Tema 10. La II república española (1931-1936)






descargar 61.71 Kb.
títuloTema 10. La II república española (1931-1936)
fecha de publicación17.07.2015
tamaño61.71 Kb.
tipoDocumentos
h.exam-10.com > Derecho > Documentos

Historia de España. IES Norba Caesarina

Curso 2014-15. Asunción Fernández Blasco

Tema 10.- La II República española (1931-1936)


conector recto 1Preparando Selectividad

Texto: texto 10 Constitución de 1931

Art. 1º. España es una República democrática de trabajadores de toda clase, que se organiza en régimen de Libertad y de Justicia (...) La República constituye un Estado integral, compatible con la autonomía de los Municipios y las Regiones (...)

Art. 3ª. El Estado español no tiene religión oficial.

Art. 8º. El Estado español, dentro de los límites irreductibles de su territorio actual, estará integrado por Municipios mancomunados en provincias y por las regiones que se constituyan en régimen de autonomía.

Art. 25. No podrá ser fundamento de privilegio jurídico: la naturaleza, la filiación, el sexo, la clase social, la riqueza, las ideas políticas ni las creencias religiosas.

Art. 26. Todas las confesiones serán consideradas como Asociaciones sometidas a una ley especial. El Estado, las regiones, las provincias y los Municipios no mantendrán, favorecerán, ni auxiliarán económicamente a las Iglesias, Asociaciones e Instituciones religiosas.

Art. 36. Los ciudadanos de uno y otro sexo, mayores de 23 años tendrán los mismos derechos electorales (…).

Art. 43. (...) El matrimonio (...) podrá disolverse por mutuo disenso o a petición de cualquiera de los cónyuges, con alegación en este caso de causa justa (...)

Art. 44. Toda la riqueza del país, sea quien fuere su dueño, está subordinada a los intereses de la economía nacional (…) La propiedad de toda clase de bienes podrá ser objeto de expropiación forzosa por causa de utilidad social mediante adecuada indemnización (…)
Términos:14 de abril de 1931,octubre de 1934, Niceto Alcalá Zamora, Manuel Azaña Díaz, José Calvo Sotelo, Francisco Largo Caballero, Clara Campoampor, CEDA, FAI, Falange, Frente Popular, José Antonio Primo de Rivera, Sucesos de Casas Viejas.

Cuestiones:

  • El Bienio Reformista

  • El Bienio Radical-Cedista y la etapa del Frente Popular

  • La cuestión agraria en la Extremadura de la Segunda República.

conector recto 2

1º.- La Caída de Alfonso XIII y la proclamación de la República

En 1931 el gobierno presidido por el almirante Aznar aceptó convocar elecciones municipales. La campaña electoral que organizó reunió a las fuerzas políticas en dos bandos: monárquico y republicano. La derecha monárquica se presentó dividida, mientras que los firmantes del Pacto de San Sebastián se presentaban bajo el nombre de Conjunción Republicano-Socialista (grupos republicanos, PSOE, Esquerra Republicana de Cataluña y la ORGA gallega). La Lliga regionalista de Cataluña y el PNV quedaron al margen, mientras que la UGT apoyaba a la coalición, en tanto que la CNT dejaba libertad de voto a sus militantes.



El día 13 de abril, tras conocerse los resultados, el pueblo empezó a tomar la calle, mientras que el ejército y la guardia civil se mantenían al margen. El resultado electoral daba ganador a los partidos monárquicos, pero los republicanos ganaban en las principales ciudades de España. Romanones (ministro de Estado) aconsejó al rey salir del país.
A primeras horas del 14 de abril el ayuntamiento de Éibar proclamó la República y en Barcelona, Françes Macià anunció la instauración de la "República Catalana dentro de la Federación Ibérica". Poco después el movimiento se había extendido a las ciudades de Sevilla, Valencia, Zaragoza. El rey Alfonso XIII salía hacia Cartagena camino del exilio; al mismo tiempo, el comité revolucionario, integrado por los miembros del Pacto de San Sebastián, se constituían en el Gobierno Provisional de la República de una forma pacífica.

