Anatomía por imagen de la glándula mamaria






descargar 68.26 Kb.
títuloAnatomía por imagen de la glándula mamaria
fecha de publicación09.07.2015
tamaño68.26 Kb.
tipoDocumentos
h.exam-10.com > Contabilidad > Documentos

Área 5. Radiología
Capítulo 5-5. Imagenología de la mama





Capítulo 5-5. Imagenología de la mama

Julia Martín Ramos

Norma Ríos Rodríguez
Introducción

En el principio había una enorme gota de leche. Así imaginaron los Dogones de Malí la creación del mundo. También los griegos vieron el origen del universo en un inmenso chorro de leche que emergía del pecho de una diosa. La lactancia materna, realidad cotidiana en otros tiempos, impregnaba la imaginación colectiva. La divinidad de ancho pecho, familiar a todas las mitologías y religiones de la humanidad, representaba a la madre por su primordial importancia para el mantenimiento de la vida en la tierra permanece en el imaginario colectivo de la humanidad. (1)

El seno por sus funciones, sus enfermedades y su ambigüedad es dentro la medicina un órgano dividido, en el que convergen diversos especialistas como ginecólogos, cirujanos dedicados a la patología mamaria, radiólogos, patólogos, oncólogos médicos, radioterapeutas, además de técnicos e investigadores, entre otros. Es, pues necesario que el médico que se dedique a la patología mamaria posea una formación multidisciplinaria. La Unidad de Patología Mamaria debería entenderse como: unidad multidisciplinar de excelencia en la prevención, diagnóstico y tratamiento de la patología mamaria integrando la asistencia, docencia e investigación que garantice un diagnóstico con rapidez, ofrezca un tratamiento con una demora mínima, aporte información a la paciente y a su familia e informe al facultativo que remite a la paciente y proporcione un tratamiento integral de la enfermedad. (2)

A continuación se expondrá la anatomía de la glándula mamaria y posteriormente los métodos de imagen que actualmente la estudian, principalmente la mastografía y el ultrasonido, así como otros, tales como la resonancia magnética (especialmente importante para la valoración de las pacientes con diagnóstica de cáncer de mama), la medicina nuclear y la tomografía por emisión de positrones.

Anatomía por imagen de la glándula mamaria


La mama es una glándula sudorípara apocrina, modificada especialmente para secretar leche. La mama se apoya en la pared costal, habitualmente se sitúa desde el segundo hasta el sexto o séptimo arco costal, teniendo como límite medial el borde esternal y como límite lateral, la línea axilar anterior o media. Se relaciona posteriormente con el músculo pectoral mayor, que se extiende desde la clavícula hacia el esternón y arcos costales y el sector superior de la región anterolateral de húmero. Posterior a este músculo se encuentra el músculo pectoral menor, que se localiza desde la tercera a la quinta costilla, y se extiende hasta la apófisis coracoides de la escápula.

La porción inferior y externa de la glándula se apoya sobre el músculo serrato anterior. Toda la glándula está contenida entre las dos hojas superficial y profunda, de la fascia superficial del músculo pectoral mayor (figura 5-5-1).
Figura 5-5-1. Anatomía topográfica de la mama.



El aporte vascular está dado por la arteria axilar, arteria mamaria externa, arteria mamaria interna (o torácica interna) y arterias intercostales. La arteria mamaria interna es rama de la arteria carótida externa. El drenaje venoso regresa hacia las venas axilar, mamaria interna e intercostales. El drenaje linfático está dado por los linfáticos intramamarios y subdérmicos que se anastomosan con el plexo subareolar y se dirigen a diferentes territorios. Los ganglios linfáticos axilares son los primeros reservorios provenientes de la mama; otra pequeña porción de los linfáticos se dirige al sector de la cadena mamaria interna.(3)
Anatomía radiológica

La composición de la mama es extremadamente variable (4). El tejido adiposo es radiolucente y se localiza en la región subcutánea, intersticial y retroglandular. Las densidades visibles radiográficamente incluyen a los conductos, elementos lobulillares y estructuras de tejido fibroso. Los conductos galactóforos principales pueden verse frecuentemente como estructuras lineales finas (usualmente de 1mm o menos de diámetro) que se irradian desde la parte posterior del pezón y atraviesan los tejidos entrelazándose. Los conductos menores pueden verse posterior a la inyección de medio de contraste. Hay dos tipos de tejido conectivo, el intralobulillar que contribuye a la densidad del lobulillo y el extralobulillar, el cual es el componente de la mayor densidad radiográfica. Los ligamentos de Cooper, que son parte del tejido conectivo pueden verse como una red que sostiene el tejido mamario y se extienden desde la dermis profunda hasta la aponeurosis del músculo pectoral mayor (figura 5-5-2).
Figura 5-5-2. Proyección mastográfica mediolateral oblicua de ambas mamas



