La casta de los banqueros ¿Los mejores talentos? (Historias de los “cienmanos”)






descargar 0.71 Mb.
títuloLa casta de los banqueros ¿Los mejores talentos? (Historias de los “cienmanos”)
página4/15
fecha de publicación06.07.2015
tamaño0.71 Mb.
tipoDocumentos
h.exam-10.com > Derecho > Documentos
1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   15
8/2/09)

En vista del creciente interés mundial sobre qué papel jugaron los bancos en la actual crisis económica, el Tesoro de Gran Bretaña lanzará un estudio independiente para examinar cómo se administran esas instituciones financieras y cómo se les paga a sus ejecutivos.

Uno de los temas clave del estudio será hasta qué punto los incentivos monetarios animan a los banqueros a tomar riesgos.

El ministro de Finanzas, Alistair Darling, dijo entender el malestar del público por los excesos de las bonificaciones de los bancos y advirtió que sus directores deberían actuar responsablemente.

Los bancos británicos, muchos de los cuales recibieron grandes sumas de dinero de los contribuyentes, están a punto de anunciar el nivel de bonificaciones que distribuirán entre sus empleados.

Se informa que uno de estos, el Banco Real de Escocia (RBS, por sus siglas en inglés), prepara un pago de unos US$ 1.500 millones en bonificaciones apenas meses después de recibir un enorme paquete de ayuda de las arcas públicas.

El RBS confirmó que estaba en conversaciones con el gobierno sobre las bonificaciones, aunque no dio detalles sobre las cifras.

Añadió que tenía obligaciones contractuales con muchos de sus ejecutivos pero que, al mismo tiempo, intentaba hacer lo correcto.

Siguiendo el ejemplo

John McFall, parlamentario laborista y presidente de la Comisión del Tesoro de la Cámara de los Comunes, recibió la medida con beneplácito.

“Hay algunas personas en el sector financiero que creen que pueden mantener un bajo perfil por unos años y reanudar las prácticas de antaño. Creo que hemos tenido una experiencia tan catártica que no se puede volver al estándar del pasado”, afirmó.

El corresponsal de asuntos económicos de la BBC, Joe Lynam, dice que la medida del Tesoro británico sucede después de que el presidente de Estados Unidos Barack Obama ordenara establecer un límite a los salarios ejecutivos de las empresas que recibieron ayuda del gobierno.

Por otra parte, en Francia las grandes instituciones financieras y las autoridades bancarias elaboran un código de ética que limitará las bonificaciones de los corredores de bolsa.

- Los bonus de los banqueros, en el disparadero (Expansión - 9/2/09)

(Por Juan Javier Andrés)

Los suculentos sueldos variables de los ejecutivos ya son historia tras recibir una lluvia de críticas. La banca mundial, que ha recibido dinero de los estados, se ve obligada a recortar esta parte de la remuneración de sus directivos.

John Thain, máximo responsable de Merrill Lynch, sugirió a finales del año pasado cobrar un bonus de diez millones de dólares (7,57 millones de euros), aduciendo que logró la supervivencia del banco de inversión con su venta a Bank of America.

Semejante petición provocó una agria polémica en la que incluso intervino el fiscal general de Nueva York, Andrew Cuomo. Este cargo vino a decir que dicha remuneración estaba injustificada, teniendo en cuenta que hasta entonces el banco llevaba perdidos hasta septiembre 11.768 millones de dólares. Thain dio su brazo a torcer y Merrill Lynch eliminó el bonus de sus altos ejecutivos. No ha sido una excepción.

Más de una quincena de grandes bancos, entre los que figuran Citi, UBS, Bank of America y Royal Bank of Scotland, han seguido esta tendencia después de un convulso ejercicio para la banca mundial en el que sus resultados y sus acciones han caído en picado, han declarado pérdidas superiores a un billón de dólares (763.000 millones de euros) por activos tóxicos y, en muchos casos, han necesitado el dinero público para evitar la quiebra.