1.1. El gobierno provisional

Nada más proclamarse la República se formó un gobierno provisional presidido por Niceto Alcalá-Zamora. El gobierno provisional formado el 14 de abril de 1931 estaba compuesto por grupos con ideologías y puntos de vistas muy diversos:

a) Partidos de izquierdas:

Según el número de votos el más votado fue el Partido Socialista Obrero Español (PSOE), que contaba con la UGT y con hombres como Julián Besteiro, Indalecio Prieto y Francisco Largo Caballero (líder de la UGT). Acción Republicana, partido que más tarde se fusionó con otro partido y se llamó Izquierda Republicana, contó con Manuel Azaña como principal líder, fue un escritor de prestigio y gran orador que se convirtió más tarde en presidente de la República. Partido Comunista de España (PCE), es un partido joven, surge en 1921 al separarse del PSOE, no sacó ningún escaño en estas elecciones pero desempeñaría un gran papel en el futuro. Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) tendrá una gran fuerza en Cataluña, sus líderes más importantes fueron Françes Maciá y Lluís Companys.

b) Partidos de centro :

Partido Radical, es un partido surgido en el proletariado barcelonés y su líder más destacado fue Alejandro Lerroux, destacado anticlerical, ocuparía cargos importantes en el Gobierno de la República. Partido Progresista, es de carácter moderado, su líder más importante fue Niceto Alcalá-Zamora, primer presidente de la República.

c) Partidos de derecha: Quedaban todavía muchos grupos monárquicos partidarios de Alfonso XIII pero estaban desorganizados ante los acontecimientos sucedidos, de tendencia monárquica estaban también los carlistas. Acción Popular era un partido de corte católico dirigido por Gil Robles, este partido sería el eje de una coalición más amplia conocida como la CEDA (Confederación Española de Derechas Autónomas). Entre los partidos nacionalistas de derecha estaban la Lliga Regionalista de Catalunya y el PNV.

El Gobierno Provisional se comprometió a convocar Cortes constituyentes. En esos meses, Azaña, Largo Caballero y Marcelino Domingo redactaron los primeros decretos sobre el ejército, el campo y la cultura. Los primeros conflictos llegaron pronto: 11 y 12 de mayo del 31 se produjo la quema de conventos en Madrid y otras ciudades y ello impresionó a importantes sectores católicos; si a ello sumamos el recorte de los privilegios de la Iglesia tenemos las condiciones para que el episcopado pase a la oposición legal (expulsión del cardenal Segura, apoyo de la Iglesia al grupo de derechas Acción Nacional -CEDA desde 1933-). Las elecciones de junio de 1931 se celebraron con gran civismo, con una participación del 70%; la conjunción republicano-socialista obtuvo una victoria clara (250 diputados) sobre los radicales de Lerroux con 90 escaños y 80 las derechas.




Las Cortes constituyentes elaboraron una nueva constitución muy avanzada para su tiempo. Los debates más polémicos fueron los referidos a la cuestión religiosa y las autonomías. Fue aprobada el 9 de diciembre de 1931:

1.2.- La Constitución de 1931

  • En el articulo 1º de este texto se define a España como una república de trabajadores de toda clase.

  • Un punto importante es que la existencia de un Estado integral se hacía compatible con la autonomía de municipios y regiones, por primera vez en la Historia de España se abre la posibilidad de que las distintas regiones gocen de un estatuto de autonomía y funcionen en régimen de autogobierno, pero manteniendo la unidad de España.

  • La presidencia de la República se elige por un periodo de seis años. Sólo existirá una cámara de parlamentarios, en eso se parece a la Constitución de 1812, el Senado desaparece.

  • Separación de poderes, igualdad ante la ley, libertad de cultos, la inviolabilidad del domicilio, la separación Iglesia-Estado...

  • El Estado podía expropiar bienes considerados de utilidad pública


Después de la redacción de la Constitución fueron elegidos Alcalá-Zamora como presidente de la República y Manuel Azaña como presidente del Gobierno.
2.- Evolución Política

2.1. El Bienio Reformista (1931-1933)

Durante los años que van de 1931 a 1933 se intentarán dar soluciones a los problemas más graves del país, emprendiendo una serie de reformas estructurales que pretendían la modernización social y política de España. Estas reformas se concretaron en:

  • Creación de un nuevo cuerpo de maestros, creando un nuevo sistema educativo

  • Separación Iglesia y Estado

  • Modernización del Ejercito

  • Descentralización del Estado

  • Redistribución del la tierra y reforma laboral en el campo

Estas medidas limitaban y reducían los privilegios de las élites y respondían a las expectativas de cambio democrático, sin embargo la coalición vencedora de las elecciones (republicanos y socialistas) se verá atacada tanto por la derecha como por la izquierda:

* Por la derecha hay intentos de golpes de Estado, el más importante es el de Sanjurjo en agosto de 1931. Los conservadores, que por primera vez no están en el poder, acusan al Gobierno de estar haciendo demasiadas reformas y la Iglesia, con el Cardenal Segura, comienza a posicionarse en contra de la República.

* Por la izquierda se les acusaba de que eran pocas las medidas y muy lentas, los principales opositores eran los anarquistas.
a) La cuestión religiosa.