Descripción ultrasonográfica anatómica

Tanto en cortes transversales como longitudinales se observan en la pantalla osciloscópica desde la superficie hacia la profundad las siguientes estructuras: la piel, compuesta por dermis y epidermis, que se visualizan ecogénicas, con interposición de una banda hipoecoica que es la interfase entre ambas zonas. Normalmente, el espesor de la piel es de 2 a 3 mm., algo mayor a nivel de la areola. Posteriormente se demuestra el tejido celular subcutáneo como una lengüeta de tejido adiposo hipoecoico de grosor variable. Los ligamentos de Cooper, que forman la estructura de sostén entre las dos hojas de la fascia mamaria se visualizan como líneas hiperecogénicas muy delgadas, formando una especie de malla o red desde la dermis profunda atravesando el tejido graso y glandular hasta la aponeurosis posterior del músculo pectoral mayor. El tejido glandular forma una imagen hiperecogenica homogénea. Entre la superficie posterior de la glándula y el músculo pectoral mayor se encuentra el espacio retromamario, ocupado por tejido adiposo hipoecoico. Una ancha franja de gran ecorefrigencia que corresponde a la parrila costal (figura 5-4-3). El pezón pude aparecer como una imagen redondeada u oval, de mediana ecogenecidad. En la región subareolar se pueden ver estructuras tubulares o anecoicas, que son los conductos galactóforos convergentes hacia el pezón.(5)
Figura 5-4-3. Ultrasonido mamario. Corte transversal.



Métodos de imagen para el estudio de la mama

Dentro del estudio por la imagen para el diagnóstico de la patología mamaria se incluyen a los tres principales métodos: la mastografía (analógica o digital), el ultrasonido (US) y la resonancia magnética (RM). Otras métodos que pueden utilizarse son la medicina nuclear y la tomografía por emisión de positrones (PET-CT) (principalmente para descartar metástasis a distancia de cáncer mamario).
Mastografía

La mastografía es un método de imagen de alta resolución y contraste cuyo objetivo principal es la detección oportuna del cáncer de mama en mujeres asintomáticas (pesquisa) y secundariamente en pacientes con alguna lesión (estudio diagnóstico). Este hecho conceptualmente tan diferente al del resto de pacientes que se realizan radiografías, hace que se desarrolle la mastografía hacia la perfección y la nitidez, así como en el rastreo y búsqueda de lesiones mínimas. Todo ello requiere estándares tan diferentes al resto de equipos radiológicos que obliga al establecimiento de unos controles de calidad, Ya que el cáncer no es evitable, sí al menos es curable en etapa temprana, en donde la mortalidad puede ser reducida en un alto porcentaje. Además la mama tiene escasa densidad general y sus componentes son de densidad muy similar, motivo por el que debe exagerarse la diferencia entre ellos y evitar todo lo que pueda entorpecer este contraste. Por otro lado la situación de la mama y su tamaño son una clave muy ajustada que compromete el diseño de todos los dispositivos de imagen convencionalmente usados. Así mismo las lesiones a detectar son de tamaño muy reducido, estando el compromiso en identificar hallazgos que, en muchas ocasiones, no superan los 0.1mm de tamaño.(6)

La mastografía para la detección y el control de padecimientos mamarios consta de la toma de dos proyecciones rutinarias para cada mama: craneocaudal (CC) y medio lateral oblicua (MLO).

Existen dos modalidades en la mastografía, la de pesquisa y la diagnóstica. La mastografía de pesquisa está encaminada al diagnóstico de cáncer de mama en mujeres asintomáticas y está indicada anualmente en mujeres entre 50 y 69 años. Si existen antecedentes familiares directos de cáncer mamario por vía materna la pesquisa iniciará 10 años antes de la edad en que se presentó en el familiar.(7) En esta modalidad se realizan las dos proyecciones rutinarias mencionadas. La mastografía diagnóstica se realiza en pacientes sintomáticas (inclusive mujeres menores de 40 años con justificación clínica), búsqueda de tumor primario, en el seguimiento y vigilancia de pacientes con antecedente de cáncer mamario, y en caso alteración o duda encontrada en la mastografía de pesquisa principalmente y en ocasiones por algún otro método de imagen. En esta modalidad además de las proyecciones rutinarias, se pueden requerir proyecciones adicionales o algún otro método de imagen, el más utilizado es el ultrasonido, existiendo otros como la resonancia magnética (RM), la gamagrafía y el PET-CT.