Iniciativa

Los gobiernos están tomando la iniciativa para limitar estas prácticas que, por ejemplo, durante los últimos cinco años, llegaron a poner 3.000 millones de dólares en bonus en manos de los principales ejecutivos de las entonces cinco grandes firmas de Wall Street (Goldman Sachs, Morgan Stanley, Bank of America, Bear Stearns y Lehman Brothers).

La administración de Barack Obama ha establecido que ningún alto ejecutivo de las entidades rescatadas por el Estado podrá cobrar más de 500.000 dólares (390.600 euros) al año y este importe no podrá incluir remuneración variable alguna en metálico. “Es necesario que Wall Street se imponga moderación, disciplina y responsabilidad”, dijo el presidente estadounidense.

La eliminación de la remuneración variable para los principales ejecutivos de los bancos es otra de las grandes consecuencias de la crisis. Aunque en 2007 ya hubo algunos bancos, como Morgan Stanley o Société Générale, que optaron por esta vía tras registrar fuertes pérdidas o descenso de los beneficios, la tendencia se ha agudizado durante el año pasado 2008. Más de quince bancos dejarán de dar esta retribución, lo que afectará a más de un centenar de ejecutivos, entre los que están Vikram Pandit, consejero delegado de Citi; Lloyd Blankfein, máximo responsable de Goldman Sachs; Josef Ackermann, su homólogo de Deutsche Bank, y John Varley, primer ejecutivo de Barclays, entre otros.

En conjunto, estas entidades desembolsaron más de 600 millones de euros a sus principales ejecutivos en 2007, según sus memorias anuales. Por ejemplo, Blankfein se embolsó 26,98 millones de dólares (21 millones de euros) en 2007, y Thain, de Merrill Lynch, obtuvo 15 millones de dólares (11,71 millones de euros).

A la mitad

Además, el bonus del resto de banqueros se verá reducido en, al menos, la mitad, según algunas estimaciones. Credit Suisse, segundo banco suizo, reducirá esta parte del sueldo en un 55% para estos ejecutivos. En el caso de Deutsche Bank, mayor entidad bancaria de Alemania, el recorte podría rondar, de media, un 60%, según Bloomberg, después de que haya presentado sus mayores pérdidas desde la Segunda Guerra Mundial, 3.900 millones de euros. Para los banqueros de UBS, mayor banco suizo y una de las entidades europeas más golpeadas por la crisis, la disminución podría alcanzar el 80%.

Además, Santander y BBVA han recortado también la retribución variable de sus principales ejecutivos.

Salvo excepciones, los grandes bancos mundiales están registrando caídas de beneficios e incluso pérdidas, un argumento para eliminar esta parte del sueldo. UBS, el banco europeo más golpeado por la crisis, no dará el bonus a su presidente y los doce miembros de su comité ejecutivo en un año en el que previsiblemente registró abultados números rojos -entre enero y septiembre, perdió más de 7.800 millones de euros-.

A esto se suman las condiciones que han impuesto los Estados para inyectar capital en los bancos. Una es la eliminación del bonus. Así ha pasado, por ejemplo, con los bancos británicos RBS, Lloyds TSB y HBOS, el holandés ING o el alemán Commerzbank. “No habrá recompensas por el fracaso, no habrá bonus en metálico este año para sus consejos de administración”, dijo Gordon Brown, primer ministro británico.

Ahora, la banca trata de hacer cambios. Credit Suisse ha lanzado un sistema de remuneración variable para sus 2.000 banqueros de inversión ligado a la evolución de los activos tóxicos. UBS ha fijado que los bonus de los directivos se bloqueen durante, al menos, tres años, antes de ser pagados, y sólo los recibirán si los resultados están garantizados.

- El límite salarial no frenará a los ejecutivos de Wall Street (The Wall Street Journal - 11/2/09)

(Por Jason Zweig)

De todos los decretos que salen continuamente de Washington, sólo hay uno que siempre funciona: la ley de las consecuencias involuntarias.

La semana pasada, el gobierno de Obama impuso un tope de US$ 500.000 en la remuneración en efectivo para los ejecutivos financieros cuyas firmas reciban ayuda federal. Eso puso el sello oficial estadounidense en la indignación del público.

