La “tanguedia” de Kioto






descargar 217.85 Kb.
títuloLa “tanguedia” de Kioto
página4/5
fecha de publicación10.06.2015
tamaño217.85 Kb.
tipoDocumentos
h.exam-10.com > Contabilidad > Documentos
1   2   3   4   5

  • Población: La población mundial en 1992 era de unos 5.500 millones de habitantes. De estos, el 77% vivía en países en vías de desarrollo. En 2002, la población mundial ha aumentado hasta alcanzar la cifra aproximada de 6.250 millones de personas, el 80% de los cuales habita en países en vías de desarrollo

  • Bosques: En 1992, se perdían cada año 170.000 kilómetros cuadrados de bosques a causa de la intervención humana. La tasa de deforestación se ha acelerado desde 1990 y continúa en la actualidad a un ritmo de destrucción del 1% de los bosques por año, conviertiéndose en una de las principales causas de la extinción de especies animales.

  • Especies animales: En 1992, cerca de 5.000 especies se encontraban en peligro de extinción. En 2002, el número ha aumentado hasta alcanzar las 11.000 especies. Se estima que las tasas de extinción actuales entre mamíferos y pájaros pueden superar en más de 100 veces a la tasa que existiría si no hubiera actividad humana.

  • Transporte: Los vehículos a motor emiten la mayor parte de anhídrido carbónico, principal responsable del “efecto invernadero”. En 1992, había 600 millones de vehículos en circulación. En 2002, la cifra ha superado los 1.000 millones. Según la ONU, en 2020, el sector del transporte será el responsable del 92% de las emisiones del citado gas.

  • “Efecto invernadero”: En 1992, se emitían cada año 23.000 millones de toneladas de anhídrido carbónico, provenientes de su mayoría de los vehículos a motor y de las fábricas, con una concentración en el aire de 356 partes por millón. En 2002, la cifra ha aumentado hasta 375 partes por millón. Para que las emisiones se mantengan a este nivel, deben reducirse, según la ONU, hasta un 60%.

  • Agricultura: A principios de los 90, existían unos 1.500 millones de hectáreas de tierras cultivables, de los que se habían degradado 560 millones. En 2002, son 610 millones de hectáreas de tierras arables los que han quedado inutilizables a causa de la excesiva explotación.

  • Agua dulce: En 2002 existen unos 1.200 millones de personas que aún no tienen acceso al agua potable, un 20% más que en 1990. Se calcula que en la 2002 morían unos 2 millones de niños a causa de enfermedades relacionadas con el agua.

  • Pobreza: La mayoría de los factores anteriores afectan sobre todo a los pueblos pobres, que cada vez sufren más las desigualdades entre los países ricos y en vía de desarrollo. A principios de los 90, unos 2.000 millones de personas subsistían con tan sólo 2 euros por día. En 2000, el número se elevó a alrededor de 3.000 millones de habitantes, casi la mitad de la población mundial.

  • Economía Mundial: La producción mundial anual de la economía ha crecido desde los 31 billones de dólares en 1990 a los 42 del año 2000. Aunque el ingreso per cápita ha aumentado un 3% anual en 40 países desde 1990, más de 80 países tienen ingresos per cápita que son menores en 2002 de los que lo fueron en la década anterior.

  • Energía: El consumo mundial de energía ha aumentado considerablemente desde 1992 y según las previsiones, crecerá a un ritmo del 2% anual hasta el año 2020.


No va siendo hora de que nos deshagamos del término desarrollo, incluso cuando se suaviza o dulcifica en forma de desarrollo sostenible o humano?

“La nave espacial Tierra está propulsada por cuatro motores asociados y al tiempo incontrolados: la ciencia, la técnica, la industria y el capitalismo (o beneficio). El problema consiste en establecer un control sobre estos motores. Los poderes de la ciencia, de la técnica y de la industria deben ser controlados por la ética, que sólo puede imponer su control por medio de la política. La economía no sólo debe ser regulada, sino que debe tornarse plural con sus mutuas asociaciones, cooperativas e intercambios de servicios.

Así pues, el planeta necesita a la vez una política humana y una política de civilización. Pero, para eso, necesita un gobierno”…(Edgar Morin, autor de La complejidad humana, director emérito de investigación del Centro de Investigación Científica de Francia).
El arrabal nuclear

(Confieso que he pecado)
Energía nuclear: beneficio o amenaza?

La guerra aceleró su desarrollo y las ciudades japonesas de Hiroshima y Nagasaki fueron testigos de su enorme poder destructor.

La energía nuclear puede tener muchas aplicaciones positivas, pero sus efectos pueden ser devastadores y por ello el temor que genera.

Quienes la atacan ponen el acento en el hongo de una temida explosión o los accidentes en plantas nucleares.

Quienes la defienden, por el contrario, destacan sus contribuciones a la ciencia, al avance tecnológico y al desarrollo de los pueblos.

Se estima que entre un 10 y un 15 por ciento de la energía eléctrica mundial es provista por plantas nucleares.

Algunos científicos aseguran que esta “energía limpia” puede ser instrumento importante para el desarrollo de los pueblos.

A pesar de las promesas, la energía nuclear implica riesgos no sólo por sus aplicaciones militares, sino también por las consecuencias de los accidentes producidos en su utilización.

Los accidentes nucleares, como los de Chernobyl (Ucrania), Three Mile Island (EEUU) o el mas reciente de Tokaimura (Japón), han sido verdaderas advertencias de lo que puede suceder si esta energía escapa de control.