Categorías del Colegio Americano de Radiología

El resultado del estudio mastográfico deberá reportarse según las categorías del Colegio Americano de Radiología (ACR) haciendo referencia al Sistema de Informes y Registro de Datos de Imagen (BI-RADS) de la siguiente manera:(8)

  1. BI-RADS 0. Estudio incompleto. Es necesario completar otro método de imagen y o los estudios previos para comparar.

  2. BI-RADS 1. Mama normal.

  3. BI-RADS 2. Hallazgos benignos

  4. BI-RADS 3. Hallazgos probablemente benignos. Se sugiere seguimiento radiológico cada 6 meses durante 2 años dado su valor predictivo postivo (VPP) es menor del 2% o según casos especìficos biopsia aspiración con aguja fina (BAAF) o biopsia con aguja gruesa de corte (BAG).

  5. BI-RADS 4. Hallazgos con amplio rango de malignidad. Se subdivide esta categoría en A, B y C.

  6. BI-RADS 5. Hallazgo con alta sospechoso de malignidad.

  7. BI-RADS 6. Biopsia conocida con resultado de malignidad, antes de realizarse un tratamiento definitivo.

En BI-RADS 1 y 2 se sugiere continuar con control mastográfico anual. En BI-RADS 4 y 5 se sugiere correlación histopatológica, por su alto VPP (70% y 95% respectivamente).

La mamografía es plenamente diagnóstica en casos categoría BI-RADS 2, con los siguientes diagnósticos: lipomas, hamartomas, fibroadenomas calcificados, quistes oleosos, galactoceles, ganglios intramamarios y calcificaciones típicamente benignas (cutáneas, liponecrosis y en hilos de suturas entre otras).

Las limitaciones de la mastografía son las siguientes: lesiones que quedan fuera del campo de visión del equipo, la mama densa, patología benigna que enmascara lesiones malignas, clínica sospechosa sin traducción mastográfica (lesiones palpables, secreción, etc), manifestaciones sutiles de lesiones malignas como errores de detección, lesiones malignas de apariencia benigna (cánceres difusos, in situ o lobulillares, asimetrías focales, etc.), errores de interpretación.

Semiología en patología mamaria de acuerdo al Colegio Americano de Radiología

Introducción


Toda mastografía debe ser leída de una forma sistemática sin olvidar ningún punto, piel, tejido celular subcutáneo, cuerpo glandular, surco submamario, prolongación axilar y axila, espacio retromamario, etc. Es recomendable una primera lectura lenta y una segunda más rápida. Tras ella establecer el informe que debe constar de 4 partes fundamentales.(9)

  1. Indicación del estudio.

  2. Indicar la composición del tejido mamario.

  3. Descripción de los hallazgos.

  4. Comparación con estudios previos. (si el radiólogo lo considera necesario).

  5. Valoración global que incluye las categorías de acuerdo al BI-RADS y las recomendaciones al clínico de la actuación a seguir según el ACR.

Indicación del estudio. Breve descripción del motivo del estudio. Puede ser un estudio de control por una sintomatología actual, una recitación de un estudio de pesquisa y/o por un hallazgo clínico o bien el seguimiento del tratamiento conservador de un cáncer de mama.



Composición del tejido mamario. Existen los siguientes tipos de patrones: 1. Mama involutiva. Es casi toda ella grasa (menos del 25% del tejido glandular); 2. Densidades dispersas de tejido fibroglandular. (aproximadamente 25 a 50% de tejido glandular).; 3. Tejido heterogéneamente denso, lo que podría impedir la detección de pequeños nódulos (aproximadamente del 51 al 75% de tejido es glandular); 4. El tejido mamario es muy denso. Ello puede disminuir la sensibilidad de la mastografía (más del 75% es tejido glandular)
Hallazgos

A. Nódulo

Se deberá describir (figura 5-5-4):

1. morfología: a) redondeada, b) ovalada, c) lobulada d) irregular).

2. márgenes: a) circunscritos, b) microlobulados, c) ocultos, d) difusos, e) espiculados

3. densidad: a) alta, b) isodensa, c) baja pero no contiene grasa y d) baja densidad con contenido graso).

