La Justicia y el Gobierno se declaran la guerra en una Jornada que paralizó los juzgados






descargar 62.76 Kb.
títuloLa Justicia y el Gobierno se declaran la guerra en una Jornada que paralizó los juzgados
fecha de publicación19.06.2015
tamaño62.76 Kb.
tipoDocumentos
h.exam-10.com > Derecho > Documentos

ASC

22.10.2008

La Justicia y el Gobierno se declaran la guerra en una Jornada que paralizó los juzgados

Jueces y secretarios advierten que repetirán sus protestas Respaldo unánime en el Supremo y en la Audiencia Nacional

11. COWIIl VRIAJIUEYA

MADRID. La Administración de Justicia vivió ayer una joro nada s in precedentes en la his­toria de la democracia españo­la. Nunca hasta ahora un go­bierno, ni del Partido Socialis­ta ni del Partido Popular, había soportado una protesta tan unánime y generalizada en to­do el país. La huelga de tres ho­ras convocada por los secreta. rios judiciales fue secundada por el 93 por ciento de este colec. tiw (73 por ciento según el E;ie­cutivo); de forma casi slmultA. nea, los jueces celebraban Jun. tas en todos los partidos judi­ciales para expresar su males­tar ante las ínjerencias eJel Go­bierno en las competencias dis­ciplinarias del Consejo Gene­ral del Poder Judicial (CGPJ). En el trasfondo, un asunto es­candaloso -el «caso Mari Luz>>- que marcará un antes y un después pon¡ ue ha logrado unir a toda la Administración de Justicia, al margen de sensi. bilidades ideológicas, y que en estos momentos es una bomba de relojeria en manos del Con­sejo.

La protesta causó escenas de indignación en numerosos juzgados, donde los ciudada­nos vieron cómo miles de jui. clos se suspendian y, en mu. chos casos, volvian a quedar aplazados.

1nnn16n .sostenida

Tanto los secretarios judlcla. les como los jueces de toda Es­paña hicieron llegar ayer al Go­bierno un mensaJe unánime: la Justicia necesita una inver­sión «sostenida» en medios ma­teriales y humanos para pa­

MENSAJE' DE LOS JUECES Rechazo a la injerencia «intolerable» del Gobierno en las competencias sancionadoras del CGPJ y denuncia por la carencia de medios personales y materiales que sufre la Justicia. Piden medidas para garantizar una Justicia de calidad

MENSAJE DE LOS SECRETARIOS Si el Ejecutivo no hace una inversión «sostenida» para modernizar los Juzgados, tragedias como el asesinato de Mari Luz podrian repetirse

liar un mal que viene soportan­do desde hace décadas. Los j ue­ces no hicieron mención direc­ta al «caso Mari Luv>; silos se­cretarios judiciales. en cuya opinión la muerte de esta niña podrla haberse evitado con una Administración de Justi. cia moderna. Mari Luz Cortés fue asesinada presuntamente por un individuo (Santiago del Valle) que nunca llegó a entrar en prisión pese a tener pendien.

MENSAJE DEI. GOBIERNO

La protesta ha sido

'~
HABRÁ MÁS PROTESTAS Muchas juntas de jueces han acordado celebrar nuevas reuniones para hacer un seguimiento de las inversiones en Justicia; los fedatarios también han advertido que dentro de un mes repetirán la huelga

te de cumplimiento una conde­na anterior por abusar de su propia hija, de cinco años.

Además; los jueces mostra­ron su absoluto rechazo a las «injerenclaslO y presiones del G()~erDO en las competencias del CGPJ. Tras las juntas, fir­maron manifiestos en ios que coinciden al calificar de -Into­lerable» ia intromisión de miembros del Poder Ejecutivo en la potestad sancionadora

del órgano de gobierno de ios jueces. Asl lo pusieron de mani­fiesto, entre otros, miembros de tribunales tan emblemáti. cos como el Supremo (suscri­bieron el manifiesto 46 magis­trados), la Audiencia Nacional o los Juzgados de Plaza de Cas­tilla (Madrid), que asumen la mayor carga de trab~o de toda España. .