En 2008, Wall Street perdió más de US$ 35.000 millones y desató billones (millones de millones) más en pérdidas en todo el mundo, pero se recompensó con US$ 18.400 millones en bonos en efectivo. Esto va contra el sentido común que dicta que los buenos resultados, no los malos, deberían ser recompensados. La mayoría de los dueños de perros son lo suficientemente sensatos como para no darle a Fido un premio después de haber mordido el dedo de una persona.

Desafortunadamente, aunque esta medida castiga con justicia a los tontos de ayer, podría crear sin proponérselo a los culpables de mañana. El Departamento del Tesoro dijo que el tope de salarios busca “asegurarse que la compensación de los altos ejecutivos en la comunidad financiera esté estrechamente ligada no sólo con los intereses de los accionistas... sino con los de los contribuyentes que proveen asistencia a esas compañías”.

Ojalá fuera así de sencillo. “La búsqueda de formas de saltarse esto”, dice un experto en compensación en Wall Street, “comenzó minutos después del anuncio”.

De partida, los límites parecen aplicarse únicamente a “altos ejecutivos” como el presidente ejecutivo, el director financiero y demás, y no a muchas de las personas que pueden ganar los salarios más jugosos de Wall Street, como los corredores, gestores de fondos de cobertura y los científicos locos que se inventaron todos esos derivados que casi destruyen al sistema financiero mundial. Dejar la compensación de esta gente intacta mientras se reducen los pagos de quienes deben supervisar no va a hacer que el mundo de las inversiones sea más seguro.

La tercerización es otra forma de eludir el tope de las compensaciones. En 2003 y 2004, los gerentes de la gigantesca dotación de la Universidad de Harvard fueron duramente criticados por ganar más de US$ 35 millones por cabeza. Pronto dejaron sus cargos para fundar sus propias firmas, las cuales fueron rápidamente contratadas por la dotación y recibieron como pago un porcentaje de los activos gestionados en vez de efectivo y bonos. Esa nueva forma de pago frenó en seco las críticas, aunque es improbable que los gestores hayan ganado menos. Tampoco disminuyó el riesgo. Una de las firmas que nacieron a partir de este episodio, Sowood Capital de Jeff Larson, colapsó en 2007, endosándole una pérdida a Harvard de US$ 350 millones.

Las firmas de Wall Street podrían fácilmente seguir el ejemplo de Harvard, escindiendo una operación de corretaje o colocación en bolsa como una nueva compañía y reteniendo una participación controladora a cambio de una parte de las ganancias y las pérdidas. Los directivos de la nueva firma ya no enfrentarían límites en su compensación, pero el capital de los accionistas en la firma original, incluyendo el aporte de los contribuyentes, podría correr aún más riesgos que antes.

Finalmente, el nuevo grupo de reglas del Departamento del Tesoro permiten que los “altos ejecutivos” de Wall Street reciban incentivos en la forma de acciones preferentes que no pueden ser cobradas hasta que los contribuyentes recuperen su dinero. Sin embargo, no hay una regla en contra de cobrarlo todo en ese momento.

Por lo tanto, los gestores pueden verse tentados a asumir mayores riesgos con la esperanza de acelerar su pago en acciones preferentes. Si fracasan, el Tío Sam se tendrá que tragar las pérdidas. “Es la opción clásica de los corredores”, dice George Wilbanks, director gerente de la firma de reclutamiento de ejecutivos Russell Reynolds Associates: “cara, yo gano. Sello, usted pierde”. Agrega que “ese es mi mayor temor. Que la gente no mida las consecuencias para llegar a esa meta”.

La psicóloga Elke Weber, de la Universidad de Columbia, tiene una perspectiva diferente. Ella no cree que los gerentes serán irresponsables ahora para acelerar su pago en acciones preferentes, pero ese riesgo podría crecer rápidamente a medida que las firmas se acercan al punto en el que se puedan quitar al Tío Sam de encima.

El fiasco financiero es una gran consecuencia involuntaria. La transformación de activos en valores supuestamente debía repartir el riesgo a personas dispuestas a manejarlo, pero a cambio terminó concentrándose en manos de gente que no lo entendía.