La Constitución de 1931 establecía una separación entre Iglesia y Estado. Según la Constitución España era un país laico y el laicismo era una seña identificativa de la Nación, esto suponía la separación absoluta entre ambos poderes, la libertad religiosa y la limitación de las atribuciones de la Iglesia al campo de lo privado. Las medidas tomadas durante el bienio fueron varias y de amplio calado, algunas provocaron el rechazo y la oposición frontal de la Iglesia como institución, entre ellas debemos señalar:

a) La Ley de Congregaciones Religiosas que someten a las órdenes religiosas a leyes especiales., impidiendo además el ejercicio del comercio, la industria o la enseñanza

b) La disolución de la Compañía de Jesús (Jesuitas) y la confiscación de sus bienes

c) Se establece el matrimonio civil.

d) Se suprime el presupuesto del clero de una forma gradual, a lo largo de dos años.

e) Se declara la libertad de conciencia y se sacralizan los cementerios.
b) La Reforma Educativa

Más que de reforma deberíamos hablar de creación de un nuevo sistema, dada la amplitud de las medidas tomadas. Todas estaban dirigidas a solucionar los graves problemas del analfabetismo de nuestro país: pocos maestros, mal pagados y mal formados. Un sistema de enseñanza anticuado y controlado por la Iglesia y que respondía a los intereses de la oligarquía.

La tasa de analfabetismo era de un 30% y casi la mitad de la población infantil estaba sin escolarizar.

El Gobierno emprende un programa de reformas dirigido por Marcelino Domingo y Fernando de los Ríos que supone la creación de 5000 escuelas, la creación de un Cuerpo de Maestros con la reforma de las Escuelas Normales y del sistema de oposiciones, la introducción de la enseñanza de la Pedagogía en las Universidades, la regulación de la enseñanza de la Religión, la creación de las Misiones Pedagógicas, el cambio de Plan en la enseñanza Media y el empleo en las aulas de las lenguas regionales.
c) La Reforma Militar

El Ejército había permanecido fiel a la Monarquía en 1917 (recordemos la crisis de 1917) y la Monarquía había accedido a todas sus peticiones, entre ellas a aumentar el número de oficiales. La situación interna del ejército demandaba una reforma rápida: un ejército ineficiente, con superabundancia de oficiales profesionales, mal organizado, dividido y con un sistema de reclutamiento ineficaz.

Azaña, nombrado ministro de la Guerra, procedió a una reforma en profundidad reduciendo el número de oficiales (el número de oficiales era desproporcionado en relación con el de soldados) concediendo jubilaciones anticipadas y retiros incentivados; casi la mitad de los oficiales afectados se acogieron a la ley de retiro que les aseguraba el sueldo íntegro, organizando el cuerpo de aviación, suprimiendo la Academia General Militar y creando y reorganizando el sistema de reclutamiento.

La reforma era beneficiosa pero no tuvo tiempo suficiente para consolidarse. Se creó un ejército algo más adecuado a las necesidades del país, pero no se creó un ejército aliado de la República.
d) La cuestión nacionalista

El ejemplo más representativo de la nueva situación lo tenemos en Barcelona. Allí se proclamó la República horas antes que en Madrid, y Maciá proclamó el Estat Catalá dentro de la República española, este término tuvo que ser sustituido por el de Generalitat ante las presiones de Madrid.

La Constitución del 31 mencionaba la posibilidad de que las distintas regiones pudiesen acceder a la autonomía. Un referéndum realizado en Cataluña salió favorable con un 90% de los votos. Se aprobó el Estatut de Nuria en Septiembre de 1932, por él la Generalitat tendrá facultades legislativas y ejecutivas en hacienda, transporte, economía, educación... y el Estado en orden público, ejército, relaciones exteriores. El Gobierno catalán era la Generalitat con tres instituciones: el Parlamento, el Presidente y el Consejo Ejecutivo (consejerías). Además se reconocía al catalán como lengua oficial con el castellano.

En el País Vasco el movimiento nacionalista no es tan mayoritario como en Cataluña y está relacionado con la conservación de sus fueros. En 1913 firmaron un acuerdo con los carlistas, aprobándose un proyecto de Estatuto (Estella) que socialistas y republicanos consideraron reaccionario. Se elaborará un nuevo Estatuto que no será aprobado hasta 1936, ya en plena Guerra Civil. Galicia también tuvo un proyecto sólido, pero no llegó a ponerse en práctica a causa de la Guerra. Otras regiones como Castilla la Vieja y León, Andalucía... iniciaron estudios, pero debido al estallido de la Guerra Civil no se concretaron en nada.
e) La cuestión social

La crisis del 29 incide duramente sobre España a partir de 1930, a la República le tocará vivir los peores momentos de esa crisis, se desarrollará, por tanto, en una coyuntura muy desfavorable, y eso se concretará en un aumento del paro, cierre de empresas y conflictividad social en general. El Gobierno elaboró leyes para proteger a los trabajadores, sobre todo siendo Largo Caballero, dirigente de la UGT, ministro de trabajo. Se reguló el derecho a la huelga, las normas para contratar a obreros y jornaleros...La oposición estuvo protagonizada por los anarquistas que consideraban las normas gubernamentales como claramente insuficientes.
f) La Cuestión Agraria

Desde el primer momento se discutió en las Cortes la Ley de Reforma Agraria, el reparto de tierras era la gran asignatura pendiente del campo español, además era una de las grandes promesas de los partidos de izquierda.