Precisamente los jueces de Madrid, junto con ios de Sevi­lla, entre otros, no descartan la posibilidad de ir a la huelga si el Gobierno no atiende sus rei. vindlcaciones sohre las caren­cias que soporta la Justicia. En varios partidos judiciales ya se ha fijado para etdla 21 de no­viembre la celebración de otra junta; en otras han anunciado un aeguimiento mensual de la respuesta del Gobierno; otros han advertido que trab~arAn lo Justo para cumpl ir el IDO por cien de los m6c!uJos fllados por el CGPJ (Tirado estaba en un 140 por ciento)... En general, un mensaje compartido: la pro­testa no concluyó ayer. Los se­cretarios judiciales tampoco están dispuestos a cerrar este capitulo con el paro, y ya han anunciado que el próximo mes repetirán la protesta.

fIr8 ... 81ft

Lejos de mostrarse receptivo ante los males de la JUsttcla y de evitar las introm19lones que

han puesto a los jueces en pie de guerra, el Gobierno J/Olvió ayer a la carga contra los dos co: lectivos, aunque admitió el ro­tundo éxito de la convocatoria. El ministro Marlano Fernán­dez Bermejo atribuyó las que­jas a su «Sentido corporativis. ta» y a su negativa a asumir res­ponsabilidades en el «caso Ma­ri Luz», ven:ladera y única cau­

sa de las protestas, en opinión' de los responsables del Ministe­rio de Justicia.

El CGPJ atribuye las suspensiones al paro de secretarios

El Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) emitió a última hora de la tarde de ayer un comunicado en el que atribuye a la huelga de tres horas llevada a cabo por los secretarios judiciales -y no a la celebración de juntas por los jueces- «la práctica totalidad de las suspensiones de actos judiciales. previstos para la jornada de ayer. El CGPJ, que Insiste en su voluntad de colaborar en la mejora de la Justicia asi como de mailtener su absoluta Independencia frente al poder polltlco, Informa de que los principales asuntos aborda­dos en las reuniones manteni. das por los miembros de la carrera judicial fueron dos: «Rechazar las supuestas lrijerencias políticas en la función disciplinaria que corresponde en exclusiva al Consejo y, por otra parte. denunciar las carencias de medios personales y materia­les que afectan a la Adminis­tración de Justicia».

Para el secrelarlo de Estado de esta naa, Julio Pérez, el pa­rode ayer es una medida «Injus­tificada y desproporcionada. porque las sanciones Impues­tas al juez Tirado y a la secreta­ria Judicial GáIvez <

PRIMER ((PARTE DE GUERRA)) DE UN ENFRENTAMIENTO TOTAL ENTRE EL GOBIERNO Y LA JUSTICIA ,'. .. __. ':..'" - ". ,.

dos poIfticos ocultan SU responsabilidadJ Los jueces de instrucción de la Audiencia Nacional denunciaron las «constantes e intolerables injerencias» de los responsables pollticos y. pidieron al CGP J que garantice la Independencia de los magistrados. El único instructor que no asistió fue Marlaska. que tenia diligencias urgentes:

El Supremo ~ 46 ftnnas de magistrados Un total de 46 magistrados del 'Supremo han suscrito el comunicado que calif:K;

Los Jueces de Machjd dicen estar «IIart051t

El juez decano de Madrid, José Luis González Armengol. señaló los miembros de la carrera judicial están «hartoSJO de las «intromisiooes» de los políticos en el Poder Judicial. Las «presiones» en el «caso Mari Luz» han sido «la espoleta» que tia hecho resurgir un «.viejo malestaD.

Sevilla se platea acudir a .. huelga

El decano de los jueces de Sevilla, Federico Jim¡)nez, dijo que «no se descarta ninguna medida» si la Administración no dota de medios a la Justicia, porque la situación actual es «penosa» y no están dispuestos «a esperar. más. La miSIT18 opción se planteó en otros partidos judlc!ales. .