Más allá aún, los residuos nucleares son también un problema: dónde ponerlos sin que produzcan riesgos de contaminación?

Los activistas anti-nucleares han criticado enérgicamente el traslado de estos residuos, que también han sido argumento para enfrentamientos entre el norte y el sur.

Más de una vez se han denunciado los traslados de la basura nuclear hacia países en vías de desarrollo, alimentando así la polémica y los problemas políticos de la aplicación de la energía nuclear.

En la actualidad, la energía nuclear sigue siendo un tema controvertido y sus grandes promesas siguen acompañadas de grandes peligros.
El debate

Hasta qué punto los argumentos del movimiento antinuclear son racionales y hasta que punto son pasionales?

Quienes defienden a la energía nuclear afirman que sus detractores no tienen bases científicas y que los adelantos tecnológicos han logrado disminuír los riesgos en su utilización.

Los activistas anti-nucleares contestan afirmando que el factor humano sigue siendo el eslabón más débil de la cadena nuclear y que nunca se podrá evitar el riesgo.
A continuación presentaré algunos argumentos de cada una de las partes. Espero que ayuden al lector a interesarse en el debate. Al final, si llego, agregaré algunas impresiones personales. Una simplificación? Tal vez. O al menos una síntesis. Si me ponen a elegir… U otro “canto a los pájaros”, ya van tantos…
Argumentos a favor de la energía nuclear
“Bruselas y la OCDE afirman que la energía nuclear es imprescindible” (El País – 29/4/02)

La vicepresidenta de la Comisión dice que sólo la energía nuclear permite cumplir con Kioto…

La comisaria aseguró que no es posible para Europa cumplir con el Protocolo de Kioto para la reducción de emisión de gases contaminantes sin el mantenimiento de la energía nuclear…”Habrá que optar: O cumplimos con el Protocolo de Kioto y mantenemos la producción nuclear, o renunciamos a Kioto, tan sencillo como eso, enfatizó Loyola de Palacio…

Donald Johnston, secretario general de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), el club de los países más desarrollados, no tardó en respaldar a De Palacio en la necesidad de reabrir el debate sobre el uso de la energía nuclear. “Es importante tener en cuenta las ventajas de la energía nuclear. Es un recurso económico y sus efectos contaminantes son ínfimos”. Un estudio del Foro Nuclear indica que de entre las tecnologías de producción eléctrica la nuclear es la que menos emisiones de dióxido de carbono producen (0,01 gramos por kilovatio producido) frente al carbón (1.026 gramos) o el ciclo combinado (402 gramos)…
Conferencia de las Naciones Unidas sobre cambio climático COP 6

13 – 24 noviembre 2000 – La Haya

Información por: Foro Nuclear
La energía nuclear es una alternativa viable a los combustibles fósiles, ya que las centrales nucleares no emiten gases contaminantes, siendo una energía respetuosa con el medio ambiente…

El desarrollo sostenible nos plantea el reto de proporcionar al mismo tiempo desarrollo económico, calidad medioambiental e igualdad social. La sostenibilidad se debe entender como un proceso continuo que considera de forma simultánea esos tres aspectos. En el área de la política energética, esto significa un uso racional de las reservas de combustible, la generación de energía a un coste razonable, la utilización racional del suelo y la minimización del impacto sobre el medio ambiente.

Disponibilidad de Combustible

El uranio, la materia prima del combustible nuclear, se encuentra en abundancia en una serie de países políticamente estables, tales como Canadá y Australia. El volumen de combustible nuclear, su transporte, el uso del suelo, su almacenamiento y la cantidad de residuos son todos de menores proporciones que los que requieren los combustibles fósiles. La intensidad energética del uranio es muy beneficiosa desde el punto de vista medioambiental – una tonelada de uranio produce tanta energía como se conseguiría con 17.000 toneladas de carbón.

Uso del suelo

Uso comparativo del suelo con diferentes fuentes energéticas para una central eléctrica de 1.000 MW de potencia:

Nuclear 1 – 4 km2

Solar 20 – 50 km2

Eólica 50 – 150 km2

Biomasa 4.000 – 6.000 km2

Los factores de disponibilidad en el caso de las energías solar y eólica están entre 20 – 40% mientras que en el de las centrales nucleares están, como media, en 75 – 80%.

Las enormes superficies de suelo que requiere la biomasa supone que sólo se pueda utilizar a gran escala en países con una baja densidad de población y un clima favorable…

Efectos Medioambientales de los Residuos Radiactivos

Los residuos de toda actividad industrial han de ser acondicionados, tratados y almacenados sin riesgo para las generaciones presentes y futuras, así como para el medio ambiente.

Desde su origen, la industria nuclear ha gestionado los residuos con estrictos mecanismos de seguridad y responsabilidad, aplicando el criterio de “concentración y confinamiento”, frente al de “dilución y dispersión” de otras industrias…

En el proyecto ExternE, realizado por la Comisión Europea en colaboración con el Departamento de Energía de los Estados Unidos, se examinan las externalidades de las cadenas energéticas completas. Los siguientes son los resultados arrojados por el estudio, y que se presentaron como el coste de producción eléctrica en centavos de euro por kilovatio-hora.