Wall Street implosionó en gran medida debido a que los internos, los corredores estrella y los genios locos, se apoderaron del manicomio. Pagarle menos a los guardias, no conseguirá que los internos vuelvan a sus celdas.

- Merkel critica las bonificaciones millonarias de los ejecutivos bancarios (El Confidencial - 14/2/09)

La canciller alemana, Angela Merkel, y varios miembros de su gobierno han criticado con suma dureza el previsto pago de bonificaciones millonarias correspondientes al año 2008 a altos ejecutivos bancarios, en medio de la crisis financiera y económica mundial. “Resulta incomprensible que los bancos, a los que el estado ha tenido que ayudar, paguen en muchos casos enormes bonificaciones”, afirma Merkel en una entrevista que el semanario alemán Der Spiegel ha adelantado hoy y publicará en su próxima edición del lunes.

La jefa del gobierno alemán advierte de que este tema será abordado por los asistentes a la cumbre del G20 en Londres a principios de abril. “El sistema de bonificaciones debe ser clarificado a nivel internacional y estar ligado directamente al éxito de los bancos”, afirma la canciller. A las críticas se suma en el mismo semanario el ministro alemán de Exteriores, Frank Walter Steinmeier, quien declara que “la pérdida de la realidad y el cinismo de algunos directivos me conmocionan una y otra vez. Los altos directivos deben ser ejemplares, en los buenos y en los malos tiempos”.

Por su parte, el titular de Interior, Wolfgang Schäuble, señala en la revista que el bien común vive también de la moderación del individuo y que “esos excesos son expresión de una pérdida de la realidad y amenazan el consenso básico de esta sociedad”. La ministra alemana de Justicia, Brigitte Zypries, expresa su sorpresa en Der Spiegel por el hecho “de que las bonificaciones formen prácticamente parte del salario fijo y se paguen incluso cuando la empresa está al borde del precipicio”. Y el responsable de la cartera de Trabajo, Olaf Scholz, declara su absoluta incomprensión hacia esa práctica, ya que “donde los trabajadores ven recortada su semana laboral y renuncian a salario no se pueden pagar bonificaciones alegremente”.

Finalmente, la ministra alemana de Agricultura y Consumo, Ilse Aigner, considera que el pago de dichas bonificaciones ha sido uno de los detonantes de la crisis y afirma que “cuando los clientes bancarios deben asumir pérdidas no se puede premiar a los responsables de las mismas”.

- Codicia en Wall Street (Expansión - 14/2/09)

(Por John de Zuleta)

¿Recuerdan la profética película de 1987 Wall Street? El protagonista, Gordon Gekko, interpretado por Michael Douglas, proclama su famoso aserto: “La codicia es buena, la codicia está bien, la codicia funciona, la codicia clarifica, la codicia salvará a Estados Unidos”.

Aparentemente, muchos actores de Wall Street estaban de acuerdo. De lo contrario, ¿cómo se puede explicar la comercialización y venta de las hipotecas subprime, los abultados bonus de final de año o el derroche en el gasto?

El ascenso y caída de John Thain es ilustrativo. De ser el líder de Goldman Sachs a pasar a dirigir la Bolsa de Nueva York y tratar de ser el salvador de Merrill Lynch. Su reciente despido después de que la empresa perdiera 15.000 millones de dólares (11.600 millones de euros) en el último trimestre de 2008, subraya las subidas y las últimas bajadas de Wall Street.

¿Cómo será recordado John Thain? Como el alto ejecutivo que, tras incorporarse a una institución con problemas financieros, hizo que redecoraran su despacho por la friolera de 1,2 millones de dólares (930.000 euros), incluida una alfombra oriental de 80.000 dólares (62.000 euros). ¿Y cómo acaba la historia de Merrill Lynch? En una urgente venta a Bank of America que todavía se tambalea como consecuencia de los activos tóxicos que envenenaron su adquisición. Al menos están aún con vida y no cayeron en las garras de JPMorganChase, como Bear Stearns, ni desaparecieron bajo las aguas como Lehman Brothers.

