Aunque a algunos les costará creerlo, hubo un tiempo en el que en Madrid no existía el Santiago Bernabéu ni el Calderón y no se hablaba de fútbol en los bares






descargar 23.15 Kb.
títuloAunque a algunos les costará creerlo, hubo un tiempo en el que en Madrid no existía el Santiago Bernabéu ni el Calderón y no se hablaba de fútbol en los bares
fecha de publicación18.07.2016
tamaño23.15 Kb.
tipoDocumentos
Aunque a algunos les costará creerlo, hubo un tiempo en el que en Madrid no existía el Santiago Bernabéu ni el Calderón y no se hablaba de fútbol en los bares sino de hípica, toros... y pelota. Los Cristiano Ronaldo del momento eran PortalChiquito de Abando o Elícegui. «Cada semana se inaugura un nuevo frontón y todos los días se dan detalles de los infinitos que están en obra», recogía un artículo en Blanco y Negro. Los cuatro frontones largos de la capital, el Euskal Jai, el Jai Alai, el Fiesta Alegre y el Beti Jai, sumaban 12.000 localidades con función diaria para una población madrileña que a finales del siglo XIX y principios del XX no superaba el medio millón de habitantes.

«Era como tener cuatro equipos como el Real Madrid, con cuatro campos y partido todos los días», afirmaFernando Larumbe, campeón del Mundo de Pelota en los años 70, que conserva en su casa una de las mayores bibliotecas sobre este deporte, si no la mayor. Larumbe evoca aquella década prodigiosa de la pelota en Madrid, entre 1887 y 1905, y el desarrollo del remonte por el pamplonés Juanito Moya, que revolucionaría el mundillo al lograr extender la pelota más lejos y a mayor velocidad. Los puristas reivindicaban entonces el «joko garbi» o juego limpio, basado en una cesta menor usada hasta entonces.

Hoy solo queda en pie en pleno centro de Madrid el Beti Jai, aunque en lamentables condiciones. Construido en 1893 en el número 7 de la calle del Marqués de Riscal, fue conocido como el «Vaticano de la pelota» o «la Capilla Sixtina de los frontones», por su amplia ancha y sus palcos de estilo mudéjar y contaba con el primer marcador eléctrico. El partido dePortal y Pasieguito contra Beloqui y Tandilero inauguró en 1894 esta «¡Institución sagrada que subsistirá incólume aunque vinieran otra vez los sarracenos!», como narraba entonces el diario El Liberal.

Más de un siglo después, el Ayuntamiento de Madrid ha anunciado que expropiará el inmueble que fue declarado Bien de Interés Cultural en febrero de 2010. Se abre ahora la oportunidad de rescatar el frontón del olvido en el que se fue sumiendo desde 1919... y recuperar el juego de la pelota, con la vista puesta en la candidatura olímpica de Madrid 2020.

Una oportunidad histórica


«Es la instalación deportiva más antigua de España, única de esta categoría monumental en Madrid, en Europa y en el mundo», destaca Larumbe, para quien el Beti Jai constituiría una gran baza de imagen y prestigio para Madrid 2020: «Es tradición, la espectacularidad de la pelota la tienes garantizada y se podría convertir en un gran espacio polideportivo donde cabrían además otros deportes olímpicos».

Los miembros de la Plataforma Salvemos el Beti Jai se reunieron con los miembros de infraestructuras de la candidatura el pasado 20 de marzo para pedir su inclusión y recordar que el madrileño Francisco Villota Baquiola ganó la primera medalla olímpica en los Juegos de París en 1900 y también estuvo presente en los Juegos Olímpicos de Barcelona '92, donde fue deporte de exhibición.



ABC

El Beti Jai, hoy en ruinas

Rafael Araujo quedó campeón de pala corta en las olimpiadas de Barcelona y como arquitecto asesoró al equipo de arquitectos encargado de los frontones que se utilizaron en el Vall d'Hebrón. Miembro de laFederación Internacional de Pelota Vasca (
FIPV), es un firme defensor de la recuperación del Beti Jai. «Es una oportunidad histórica de recuperar un gran legado. Esta última joya no debe caer», subraya Araujo, que como arquitecto cree que el frontón, de 70 metros, «se podría adecuar» al reglamento actual de la pelota que fija 54 metros para la cesta punta y el remonte y utilizarse además para otros usos.

«Los pasos hay que darlos ahora» para que el Beti Jai y la pelota se integren en el proyecto de la candidatura, insta el encargado del área de instalaciones en la FIPV. La Federación Internacional ha puesto en marcha el proyecto Frontón 2020 para difundir la pelota en todo el mundo y consolidarla como deporte olímpico.