Coste de producción eléctrica (centavos de euro/kwh)

Carbón 7

Petróleo 6

Gas 3.9

Eólica 6.2

Hidráulica 4.7

Nuclear 3.5

La industria nuclear está experimentando un dinámico desarrollo de nuevos tipos de reactores para satisfacer las necesidades futuras de expansión de la energía nuclear y de ajuste al mercado energético. Entre dichos tipos cabe citar el Reactor Europeo de Agua a Presión (EPR, en siglas inglesas) y los nuevos diseños del Reactor de Alta Temperatura (HTR, en siglas inglesas)…

Actualmente existen en el mundo 433 reactores comerciales en operación, y otros 37 en fase de construcción, lo que hace de la energía nuclear la tercera fuente mundial de generación de electricidad.

Las centrales nucleares producen hoy en día el 35% de toda la energía eléctrica que se consume en la Unión Europea. La energía nuclear supone un suministro de electricidad seguro que aporta diversidad en el suministro energético y reduce la dependencia de los combustibles fósiles, expuestos a fuertes cambios en los precios.

Cambio climático

Una cuestión clave en lo referente a la sostenibilidad es la protección del medio ambiente. En Europa, la energía nuclear supone una contribución valiosa para evitar las emisiones de gases de efecto invernadero, evitando 800 millones de toneladas de CO2 que se liberarían a la atmósfera cada año. A modo de comparación, sirva citar que el objetivo de la UE en Kioto de una reducción del 8% en la emisión de gases de efecto invernadero equivale a 400 millones de toneladas anuales de CO2.

La energía nuclear evita también la emisión de otros gases dañinos, incluídos el dióxido de azufre (SO2) y el monóxido de carbono (CO).

Las emisiones equivalentes de CO2 para todo el ciclo de combustible nuclear (desde la extracción de uranio hasta la evacuación de los residuos) oscilan entre 10 y 50 g/kwh, es decir, lo mismo que en el caso de la energía eólica. Otras cifras comparables en el caso del ciclo de combustibles fósiles están entre 450 y 1.200 g/kwh.

La energía nuclear y la hidráulica son las únicas fuentes de electricidad a gran escala, económicas y exentas de emisiones de carbono, cuya expansión puede hoy en día contemplarse a escala significativa…

Un estudio recientemente publicado, elaborado para la Dirección General de Transportes y Energía de la Comisión Europea, demuestra que la UE no puede alcanzar sus objetivos de Kioto sin contar con la energía nuclear, ni tampoco lograrlo sin construír nuevas centrales nucleares. El informe establece que la UE necesitará incrementar alrededor de 100 GW su capacidad nuclear a lo largo de los próximos 25 años para poder alcanzar sus objetivos de reducción de CO2. Esta cantidad equivale a la construcción de 100 nuevas centrales nucleares, con una potencia de 1.000 MW cada una…
Energía atómica y medio ambiente

Organismo Internacional de la Energía Atómica
En los últimos años se han profundizado los conocimientos y la ansiedad del público sobre las lluvias ácidas, el deterioro de la capa de ozono y el efecto de invernadero. Esta toma de conciencia ofrece una oportunidad sin precedentes a los miembros de la comunidad internacional para adoptar decisiones racionales y fundamentales en el debate sobre el medio ambiente.

La energía, en particular la generación de electricidad, es fundamental para el desarrollo social y económico. La utilización de la hidroenergía, del carbón, del petróleo y del gas ha ayudado a estimular el crecimiento económico y a elevar los niveles de vida de la población en el mundo entero. Sin embargo, todas las formas importantes de generación eléctrica entrañan consecuencias para el medio ambiente, a menudo con resultados sumamente negativos. La utilización de combustibles fósiles puede, según los científicos, contribuír en un 50% aproximadamente al calentamiento de la atmósfera global…

La relación entre la energía y el medio ambiente es innegable. Por lo tanto, el mundo debe examinar cuidadosamente sus opciones energéticas, siendo preciso encontrar medios alternativos que permitan reducir la influencia de los combustibles fósiles en el medio ambiente, realizando a la vez esfuerzos de conservación. La energía nuclear tiene derecho a que se la presente como una opción limpia y económica para la generación de electricidad y como un elemento que merece, entre otros, consideración cuando se examinan los medios para contribuir a un alivio de las tensiones que afectan al medio ambiente.
Las conclusiones del 14 Congreso de la Conferencia Mundial de la Energía, reunido en Montreal a fines de 1989, indican que los efectos medioambientales de las utilizaciones energéticas y la creciente demanda mundial de electricidad son razones básicas para una renovada insistencia en la energía nucleoeléctrica.
“La energía nucleoeléctrica puede ser un medio eficaz para reducir las tensiones que afectan al medio ambiente”.
Papel de la energía en la protección del medio ambiente

Si la electricidad que se generó con energía nuclear en los últimos años se hubiera producido en centrales eléctricas a carbón, se habrían originado emisiones adicionales de aproximadamente unos 1.600 millones de toneladas de CO2. Esta cantidad no es pequeña si se la compara con los 4.000 millones de toneladas que la Conferencia de Toronto sobre los cambios de la atmósfera recomendó como objetivo de las reducciones que debían alcanzarse en el año 2005.