B. Calcificaciones


1. Típicamente benignas. a) calcificaciones en la piel. Habitualmente tienen un centro lucente, Se visualizan con mayor frecuencia junto al pliegue inframamario, en la región paraesternal, axila y areola. Si se presentan con un aspecto inusual pueden ser confirmadas con proyecciones tangenciales a la piel; b) vasculares. Con trayectos paralelos y discontinuos, dando morfología en riel; c) calcificaciones groseras (más de 2-3mm de diámetro), morfología típica “en palomitas de maíz”, producidas por un fibroadenoma involutivo; d) calcificaciones voluminosas en forma de vara, se les llama secretoras, en forma de lanceta u ovaladas, de centro lúcido o más gruesas cuando las secreciones retenidas solidifican en los conductos ectásicos, ambas siguen el trayecto ductal, orientánose hacial el pezón; e) redondeadas: Cuando son múltiples pueden variar en tamaño. Pueden considerarse benignas cuando son dispersas. Suelen originarse en los acini de los lobulillos. Su tamaño puede ser por debajo de 1 mm), cuando miden menos de .5 mm se puede utilizar el término de puntiformes. Ante un grupo aislado se recomienda un control a 6 meses, o incluso una biopsia si son de nueva aparición o ipsilaterales a un cáncer; f) de centro radiolúcido. Este tipo de calcificaciones se encuentran en el rango de 1 mm hasta 1 cm o más. Son redondeadas u ovaladas, de contornos nítidos y centro lucente. Sus paredes son más gruesas que las calcificaciones en anillo o las de cáscara de huevo. Incluyen áreas de necrosis grasa, calcificaciones ductales secundarias a residuos en los conductos y los quistes oleosos; g) en anillo o en cáscara de huevo. Su pared es muy delgada, menor de 1 mm. Generalmente son depósitos de calcio en la pared de un quiste, también depósitos muy pequeños de necrosis grasa los pueden causar; h) calcificaciones en “lechada de cal”. Secundarias al sedimento cálcico de un microquiste. En la proyección craneocaudal se observan redondeadas y en la oblícua con morfología en semiluna, cóncavas o en “tacita de té”; i) calcificaciones sobre suturas. Es calcio depositado en material de sutura. Son de morfología lineal o tubular y con frecuencia se visualizan los nudos; j) calcificaciones distróficas. Son de morfología irregular, de centro lucente, mayores de 0.5 mm, son secundarias a traumatismo y también se observan en las mamas radiadas.
2. Calcificaciones de sospecha intermedia. a) amorfas o indistintas: Son los suficientemente pequeñas o de apariencia imprecisa como para no poder clasificar su morfología con mayor precisión. Las calcificaciones amorfas de distribución agrupada, lineal regional o segmentaria pueden justificar una biopsia; b) calcificaciones heterogéneas groseras. Son irregulares y nítidas, generalmente miden más de .5mm, tienden a agruparse, aunque no llegan a tener el tamaño de las calcificaciones distróficas. Pueden asociarse con cáncer, pero también pueden estar presentes en fibrosis, fibroadenomas o asociarse a un trauma previo, representando calcificaciones distróficas en evolución.
3. Calcificaciones altamente sospechosas de malignidad. a) pleomórficas finas. Suelen verse con mayor nitidez que las amorfas y no son calcios típicamente benignos ni calcificaciones irregulares típicamente malignas: Pueden variar en tamaño y morfología aunque suelen ser menores de 0.5 mm; b) Calcificaciones lineales finas o lineales ramificadas. Su apariencia sugiere moldes de un conducto, siguen el trayecto ductal, son irregulares, pueden ser curvilíneas pero discontinuas y menores de .5 mm. Su morfología sugiere la presencia de un conducto de morfología irregular, secundario a un carcinoma.
4. Patrones de distribución. Se emplean para describir la disposición de las calcificaciones en la mama. a) difusas/dispersas Están distribuidas aleatoriamente, suelen ser benignas y bilaterales; b) regionales: Se localizan en un gran volumen de tejido mamario, (más de 2 cc). Pueden incluir un cuadrante o más. No siguen precisamente la distribución ductal; c) agrupadas. Este término debe ser utilizado cuando se ven al menos 5 calcificaciones que ocupan un pequeño volumen menor de 1 cc de tejido. Pueden ser secundarias a un proceso maligno o benigno; d) lineal. Siguen el trayecto ductal, en “fila india”; e) segmentarias. Se encuentran en las ramas de un conducto. Pueden ser secundarias a un carcinoma multifocal, localizado a un lóbulo o segmento, sin embargo también pueden ser secundarias a patología benigna como en la mastitis secretora.

C. Distorsión de la arquitectura

La arquitectura normal de la mama está alterada. Ello incluye finas líneas o espiculaciones que se irradian desde un punto y retracción focal del tejido adyacente. Puede ser única o asociada a un nódulo, densidad asimétrica o calcificaciones. En ausencia de antecedentes traumáticos o quirúrgicos este hallazgo es sospechoso de malignidad.

D. Casos especiales


1. Estructura tubular asimétrica/ conducto solitario dilatado. Representa un conducto dilatado, puede estar ramificado, carece de significado cuando no se encuentra asociado a otro hallazgo mastográfico o clínico.