H8BIiIMi)t~i~~t;ri!:;:~

El TSJ de Catalufta pide

ayuda al C6PJ

El Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) y las Juntas de Jueces reunidas en toda la Comunidad pidieron al nuevo Consejo que lidere el proceso de cambio y modernización de la Justicia y criticaron también las intromisiones de los políticos en las competencias de este órgano.

Continuar...

12




ASC

irregulares han de ser sancio­nados». düo Pérez.

Además, y pese a haber sido uno de los motivos de la protes­ta. el secretario de Estado no dudó en volver a cuestionar la sanción impuesta por el ante­rior CGPJ al titular del Juzga­do de lo Penal número 1 de S&­villa. «Lo que pensamos es que 1.500 euros es una sanción es­casa», reiteró. Yes que, según Pérez, que el Consejo sea el ór. gano de gobierno del Poder Ju­dicial no significa que esté «a salvo» de las <o Joque la can'\!­ra judlcialllama «intentos de presión» e «i$renclas".

«8enneIo se ha quedado solo»

El portavoz del Colegio Nacional de Secretarios Judiciales

(CNSJ). Rafaellara. aseguró que el ministro Bermejo, se ha quedado solo frente a las protestas del mundo de la Justicia. Para este colectivo, el paro, con un 93,por ciento de seguimiento, ha sido un éxito.

seguir adelante podría desem­bocar, más allá de un paro pun­tual. en una paralización sin precedentes en la historia,los responsables de Justicia no ven u o peligro real de huelga. Primero, porque consideran que, a diferencla de los secreta­rios judiciales, los jueces no pueden hacerla (no hay unani­midad en la carrera judicial so­bre este extremo, pues ningu­na ley prohibe a los jueces ir a la huelga, aunque su Regla­mento no desarrolla este dere­cho. Las juntas que ayer abor­daron esta cuestión llegaron a la conclusión de que sí tienen derecho); segundo. porque el Ministerio, dIJo, pondrla «to­dos los medios a su akance pa­

El padre de Mari luz, indignado

Juan José Cortés, padre de la niña asesinada en Huelva. considera «indignante» el paro convocado por los secretarios judiciales. Criticó que «no quieran reconocer sus errores y pagar por ello»,lo que consideró un «síntoma de que la justicia es para los demás, no para ellos».

ra evltarlo". Lo que si ha extra­ñado en el Departamento de Bermejo. dejó caer Julio Pérez. es que «habiendo reclamado el Consejo que las juntas no per­turbaran» el funcionamiento de la Justicia, «en algunos lu­gares hayan supuesto un tras­torno a los cludadanos». Pérez también cuestionó la legalidad

El Ejecutivo vuelve a hablar de la «escasa» multa a Tirado y niega que sus críticas sean una injerencia

Trillo pide a Bermejo l8IiI profwIda reflexJ6n El responsable de Justicia del PP, Federico Trillo, pidió ayer al ministro Fernández Bermejo. que haga una «profunda reflexión» y que apueste definitivamente por. la modernización de la Justicia para evitar que se vuelvan a producir protestas. «Escuche la voz de la Justicia». dijo.

de que laajuntas incluyeran en su orden del dia el deba te sobre las lDJerencias del Gobierno.

Durante el paro de ayer, los secretarios judiciales leyeron un manifiesto para denunciar «las deplorables condicIones» en laaque se ven obl igados a de­sarrollar sus funciones, su­pliendo con esfuerzo- personal la carencia de medio..

Los fedatarlos fueron cla­ros al asegurar que esa situa­ción ea «la verdadera causa de lo ocurrido» a la niña onuben­se. Para el Gobierno, sin embar­gO,los únicos responsables son Tlrado y Gálwz. «No es verdad que esto pueda pasade a cual­quiera», sostuvo Pérez.

En opinIón de los secreta.