Los desechos resultantes de la explotación de todas las centrales nucleares han originado una 7.000 toneladas de combustible gastado, cantidad pequeña en comparación con los desechos producidos por otras fuentes de energía. Si la electricidad se hubiese generado mediante la combustión de carbón, ello se habría traducido en millones de toneladas de SO2 y Nox, además de los 1.600 millones de toneladas de CO2, incluso si se hubieran producido unas 100.000 toneladas de metales pesados venenosos, incluidos arsénico, cadmio, cromo, cobre, plomo y vanadio. Estos metales son venenosos eternamente y no están aislados de la biosfera.
El Organismo Internacional de la Energía Atómica presta asistencia a sus Estados Miembros en los aspectos productivos y de servicio de las centrales nucleares para garantizar la seguridad de su administración y explotación. Por ejemplo:

  • Normas de seguridad radiológica y nuclear

  • Seguridad nuclear operacional

  • Riesgos medioambientales derivados de la producción energética

  • Gestión y evacuación de desechos radiactivos

  • Técnicas nucleares para protección del medio ambiente


El empleo de técnicas nucleares en terrenos como la agricultura, la industria y la investigación contribuye a los objetivos medioambientales. A continuación se dan algunos ejemplos de actividades del OIEA en estas esferas:

  • Fertilidad del suelo y cultivos agrícolas

  • Riego

  • Fitotécnica

  • Lucha contra plagas

  • Plaguicidas

  • Hidrología

  • Proyecto del Amazonas


El Laboratorio del Organismo en Seibersdorf facilita apoyo en aspectos científicos y de investigación a los países en desarrollo que lo solicitan…

El Laboratorio del Organismo en Mónaco realiza por ejemplo estudios de radiactividad en el medio ambiente marino…

El Centro Internacional de Física Teórica de Trieste ayuda a fomentar investigaciones y estudios avanzados en ciencias físicas y matemáticas…
Electricidad y calidad de vida con energía nuclear

Santiago San Antonio. Ingeniero Industrial. Director del Foro de la Industria Nuclear Española.
La población mundial durante los próximos cincuenta años se duplicará…Con las previsiones actuales de crecimiento de la demanda de energía, el aumento de emisiones de CO2 será superior al 70% a menos que se actúe con nuevas políticas de ahorro energético y el uso de energías no emisoras de gases de efecto invernadero…
El sector energético juega un papel importante en las estrategias para evitar el cambio climático. Las centrales nucleares no producen CO2. Un hecho importante a destacar es que las centrales nucleares evitan la emisión de 2.300 millones de toneladas de CO2 anuales a la atmósfera, contribuyendo con ello a limitar el efecto invernadero, y a la conservación del medio ambiente.
El uranio utilizado como combustible nuclear, cuenta con abundantes reservas y no se conoce para este combustible otro uso comercial…El combustible supone un 15% del coste de producción de la energía nuclear. En cuanto a la eficiencia del combustible, se puede comparar la electricidad que produce un kilo de uranio con la electricidad que producen otras fuentes de energía. Así mientras con un kilo de uranio se producen 50.000 kwh de electricidad, con un kilo de petróleo se producen 4 kwh y con un kilo de carbón tan sólo se alcanzan los 3 kwh.
Los residuos y su tratamiento

La generación de residuos está intrínsecamente unida a cualquier proceso industrial en el que se efectúe una transformación de materia prima…

En el caso de los residuos nucleares, la percepción de peligrosidad es muy grande comparada con la correspondiente a otros residuos industriales. En cuanto al volumen, la producción de residuos como consecuencia de la industria nuclear supone sólo un 0,6% de todos los residuos tóxicos y peligrosos producidos en España…

Los detractores de la energía nuclear no cuestionan la seguridad de las centrales nucleares occidentales, sino que han orientado sus críticas hacia los residuos generados por la industria nuclear, básicamente hacia la duración de los mismos y su tratamiento…

La tecnología ha avanzado y ha conseguido el conocimiento necesario para la construcción de almacenes definitivos de materiales radiactivos y técnicas de reducción de los mismos. La puesta en marcha de la tecnología depende de la aceptación pública y política. En la actualidad, la mayor dificultad de la industria nuclear es conseguir el beneplácito y confianza de la sociedad…
No sólo para producir electricidad

Algunas aplicaciones de la energía nuclear que se están utilizando con resultados muy positivos son las siguientes:

  • Desalación del agua de mar

  • Búsquedas de minas terrestres con fines humanitarios

  • Tecnología nuclear para curar y diagnosticar

  • Combatir plagas y mejorar la calidad de los alimentos

. Control de plagas de insectos por la técnica de insectos estériles

. Mejora de las variedades de cultivo por selección de mutantes

. El proceso de fijación biológica del nitrógeno

. Las sondas neutrónicas para medir la humedad y aprovechar al máximo los recursos hídricos

. Conservación de alimentos por técnicas nucleares
Argumentos en contra de la energía nuclear
Qué pasó con la energía nuclear en Kioto?

Greenpeace
Un gran número de delegados pro-nucleares han intentado boicotear el Protocolo de Kioto, en cada una de las Cumbres, tratando de que la energía nuclear fuese incluída en la lista de medidas del Mecanismo para un Desarrollo Limpio (MDL). Su objetivo era que los países desarrollados puedan descontarse emisiones de CO2 invirtiendo en la construcción de centrales nucleares en los países en vías de desarrollo, pero la energía nuclear ha sido excluída de entre las políticas y medidas propuestas para combatir el cambio climático (Articulo 2 del Protocolo de Kioto).
La inclusión de la energía nuclear dentro del Mecanismo para un Desarrollo Limpio era un grave error. No sólo porque se trataba de una nefasta manera de permitir la transferencia de tecnología sucia, peligrosa y obsoleta a los países en desarrollo (que hubieran tenido que cargar con los problemas derivados de los residuos radiactivos, con riesgo de accidentes nucleares…), sino porque además, debido a su excesivo coste económico, ya que absorbe los recursos económicos necesarios para las energías renovables y la eficiencia energética.
Está probado que las inversiones para promover la eficiencia energética son siete veces más efectivas que las dirigidas a la energía nuclear a la hora de combatir el cambio climático…