La batuta de Washington

Wall Street ya no es lo que era. Puede que sea el epicentro de la deteriorada economía norteamericana, pero el poder se ha mudado a Washington. Los bancos ahora dependen de la ayuda del Gobierno y la gente espera a ver si el plan de estímulo de Obama hace que la recesión no termine en depresión. Los optimistas aún creen posible que los negocios puedan recuperarse en la segunda mitad de este año, pero las reglas del compromiso han cambiado.

Washington lleva la batuta. Cuando Citigroup propuso comprar un nuevo jet corporativo, un Dassault 7X, por 33 millones de euros, el Gobierno dijo que se olvidaran. Hacía tan solo unas semanas que los líderes de las tres grandes compañías de automóviles tuvieron que ir en coche desde Detroit hasta Washington, pues su anterior visita en un jet corporativo fue un escándalo a ojos del Senado.

Austeridad es el nuevo mantra. Como dijo Obama, si admiras las pinturas de Picasso, no tienes por qué colgarlas en la pared de tu salón; simplemente, vete a un museo a verlas. Los excesos más simbólicos de la última década, jets corporativos y yates gigantes, están ahora a la venta a precio de ganga.

Europa en boga

Después de que hace años se le descartara como el Viejo Continente, Europa y su amable capitalismo ahora están en boga. Los países europeos tienen cobertura médica total, respaldo espléndido para el desempleo, generosos despidos, estudios universitarios gratis y ayudas del Gobierno más directas para las empresas con problemas

Los últimos resultados de algunos bancos muestran una morosidad que crece con rapidez, pero no hay activos tóxicos en su balance y las reservas anticíclicas, denominadas genéricas, han provisto a los bancos de un buen colchón para mantener su solvencia en tiempos difíciles. Por el contrario, en Estados Unidos, los reguladores han fracasado ya que, en este caso, la autoregulación no armonizaba con la innovación financiera.

Y la SEC (versión norteamericana de la CNMV) y las agencias de rating han estado dormidos. La avaricia de los Gekkos, al final, no ha salvado a Estados Unidos; más bien al contrario, ha estado hundiendo a Wall Street.

- Ley de estímulo incluye cláusulas más estrictas sobre compensación a ejecutivos (The Wall Street Journal) - 15/2/09)

(Por Deborah Solomon y Mark Maremont)

El gigantesco paquete de estímulo que el Congreso de Estados Unidos aprobó el viernes incluye una adición de último minuto que restringe las bonificaciones para los empleados con mayores sueldos en las firmas que reciben dinero estatal, incluyendo aquella que ya lo recibieron, mucho más severo que los límites previos impuestos por el gobierno de Obama.

La restricción más estricta prohíbe que cualquier compañía que reciba fondos pague a sus empleados que más devengan bonos equivalentes a más de un tercio de su compensación total anual. Eso podría reducir severamente los paquetes de compensación en los grandes bancos, en donde los principales funcionarios usualmente reciben salarios modestos, pero grandes bonificaciones.

A medida que se supo el viernes sobre el nuevo límite, insertado en la ley por el senador demócrata Christopher Dodd, aumentó la consternación en Wall Street y en el gobierno de Obama, el cual se opuso a ella.

Al gobierno le preocupa que esta medida genere una ola de bancos que devuelvan el dinero del gobierno y descarten ayuda futura, minando la efectividad del programa de ayuda. Tanto el secretario del Tesoro, Timothy Geithner y Lawrence Summers, quien dirige el Consejo Económico Nacional llamaron a Dodd para que reconsiderara su posición, dijeron fuentes al tanto.

En contraste a los límites a la compensación de ejecutivos anunciadas recientemente por la Casa Blanca, las del proyecto de estímulo, el cual será firmado y convertido en ley por el presidente Obama, no aplica sólo a los altos ejecutivos, sino que podría tocar a los corredores y directores de departamento. Las reglas se aplican a cualquier compañía que haya recibido ayuda bajo los programas de rescate desde que estos comenzaron en octubre.