El Gobierno Provisional había aprobado algunos decretos para favorecer al campesino y evitar así la insurrección: jornadas de ocho horas, contratación con preferencia a los jornaleros dentro de su propio término municipal...

La Ley de Reforma Agraria preveía la expropiación con indemnización de las grandes fincas que no fuesen cultivadas directamente por sus dueños, las tierras incultas, las de regadío no regadas. Para ello se creó el IRA. (Instituto para la Reforma Agraria), con un presupuesto de 50 millones de pesetas al año. El procedimiento era el siguiente: el IRA confiscaba las tierras y las pasaba a las Juntas Provinciales y éstas a los campesinos que previamente habían decidido sobre su explotación individual o colectiva.

Realmente fueron muchos los problemas con los que contó y poca la efectividad: no se conocían muchos datos sobre la situación de las tierras, se marginaron los terrenos ganaderos. los terratenientes se oponían a toda esta política, no se tenían datos sobre los rendimientos Contra la Reforma Agraria se levantaron los partidos de derecha y los anarquistas, unos porque la consideraban radical y otros porque la consideraba insuficientes.

Tras dos años de vida los síntomas de inestabilidad del Gobierno eran claros. La Reforma Agraria era lenta y originó algunos levantamientos anarquistas; Castilblanco, Arnedo y Casas Viejas; estos levantamientos fueron duramente reprimidos por la Guardia Civil. La violencia inusitada en la represión exasperó los ánimos e hizo tambalearse al Gobierno. En Septiembre del 33 Azaña dimite a causa de la oposición parlamentaria y el presidente Alcalá-Zamora decidió convocar elecciones.
2.2. La segunda etapa: El Bienio Radical-Cedista (1933-1935)



A lo largo de 1933 se hizo cada vez más claro el desgaste de los políticos del bienio reformador. Grupos importantes de las clases medias se desplazaron hacia la derecha, lo que se tradujo en la aparición de nuevas fuerzas, como la CEDA de Gil Robles (Confederación Española de Derechas Autónomas) de carácter demócrata-cristiano (lo importante no es la forma de gobierno, sino la defensa de la Iglesia y los valores que ésta representa) o la Falange Española de Primo de Rivera que preconizaba un régimen autoritario de carácter fascista (en 1934 se une a las JONS de Ramiro Ledesma y Onésimo Redondo). El centro-derecha se agrupaba en el Partido Radical de Lerroux, que consiguió el acercamiento de comerciantes, industriales liberales e incluso algunos grandes propietarios. Con estos grupos establecieron contacto los monárquicos alfonsinos, dirigidos por José Calvo Sotelo (Renovación Española) y también los carlistas (Comunión Tradicionalista).

Por otro lado, la ineficacia de las reformas en profundidad, que habrían mejorado las condiciones de vida del proletariado urbano y agrícola, restó apoyos al gobierno. Esto hizo que las fuerzas de izquierdas se radicalizaran: la Federación de Trabajadores de la Tierra (UGT), con 450000 miembros se desplazó a posiciones más radicales, mientras que en la CNT (1 millón de afiliados) se impusieron las corrientes insurreccionales de la FAI (Buenaventura Durruti y Fco. Ascaso) frente a las tendencias moderadas (Pestaña, Peiró).

En estas condiciones Alcalá Zamora aceptó la dimisión de Azaña y, mediante un gabinete presidido por Martínez Barrios, disolvió las Cortes en octubre de 1933. En las elecciones del 18 de noviembre, con una izquierda desencantada y desunida y con la abstención de importantes masas obreras, el centro-derecha (CEDA y radicales de Lerroux) alcanzaron la mayoría parlamentaria. Estas elecciones fueron las primeras en las que votaron las mujeres en España. Los grandes derrotados fueron los partidos que habían gobernado en el bienio anterior: las izquierdas. Aunque el partido más votado fue la CEDA, se encargaría de gobernar el Partido Radical de Lerroux, alegando la CEDA no estar todavía preparada para esa tarea

.