También está demostrado que la energía nuclear emite mas CO2 por unidad de energía producida que cualquiera de las energías renovables. Si bien es cierto que la fisión del uranio en si misma no produce emisiones de CO2, al lobby nuclear se le olvida contar que en el ciclo nuclear completo (conjunto de actividades desde la minería del uranio hasta el desmantelamiento de los reactores) si provocan significativas emisiones de CO2…
Un gran fracaso…la energía nuclear

Greenpeace
La energía nuclear es uno de los errores tecnológicos, medioambientales, económicos y sociales más graves de nuestro tiempo.

La catástrofe humana y medioambiental de Chernobyl (26 de abril de 1986) demostró sin lugar a dudas que la energía nuclear es muy peligrosa y que las consecuencias ecológicas, sanitarias y económicas de una catástrofe nuclear son elevadas.

La cantidad de radiactividad liberada fue unas 200 veces mayor que la desprendida conjuntamente por las bombas lanzadas en 1945 por EEUU en las ciudades japonesas de Hiroshima y Nagasaki.

La nube radiactiva, impulsada por el viento, contaminó grandes áreas de Bielorrusia, Ucrania, Rusia, amplias zonas de Asia y la mayor parte de Europa, sin respetar fronteras.

Naciones Unidas calcula que el área contaminada radiactivamente es de 160.000 km2…Las víctimas mortales ya se cuentan por decenas de miles…
Qué energía frente al cambio climático?

Christine Laurent, periodista francesa especializada en medio ambiente.
La industria nuclear afirma ser una solución al problema del calentamiento climático, pero, examinados a fondo, sus argumentos no se sostienen.

Desde hace algunos años, la industria nuclear le ha encontrado nuevas virtudes ecológicas a sus actividades. Ha elaborado otros procedimientos de seguridad para sus centrales eléctricas, concebido una tecnología que torna sus desechos inofensivos? Ha creado reactores que impiden el reciclaje del átomo con fines militares? No. Sencillamente, esta fuente de energía que despide poco CO2 constituye al parecer un arma eficaz contra el calentamiento climático. Formulado a fines de los años ochenta, cuando el fenómeno era aún discutible, este argumento se esgrime hoy en todos los círculos…
Según un informe reciente redactado por el francés Georges Charpak, premio Nobel de Física en 1992, “si en China prosigue el desarrollo industrial al ritmo actual, en 2050 ese país emitirá una cantidad de gas carbónico ocho veces superior a la que despide hoy todo el mundo industrializado”.

Los chinos, los indios, los africanos pueden aspirar a una vida decente en las que los bebés no mueran por beber agua no potable, y los niños vayan a la escuela por la mañana y encuentren por la tarde un hogar con electricidad?…

En este contexto, la energía nuclear aparece como una solución sencilla, eficaz y tanto más atractiva cuanto que no compromete el modo de desarrollo de nuestras sociedades…
Pero la energía nuclear produce también cantidades de desechos radiactivos difícilmente controlables. Desde la catástrofe de Chernobyl, en 1986, casi todos los países industrializados han congelado sus programas atómicos.

Actualmente, la energía nuclear sólo encuentra partidarios en Asia (en especial Japón, Corea y, en menor medida, en China e India) y en los países del Este. En el año 2000, en Norteamérica y Europa no había ningún reactor ni en construcción, ni encargado, ni programado. En EEUU, la última vez que se encargó un reactor fue en 1973 y en Europa en 1980…

Globalmente, la energía nuclear sólo representa 2,5% de la demanda final de energía del planeta, pero en cambio 17% de la electricidad, con notables disparidades entre los países en los que la proporción oscila entre 5%, (como Brasil, China, la India, Kazajstan, los Países Bajos, o Pakistán), y más de 50%, como Francia, Bélgica o Lituania…
EEUU alberga 5% de la población mundial, genera 25% de las emisiones de CO2 y produce 29,4% de la electricidad de origen nuclear. En el extremo opuesto, en China, esos porcentajes ascienden respectivamente a 21,5% (población), 13,5% (emisiones de CO2) y 0,6% (nuclear)…
La energía nuclear hoy

Francisco Castro. Comisión de Energía de Ecologistas en Acción
El carácter radiactivo de los residuos y los riesgos asociados a la energía nuclear despiertan recelo y rechazo entre la población. Además las centrales nucleares conllevan una falta absoluta de autonomía de la ciudadanía y una fuerte dependencia tecnológica. La respuesta a los problemas de energía no está en la energía nuclear –en franco declive en la actualidad- sino en las renovables.
Se puede decir sin pecar de alarmismo que la humanidad en su conjunto se encuentra en una encrucijada: ha de definir en estos años el modelo energético del futuro. Las fuentes de energía que se han utilizado de forma masiva durante el siglo XX y, algunas de ellas, durante parte del XIX, se han revelado como fuertemente impactantes para el medio, su uso es insostenible y no es generalizable al conjunto de la humanidad. Los combustibles fósiles, la gran hidroeléctrica y la nuclear han venido suministrando casi la totalidad de la energía consumida en el mundo. A estas fuentes convencionales habría que añadir la biomasa, que se consume de forma muy extendida en el tercer mundo.