El número de los empleados afectados se incrementa en una escala descendiente, dependiendo de cuánto dinero federal reciba la firma. Más de 350 bancos han recibido fondos del gobierno. Además, el gobierno le ha dado ayuda a la aseguradora American International Group Inc., a las automotrices General Motors Corp. y Chrysler LLC, y a Citigroup Inc. y Bank of America Corp.

En su conversación con Dodd, Geithner y Summers también expresaron su preocupación por otra cláusula que insertó que permite que los bancos y otros que han recibido dinero paguen sus préstamos de manera más sencilla. La cláusula estipula que los bancos ya no tendrán que recaudar nuevo capital privado para reemplazar los fondos del gobierno y así pagar su deuda. Algunos funcionarios del gobierno temen que el resultado sea que los bancos pierdan sus amortiguaciones de capital y por lo tanto sean más reacios a prestar.

Dodd dijo en un comunicado que “las decisiones de ciertos ejecutivos de Wall Street de enriquecerse a su mismos a expensas de los contribuyentes ha minado seriamente la confianza del público en los esfuerzos para estabilizar a la economía... Con una vigorosa supervisión por parte del Departamento del Tesoro y el Congreso, estas nuevas reglas ayudarán a asegurar que los dólares de los contribuyentes no subsidien bonificaciones excesivas en Wall Street”.

Con tanto en juego con la ley de estímulo, el presidente Obama firmaría la ley, pese a sus objeciones. El lenguaje de límite de compensaciones es vago y abierto a interpretación. No está claro, por ejemplo, si el valor de las opciones sobre acciones debería ser incluido en el cálculo de la compensación total. La provisión podría ser cambiada un poco por el Tesoro, quién estará a cargo de implementar las regulaciones.

Funcionarios del Congreso dicen que la cláusula de los bonos significa que un ejecutivo podría recibir una bonificación de hasta 50% de su salario. Por ejemplo, un bono de US$ 500.000 para alguien con un salario de US$ 1 millón cumpliría con la ley, debido a que el bono no representaría más de un tercio de la compensación total de US$ 1,5 millones.

Según la ley, las bonificaciones sólo pueden ser pagadas en acciones restringidas, que no pueden ser cobradas hasta que se le devuelva su dinero al Tesoro.

- El FMI aboga por sancionar a los banqueros y cortar dividendos (El País - 17/2/09)

Strauss Kahn pospone la recuperación hasta 2010 y afirma que las medidas de los gobiernos van en la buena dirección pero “son insuficientes”

El presidente del FMI, Dominique Strauss-Khan, ha advertido hoy de que la situación del sistema financiero internacional está lejos de ser “saludable” y ha pedido un mayor esfuerzo para intensificar los planes de apoyo y la coordinación entre los agentes implicados. Además, ha hecho un llamamiento para “poner fin a la distribución de dividendos” y ha reclamado el apoyo de los países para sancionar a los ejecutivos de las instituciones financieras que han provocado la crisis. De lo contrario, ha alertado, el deterioro se prolongará más de lo previsto.

De hecho, el economista francés ha augurado que la crisis, tras las primeras previsiones que apuntaban a que tocaría su fin a mediados de 2009, ya está claro que se alargará como mínimo hasta 2010. Y eso si “se hace lo que se tiene que hacer”, ha enfatizado.

En este punto, Strauss-Khan ha asegurado en unas declaraciones a France Inter que, aunque las medidas puestas en marcha hasta la fecha “van en la buena dirección”, son “insuficientes”, por lo que ha hecho un llamamiento a intensificar los planes de apoyo a la banca y reforzar la cooperación internacional.

En su opinión, los Estados han “seguido” las recomendaciones del FMI a la hora de implementar sus planes para reactivar la economía real, aunque ha puesto el énfasis en que el mayor problema es “terminar de limpiar los balances de los bancos”. Una actuación que no se está llevando a cabo “con la suficiente rapidez”, ha añadido.