La República daba así un giro a derecha a su política y, lógicamente, se frenaron las reformas iniciadas en la etapa anterior:

* La Ley de Reforma Agraria fue reformada, esto fue más bien una contrarreforma, si bien la ley no fue suprimida se le vació de contenido en muchos casos y se frenó su desarrollo.

* Se suspendió la Ley de Congregaciones Religiosas, ley aprobada por el Gobierno anterior para frenar y controlar a la Iglesia.

* Las reformas de leyes anteriores fue contestada desde Cataluña, ya que se quería frenar el desarrollo del Estatuto, esto generó incluso tiroteos entre el Gobierno central y el de Cataluña, y los diputados catalanes como medida de protesta dejaron de asistir a las Cortes.

La influencia de la CEDA en el gobierno radical de Lerroux y "el carácter fascistizante" del grupo de Gil Robles condujo al PSOE, bajo la inspiración de Largo Caballero, a plantear la vía revolucionaria como única respuesta al avance de la derecha. La situación estalló cuando Gil Robles impuso la entrada en el gobierno de tres miembros de la CEDA el 4 de octubre de 1934, esto determinó el estallido de la Revolución de Octubre.

La Revolución de Octubre del 34: Asturias y Cataluña

La llegada de miembros de la CEDA al gobierno fue interpretada por las fuerzas de izquierda como un camino abierto al fascismo. Por lo tanto, la reacción no se hizo esperar. Al día siguiente de la formación del nuevo gobierno, por iniciativa ugetista y sin la participación de la CNT, se produjeron huelgas generales en las grandes ciudades que fracasaron por falta de coordinación y por la respuesta contundente del gobierno (declaración del "estado de guerra"). A pesar de esto, en Cataluña y Asturias los acontecimientos alcanzaron especial importancia..

En Cataluña.

En Cataluña el PSOE, la UGT, la Unió Republicana de Rabassaires y otras organizaciones obreras intentaron hacer efectiva la huelga general con el visto bueno de la Generalitat. Pero sin el apoyo de las masas anarcosindicalistas, las posibilidades de resistencia eran mínimas. Lluís Companys, Presidente de la Generalitat, entre la alternativa de colaborar con el gobierno conservador de Madrid, optó por encabezar la insurrección y proclamó el 6 de octubre "l ́Estat Catalá" (el Estado Catalán) dentro de la República Federal Española. Las tropas del general Batet en 24 horas controlaron la situación: todo el gobierno de la Generalitat fue detenido y también Azaña. En Madrid eran detenidos Largo Caballero y otros miembros del Comité de Huelga y el Gobierno suspendió el Estatuto de Cataluña.
En Asturias.

En Asturias a la revolución dirigida por los socialistas se unieron comunistas y anarquistas a través de las Alianzas Obreras. Los trabajadores se hicieron con el control de las cuencas mineras y ocuparon Oviedo, donde proclamaron la República Socialista. Durante su funcionamiento emitieron moneda y tuvieron un gobierno revolucionario que se apoyaba en estas Alianzas Obreras para el abastecimiento de alimentos y la formación de la tropa revolucionaria.

El Ejército controló la situación rápidamente, al frente de la represión se colocó el general Franco, dejando tras de sí un gran número de muertos. La consecuencia más evidente tras esta revolución fue que el foso entre las izquierdas y las derechas se hizo mucho más ancho y profundo. Se sucedieron más tarde varios gobiernos de coalición entre los Radicales y la CEDA, caracterizados por su carácter conservador y el retroceso de la Reforma Agraria. Varios escándalos salpicaron al Gobierno como el llamado del Estraperlo. Ante una situación viciada y para revalidar una nueva mayoría el Gobierno convocó elecciones generales para el 16 de Febrero de 1936.
2.3.- El Gobierno del Frente Popular

A las elecciones del 16 de Febrero de 1936 acudieron todas las fuerzas obreras unidas en una coalición denominada Frente Popular, solamente los anarquistas quedaron al margen. La derecha se presentó separada en tres partidos: Bloque Nacional, la CEDA y Falange Española. Los resultados fueron equilibrados: aproximadamente 4 millones de votos para las derechas y 4 para las izquierdas, pero las izquierdas estaban unidas y se le encargó a Azaña formar gobierno.

Dentro de los socialistas había partidarios del entendimiento con los burgueses de izquierda (Indalecio Prieto) y los del entendimiento con los anarquistas (Largo Caballero).

El Frente Popular surge con un carácter antifascista, en la misma línea que el Frente Popular francés al que imita. En Europa Mussolini y Hitler están ya en el poder y su política es anticomunista y agresiva.