El uso de estas energías implica una serie de impactos ambientales que aconsejan un profundo cambio del modelo energético en que se basa nuestra forma de vida: el cambio climático, las lluvias ácidas, los residuos y accidentes nucleares o la inundación de valles enteros por las grandes presas. A los impactos ambientales hay que sumar la escasez de las fuentes: el gas y el petróleo se agotarán en unas decenas de años y el carbón en unos cientos de años. Asimismo el uranio se agotará en unas decenas de años al actual ritmo de consumo…

Se hace, pues, perentorio apostar por otras fuentes de energía…

En los próximos 10 años es casi seguro que no se va a invertir la tendencia al declive de la energía nuclear…La reducción de costes mediante la relajación de las medidas de seguridad es una condición indispensable para que los inversores se decidan. Sin embargo no es fácil que nadie se atreva a dar pasos en este sentido. Mas probable que se proceda al desarrollo de nuevos modelos de reactor en que la seguridad se intente alcanzar con menos costes económicos. En este sentido existen dos líneas de investigación que todavía no han dado frutos pero que sostienen la esperanza de la energía nuclear: los reactores avanzados, sobre los que se investiga en Europa, y los reactores de seguridad pasiva, que son en su mayoría proyectos de los EEUU.

La opinión pública debería cambiar sustancialmente para reducir el coste político del relanzamiento de la energía nuclear. Aquí radica la importancia del trabajo de los agentes sociales antinucleares, sean ecologistas, políticos o agentes económicos que apuestan por el desarrollo de otras fuentes de energía más respetuosas con el medio ambiente y que permitan un desarrollo social autónomo y menos dependiente de los poderosos agentes económicos que apoyan la energía nuclear.

En todo caso, aunque finalmente la industria nuclear consiguiera vencer estos dos serios impedimentos, todavía quedaría por resolver el grave problema de los residuos radiactivos. A pesar de las enormes inversiones en investigación durante los más de 50 años de existencia de la energía nuclear, nadie ha dado con una respuesta satisfactoria.
Es barata la energía nuclear? Para quiénes?

www.nodo50.org
La falacia de la competitividad de la energía nuclear

La industria nuclear ha tenido más de 50 años para demostrar su afirmación de que su energía es segura, limpia y barata, y sin embargo ha fracasado en todo. Lejos de producir una electricidad que fuera “demasiado barata para medirla”, los costes medioambientales y económicos de la energía nuclear han hecho de esta un auténtico fiasco económico.

Reflejo de ello son las conclusiones a las que ha llegado el mundo de los negocios y de la banca internacional sobre la energía nuclear:

  • Según la revista de negocios americana Forbes: “El fracaso del programa nuclear de Estados Unidos se considera como el mayor desastre empresarial de la historia de los negocios” (Cook. J. -1985 – Nuclear Forbes – 11/2/1985)

  • Por otra parte, resulta evidente que no resulta atractivo financiar proyectos nucleares. En particular, el Banco Mundial afirma: “Otorgar un préstamo bancario al sector energético requiere una revisión de las políticas, las instituciones y las inversiones del sector. Las centrales nucleares en el sector energético no serían económicas; son un enorme despilfarro” (N. del T.: “They are large white elephants”, en el original) (World Bank – 1992 – Guideline for Environmental Assessment of Energy and Industry Projects – World Bank technical paper N. 154/1992 – Environmental Assessment Sourcebook – Vol III)

  • Aún más, el Banco de Desarrollo Asiático señala: “El Banco es muy consciente de este trasfondo (en energía nuclear), y no se ha visto involucrado en la financiación de proyectos de generación con energía nuclear en los países en desarrollo debido a un cierto número de preocupaciones. Estas preocupaciones, incluyen temas relativos a la transferencia de tecnología nuclear, limitaciones de adquisición, riesgos de proliferación, restricciones de adquisición y disponibilidad de combustible y aspectos de seguridad y medioambientales. El Banco mantendrá esta política de no involucrarse en la financiación de proyectos de energía nuclear” (Asian Development Bank – 1995 – Bank Policy for Energy Sector – May 1995)


Las centrales nucleares no sólo son peligrosas, sino que además son una de las formas de generar electricidad menos rentables que existen. El tiempo se ha encargado también de revelar el gran fracaso económico de la energía nuclear, una de las más caras y subvencionadas que existen, incluso sin incluir en el cálculo del precio del kilovatio-hora nuclear toda la serie de costes externos que esta energía conlleva: gestión de residuos radiactivos, desmantelamiento de las centrales, responsabilidad en caso de accidente nuclear –tratamientos y compensaciones a los afectados, daños a actividades económicas (agricultura, ganadería, turismo…), y al medio ambiente, etc.-, entre otros.

Por otra parte, las centrales nucleares son muy contaminantes, y durante su funcionamiento normal polucionan el medio ambiente con sus emisiones radiactivas líquidas y gaseosas, y producen una gran cantidad de residuos radiactivos, generando un problema que no tiene solución.
Accidentes en centrales BWR
Accidentes en la Vasija de Presión

  • Humbolt Bay (California, USA) Reactor BWR septiembre 1965 – Fisuras en las vainas de combustible con descargas radiactivas prolongadas.

  • Lagoona Beach (Michigan, USA) 5/10/66 – Desprendimiento de las vainas de Zircaloy impidiendo la circulación del refrigerante. Calentamiento excesivo del corazón del reactor. Se evita el desastre gracias a la sangre fría de un técnico.