BMlnlsterlocriticaa Jueces y secretarios

El Ministerio de Justicia acusa a los jueces de llevar a cabo una «huelga encubierta» al celebrar juntas el mismo día del paro de los secretarios. a los que critica por ser su protesta «injustificada y desproporcionada". los únicos perjudicados. indica en un comunicado, son los ciudadanos.

«¡Esto es una vergüenza!»

Mientras jueces y secretarios judiciales celebraban el éxito de su histórico paro, los sufridos ciudadanos padec(an colas Interminables, jornadas laborales

perdidas, viajes estériles, esperas inútiles y nuevos retrasos en causas que llevan meses o años aletargadas

POR DIJIII.-o PÚIZ FOTOS WIi8 8AIlCIA

MADRID. Diez de la mañana en la de Plaza Castllla. en los Juzgados que acumulan la ma­yor carga judicial de España. El paro anÜnciado por los se­cretarlos judIciales (de 10 a 13 horas), cuerpo al que porcierto pertenece Maria Teresa Fer­lWKiezde la Vega, acaba deem­pezse Van saliendo del ed ificio los protagonistas de la huelga y se turnan para explicar sus reivindicaciones.

«Reclamamos la moderni­dad de la Admlnistracl6n de Justicia para que el caso Mari Luz no vuelva a repetirse nun­ca más. Los juzgados están des­boI-dados...". Mientras Victo­rio de Elena, secretario judi. cial, atiende a los medios, em­piezan a salir los primeros afectados. <<¡Esto es una ver­güenza! -exclama una madre acompaftada por su hIJo, de

unos 20 años, con muletas--. Nos han hecho venir para na­

. da. Nos citan con un telegrama y no nos pueden enviar otro pa­raavisarnos de que no va a cele­brarseeljulclo. MI hIJo apenas puede caminar. Hemos tenido que venir en taxi y para nada. Nos han vuelto a citar para el 25 de noviembre. Otro retraso

«l.No estaréis esperando a la ObregÓII, verdad?

más, pues llevábamos casi un año con este 110. Juegan con nuestro tiempo y dinero».

La Indlgnacl6n se palpa en el ambiente al tiempo que el caos se adueña poco a poco de la zona de acceso a losjnzgados de Instrucción y primera los.

"..t3ncla. la entrada que da a la

, Plaza de Castilla. Una furgone­ta blanca subida en la acera carga miles de legaJos, Infor. mes y carpetas. Dos operarios se los pasan de uno en uno, blo­queando dos de las puertas de acceso al recinto. Junto a ellos la cola para superar elletector de metales empieza a adquirir una longitud inquietante.

Se agolpan familias glta­

nas. La abuela, el patriarca, madres con sus churumbeles en la cintura,J6venes con chán­dal. Se reúnen grupos de sura­merleanos. Parejas marro­qWes con los carritos del bebé. Grupos de rumanosjunto a sus intérpretes. La cola crece. En algún momento alguien empu­ja a alguien, alguien Intenta ro­larse y los nervios se disparan. Empujones. gritos. algún puño que se extravla en el vac!o y los guardias de seguridad que In­tervienen.

LOs ánimos andan exacer­bados. Los que se agolpan por penelrar en el edificio ven có­mo los que van saliendo lo ha­cen despotricando. -Hemos

un senor mayor y VUelan nacla ei. !!:Ste enloque­cedor traJln era el espectáculo que podlan observar los asombrados transeúntes de la zona de la Plaza de CasUlla, casi todos ellos trabajadores de algunas de las oficinas cerca. nas. En medio del 110, una ml.\ler se acerca resuelta a un grupo de «plumillas». _Perdonad, pero me muero de curiosidad. ¿No estaréis esperando a la Obregón, verdad?». -No señora. estamos agul por lo de la huelga de la Justicia».

-«i.Una huelga? Vaya, qué decepción. Mari -le dice a su amlga-. vámonos a desayunar que sólo es una huelga».