2. Ganglio linfático intraparenquimatoso: Su apariencia reniforme con un centro lucente es típica. Generalmente miden 1 cm o menos, aunque su tamaño puede ser mayor cuando existe un pronunciado reemplazo por tejido graso. Pueden ser múltiples. Generalmente se localizan en las regiones superiores de la mama.

3. Asimetría global (tejido mamario asimétrico). Representa una variante anatómica (mayor volumen de tejido mamario o una zona de conductos prominentes) cuando no se asocia a una lesión palpable. No se visualizan nódulos, distorsión arquitectónica, ni calcificaciones sospechosas asociadas.

4. Asimetría focal. Puede representar una isla de tejido mamario, sobre todo cuando tiene grasa en medio, sin embargo proyecciones adicionales pueden demostrar un nódulo o una zona de distorsión arquitectónica.

E. Hallazgos Asociados. Pueden presentarse junto a lesiones nodulares, asimetrías o calcificaciones y cuando son únicos, se consideran únicamente “hallazgos”.

1. Retracción de la piel. Tracción de la piel hacia la región interna.

2. Retracción del pezón. Tracción del pezón o pezón invertido.

3. Engrosamiento de la piel. Puede ser focal o difusa y la piel suele tener más de 2mm de grosor.

4. Engrosamiento trabecular. Engrosamiento de los septos fibrosos de la mama.

5. Lesión en piel. Debe mencionarse cuando ésta se proyecta en las dos, ya que puede ser confundida con una lesión intraparenquimatosa. Debería señalarse por el técnico colocando en la piel un marcador radioopaco.

6. Adenopatía axilar. Ganglios linfáticos agrandados (más de 2cm) con el hilio denso.

7. Distorsión arquitectónica. Cuando no se asocia a una lesión, se considera como un hallazgo. Cuando es un hallazgo asociado se tiene que indicar que el tejido mamario se encuentra distorsionado adyacente a una lesión.

8. Calcificaciones: Como hallazgo asociado se describen junto con otros hallazgos, para describir las calcificaciones dentro de la lesión o en sus proximidades.

F. Localización de la lesión. Se indica primero el lado afectado; posteriormente se indica el cuadrante y la región horaria como si la mama fuera la esfera de un reloj, otras localizaciones como retroareolar y cola mamaria; por último la profundidad, haciendo referencia a la situación de la lesión en el tercio anterior, medio o posterior.
Figura 5-5-4. Proyección MLO izquierda. Nódulo espiculado de alta densidad.



Mastografía digital


Se obtiene mediante un mastógrafo que utiliza exclusivamente métodos digitales en la obtención y registro de las imágenes para la exploración radiológica completa de la mama y éstos substituyen las clásicas películas radiográficas, o mamografías, por soportes de imagen digital (monitores, cámaras, lectores e impresoras). La mastografía digital mejora los resultados en mamas densas, lo que traducido a los parámetros que se aplican en radiología digital supone pasar de una definición de 2 a 3 pl/mm a 10 o más, y alcanzan puntos de definición (pixels) de hasta 50 micras. Resulta crucial para la detección del cáncer, que en las mastografías analógicas se trabaje con películas radiográficas de grano lo más fino posible capaces de detectar microcalcificaciones entre 100 y 300 micras. Al igual que en la fotografía cuanto más fino es el grano (mayor nitidez), menos sensible es la película, lo que obliga a emplear mayores dosis de irradiación con estas películas que en las del resto de radiografías convencionales. Con el empleo de tecnologías digitales, el píxel que substituye al grano de la película pues ésta no existe, puede ser lo pequeño que se quiera y es completamente independiente de la dosis de irradiación, la irradiación resultante es entonces de un 20 a 80% menor con la mastografía digital que con la analógica. Un aspecto muy útil aplicado a las campañas de detección precoz de cáncer de mama. La mastografía digital fue aprobada por la FDA (Food and Drug Administration) desde el año 2000. Algunas de las principales ventajas del mamógrafo digital que superan al analógico, incluyen:

  • la rapidez (en 5 segundos se obtiene la imagen),

  • el rango dinámico (16 veces más tonos de grises)

  • demostrar lesiones muy pequeñas debido a la mayor escala de grises, lo que no se puede obtener en las imágenes con métodos convencionales.

  • las posibilidades de manipulación de la imagen (se puede modificar y ampliar la imagen digital, variar tonos, intensidades, contrastes y añadir o quitar elementos) cuyo resultado es el de obtener un estudio más completo (figura 5-5-5).