  • Grenoble (Isère, Francia) 7/11/67 – Se funde una vaina de combustible con desprendimiento de 55.000 curios, de los cuales 2.000 van a la atmósfera…por la chimenea.

  • Lucens (Suiza) 21/1/69 – Ruptura de varias vainas de combustible. Recalentamiento del reactor. Dispersión de agua contaminada en la capa freática.

  • Saint Laurent dex Eaux (Francia) 17/10/69 – Principio de fusión de varios cartuchos de combustible.

  • Vermont (USA) Reactor BWR 15/1/73 – Fisuras en las vainas de combustible escapándose 100 veces la dosis limite de radiactividad. El 7/17/73 se produce un recalentamiento del reactor a causa de un error humano en la manipulación de las barras de control.

  • San Onofre (California, USA) 22/10/73 – Recalentamiento y paro del reactor. Inundación de la central a consecuencia de la puesta en marcha repentina del sistema de refrigeración de socorro.

  • Savannah River (Carolina del Sur, USA) 2/5/74 – Fuga en la canalización del reactor. Una nube de Tritio radiactivo se pasea por encima de la región.

  • Pickering (Ontario, Canadá) 10/8/74 – Fuga de 2 Tm de agua pesada radiactiva; se observan más de 100 fisuras en las vainas de Zirconio del combustible.

  • Tarapur (India) abril 1975 – Se producen fugas radiactivas a causa de defectos en las vainas de combustible.

  • General Electric – A causa de los accidentes en reactores BWR, esta multinacional, ha cambiado 6 veces el diseño de la estructura de la vasija.


El 24 de septiembre de 1974 la Comisión de la Energía Atómica (AEC) de los EEUU, toma la decisión de parar totalmente 18 reactores BWR por la cantidad de accidentes, problemas y defectos que se observan en muchos de ellos.

Un alto cargo de la AEC (Carl Hovecar), experto en seguridad, dimitió y dijo: “En vez de palabras tranquilizadoras que la AEC da al público mal informado e inducido a error, los EEUU deberían decretar la prohibición de construir centrales nucleares, dados los problemas de seguridad que plantean”.

Ese mismo año, el gobierno inglés manifiesta la decisión de no autorizar la instalación en su suelo de ningún reactor BWR.
Accidentes en el Pozo Seco

  • Wurgassen (RFA) Reactor BWR 12 a 17 de abril de 1972 – Una válvula de alivio se enclava, y se derraman 200 Tm de vapor en el Pozo Seco. El agua sube a 95º C y el vapor rompe la estructura. 1.000 Tm de agua radiactivada que estaban recogidas son derramadas al Río Weser.


Accidentes en los circuitos de refrigeración

  • Lingen (RFA) Reactor BWR 7/8/69 – A consecuencia de fugas en el circuito de refrigeración el agua del Río Ems se hace radiactiva.

  • Dresden 2 (Chicago, USA) Reactor BWR 5/6/70 – Una apertura incontrolada de las válvulas de presión y fallos en los instrumentos de control hizo que el agua de refrigeración apareciera y desapareciera del reactor y las tuberías de forma aberrante. Fuerte desprendimiento de vapor y gases a la atmósfera con concentraciones de lodo-131 superiores en 100 veces a las permitidas.

  • Lillstone I Reactor BWR (Connecticut, USA) 17/3/73 – Se descubren numerosas fisuras en los circuitos de refrigeración.

  • Wurgassen (RFA) Reactor BWR 4/3/74 – Se observan violentas vibraciones en las turbinas. Varios álabes se rompen.

  • Quand Cities 2 (Illinois, USA) Reactor BWR – El 4/3/74 los filtros de gas radiactivo se deterioran a causa de una explosión. El 11/7/74 se produce rotura en una válvula del circuito primario de refrigeración y se produce fuga de vapor radiactivo a la atmósfera.

  • Grundremmigen (RFA) Reactor BWR 19/11/75 – Era la más fiable de las centrales alemanas, en la que se habían hecho la mayoría de los test de seguridad de la industria nuclear. Ese día un chorro de vapor mata a 2 obreros. Se guarda secreto sobre la radiactividad emitida, pero a los muertos se les entierra en ataúdes de plomo de 1 Tm.

  • Japón 8/1/75 – El gobierno toma la decisión de parar totalmente 23 reactores BWR por los problemas que plantean.

  • Three Mile Island (Harrisburg, USA) 28/3/79 – El fallo en varias bombas del sistema de refrigeración y el enclavamiento de dos válvulas del circuito secundario provoca un recalentamiento del núcleo del reactor produciéndose la tan temida burbuja de hidrógeno. Esta burbuja y la carrera contra reloj para evitar que llegase suficiente oxígeno para producir una explosión, tuvieron en vilo al país durante varios días. Aún sin llegar al caso de Chernobil, se desprendió una nube radiactiva que afectó a 36 km en torno a la central. Cerca de 200.000 personas fueron evacuadas. En diciembre del 85 tuvo lugar otra fuga radiactiva.