Desde la candidatura olímpica muestran su apoyo en la defensa del Beti Jai y aseguran que estudiarán el tema de su inclusión en el seno de la candidatura para ver si es factible, aunque el proceso de Madrid 202o se encuentra aún en fase inicial y antes del «corte» de mayo será complicado.

Francisco García Clérigo, de la Federación Madrileña de Pelota, se une a las voces que claman por salvar el Beti Jai para el deporte. «Sería muy interesante porque además de que es un monumento histórico, con sus 70 metros de cancha se podrían practicar todas las modalidades de pelota con un rebote móvil, se podría jugar desde cesta punta, a pala o frontenis». Y añade García Clérigo: «Se podría convertir en una instalación deportiva emblemática para Madrid, como una Caja Mágica, pero con más superficie de suelo».

Madrid y la pelota vasca


La ciudad de Madrid cuenta actualmente con cinco frontones cubiertos en la Elipa, el Triángulo de Oro, la Ciudad Universitaria, la Escuela de Ingenieros y las instalaciones de Puerta del Hierro. Existen 40 clubes de los cuales 32 son de frontenis, seis de pelota mano y dos de pala. La Federación Madrileña ha otorgado este año unas 1.200 licencias de todas las modalidades, en su mayoría de frontenis.

«A nivel aficionado, la pelota se ha mantenido», afirma García Clérigo, que fue subcampeón de España de frontenis. «Raro es el pueblo de Madrid que no tiene frontón», argumenta. Hoy los hermanos Juan y Eufemio Labradas, de Colmenar, disputan los campeonatos de España y también representación madrileña en paleta cuero en sub-18 y sub-22, aunque su categoría estrella es el frontenis, con nombres como Álvaro Fernández Quijo, Fran Girón o Iván Giménez.

Fernando Larumbe observa una retracción en la ciudad de Madrid desde el cierre del Frontón Madrid y antes el Recoletos. Pero mantiene su fe: «Cuando me preguntan si hay afición para llenar de nuevo el Beti Jai siempre respondo: si se rehabilita quizá se vuelva a poner de moda la pelota vasca».

Añadir el documento a tu blog o sitio web

similar:

Aunque a algunos les costará creerlo, hubo un tiempo en el que en Madrid no existía el Santiago Bernabéu ni el Calderón y no se hablaba de fútbol en los bares iconEl fútbol sala o fútbol de salón nació en Uruguay en 1930. Cuando...

Aunque a algunos les costará creerlo, hubo un tiempo en el que en Madrid no existía el Santiago Bernabéu ni el Calderón y no se hablaba de fútbol en los bares iconSinopsis dos hombres mayores despiertan en una sala de un hospital...

Aunque a algunos les costará creerlo, hubo un tiempo en el que en Madrid no existía el Santiago Bernabéu ni el Calderón y no se hablaba de fútbol en los bares iconA finales del siglo XIX, el fútbol era un nuevo deporte que lentamente...

Aunque a algunos les costará creerlo, hubo un tiempo en el que en Madrid no existía el Santiago Bernabéu ni el Calderón y no se hablaba de fútbol en los bares icon1. conservas y encurtidos paraíSO
«Heterocigóticos», los llamaban los médicos. Nacidos de óvulos distintos, aunque fertilizados al mismo tiempo. Estha, Esthappen,...

Aunque a algunos les costará creerlo, hubo un tiempo en el que en Madrid no existía el Santiago Bernabéu ni el Calderón y no se hablaba de fútbol en los bares iconAunque en la historia del hombre muchos son los juegos que tienen...

Aunque a algunos les costará creerlo, hubo un tiempo en el que en Madrid no existía el Santiago Bernabéu ni el Calderón y no se hablaba de fútbol en los bares iconAunque en la historia del hombre muchos son los juegos que tienen...

Aunque a algunos les costará creerlo, hubo un tiempo en el que en Madrid no existía el Santiago Bernabéu ni el Calderón y no se hablaba de fútbol en los bares iconAunque en la historia del hombre muchos son los juegos que tienen...

Aunque a algunos les costará creerlo, hubo un tiempo en el que en Madrid no existía el Santiago Bernabéu ni el Calderón y no se hablaba de fútbol en los bares iconEsto es una muestra de lo que hubo, un listado de desalojos a casas...

Aunque a algunos les costará creerlo, hubo un tiempo en el que en Madrid no existía el Santiago Bernabéu ni el Calderón y no se hablaba de fútbol en los bares iconLa isla de chelo
«las putas de los rojos». Del mismo modo que les era negado el carácter político de su compromiso y a la vez la belleza de sus sentimientos,...

Aunque a algunos les costará creerlo, hubo un tiempo en el que en Madrid no existía el Santiago Bernabéu ni el Calderón y no se hablaba de fútbol en los bares iconCuando el profesor Santiago Delgado me invitó a que les dirigiera...






© 2015
contactos
h.exam-10.com