  • la posibilidad de almacenar las imágenes

  • el envío por la red o posibilidad de consulta a distancia en cualquier lugar.

En un aspecto más objetivo, estos equipos digitales permiten crear programas con lectura inteligente y demostrar alimentados con lesiones mínimas como microcalcificaciones y áreas de desestructuración o distorsión glandular, utilizando la ayuda de herramientas informáticas que permite reconocer patrones tisulares repetitivos conocidos, a lo que se le conoce como ayuda diagnóstica computarizada (CAD).

En definitiva, el objetivo alcanzado y que seguirá mejorando es: más resolución con mínima irradiación, con las ventajas adicionales que resultan imposibles para la tecnología analógica, como ser su uso en los servicios de telerradiología, los sistemas de archivos de imágenes y sistemas de comunicación (PACS), los sistemas de historia clínica electrónica (HIS) e información radiológica (RIS), diagnóstico y detección asistidos por CAD, tomosíntesis que permite obtener cortes tomográficos lineales de la mama y la mastografìa con contraste que permite la detección de cánceres mamarios basada en la neovascularización.(10)
Figura 5-5-5. Mastografía digital proyección CC. Calcificaciones amorfas




La mastografía es un examen que requiere profesionales calificados, un excelente equipo mastográfico y condiciones ideales de procesado. Idealmente el control de calidad debe terminar con el análisis de los reportes por un auditor médico correlacionando los hallazgos de la imagen con el seguimiento de la paciente, que en ocasiones podrá incluir los hallazgos correlación cito u histopatológicos, lo que permitirá determinar la calidad del estudio mastográfico.

Ultrasonido


Este método de imagen se realiza con transductores de alta frecuencia (7.5 a 13 Mhz), es un estudio complementario a la mastografía en la mayor parte de los casos y su principal función radica en demostrar la composición quística o sólida de una lesión (figura 5-5-6) vista en la mastografía y como valoración integral en las mamas densas descartando lesiones no demostradas por la mastografía. Esta tambièn indicado en mujeres menores de 35 años, embarazadas y en lactancia. Otra función importante es que puede ser utilizado como guía para punción de lesiones sólidas para estudio citológico o histològico y para el drenaje de lesiones quísticas, asì como en el marcaje de lesiones para biosia excisional. Por otro lado se estudia mejor una lesión sospechosa: como su tamaño, multifocalidad, bilateralidad, valoración axilar, vascularidad (con la aplicación del doppler color), asì como compresibilidad de la lesión (medianta la herramienta de elastografìa), lo que ayuda a diferenciar benignidad de malignidad.

Sus limitaciones son: no es una técnica de pesquisa, no ofrece una visión global, en conjunto de la mama, es operador dependiente, requiere tiempo de realización y experiencia, las microcalcificaciones a menudo no se detectan, no es válida para distinguir con fiabilidad lesiones benignas de malignas, salvo los quistes simples.(11)

Figura 5-5-6. Ultrasonido. Nódulo sólido irregular



Resonancia magnética

Es la técnica más sensible para detectar el cáncer de mama infiltrante (próxima al 100%).(12) Los equipos utilizados son de alto campo (1.5 a 3 T), es un estudio dinámico con contraste (Gadolinio-DTPA) e idealmente se realiza en la segunda semana del ciclo menstrual (día 7 a 14).

Indicaciones:

Pacientes recientemente diagnosticadas de cáncer mamario (figura 5-5-7) para descartar multifocalidad, multicentricidad y bilateralidad; seguimiento de mamas tratadas; pacientes de alto riesgo para cáncer mamario; en la valoración de implantes mamarios.

Las limitaciones de este método son las siguientes:

El carcinoma ductal in situ (CDIS) y el carcinoma lobulillar invasor (CLI) suelen tener curvas de apariencia benigna (ascendentes continuas, tardías). Con una sensibilidad variable en CDIS del 70%. Pueden presentarse realces no nodulares en lesiones difusas malignas que pueden ser confundidas con patología benigna. Por otro lado la captación intensa de la mama normal: disminuye la sensibilidad.
Falsos positivos:

  • Focos captantes en áreas de adenosis

  • Estimulación hormonal

Estos resultados requieren un estudio histológico o seguimiento, nunca una mastectomía sin confirmación.

Figura 5-5-7. RM corte axial nódulo hipercaptante con invasión al pectoral



Intervencionismo mamario guiado por imagen

La biopsia pecutánea guiada por imagen, se ha convertido en una alternativa aceptable a la biopsia quirúrgica en la evaluación de la mayoría de las lesiones mamarias no palpables. Es menos invasiva, menos costosa y requiere menor tiempo que la biopsia quirúrgica.