  • Chernobil (Ucrania, URSS) 25/4/86 – El reactor estaba parado y en reparación. Las 180 barras de control estaban totalmente introducidas. Pero el agua de refrigeración debía seguir fluyendo ya que los productos de fusión de Uranio siguen produciendo calor por su desintegración. Ese día falló el sistema de refrigeración; por una avería en el suministro de energía eléctrica no funcionaron las 8 bombas de agua. La conexión con la red principal y los generadores de emergencia también fallaron. La temperatura del reactor fue aumentando y con ella la del agua. Cuando llegó a 700º C reaccionó con el Zirconio de las vainas de combustible desprendiendo Hidrógeno. A los 1000º C se derritió el Uranio de las barras, y el vapor sobrecalentado y a gran presión rompió las paredes del reactor. El Hidrógeno reaccionó con el Oxígeno del aire y se produjo una gran llamarada de varias decenas de metros que incendió el grafito que aquel reactor utilizaba como moderador. Mientras el Uranio fundido se hundía en el suelo, las llamas provocaban una nube radiactiva que aterrorizó a media Europa. Se calcula que entre cánceres mortales, no mortales y leucemias, morirán 1.000.000 personas en Europa.


Pasados 13 años del desastre, otro accidente –esta vez en la planta de Tokaimura, Japón- volvió a recordar los peligros de la energía nuclear.
Accidentes en las piscinas de enfriamiento

  • Grenoble (Isère, Francia) 19/7/74 – Vertido accidental de antimonio radiactivo en la piscina (2.500 curios). Se desprende una ratividad 4 veces superior a la normal.


10 razones 10 para cerrar las centrales nucleares

www.pangea.ro


  1. Contaminación radiactiva cotidiana

Incluso si pudieran funcionar sin accidentes ni incidentes de ningún tipo, cualquier central nuclear emite isótopos radiactivos tanto a la atmósfera como al caudal de agua que la refrigera.

  1. Residuos

El uso de la fisión nuclear como combustible para la generación térmica de electricidad produce una gran cantidad de desechos radiactivos (una central de 1000 MW genera anualmente unas 25 toneladas de material irradiado, entre ellas 200 kg. De plutonio), cuya radiactividad decaerá considerablemente sólo después de varios siglos si no milenios.

III Riesgos

La peligrosidad de la industria nuclear, y la estrecha unión que siempre ha tenido con los usos

militares

IV Proliferación de armamento nuclear

V Accidentes

VI Duración de las centrales

Las propias centrales nucleares se convertirán en inmensos residuos una vez agotada su vida útil

de veinte a treinta años

VII El uranio es un recurso limitado

VIII Negocio ruinoso

IX Existen alternativas

X Energía antidemocrática
La energía nuclear no es la solución
WWF/Adena defiende que las únicas soluciones posibles y necesarias para la lucha contra el cambio climático son la mejora de la eficacia de nuestras industrias, el ahorro energético y las energías renovables.
Razones que respaldan la imposibilidad de esgrimir la Energía nuclear como solución al cambio climático:


  • Es peligrosa, y los residuos radiactivos son difíciles de eliminar (triste legado para las generaciones futuras- no parece muy sostenible).

  • Es muy cara si se internalizan todos los costes de construcción, gestión de los residuos, vigilancia, etc. Si de la reducción de emisiones como tantas veces se dice es un asunto económico, las centrales nucleares desde luego no son la solución.

  • Las reservas de Uranio de que se disponen con cierta facilidad para alimentar a las centrales nucleares no superan las 2.525.000 Tm de Uranio, lo que supone la energía eléctrica consumida por el mundo en dos años y medio. Es decir, que la energía nuclear sólo podría retrasar apenas unos años la toma de soluciones reales al problema del cambio climático.

  • La construcción de nuevas centrales requiere de un largo período de tiempo (10 años aproximadamente), por lo que tampoco podrían ser la solución a un problema que requiere ser abordado ya.

  • La Comisión Europea mantiene que se pueden conseguir los objetivos de Kioto sin la Energía nuclear. De hecho países como Alemania, Reino Unido y Suecia están reduciendo sus emisiones sin tener que echar mano de la energía nuclear.


Por qué frente a tal evidencia, algunos políticos se empeñan en proponerla, como solución?

Algunos países en desarrollo y con graves déficits de democracia ven en la industria nuclear una forma de desarrollo pomposo, moderno y, tristemente, un trampolín para el desarrollo de armamento nuclear.

En el mundo occidental son otros los intereses. Por un lado, el absurdo intento de dilatar la puesta en marcha de verdaderas y comprometidas soluciones, y por otro, el beneficiar aún más al fuerte lobby de la industria nuclear que quiere amortizar todavía más las centrales nucleares ya instaladas contra la salud, el bolsillo y la lógica del resto de la población.
Activistas anti-nucleares

(Sucedió en el Siglo XX)

La Guerra Fría y la carrera armamentista impulsaron al movimiento antinuclear, que evolucionó hasta exigir la desaparición de esta fuente de energía no sólo del campo militar, sino de toda actividad humana.

De hecho, este movimiento se entremezcló con los pacifistas y puede ser considerado como el embrión de los movimientos ecologistas. Los críticos de la energía nuclear nacieron con la aparición misma de esta fuente. Hombres de la talla de Albert Einstein o Bertrand Russel estuvieron en estas filas. Después de que EEUU lanzara la bomba atómica sobre Hiroshima y Nagasaki, Einstein llegó a decir que si hubiera sabido que sus teorías iban a conducir a ese poder destructivo se hubiera dedicado a relojero. Russel, por su parte un pacifista apasionado, fue uno de los fundadores de la Campaña para el Desarme Nuclear (CND), una organización nacida en 1958 que aboga por la abolición de las armas atómicas.

La década de los años 70 dio más impulso al movimiento, que pasó de la oposición a las armas atómicas al rechazo de la energía nuclear como fuente de poder…

1   2   3   4   5






© 2015
contactos
h.exam-10.com