Una decena de cámaras de televisión, multitud de micrófonos radiofónicos, una nube de fotógrafos y carreras enloquecidas de los periodistas en pos de cada una de las personas que sallan de los juzgados.

-¡Oiga, oiga! ¿Le han atendido?». .

-A mi si>t, responde atónito el muchacho. Soy mensajero y venía a traer un paque...". Se queda ellndLvlduo con el final de la trase en el aire, porque ya han avistado los de la prensa a

22.10.2008

riosjudiciales,la durisima san. ción impuesta a su compañera Juana Gálvez (dos años suspen­dida de empleo y sueldo) no es más que la «cortina de humo» con la que el Gobierno preten­de «encubrir la ausencia de re­formas modernizadoras de la Justicia a las que está obligado el Mlnisterlo>.. SI el Ejecutivo nose toma en serio el problema

. delosmedioa,«encualquierlu­gar pÍlede reproducirse fa ocu­rrido», advierten.

Más imágenes de las protestas contra el Gobierno'por su injerencia en la Justicia y la falta de medios en abc.es

..Los jueces han legado allfmite»

Las asociaciones lanzaron ayer mensajes similares al Gobierno. Para JpD. la protesta pone de relieve que los jueces «han llegado al límite»; la APM pide a Bermejo que «no cierre los ojos» ante las quejas; desde FV se lamenta que Justicia «eluda la realidad» acusándoles de corporativismo.

perdido la mañana para nadall, comentan dos jóvenes que asls. tian como testigos a un juicio por robo, «Nos han dicho que ya nos avisarán paraquevolva. mos otro d1a», asegura una se­ñora que acompañaba a su hija a otro JuIcio por un accidente de tráfico. «Un polaco, yo creo que borracho, emblstió a mi ni. da por detrás».

.Vueln .~hR1brea

-Me han dado otra cita para di. clembre". apunta un señor acompañado por su pareja, que mueve una pesada maleta. «Ve­nimos de Córdoba. Hemos teni. do que hacer el viaje y ha sido en balde. Encima. el metro se ha estropeado. ¿Y a mi quién me paga los gastos?», se lamen­ta enfadado. Nervios a t10r de piel Gritos. Empellones. Ma. los modos. Una anciana se tro­pieza con un hombre y cae de bruces. Su nieto, delgado, casi transparente, con la mirada acuosa del s!ndrome de absti. nencla, se lanza contra el tipo que ha hecho caer a su abuela. Otra reyerta.

Los secretarios Judiciales deciden trasladarse con sus rel. vindicaclones a las puertas de los juzgados de 10Civil, en Capl­tAn Haya, donde el trajln de gen­te es menor y los ánimos se en.

Continuar...

13




ABC

El caos se adueñó de los juzgados de la Plaza de Castilla mientras CTecla la indignación de cientos de ciudadanos que veían cómo sus juicios eran aplazados

cuentnm mucho más sosega­dos. .Veníamos a la ratifica­ción de un divorcio explica un abogado-. hemos entrado dos yeces, pero al11Dal nos han di­cho que no se podía haceD.

Contrasta el sosiegode Capi­tán Haya con el barullo de PIa­zaCaatll1a. La aglomeración re­sulta ya muy notable hacia laa once y media de la mañana, cuando deciden abrir más puer­tas. Se habilitan mÁs accel06. La cola disminuye. Se templan los éDimos, al menos en apa­riencia. Pero la riada de cluda­danos frustrados que va salien­do ya es imparable. Hace me­dia hora que ios jueces se han encerrado en el salón de actos para celebrar lujunta. Acuden en masa: 220 de los 269 titula. res. Otros diez se encuentran de baja Y cinco realizan las la. bores de gÜardia. Ni jueces. ni secretarios. El paro ya es total.

A las 12 de la mañana, los jueces permiten la entrada a la

22.10.2008

Domingo en martes

Pasillos vacfos también en los palacios de justicia de Valencia y Barcelona, donde el malhumor de los justiciables desamparados y las peticiones de dimisión del ministro Fernández Bermejo llenaron una maiíana insólita. Un martes que parecía domingo

La. T.

