colonización en Guatemala, esta vez con más éxito, pues obtuvo el control del territorio por medios pacíficos y desterró de allí la práctica de la encomienda (aunque el tributo indígena que implantó en su lugar conducía muchas veces a la servidumbre personal como forma de pago).

[]Escribió dos de sus más importantes obras en los claustros dominicos: Historia de las Indias (c1559), uno de los más fidedignos recuentos de las primeras tres décadas de la colonización, y Apologética historia un tratado escrito para comprobar la plena capacidad racional de los indios. Ambas obras circularon como manuscritos pero no fueron impresas hasta varios siglos después.

El 17 de julio de 1566 murió fray Bartolomé de Las Casas en el convento de Nuestra Señora de Atocha en Madrid. Sepultado en la capilla mayor del convento, sus restos fueron llevados más tarde al convento dominico de San Gregorio en Valladolid. Fray Bartolomé de Las Casas, que dedicó su vida a la defensa de los pueblos indígenas, es hoy reconocido universalmente como uno de los precursores en la teoría y en la práctica de la defensa de los derechos humanos (Encarta: 2002).

El legado del pensamiento lascasiano

La esencia del pensamiento de Las Casas estuvo centrada en el indígena como personas más pacíficas y quietas, sin rencillas ni bollicios, no rijosos, no querulosos, sin rencores, sin odios; el papel injusto de la conquista, que cuestiona y pide sea eximida, y; la Destruición de las Indias (de las Casas: 1992).

Junto con Francisco de Vitoria, Bartolomé de las Casas es considerado uno de los fundadores del derecho internacional moderno y un gran protector de los indios y precursor de los derechos humanos junto al jesuita portugués Antonio Vieira. Aunque desde perspectivas opuestas, tanto él como Vitoria se ocuparon del problema alrededor del cual emergió el derecho de gentes en la época moderna: la definición de las relaciones entre los imperios europeos y los pueblos del llamado "Nuevo Mundo". Esta tarea requería de la creación de un marco jurídico suficientemente amplio como para ser válido al mismo tiempo para europeos y aborígenes.[13] La tradición legal que fue usada para tal fin fue precisamente la del derecho natural, la cual fue tomada del derecho medieval y la filosofía estoica. De las Casas consideró que los indígenas tenían uso de razón, tanto como los antiguos griegos y romanos, y que como criaturas racionales eran seres humanos. Como tales, los indígenas estaban cobijados por el derecho natural y eran titulares de los derechos a la libertad y a nombrar sus autoridades.

Su contribución a la teoría y práctica de los derechos humanos puede apreciarse en su "Brevísima Relación de la Destrucción de las Indias", el cual, por ser escrito a mediados del siglo XVI, constituye el primer informe moderno de derechos humanos. En él describe las atrocidades a las que fueron sometidos los indígenas de las Américas por los conquistadores españoles: "Otra vez, este mesmo tirano fue a cierto pueblo que se llamaba Cota, y tomó muchos indios he hizo despedazar a los perros quince o veinte señores y principales, y cortó mucha cantidad de manos de mujeres y hombres, y las ató en unas cuerdas, y las puso colgadas de un palo a la luenga, porque viesen los otros indios lo que habían hecho a aquellos, en que habría setenta pares de manos; y cortó muchas narices a mujeres y a niños"

Resumen de La rebelión de Enriquillo en la Historia de las Indias

Este es un recuento de las tres primeras décadas de la colonización de América por los españoles. Uno de los pasajes más importantes, además de resaltar la injusticia con la que se trataba a los indios, es La rebelión de Enriquillo, un cacique de un repartimiento que pertenecía al Valenzuela, su amo.

El recuento inicia con la vida de Enriquillo, desde su niñez hasta llegar a ser líder de los indios en contra de la opresión española. Enriquillo fue criado por frailes en el monasterio de San Francisco. Fue allí en donde aprendió a leer y a escribir, Al convertirse en adulto, se casa con doña Lucía, a quien Valenzuela, su amo, trató de violar. A raíz de este acontecimiento, Enriquillo se queja ante el teniente gobernador Pedro Valdillo, pero no logra más que ser enviado a la cárcel y apaleado por su amo. Enriquillo trató de buscar una solución a su problema por la vía legal; sin embargo se da cuenta de la injusticia en el sistema, ya que nada logró con haber presentado la denuncia al gobernador, porque éste simpatizaba con su amo como era de esperarse. Debido a esta injusticia, y al maltrato de sus compatriotas por su amo, Enriquillo decide no regresar a servirle a Valenzuela ni buscarle indios para que trabajaran con él. Se arma de palos, lanzas, clavos, piedras y “huesos de pescado” junto con un número significante de indígenas, y mata a unos cuantos españoles. Valenzuela lo reporta ante las autoridades y lo denuncian como insurgente. Así crece la fama, su diligencia y esfuerzo en contra de la opresión por toda la isla, y su grupo de aproximadamente 50 hombres logra armarse con las armas confiscadas de los soldados españoles a quienes Enriquillo dejaba libres y no los maltrataba. Así continua la guerra entre Enriquillo y los españoles por trece a catorce años durante los cuales los españoles sufrieron entre 80 a 100,000 bajas.

Características de la obra

Estilo: Historia de las Indias es considerada una obra autobiográfica porque cuenta hechos que sucedieron durante la vida de Las Casas.

Lenguaje: sencillo.

Tono: Autobiográfico, de denuncia por las injusticias perpetradas a los indígenas.

Temas: el maltrato, la falta de derechos humanos, la violencia, la injusticia, la tortura.

Corriente filosófica: humanista

Bibliografía: http://www.monografias.com/trabajos12/mnfray/mnfray.shtml#CORRI

La Biblia

Añadir el documento a tu blog o sitio web

similar:

Corrientes socio-históricas y políticas de la iconRelaciones etico politicas: Me identifico como un ser humano único,...

Corrientes socio-históricas y políticas de la icon1ª parte (desarrollo breve de los siguientes apartados y comentario...

Corrientes socio-históricas y políticas de la icon1ª parte (desarrollo breve de los siguientes apartados y comentario...

Corrientes socio-históricas y políticas de la iconBibliografía: «Retos y propuestas socio-políticas en la situación...
«terrorimo vasco», parece generalizado el despiste de la población y de la clase político-mediática, que paradójicamente parece no...

Corrientes socio-históricas y políticas de la iconCorrientes de la economia

Corrientes socio-históricas y políticas de la iconCorrientes actuales de la e. F

Corrientes socio-históricas y políticas de la iconFeminismo: historia y corrientes

Corrientes socio-históricas y políticas de la iconInforme socio antropológico

Corrientes socio-históricas y políticas de la iconInicial de las corrientes de

Corrientes socio-históricas y políticas de la iconPcpi II modulo socio-lingüÍstico






© 2015
contactos
h.exam-10.com