Tras las elecciones se produjo una radicalización de las posturas, se desataron los extremismos tanto de izquierda (anarquismo, UGT, PCE) como de derechas (Falange Española, Bloque Nacional) en este contexto la tensión política en la calle era patente. En este ambiente un grupo de generales preparaba una acción contra el Gobierno. Para evitar esa posibilidad el Gobierno alejó de Madrid a los generales sospechosos: Mola fue destinado a Pamplona, Franco a Canarias y Goded a Baleares.

En la calle el la inseguridad era cada vez mayor y fueron frecuentes los asesinatos de políticos. Se había producido la ruptura del orden público por parte de los dos bandos en los que se había polarizado la política española.

El asesinato de Castillo, teniente de la Guardia de Asalto (policía republicana próxima al Gobierno) por agentes de la derecha, provocará el desquite de la izquierda con el asesinado de Calvo Sotelo, diputado monárquico, este hecho precipitó los acontecimientos y el 17 de Julio se sublevó la guarnición de Melilla y decretó el estado de guerra en Marruecos.
3.- La Cuestión agraria en la Extremadura de la Segunda República

La vida política, económica y social de Extremadura dependió en buena parte de la cuestión agraria. La agricultura extremeña había conocido un proceso de expansión a lo largo del primer tercio del siglo XX que hizo que a la altura de 1930 se labraran más de un millón de hectáreas en la región, cifra nunca alcanzada hasta entonces.

En Extremadura, las tensiones en el campo se comprobaron con los periódicos procesos de invasiones de fincas durante el invierno de 1931 a1 32, otoño de 1934 y marzo de 1936. No se trataba de invasiones violentas, sino de ocupaciones de fincas para roturarlas con la intención de que los hechos consumados permitieran a los yunteros obtener algún fruto de ellas.

Sin embargo, en varias ocasiones, la tensión de los acontecimientos llevó a duros enfrentamientos entre la Guardia Civil y los campesinos, saldándose incluso con varios muertos, como ocurrió en Castilblanco en enero de 1932 o en Miajadas en agosto de 1933.

Aunque la Ley de Reforma Agraria se aprobó en septiembre de 1932, el complejo sistema burocrático para su puesta en marcha provocó el desencanto entre los campesinos. En otoño de 1932, el paro alcanzaba en Extremadura sus cotas más altas. Azaña optó por recurrir a la vía del decreto mediante la intensificación de cultivos de noviembre de 1932. Esta medida se aplicó en las provincias latifundistas y tuvo especial importancia en Extremadura, donde fueron asentados más de 300.000 campesinos. La agilidad de su aplicación en la región se debió a la labor del Gobernador General de Extremadura, Luis Peña Novo, que durante los dos últimos meses de 1932 se encargó de conseguir tierras prácticamente pueblo a pueblo para los yunteros extremeños.

Durante el Bienio Radical-Cedista, cuando se acaban los contratos de los yunteros, éstos eran expulsados por los propietarios de las fincas.

El triunfo del Frente Popular en las elecciones de 1936 hizo que se volviesen a asentar a yunteros en las fincas extremeñas. En la madrugada del 25 de marzo de 1936, más de 25.000 campesinos extremeños se lanzaron a roturar dehesas que no se estaban labrando.

La Guerra Civil frustró las esperanzas de una verdadera reforma agraria que, como tal, no volvería a darse nunca.

Términos

14 DE ABRIL DE 1931. Este día fue proclamada en España la Segunda República, como consecuencia del resultado de las elecciones municipales celebradas el día 12, que

supusieron un triunfo de las candidaturas republicano-socialistas en las ciudades. Aunque globalmente la Monarquía venció en los ámbitos rurales, el Rey Alfonso XIII

decidió abandonar el poder y se marchó a Italia
OCTUBRE DE 1934. El anuncio de la entrada de ministros de la CEDA en el Gobierno de la República llevó a fuerzas de izquierda y regionalistas a organizar una sublevación, con muy diferentes objetivos. La sublevación tuvo dos focos principales, Asturias y Cataluña. En esta región el intento de sedición de la Generalidad fue fácilmente controlado por el Ejército. Los sucesos más importantes tuvieron lugar en Asturias. Los mineros se apoderaron de los pueblos asesinando a guardias civiles y religiosos. El Gobierno de la República envió al Ejército que tras duros combates, en los que participó la Legión, controló la situación. Una fuerte represión recayó sobre las organizaciones obreras
ALCALÁ ZAMORA, NICETO (1877-1949). Político,. Adscrito desde muy joven al partido liberal, ocupó varias carteras ministeriales con la monarquía de Alfonso XIII ( ). Decepcionado por el apoyo del rey a la dictadura de Primo de Rivera, se pasó al republicanismo. Participó en el pacto de San Sebastián, presidiendo su comité revolucionario. En abril de 1931 fue presidente del gobierno provisional de la II República. Católico practicante, dimitió cuando las Cortes Constituyentes aprobaron los artículos referentes a las nuevas relaciones Iglesia-Estado. En diciembre de 1931 fue elegido presidente de la república, cargo en el que permaneció hasta abril de 1936, cuando fue destituido por los partidos de izquierda. Al iniciarse la guerra civil marchó al