VALENCIA. Era martes. Pero la Ciudad de la Justicia de Va. lencla aparentaba ayer, al me­diodia. el aspecto de un vier. nes cualquiera; pasillos semi. vacios de público. poca activi. dad y escaso trasIego de aboga. dos en un edificio en el que la pacarta con el texto «Bermejo. dimisión, por sutista y abu­són» que se podla leer en la puerta de acceso avanzaba que ei de ayer no iba a ser un dIa normal.

RaCael pasea de un lado a otro nervloso'- Echa humo. SU abogada ejerce de «extintor» para que no pierda los nervios. Tenía un juicio en un juzgado de lo Contencioso Administra­tivo alas09.4S. Viene de AlIcan. te. de Alcoy. Ha recorrido más de 120 kilómetros en balde. Y ahora. su caso, nosa veré hasta finales de 2009 o principios de

prensa hasta el salón de actos. Han interrumpido cinco minu­tos su reunión para que losfotó­grafos y las televisiones plas­men imágenes del acto. Luego reanudarán su discusión hasta la una. Se convierte también en la oportunidad de colarse en el ed1t1clo. Un quiebro. Un aseo. Y elperlod1staemplezaa deambu­lar por unos pasillos que, a esa hora, sobre las doce y media, es.­téD casi desiertos.

~y'" . ¡Y'

Un abogado, un habitual di!llu. gar; reconoce encontrarse ex­traoo: «Nunca habla visto esto tan vaclo. HabItualmente to­dos los bancos -a las puertas de cada juzgado- se encuen­tran repletos de gente. Lo malo el que estos retrasos se van a lumar al ya crónico colapso de la Justicia. Mucha gente que te­niajuiclo para hoy nevaba cer­ca de un año aguardando. Les citan, vienen y comprueban que todo se vuelve a retrasar de nuevo».

Fuera, a la mayorla. les co­rroe la rabia de la impotencia; «¡Malditos jueces!», brama un motorista. «SI yo fuera juez se iban a enterar. Soy repartidor. Cobro por dla trabajado. Hoy no be podido currar. IJamé ayer (por el lunes). Me dijeron quev1Dlera hoy (porel martes) y mira, para nada. Es por un impago de la hipoteca de mi ca­say lo mismo la pierdo porcul­pa de esta huelga».

2010. Porque el juzgado tiene la agenda completa hasta enlon. ces. «¡No hay Justicia!». farfu. lla cuando le explican que el TSJ de Madrid anuló el decreto de servicios m!nimos que obll. gaba a que casos como el suyo, que implicaban un desplaza­miento de ciudad, no se vieran afec~dos por la huelga.

Habla juicIos sel\alados. Más de lo habitual para que la incidencIa del paro fuera más perceptible. Imposible saber cuántos. Algunos, incluso, co­menzaron a celebrarse. La vis­ta dio comIenzo en un Juzgado de lo Social a las 09.30. Y media hora después, a las 10.00 se sus. pendía, ante la mirada perple­ja de abogados y justicíables.

El secretario se levantó y se marchó. Quería secundar el pa­ro que mantenla concentrados a buena parte de sus compañe­ros en la sala de subastas. Alil.

I

Carga contra Bennejo

En Barcelona. los secretarios iudiales cargaron contra el ministro de Justicia por dedicarse a «confundir a la opinión pública» '1 afirmar que se trata de una acción corporativista.

En cualquier sitio

Los secretarios transmitieron una idea clara: lo que ocurrió en Sevilla puede suceder en cualquier sitio en cualquier momento. «Pedimos que eso se evite». afirmaron.