- Gordon Brown recorta los bonus en las entidades con participación pública (ABC - 19/2/09)

(Por E. J. Blasco - Corresponsal Londres)

La presión de la opinión pública ha obligado al primer ministro británico, Gordon Brown, a limitar radicalmente el reparto de bonus en los grandes bancos que cuentan con participación estatal. Los bonus se reducirán casi un 90% en el caso del Royal Bank of Scotland (RBS), ya que se pasará de los 2.500 millones de libras (unos 2.800 millones de euros) repartidos en 2008 a los 382 millones de euros que se entregarán este año. Brown ha adelantado que una reducción parecida a la del RBS, en el que el Estado tiene el 70% del capital, se deberá aplicar al Lloyds, donde la presencia pública es del 43%, si bien las cifras aún han de ser negociadas.

El primer ministro destacó que los contribuyentes no pueden pagar “los viejos excesos” cometidos por los bancos en su política de premios a sus ejecutivos. “Hay que acabar con la cultura del bonus”, proclamó el “premier”. Según el responsable del Tesoro, Alistair Darling, en el caso del RBS la mitad del dinero previsto como bonus será dedicada a los ejecutivos en banca de inversión, mientras que la otra mitad estará destinada a trabajadores con sueldos bajos.

- Europa quiere limitar los incentivos de los directivos de la banca (Cinco Días - 21/2/09)

El presidente de la Comisión Europea, Jose Manuel Durao Barroso, ha anunciado que ese órgano prepara propuestas para poner coto a los incentivos excesivos de los altos directivos en la banca europea.

“Es realmente un escándalo lo que está ocurriendo en algunos casos. Estamos viviendo una privatización de los beneficios y una socialización de las pérdidas. Esto no es moralmente justificable”, sostiene Barroso en una entrevista que publica hoy el vespertino alemán Hamburger Abendblatt.

El presidente de la CE critica que ese pago de bonificaciones excesivas ha conducido a que los ejecutivos se vieran tentados a asumir riesgos “indefendibles”.

“Las consecuencias las estamos viendo ahora en la crisis financiera. En este punto tenemos que actuar sin perder tiempo. Los europeos tienen la oportunidad de sentar precedentes válidos para el resto del mundo”, dice Barroso.

Añade que la Comisión tiene previsto tener listas las propuestas en la primavera, “en abril o mayo”, si bien en la próxima cumbre extraordinaria del 1 de marzo “ya presentaremos un calendario”.

“Las propuestas todavía están en proceso de elaboración, por eso sólo un detalle: no se trata de prohibir en general las bonificaciones, sino de crear un sistema que frene el afán de hacer beneficios rápidos y en el que no se castigue el fracaso”, explica.

El tema de las bonificaciones será también debatido durante la reunión de los jefes de Gobierno europeos del G-20, que se celebra mañana en Berlín, y a la que asisten también como invitados España, la República Checa, Holanda y Luxemburgo.

La reunión tiene como objetivo una coordinación temprana de los miembros de la UE de cara a la cumbre del G-20 en Londres, en abril.

- Si me quitan el bono, me voy (Cinco Días - 28/2/09)

La mitad de los ejecutivos de banca británicos se irían del país si les reducen la retribución

La mitad de los banqueros británicos consideraría abandonar el país si se pusiera un límite a al bono en efectivo, que reciben como compensación variable según un estudio sobre retribución dado a conocer el pasado viernes por el portal de internet especializado en empleo y carreras profesionales eFinancialCareers.com.

El 49% de los banqueros con base en Gran Bretaña están pensando seriamente en abandonar el país si el Gobierno o las empresas impusieran un límite a sus ingresos.

A mayor experiencia mayor nivel de exigencia. La cifra, según el citado estudio, se elevaba a un 71% entre los banqueros con una experiencia laboral de entre seis y diez años.

De esta forma, “si se limitaran los bonos de forma unilateral en Gran Bretaña, el país correría el riesgo de un éxodo de talento financiero”, comentó John Benson, director ejecutivo de eFinancialCareers.