exilio y murió en Argentina.
AZAÑA, MANUEL (1880-1940). Político y escritor. De familia acomodada, estudió Derecho y fue alto funcionario del Ministerio de Justicia. Dedicado a la política, se afilió al republicanismo durante la Dictadura de Primo de Rivera y participó en 1930 en el Pacto de San Sebastián. Al proclamarse la II República fue nombrado en abril de 1931 Ministro de la Guerra en el Gobierno Provisional. A fines de 1931 fue elegido Presidente de Gobierno, cargo que ocupó hasta 1933 llevando a cabo una amplia política de reformas que sin atraer el apoyo de los obreros le granjeó el odio de las derechas. Tras las elecciones de febrero de 1936 volvió a ser Presidente del Gobierno, pero en mayo de ese año, destituido Alcalá Zamora, Azaña fue elegido Presidente de la República. Al final de la Guerra Civil se exilió en Francia y dimitió del cargo de Presidente, muriendo poco después.
CALVO SOTELO, JOSE. Político español, nacido en la localidad gallega de Tuy en1893. Dedicado durante la monarquía de Alfonso XIII a la política en las filas del maurismo, fue diputado a Cortes y gobernador civil. Durante la Dictadura de Primo de Rivera ocupó altos cargos. Como Director General de Administración Local, en 1924 redactó el Estatuto Municipal que reorganizó la vida local. Ministro de Hacienda desde 1925, creó la CAMPSA. Al llegar la República marchó al extranjero de donde regresó en 1934. Fue elegido diputado a Cortes y en la Cámara destacó por su constante crítica a la política de izquierdas. Su asesinato en Madrid el 13 de julio de 1936 por miembros de las fuerzas de orden público fue un factor que aceleró la sublevación militar de pocos días después..
CAMPOAMOR, CLARA. (Madrid, 1888 – Lausana, Suiza, 1972) Política española y defensora de los derechos de la mujer. Procedente de una familia modesta, estudió la carrera de Derecho al mismo tiempo que trabajaba, y se licenció en la Universidad de Madrid en 1924. Con la llegada de la Segunda República (1931), obtuvo un escaño de diputada por Madrid en las listas del Partido Radical. Formó parte de la Comisión constitucional donde luchó eficazmente para establecer la no discriminación por razón de sexo, la igualdad jurídica de los hijos habidos dentro y fuera del matrimonio, el divorcio y el sufragio universal para ambos sexos. Los gobiernos de la República le confiaron diversos cargos de responsabilidad. No consiguió renovar su acta de diputada en las elecciones de 1933. Abandonó España en 1938 y el régimen de Franco no le permitió regresar al país, de manera que permaneció exiliada, primero en Argentina, y, desde 1955 hasta su muerte, en Suiza. Escribió El derecho femenino en España (1936) y La situación jurídica de la mujer española (1938
LARGO CABALLERO, FRANCISCO (1869-1946). Político español. Muy joven se afilió a la UGT y al Partido Socialista Obrero Español. Ocupó diversos cargos y en 1918 fue nombrado secretario general de la central sindical socialista. Preocupado por la defensa de los intereses obreros colaboró con la Dictadura de Primo de Rivera. En 1931, tras la llegada de la Segunda República, fue Ministro de Trabajo llevando a cabo una intensa política de reformas sociales. En 1932 fue presidente del PSOE y favoreció la radicalización del socialismo. Iniciada la Guerra Civil, en septiembre de 1936 fue nombrado Presidente del Gobierno. Enfrentado a los comunistas, abandonó el cargo en mayo de 1937. Finalizada la guerra se exilió a Francia, pero fue hecho prisionero durante la II Guerra Mundial y estuvo varios años en campos de concentración alemanes.
PRIMO DE RIVERA, JOSE ANTONIO (1903-1936). Hijo del dictador Miguel Primo de Rivera. Abogado, en 1933 fundó la Falange, grupo político antiliberal y antimarxista , que en 1934 transformó en Falange Española de las Juntas de Ofensiva Nacional Sindicalistas al fusionarse con grupos de ideología similar. No logró buenos resultados en las elecciones, aunque llegó a ser diputado a Cortes en 1933 en las filas dela CEDA. En marzo de 1936 fue detenido y al comenzar la Guerra Civil se le trasladó a Alicante donde fue fusilado en noviembre de 1936
CEDA. Confederación Española de Derechas Autónomas. Partido político católico y autoritario fundado en Madrid en marzo 1933 a partir de la integración de diversas fuerzas de derechas (Acción Popular, Derecha Regional Valenciana, etc.). Liderado por José María Gil Robles se convirtió en el principal elemento de oposición a la política de Azaña. En las elecciones de noviembre de 1933 logró un gran éxito. Apoyó al partido radical de Alejandro Lerroux para formar Gobierno. Las suspicacias que levantaba entre