Petición histórica

El presidente de la Audiencia de Barcelona. José Luis Barrera. recordó que la denuncia sobre la faita de medios no arranca del «caso Mari Luz». «viene de lejos».

los Cedatarios montarou un im­provisado centro de operacio­nes deSde dpnde Intercambla­ban datos con compañeros de otras provincias sobre el grado de.seguimlento del paro. Alll eompartlan también experien­cias de su dia a día, en UD pecu­liar muro de las lamentacio­nes. «En mI juzgado hay 6.000 ejecutorias en trámite. No pue­do controlar todo lo que llega de cada caso por correo '1 elsis­tema informático tampoco lo permite», se queja la secreta. ria de uno,de los juzgados espe­cializados en hacer cumplir ias sentencias que otros dic­tan. .La situación es'lnsostenl­ble. En mi Juzgado deberla ha. ber siempre cuatro Cunciona. rios de auxilio judicial Slem. pre hay alguien de b¡ija ode pero miso y nadie cubre esa plaza", se queja otro compañero de un juzgado de lo Penal. oLo malo es que te pase lo que a roL qUe te manden a un.interino que no tiene ni Idea de Justicia. Fíjate. el primer dla, cuando vio las to­gas, preguntó: "¿Qué son esas batlta$?"", replica otra secreta. ria judicial.

Los juzgados catalanes pre­sentaban un aspecto bastante dlferenteal de un dla normal y apareclan semlvaclos, ya que la huelga obligó a suspender o aplazar 439 juicios. En algu nos casos, las partes hablan sido avisadas con tiempo de la sus­pensión, pero en otros, los aCec­tados acudieron a las depen­dencIas judiciales para nada. La mayoría. de vistas con preso se hIcieron a primera o última hora de la mañana.

Tanto los secretarios judi­ciales, que se concentraron al medlodia,'como los jueces yma­gistrados reclamaron medios de manera urgente y denuncia­

ron h\jerencla del GobIerno.

14

Añadir el documento a tu blog o sitio web

similar:

La Justicia y el Gobierno se declaran la guerra en una Jornada que paralizó los juzgados iconDossier unitat 10. La guerra civil (1936-1939)
«Comité de No Intervención» [ ] y las derechas francesas amenazaron al gobierno con el espectro de una guerra civil en Francia si...

La Justicia y el Gobierno se declaran la guerra en una Jornada que paralizó los juzgados iconEstilos. Con el comienzo de la Guerra Civil Española, Picasso fue...

La Justicia y el Gobierno se declaran la guerra en una Jornada que paralizó los juzgados iconHay que habituar al pueblo alemán a pensar que una guerra ofensiva...
La historia de estos últimos años, y especialmente los acontecimientos del 28 de junio, han demostrado la existencia en Serbia de...

La Justicia y el Gobierno se declaran la guerra en una Jornada que paralizó los juzgados iconIntervención del presidente del gobierno, mariano rajoy, en el congreso de los diputados
«caso Bárcenas», que implica a un ex tesorero y ex gerente del Partido Popular, actualmente en prisión provisional, imputado por...

La Justicia y el Gobierno se declaran la guerra en una Jornada que paralizó los juzgados iconEl triunfo del bando “nacional” en la Guerra Civil (1936-1939) permitió...

La Justicia y el Gobierno se declaran la guerra en una Jornada que paralizó los juzgados iconConferencia Internacional Ampliada del mri
«con plena tranquilidad al porvenir» los problemas concretos que va a plantear la guerra popular en el país, es una forma de cretinismo...

La Justicia y el Gobierno se declaran la guerra en una Jornada que paralizó los juzgados icon¿CÓmo realizar una jornada de esgrima?

La Justicia y el Gobierno se declaran la guerra en una Jornada que paralizó los juzgados iconUna posible vuelta a la guerra “está relacionada con el desarrollo...

La Justicia y el Gobierno se declaran la guerra en una Jornada que paralizó los juzgados iconEl decisivo debate entre los candidatos del psoe y del pp a presidir...

La Justicia y el Gobierno se declaran la guerra en una Jornada que paralizó los juzgados iconLa sublevación militar triunfa parcialmente, y hay que completarla...






© 2015
contactos
h.exam-10.com