Sin embargo, el número de alternativas donde encontrar un nuevo puesto de trabajo ha disminuido de forma dramática, ya que la crisis crediticia ha afectado en gran medida a las contrataciones y a las retribuciones en la banca en todo el mundo. “No dudo que un 71% de los profesionales con todos estos años de experiencia se iría al extranjero, si tuviera la oportunidad”, comentó Shaun Springer, jefe de reclutamiento de Napier Scott. “Si saben dónde podrán recibir a esos habilidosos equipos de banqueros, por favor, háganmelo saber. Yo saldría volando hacia allá”, comentó.

Precisamente, el presidente estadounidense Barack Obama estableció durante el mes de febrero un tope máximo de 500.000 dólares a la retribución de los altos ejecutivos de la banca que reciba ayuda estatal. Obama calificó de vergonzosos y un escándalo los bonos que recibieron los altos ejecutivos de Wall Street durante el pasado año, cuando el sistema financiero hubo de acudir a un plan de rescate nacional. Y solicitó para que la recuperación económica sea un hecho que en Estados Unidos se imponga moderación, disciplina y sentido de la responsabilidad.

Los bancos europeos también son presionados para limitar sus bonos, especialmente aquellos que han recibido la ayuda del Estado, y algunos de ellos ya lo han recortado.

Un 33% de los banqueros encuestados piensa que los límites a los bonos en efectivo son el cambio que probablemente se implementará en el próximo año y un 39% está de acuerdo con esos límites.

La encuesta se ha realizado a 888 ejecutivos de la banca durante el pasado mes de febrero.

- La cúpula del Santander ganó 149 millones en 2008 (El País - 28/2/09)

El Banco Santander repitió en 2009 como la firma española que mejor retribuye a su cúpula directiva. Los algo más de 40 consejeros y altos directivos del grupo percibieron 149,4 millones en concepto de sueldo, dietas, retribución fija y variable, opciones sobre acciones y aportaciones a pensiones de los consejeros. La cifra es un 19% mayor a la de 2007.

Los 19 miembros del consejo percibieron 38,97 millones, un 24% más que el año anterior. El incremento se debió en buena parte a que se ejecutaron planes de opciones de 2005 y 2006 por importe de 6,6 millones y a que hubo un nuevo consejero ejecutivo, Juan Rodríguez Inciarte, que ganó 3,8 millones. Sin esos dos factores, la retribución habría caído un 6%. Los consejeros recibieron además aportaciones para pensiones por 26,97 millones, un 25% más que en 2007.

Los altos directivos (23, según el último dato publicado por el banco) ganaron 83,49 millones, con un alza del 15% incluidas las stock options.
1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   15

similar:

La casta de los banqueros ¿Los mejores talentos? (Historias de los “cienmanos”) iconPadres piden que los profesores salgan de entre los mejores expedientes

La casta de los banqueros ¿Los mejores talentos? (Historias de los “cienmanos”) icon¿Somos de los mejores o de los peores?

La casta de los banqueros ¿Los mejores talentos? (Historias de los “cienmanos”) iconLo pasado, pasado no estaba Los investigadores Antony Beevor y Max...

La casta de los banqueros ¿Los mejores talentos? (Historias de los “cienmanos”) iconTrabajo de historia de unos de los mejores jugadores de futbol…
«los blancos», además de ser el portugués más goles ha marcado en Champions League (máxima competición a nivel de clubes en Europa)...

La casta de los banqueros ¿Los mejores talentos? (Historias de los “cienmanos”) iconLos objetivos los logrará al complementar los conocimientos del libro con los de los apuntes

La casta de los banqueros ¿Los mejores talentos? (Historias de los “cienmanos”) iconLos mejores de la historia

La casta de los banqueros ¿Los mejores talentos? (Historias de los “cienmanos”) iconLos mejores guisos en la II ruta de la cuchara

La casta de los banqueros ¿Los mejores talentos? (Historias de los “cienmanos”) iconLos cinco mejores arqueros de la historia

La casta de los banqueros ¿Los mejores talentos? (Historias de los “cienmanos”) iconLos 10 Mejores Restaurantes Del Mundo

La casta de los banqueros ¿Los mejores talentos? (Historias de los “cienmanos”) iconEl poder del Opus, los ‘kikos’ o los Legionarios de Cristo está en...






© 2015
contactos
h.exam-10.com