los grupos de izquierda hizo que el anuncio, en octubre de 1934, de la entrada de ministros de la CEDA en el Gobierno de la República originase un levantamiento que alcanzó sus más destacadas manifestaciones en Asturias y Cataluña. Ayudó desde el Gobierno a controlar el movimiento subversivo y tras las elecciones de febrero de 1936

fue radicalizando su oposición a la política de izquierdas. Algunos de sus militantes comenzaron a apoyar soluciones de fuerza.
FAI (FEDERACIÓN ANARQUISTA IBÉRICA) . Grupo fundado en la clandestinidad en 1927 por destacados anarquistas ( Durruti, Ascaso, García Oliver) Defendía la acción directa revolucionaria, las colectivizaciones y pretendía librar al gran sindicato anarcosindicalista de la CNT de cualquier influencia comunista o reformista. Durante la II República los miembros de la FAI terminaron controlando a la CNT, apartando a los moderados. Su enfrentamiento constante con la República (insurrecciones y huelgas salvajes) debilitaron al movimiento libertario, contribuyeron a radicalizar a las demás organizaciones obreras y dañaron al propio régimen republicano.
FALANGE. fundada por José Antonio Primo de Rivera en 1933 como movimiento antiliberal, antimarxista, nacionalista y totalitario. En 1934 se fusionó con otros grupos de similar ideología y paso a denominarse Falange Española y de las JONS. Falange era partidaria del uso de la violencia para imponer su ideario. Aunque se presentó a las elecciones, sus resultados fueron siempre escasos. Sus militantes participaron en los años de la República en constantes refriegas callejeras con los socialistas y comunistas.

Al comenzar la Guerra Civil el protagonismo de Falange se intensificó en la España Nacional y su ideario sirvió para nutrir el del Movimiento, aunque sus principios, al margen de su uso retórico, nunca llegaron a aplicarse.
FRENTE POPULAR. Alianza electoral de partidos republicanos y obreros (socialistas, comunistas y anarquistas) que, con vistas a las elecciones de febrero de 1936, pretendía evitar el avance de los grupos de derecha. El programa electoral incluía como punto fundamental la amnistía y la rehabilitación de los procesados por los sucesos de octubre de 1934. Esta alianza logró obtener una ajustada victoria en las elecciones y el presidente de la República encargó de formar gobierno a Manuel Azaña.
SUCESOS DE CASAS VIEJAS. Episodio de violencia rural de gran trascendencia política. Casas Viejas era una aldea del término municipal de Medina Sidonia (Cádiz). En 1933 en el contexto de un levantamiento anarquista (para establecer el comunismo libertario) contra el Gobierno de la República, un grupo de amotinados se refugió en una choza haciendo frente con las armas a la policía. Esta incendió la choza y mató a los

sublevados. Se abrió una investigación para depurar responsabilidades que salpicaron al

propio Presidente del Gobierno, Manuel Azaña que quedó políticamente muy dañado




Añadir el documento a tu blog o sitio web

similar:

Tema 10. La II república española (1931-1936) iconSegunda república española (1931-1936)

Tema 10. La II república española (1931-1936) iconTema La Segunda República (1931-1936)

Tema 10. La II república española (1931-1936) iconLa Segunda República 1931-1936

Tema 10. La II república española (1931-1936) iconComentarios de Texto – segunda república (1931-1936)

Tema 10. La II república española (1931-1936) iconTema la segunda república. La constitución de 1931. Política de reformas...

Tema 10. La II república española (1931-1936) iconTema La Segunda República. La Constitución de 1931. Política de reformas...

Tema 10. La II república española (1931-1936) iconLa Guerra Civil Española fue un conflicto social, político y militar...
«severo golpe» y temió por la hegemonía eclesiástica en la nación. Desde este momento las diferencias entre la jerarquía eclesiástica...

Tema 10. La II república española (1931-1936) icon1 tema la guerra civil española (1936 – 1939) documentos documentos pau

Tema 10. La II república española (1931-1936) icon14. 4: La segunda república. El bienio radical cedista. La revolución...

Tema 10. La II república española (1931-1936) iconVenezuela debe verse en el espejo de la España de 1936 cuando la...






© 2015
contactos
h.exam-10.com