La biopsia percutánea puede llevarse a cabo bajo guía estereotáxica o ultrasonográfica. En la mayor parte de las lesiones mamarias, la guía por ultrasonido es un método rápido y menos costoso. Sin embargo la biopsia por estereotaxia mantiene un papel importante ya que permite la biopsia de microcaclcificaciones y de otras lesiones no visibles con ultrasonido.

Aproximadamente 2% de las mujeres que han sido tamizadas con mamografía necesitarán biopsia. De 60% a 90% de las biopsias que se hacen por anormalidades encontradas por mastografía son benignas.(13,14) Debido a que la mayoría de las lesiones que llegan a biopsia son benignas, los métodos percutáneos de biopsia menos invasivos son necesarios para reducir o evitar la cicatriz y deformidad cosmética asociada con la biopsia quirúrgica abierta. Por otro lado se disminuye el número de cirugías que se realizan en las mujeres con cáncer de mama,(15) ya que muchas de las que se someten a biopsia quirúrgica abierta para el diagnóstico de cáncer requieren una segunda cirugía para definir la terapia y la disección de ganglios axilares. Si el diagnóstico de cáncer se hizo por biopsia percutánea, la terapia definitiva y la disección axilar ganglionar pueden efectuarse en una sola operación, ya que con el material de las muestras se pueden estudiar marcadores tumorales y receptores hormonales obteniéndose un pronóstico y un plan de tratamiento.

Métodos de intervención:

Biopsia aspiración con aguja fina (BAAF), biopsia con aguja gruesa (BAG), biopsia asistida por vacío (BAV, figura 5-5-8), y biopsia quirúrgica (BQ) mediante marcaje mamario con arpón.

Figura 5-5-8. Obtención de calcificaciones con BAV



Gamagrafía

La gammagrafía con hexaquis-2 metoxi-isobutil-isonitrilo- marcada con Tc99m (MIBI) permite visualizar tumores muy celulares y bien vascularizados.(16) Su empleo en pacientes con cáncer de mama no se ha extendido debido al buen rendimiento diagnóstico de otras técnicas de imagen. El MIBI, es un radiofármaco. El MIBI es un catión lipofílico que entra en la célula y se fija a la mitocondria, quedando retenido. Los tumores malignos, de celularidad elevada, presentan más retención que los tejidos sanos. La gammagrafía con MIBI permite detectar tumores intramamarios y adenopatías axilares cuando están infiltradas.

Tomografía por emisión de positrones

La tomografía por emisión de positrones (PET) permite la visualización tomográfica del cuerpo completo en una sola exploración. Informa de la distribución regional de numerosos parámetros fisiológicos, bioquímicos y metabólicos de tejidos y órganos. La PET con fluorodesoxiglucosa-F18, conocida como FDG, es la única con aplicación clínica en oncología.

Los tomógrafos PET actuales de uso clínico son sistemas integrados PET-TC (tomografía computada).

La fusión de imágenes PET+TC es sumamente útil en oncología pues permite comprobar que el depósito patológico de un trazador, como la FDG, coincide con una masa o una adenopatía aumentada de tamaño detectada por la TC. Esto facilita la toma de muestras y la guía de biopsias o, incluso, la planificación de la radioterapia.
Indicaciones clínicas y limitaciones de la PET

La PET con FDG permite demostrar in vivo el incremento en la glicólisis que presentan las células tumorales. Este incremento se relaciona con la proliferación celular y con el grado de malignidad. Los tumores más agresivos son los que suelen presentar mayor captación de FDG, mientras que los de bajo grado captan poca FDG. Dos características definen a la PET como buena herramienta diagnóstica en oncología. La primera es tener gran sensibilidad para detectar la hipercaptación de FDG en las lesiones tumorales, con un alto valor predictivo negativo. Hay que hacer constar que la PET no detecta las micrometástasis, aunque si puede demostrar infiltración tumoral en adenopatías de tamaño normal y en órganos que aún no presentan alteraciones anatómicas detectables por TC o RM. La segunda característica es poder hacer exploración de cuerpo entero, por lo que puede emplearse para establecer la extensión previo al planteamiento terapéutico de un tumor conocido.(17).

Finalmente es importante que el especialista que se dedica al estudio de la patología mamaria conozca la indicación precisa de todas estas modalidades de imagen, además deberá existir una comunicación dinámica interdisciplinar para el beneficio de la mujer con patología mamaria.

Referencias


  1. Gros D La odisea del seno En: Gros D. El pecho al descubierto. La campana, 1998:11-15.

  2. ME Aponte, B. Merck. Unidades de patología mamaria: virtuales o reales. Rev Senología Patol Mam, 2008;21(3):113-116.

  3. Anatomía, histología, fisiología y patología. En: Kopans. La mama en imagen, Marban, 1999:3-17.

  4. Stelling D. La mama normal: estructura, función y epidemiología. En: Powell. Enfermedades de la mama. Mosby/Doyma, 1995:3-6.

  5. Anatomía normal de la mama. En: Lanfranchi. Ecografía mamaria. Marban, 1997:13-24.

  6. Chevalier del Río M. Control de calidad en mastografía. Santiago de Compostela: Xunta de Galicia Consellería de Sanidade, Dirección Xeneral de Salúde Pública. Grafisant, 1995.

  7. Modificación a la Norma Oficial Mexicana NOM-041-SSA2-2002, para la prevención, diagnostico, tratamiento, control y vigilancia epidemiológica del cáncer de mama.

  8. Sistema de Informes. En: Ramos de la Rosa R. Sistema de Informes y Registro de Datos de Imagen de Mama. BI-RADS. Atlas de diagnóstico por la imagen de mama. Edición española. ACR, SERAM. SEDIM, 2006.

  9. Léxico de Imagen de la Mama. En: Ramos de la Rosa R. Sistema de Informes y Registro de Datos de Imagen de Mama. BI-RADS. Atlas de diagnóstico por la imagen de mama. Edición española. ACR, SERAM. SEDIM, 2006.

  10. Salvador R. Mamografía digital frente a la analógica. Rev Senología y Patol Mam, 2002;15(4):166-171.

  11. Prieto L. Ultrasonido. Métodos exploratorios: cuál, cuando y porqué. En: Prats M, Intra M. VII Curso Senología. Errores a evitar. Actualización en Patología Mamaria. Universidad de Barcelona, 2008 (On Line).

  12. 12.Morrow M. Magnetic resonance in the breast cancer patient: curb your enthusiasm. J Clin Oncol, 2008;26:352-353.

  13. 13.Hall FM, Storella JM, Silverstone DZ, et al. Nonpalpable breast lesions: Recomendations for biopsy based on suspicion of carcinoma at mammography. Radiology, 1988;167:353-358.

  14. 14.Yankaskas BC, Knelson MH, Abernethy ML, et al. Neddle localization biopsy of occult lesion of the breast. Experience in 199 cases. Invest Radiol, 1988;23:729-733.

  15. 15.Jackman RJ, Marzoni Fa, Finkelstein S, et al. Benefits of diagnosing nonpalpable breast cancer with stereotatic large-core neddle biopsy: Lower costs and fewer operations. Radiology, 1996;201:311.

  16. Lomeña F. Gamagrafía con MIBI y PET. Métodos exploratorios: cuál, cuando y porqué. En: Prats M, Intra M. VII Curso Senología Errores a evitar. Actualización en Patología Mamaria. Universidad de Barcelona, 2008 (On Line).



McGraw-Hill Interamericana Editores. Todos los derechos reservados

Añadir el documento a tu blog o sitio web

similar:

Anatomía por imagen de la glándula mamaria iconColección documento
«estampación» de la imagen, 19; Aparición a Juan Bernardino, 21; Descripción de la imagen, 22; Demasiadas incógnitas por despejar,...

Anatomía por imagen de la glándula mamaria iconEl informe Kuhn y los 10 «casualidades»
«estampación» de la imagen, 19; Aparición a Juan Bernardino, 21; Descripción de la imagen, 22; Demasiadas incógnitas por despejar,...

Anatomía por imagen de la glándula mamaria iconEjercicio 1: manejo de imagen y ajuste de imagen con texto

Anatomía por imagen de la glándula mamaria iconAnatomofisiología ocular Anatomía estructural

Anatomía por imagen de la glándula mamaria iconEjercicio para activar la glándula pineal (tercer ojo; sexto chakra)

Anatomía por imagen de la glándula mamaria iconTítulo largo: El uso de la imagen como fuente Título corto: La imagen...

Anatomía por imagen de la glándula mamaria iconEl marketing multinivel tuvo durante sus inicios un grave problema...

Anatomía por imagen de la glándula mamaria iconManual de danza jazz (con breve historia), manual de stretching, Manual de anatomía básica

Anatomía por imagen de la glándula mamaria iconSi la historia es el espejo donde las generaciones por venir han...
«Manzanares», destinada, después, a residencia veraniega de Su Señoría Ilustrísima

Anatomía por imagen de la glándula mamaria iconTaller : El cine y la imagen cientíentífica como recurso educativo...
«Las imágenes de un sueño : El crucero universitario por el Mediterráneo de 1933, un proyecto a recuperar» Prof. Natividad Araque...






© 2015
contactos
h.exam-10.com